ALAN MOORE
Nothampton, Inglaterra (18 de noviembre de 1953)
Guionista

Alan Moore es un escritor, y guionista de historietas, labor esta última en la que ha destacado por sus trabajos reconocidos por la crítica y popularmente aclamados como Watchmen, V de Vendetta, From Hell y The League of Extraordinary Gentlemen. Ha sido catalogado como el «Mejor Escritor de Historietas de la Historia».

Trabajó primero para el mercado británico en revistas como 2000 AD o Warrior. A partir de 1984 trabajó en el mercado estadounidense, principalmente para DC Comics. Desde mediados de la década de los noventa trabaja mayormente en editoriales independientes a ambos lados del Atlántico.

Su pintoresco pasado, aunado a una actitud con ciertos matices misantrópicos y su autoproclamada conversión en mago del caos, lo han vuelto célebre hasta el punto de convertirse en un icono. Políticamente se declara anarquista, ideología que refleja en algunas de sus obras.

Tras ser expulsado del colegio, Moore pasó varios años trabajando antes de iniciar su carrera como guionista de cómics a finales de los setenta. Realizó ilustraciones underground para publicaciones de revistas musicales como Sounds y la NME, bajo el seudónimo de Curt Vile (juego de palabras con el nombre del compositor Kurt Weill), a veces colaborando con su socio Steve Moore, con el que solo compartía amistad y apellido. Bajo el seudónimo de Jill de Ray (otra manera de pronunciar el nombre de Gilles de Rais, un asesino en serie) empezó una publicación llamada Maxwell the Magic Cat, para el periódico Northants Post, la cual duró hasta 1986. A Moore le hubiera encantado seguir publicando las aventuras de Maxwell, pero terminó de publicarlo en el momento que el periódico publicó una carta del director de carácter homófobo.

Decidido a no ser dibujante sino guionista, proporcionando guiones para Marvel UK, 2000 AD y Warrior. Sus primeros guiones cortos fueron para la revista Doctor Who Magazine y Star Wars Weekly, antes de saltar a la fama con su primer proyecto importante Captain Britania, junto a Alan Davis. Empezó a trabajar con 2000 AD a principios de los ochenta, cuando presentó el proyecto de un guion que impresionó al subeditor Alan Grant. El guion fue para Judge Dredd,y también participó en el guion de Future Shocks. Grant recuerda que cuando recibió el guion de Alan Moore, era demasiado largo para su publicación, pero que no encontró la manera de cortarlo sin desgraciarlo, a lo que concluyó: "este chico es un escritor jodidamente bueno". Finalmente, le pidió a Moore que lo recortara él mismo,y le compró el guion reducido. A partir de ese momento Moore vendió durante esos tres años unos 50 guiones de Future Shocks y Time Twister para la revista 2000 AD.

Coincidiendo con la elaboración de Captain Britania para Marvel UK y varios guiones para Warrior, Moore empezó a proyectar series más largas para 2000 AD. En 1983 salió a la luz Skizz, un cómic de ciencia ficción. Le pidieron a Moore que hiciera una adaptación a su estilo de la película E.T., a lo que presentó Skizz, diciendo que esta, su versión, le debía mucho a Alan Bleasdale, escritor de guiones de series televisivas inglesas, junto con el dibujante Jim Baikie. Moore escribió también una historia autoconclusiva, "D.R. and Quinch", basada en una serie de ciencia ficción con personajes de la revista National Lampoon O.C. and Stiggs, descritos por Alan Moore como: "Continuando con la tradición de Daniel el Travieso pero dándole poderes termonucleares". junto con su compañero dibujante Alan Davis. Considerada como su obra culminante en la revista 2000 AD, sin ser un éxito inmediato, "The Ballad of Halo Jones", cocreado con el dibujante Ian Gibson.

Aunque los trabajos de Moore en 2000 AD estuvieran entre las publicaciones más importantes de la revista, Moore empezó a preocuparse por la falta de derechos de autor en los cómics ingleses. En 1985, habló con el fanzine Arkensword notificando que dejaba de publicar para cualquier publicación inglesa de la editorial IPC (Editorial a la cual pertenecía 2000 AD), "básicamente porqué IPC me ha evitado con mentiras, engaños o, en general, me ha tratado como la mierda". Alan Moore reunió a otros artistas del cómic para contestar en contra de la venta masiva de sus derechos de autor. Y en 1986 dejó de escribir para 2000 AD, parando la producción del proyecto de futuros cómics como Halo Jones. Moore da a conocer sus principios, particularmente sobre los derechos de autor y su posesión, y rompería más tratos con otras editoriales durante su carrera.

De su trabajo durante este periodo, es sin duda Marvelman, más tarde rebautizado como Miracleman por razones legales, en Warrior el que sedujo más a la crítica. Marvelman era una nueva visión del superhéroe olvidado de los años cincuenta, dibujado primero por Garry Leach y posteriormente por Alan Davis. Moore inició el proyecto titulado V for Vendetta, una aventura pulp sobre un anarquista extravagante que se viste como Guy Fawkes y se enfrenta a un futuro gobierno fascista británico, ilustrado por David Lloyd; y The Bojeffries Saga, una comedia sobre una familia de vampiros y hombres lobo pertenecientes a la clase trabajadora inglesa, dibujada por Steve Parkhouse. La revista Warrior cerró antes de que estas fuesen concluida, pero Alan tenía permiso para continuar sus obras con otras editoriales.

El trabajo del Moore inglés llamó la atención del editor de DC Comics Len Wein, quien lo contrató en 1983 para escribir Swamp Thing, un cómic de monstruos con una fórmula condenada a producir pocas ventas. Moore con los dibujantes Steve Bissette, Rick Veitch y John Totleben, deconstruyeron y reimaginaron el personaje, escribiendo una serie de historias experimentales que trataban asuntos sociales y del medioambiente junto una trama de terror y fantasía, apoyada en la información de la cultura de Luisiana, lugar donde se producían los hechos de la historia. Moore resucitó muchos de los personajes mágicos y sobrenaturales que tenía la DC criando polvo, como por ejemplo el Espectro, Demon, Fantasma Errante o Deadman, e introdujo a John Constantine, un mago inglés de la clase trabajadora, cogiendo de modelo al cantante Sting. Éste más tarde tendría su propia cabecera, Hellblazer, quizás la serie regular más larga publicada por DC en el sello de Vertigo.

La carrera de Moore en Swamp Thing fue un éxito tanto de crítica como en las ventas, y animó a DC reclutar guionistas en Europa, sobre todo en Inglaterra, del nivel de Grant Morrison, Jamie Delano, Peter Milligan y Neil Gaiman para escribir relatos al estilo de Alan Moore para reciclar personajes olvidados. Los títulos que siguieron asentaron las bases de lo que sería el estilo del sello Vertigo. Moore acrecentó la productividad creando un cómic de Superman en 1985, "For the Man Who Has Everything", y su segunda parte "Whatever Happened to the Man of Tomorrow?", en 1986, y el one-shot de Batman titulado "The Killing Joke", con Brian Bolland como dibujante.

La serie limitada Watchmen comenzó en 1986 y fueron recopilados en un libro de bolsillo comercializado en 1987, consolidando la reputación de Moore. Imaginaban cómo sería el mundo si los héroes disfrazados hubieran existido desde los años cuarenta. Moore junto al dibujante Dave Gibbons se ambientan en una Guerra Fría alternativa, en la que la inminente guerra nuclear amenaza al planeta. Estos héroes se encuentran en medio de esta creciente crisis mundial, ya sea trabajando para el gobierno como por su cuenta, todos con perfiles psicológicos complejos y distintos. Watchmen tiene un desarrollo no lineal y es contada desde muchos puntos de vista diferentes. Incluye también numerosas innovaciones formales, como el diseño simétrico de las primeras páginas con las últimas, hasta llegar a las centrales del capítulo 5, "Fearful simetry" ("Terrible simetría"). Gracias a estas y muchas otras innovaciones formales, estilísticas y en el trato de los personajes y argumento, tiene el honor de ser el único cómic que ha ganado un premio Hugo.

Watchmen junto a otros muchos cómics de otros autores como Batman: The Dark Knight Returns (Batman: El regreso del Caballero Oscuro) de Frank Miller, Maus de Art Spielgman o Love and rockets de Jaime Hernández y Gilbert Hernández, conformaron un nuevo estilo a finales de los ochenta en los Estados Unidos, con una concepción del cómic más adulta. Nació la novela gráfica como la entendemos hoy en día. Moore no tardó en convertirse en una celebridad para los medios de comunicación. Y esta presión fue la que le llevó a retirarse del fandom y dejar de asistir a las convenciones comiqueras.

Marvelman fue reimpreso y renombrada en el mercado americano como Miracleman, publicado por la editorial Eclipse Comics. El cambio de nombre fue promovido por Marvel Comics, por posibles infracciones en la patente del nombre. A pesar de las controversias por los derechos de autor de los dibujantes y las acusaciones de impago contra el editor, Moore junto los dibujantes Rick Vietch y John Totleben acabaron la historia pensada por el primero y le pasó el testigo a Neil Gaiman y al dibujante Mark Buckingham. El tema de la propiedad intelectual del personaje sigue siendo un terreno farragoso en la actualidad. Moore y Lloyd retomaron el proyecto de V for Vendetta, trasladándose a DC, donde fue reimpreso, completado a todo color y comercializado en un único tomo.

En 1987 Moore presentó una propuesta de una miniserie llamada Twilight of the Superheroes (Crepúsculo de los superhéroes), una variación del título de la obra de Richard Wagner Gotterdämmerung, que significa el crepúsculo de los dioses. Las serie estaría ambientada en un futurista Universo DC, en un mundo gobernado por los superhéroes de esta casa y de Marvel, que planean aliarse con una boda dinástica. Pero el poder resultante de esta unión resultaría peligroso para la libertad. Varios personajes, incluido el mismo John Constantine creado por Moore lucharán para detenerlos y acabar con su intento de truncar la libertad de la humanidad. Estas series volverían a dar vida a parajes olvidados en las continuas revisiones de 1985 para las miniseries Crisis on Infinite Earths. La serie no fue encargada al final, pero las anotaciones de Moore han aparecido recientemente a pesar de los intentos vanos de la DC, que aseguran que el proyecto es de su propiedad. Posteriormente, DC copiaría conceptos como el hipertiempo en otros cómics. Las miniseries Kingdom Come de Mark Waid y Alex Ross publicadas en 1996 sobre un tema muy similar al de Twilight of Superheroes, donde narran también un conflicto provocado por superhéroes de un Universo DC futurista. Waid y Ross afirmaron haber leído el proyecto de Moore antes de empezar a crear el suyo, pero aseguran que las coincidencias son mínimas e inintencionadas.

La relación entre Moore y DC iba en deterioro en los temas de derechos de autor y merchandaising. La editorial no pagó ningún derecho a Moore ni a Gibbons por el uso de su obra Watchmen en la creación de merchandaising, que DC definió como una forma de promoción. Un grupo de autores, entre los que estaban Moore, Frank Miller, Marv Wolfman y Howard Chaykin, se despidieron de DC a partir de una propuesta de clasificación de edad similar a la usada en las películas. Habiendo terminado V for Vendetta en 1989, Moore abandonó finalmente la editorial.

Moore inició después una etapa con una gran variedad de proyectos con editores independientes, entre los que destacan el cómic Brought to Light, una historia sobre las operaciones encubiertas de la CIA, ilustradas por Bill Sienkiewicz para Eclipse Comics. Otra obra destacada de este periodo fue la antología AARGH siglas de Artists Against Rampant Goverment Homophobia (Artistas contra la homofobia galopante en el gobierno), una campaña contra las leyes antihomosexuales. Fue publicado por Moore junto a su mujer Phyllis Moore y su amante Deborah Delano, en su editorial recientemente creada llamada Mad Love Publishing, cuyos beneficios fueron dirigidos a la Organisation for Lesbian and Gay Action.

Dave Sim, caricaturista y defensor de la publicación libre, instigó a Moore a crear su próximo proyecto para Mad Love, llamado Big Numbers, una serie de 12 números con la acción situada en una Northampton actual, con una trama inspirada en la teoría del caos y en las teorías matemáticas de Benoît Mandelbrot. Bill Sienkiewicz fue el dibujante elegido, utilizando un estilo pictórico con referencias fotográficas. Cuando llevaban hechos dos números, Sienkiewicz dejó la serie, y aunque anunciaron que Al Columbia lo sustituiría, no fueron publicados más números. Moore escribió un cómic llamado Victor Gollancz Ltd, A Small Killing, una historia que trata sobre un publicista obsesionado con su infancia, con ilustraciones de Óscar Zárate, publicado en 1988 por Mad Love y reimpreso en 2003 por Avatar Press. Phylis y Deborah abandonan a Moore, con lo que éste decide disolverMad Love.

Moore contribuyó en dos series en una antología del terror para la revista Taboo, editada por Steve Bissette. Con From Hell Moore haría una autopsia de los asesinatos de Whitechapel y del presunto Jack el Destripador, comparando la década de 1880 con el terrible inicio del siglo XX.

En From Hell, Moore se inspiró en el modus operandi de la novela de Douglas Adams Dirk Gently's Holistic Detective Agency, lo que le llevó a pensar que para resolver los casos de Whitechappel según la holística debía darle sentido a los actos de los personajes no particularmente, sino conectándolos con los problemas de la sociedad de la época, y describiendo los asesinatos como consecuencia de la mala política y economía. En el cómic Moore relaciona todos los personajes históricos del tiempo con los acontecimientos. Así personajes como Joseph Merrick, Walter Sickert, Oscar Wilde, Black Elk o Aleister Crowley aparecen en el cómic. Moore trata los asesinatos de Jack el destripador como un ritual pensado para reforzar la hegemonía de lo racional y masculino sobre lo inconsciente y femenino, con un discurso misógino muy elaborado. Con saltos temporales y percepciones casi oníricas, Moore vuelve a tratar sus ideas sobre la percepción del tiempo como ya hizo en Watchmen. Las ilustraciones estuvieron al cargo de Eddie Campbell, dibujado con tinta de hollín caracterizando y figurando a la perfección la historia de Moore. From Hell tardó unos 10 años en concluirla, pasando por la editorial Taboo y dos más para, finalmente, publicarse en una edición en libro para la editorial Eddie Campbell Comics. Obtuvo numerables elogios y galardones, y en 2001 fue adaptada a la gran pantalla con menor gloria por los hermanos Hughes.

El siguiente proyecto de Moore fue Lost Girls, un cómic erótico con Wendy, Alicia y Dorothy de las respectivas novelas inglesas del siglo XIX, junto a la dibujante Melinda Gebbie. Esta serie dividida en tres historias: "Alice's Adventures in Wonderland", "Peter and Wendy" y "The Wonderful Wizard of Oz", fue terminada y publicada en agosto de 2006 en Estados Unidos, pero la publicación en Europa se pospuso hasta 2008 ya que el Great Ormond Street Hospital tenía los derechos de la obra de "Peter and Wendy". Todavía no se ha logrado publicar en Reino Unido.

Después de varios años fuera de las corrientes principales de cómics, Moore volvió a dejar su huella en varios cómics de superhéroes para Image comics y otras editoriales que más tarde romperían su contrato. En esta época empezó a tener la sensación de que su influencia en autores de cómics de superhéroes posteriores que se basaban en su estilo era perjudicial. Veía que en lugar de tomar como referencia los aspectos más innovadores de su trabajo se centraban en la violencia y en los ambientes oscuros. Como reacción a este deterioro de la inocencia"de los primeros superhéroes, Moore con los dibujantes Steve Bissette, Rick Veitch y John Totleben crearon 1963, una serie revival de las primeras obras de la Marvel.

Aprovechando las primeras publicaciones de Spiderman, Doctor Extraño, Iron Man, los 4 Fantásticos, y los Vengadores, escribió los guiones según los estilos de la época, incluyendo las actitudes sexistas y procapitalistas del momento.

Esta serie tenía que acabar con un informe que narrara que estos superhéroes viajarían a los años noventa, donde se encontrarían con sus homónimos sombríos y ultraviolentos de Image Comics. Los héroes de 1963 se quedarían de piedra al ver su herencia, que habría cambiado incluso en el color. Este último capítulo no llegó a aparecer nunca, dados los conflictos entre Image Comics y el equipo creativo.

Después de 1963, Moore empezó a trabajar en WildC.A.T.s, de Jim Lee e hizo un número de Supreme, Youngblood y Glory de Rob Liefeld. Con Supreme, analogía del Superman violento de Liefeld, el cómic de Moore se convirtió en un homenaje postmoderno a los antiguos superhéroes de los cómics de los años cuarenta, más concretamente de la época del Superman de Mort Weisinger. El pasado del personaje era narrado con flashbacks de aventuras pasadas e historias y mitos de Superman.

Después de su trabajo en WildC.A.T.s, Moore creó America's Best Comics, un nuevo sello editorial creado para ser publicados en la compañía Wildstorm, de Jim Lee.

The League of Extraordinary Gentlemen fue un cómic protagonizado por los más variopintos personajes de las novelas de la época victoriana, como Allan Quatermain de H. Rider Haggard, El hombre invisible de H.G. Wells, el Capitán Nemo de Julio Verne, el Doctor Jeckyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson y Wilhelmina del Drácula de Bram Stocker. The League of Extraordinary Gentlemen fue el primer cómic de America's Best Comics (ABC).

Con ilustraciones de Kevin O'Neill, en el primer volumen narraba el combate entre la Liga contra el profesor Moriarty, villano extraído de las novelas de Sherlock Holmes; en el siguiente volumen luchaban contra los marcianos vistos en The War of the Worlds; Un tercer volumen llamado The Black Dossier, ambientado en la década de 1950, fue publicado en Estados Unidos el 14 de noviembre de 2007, pero por cuestiones de derechos de autor tardó en publicarse fuera del país.

También se realizó una adaptación del cómic a la gran pantalla en 2003, con Sean Connery como Quatermain en el papel protagonista. Esta serie es la única en la ABC en la que Moore y O'Neil se reservan los derechos de autor.

Tom Strong son las aventuras de un superhéroe postmoderno que parodia y a su vez homenajea al género de los superhéroes, caracterizado como los superhéroes de antes de Superman, como fueron Doc Savage y Tarzan. El protagonista longevo gracias a una droga, narra mediante flashbacks sus hazañas durante el siglo XX, adaptando el estilo de dibujo y las formas de hablar a la época que narra, haciendo un repaso a la historia del cómic y a las publicaciones pulp. la serié está dibujada por Chris Sprouse.

Top 10, una comedia policiaca del género deadpan (género del cómic en el que las situaciones satíricas se dan sin ninguna expresión de apoyo por parte del personaje), situada en una ciudad donde todo el mundo tiene superpoderes e identidades secretas. Los diseños de Top 10 corren a cargo de Zander Cannon y los dibujos finales son de Gene Ha. La serie consta de 12 números, pero han dado origen a 4 spin-offs: las miniseries Smax, dibujadas por Cannon, Top 10: The forty-Niners, una precuela dibujada por Ha y dos miniseries más a modo de secuela Top 10: Beyond the Farthest Precint y Top 10: Season Two, en las que Moore ya no hubo metido mano.

Con Promethea, una superheroína de un plano paralelo llamado "Inmateria", Moore experimenta con las ideas de la consciencia, el misticismo, la magia, la "écriture féminine" y la Cábala. La serie cuenta con las ilustraciones de JH Williams III.

En la antología Tomorrow Stories, Moore narra las distintas historias de sus nuevos personajes Cobweb, First American, Greyshirt, Jack B. Quick y Splash Brannigan, en sus publicaciones homónimas.

Antes de publicar estas obras, Lee vendió Wildstorm a DC, en 1999, con lo que Moore se vio en la incómoda situación de encontrarse trabajando para los mismos que antaño había rechazado.

Wildstorm intentó apaciguarlo creando una nueva editorial, firewall, para separarlo de las oficinas corporativas de DC, así podría publicar su obra sin que apareciera el sello de DC. Esto aseguraba además la no interferencia de DC en la carrera de Moore, pero hubo varios percances que le irritaron. Concretamente, en el quinto número de The League of Extraordinary Gentlemen, donde aparecía un anuncio antiguo de un "Marvel-brand" (Marvel, maravillosa en inglés), que hizo que el ejecutivo de la DC, Paul Levitz, ordenara la destrucción de los cómics impresos y el cambio de nombre del producto por Amaze, para paliar las posibles disputas entre DC y Marvel Comics. Además, DC censuró una historia de Cobweb para Tomorrow Stories #8 que hacía referencia a L. Ron Hubbard, padre de la Cienciología, a Jack Parsons, ocultista americano y a Babalon Working, que oficiaba las ceremonias de magia negra de este último. Irónicamente, más tarde, revelaronque ya habían publicado una versión de estos cultos en el volumen The Big Book of Conspiracies en Paradox Press.

Uno de los últimos proyectos de Moore es Albion, para Wildstorm. Esta publicación que consta de seis miniseries la escribió su hija Leah Moore, junto a su marido John Reppion.

En noviembre de 2009, Moore lanzó The 21st Century's First Underground Magazine, llamada "Dodgem Logic", donde publicarán sus obras dibujantes y autores underground, como también el mismo Moore. Junto a Steve Moore creó "The Moon and Serpent Bumper Book of Magic", que fue publicado por la editorial Top Shelf en 2010-2011.

Recientemente se ha publicado en "Avatar Press" un cómic llamado "Light of thy Countenance", basado en la historia que Moore publicó en 1995, y un cómic de terror llamado "Neonomicon", que forma parte de una trilogía. También ha participado en el lanzamientio del título Crossed +100.

La primera parte de The League of Extraordinary Gentlemen, Volume III: Century fue publicada en mayo de 2009. La Segunda parte se programó para su publicación en 2010, y la parte final para 2011.

Desde un punto de vista formal, la obra de Moore es reconocida por inventar o desarrollar numerosos recursos narrativos que han contribuido a expandir las posibilidades expresivas del medio, tales como elipsis forzadas, simultaneidad y paralelismo de texto e imágenes, intercontextualización de elementos ajenos en principio a la historia que está contando, y un largo etcétera. Para algunos de sus detractores, dicho arsenal de recursos narrativos es usado por Moore para construir un castillo de fuegos artificiales que tapa un trasfondo más endeble de lo que se pretende. Para sus defensores, sin embargo, la continua elaboración e invención de recursos literarios y gráficos añade capas de complejidad al trasfondo de su obra y abre caminos en la narrativa del medio.

Desde un punto de vista conceptual, los temas explorados van desde la indagación en clave psicoanalítica del superhombre nietzscheano (Watchmen, su obra más famosa), hasta un subrepticio estudio antropológico sobre el concepto de libertad y el libre albedrío, enmarcándolo en una ucrónica Inglaterra totalitaria (V de Vendetta, considerada por muchos su mejor obra).

Su trabajo incorpora un amplio abanico de influencias ajenas al mundo de la historieta, entre ellas la obra de escritores como Michael Moorcock y otros de la llamada nueva ola de la ciencia ficción, autores del género de horror como Clive Barker, consagrados como William S. Burroughs, Thomas Pynchon o Iain Sinclair, y cineastas como Nicolas Roeg. Dentro del mundo del cómic ha sido influido por Will Eisner, Harvey Kurtzman, Jack Kirby y Bryan Talbot.


Biografía reaslizada con datos obtenidos en la Wikipedia.