Marvel Deluxe Lobezno: Los hombres de adamantium

mdlobp14Como pudimos ver en la anterior reseña, Jason Aaron consigue cogerle el pulso a Lobezno rápidamente. A partir de ahí, pese a que el personaje ya cuenta con dos colecciones, aprovechando el filón cinematográfico mutante, en la Casa de las Ideas deciden lanzar una nueva serie regular bajo la dirección del barbudo de Alabama. El título, Arma X, es una clara reminiscencia al famoso serial realizado por Barry Winsor Smith en Marvel Comics Presents, a principios de los noventa, donde se profundizó en la misteriosa organización que había dotado al canadiense de un esqueleto forrado de adamtium, con el fin de convertirlo en una perfeccionada máquina de matar carente de sentimientos.

Pese a que la idea de que el personaje participe como protagonista en otra serie más puede parecer redundante, Jason Aaron, desde una perspectiva autónoma y alejada de la actualidad del Universo Marvel, según las directrices indicadas inicialmente, vuelve a demostrar que sabe lo que hace con Logan. En su primer arco argumental, dividido en cinco partes, opta por una trama que combina la mayor parte de los elementos que han hecho que Lobezno sea un gran personaje. Dosifica muy bien el suspense y la acción en un thriller de espionaje que utiliza temas de cierta actualidad. Asimismo, el autor consigue una sólida historia, combinando el presente con el pasado más remoto del mutante. De ese modo, se nos presenta a la empresa de seguridad Blackguard, la cual ha conseguido los archivos secretos del proyecto Arma X, utilizándolos para crear un ejército dispuesto a defender sus propios intereses con garras y tecnología punta. Obviamente, Logan se toma este descubrimiento como algo personal que debe arreglar de la única forma posible. Ya sabéis que es el mejor en lo que hace…

23Si “El hombre del pozo” es el mejor relato corto del personaje en los últimos años, seguramente de la última década, esta saga supone la mejor historia de Aaron hasta el momento. Consigue realizar una película con viñetas sin perder en ningún momento la esencia del personaje. Además, utiliza temas como los escándalos de las empresas de seguridad para la guerra de Irak, o el complejo pasado del personaje haciendo honor al título de la serie, para confeccionar una trama muy interesante. También recupera a Maverick, un viejo conocido de Logan, y crea a personajes de nuevo cuño. Uno de ellos es Gertrude Jacks, una agente de HAMMER, la sucesora de SHIELD durante Reinado Oscuro, el landscape que dominó el Universo Marvel tras Invasión Secreta. Se presenta como una antigua relación de Maverick y un contacto que sirve de gran ayuda en el intento de destruir Blackguard en contra de los intereses de su jefe, Norman Osborn.

Pero quizá el más destacable sea Melita Gardner, una periodista del Post que evita ser atracada en el metro gracias a la intervención de Logan. A partir de ese momento, la curiosidad periodística la lleva a investigar al mutante, para acabar descubriendo Arma X y concluir su investigación en la empresa de seguridad. Tras el primer caso, ambos comienzan una relación laboral algo ambigua, que la convierte en una secundaria habitual de esta nueva serie, añadiendo un toque alegre que contraste con el hosco humor de Lobezno.

En el apartado gráfico tenemos a Ron Garney, que ya acompañó al guionista en su primera fase con Lobezno. Se trata de un dibujante de trazo simple y efectivo, con un estilo de corte clásico y una buena narrativa. Creo que es un artista que se acopla muy bien al tono de la historia y, personalmente, me gusta mucho el resultado de su trabajo en este tomo.

Tras una historia llena de tensión, con un final algo dramático y bastante acertado, Jason Aaron cambia totalmente de registro en su siguiente saga. Del espionaje y el thriller cinematográfico pasamos al terror inquietante y sobrecogedor. Es increíble ver como el autor da un giro tan radical de un número a otro, manteniendo un mínimo de calidad en sus tramas. Aunque la anterior saga se acopla mejor a lo que uno puede esperar de una historia de Lobezno, el ambiente y la recreación de esta consiguen que todo funcione bien. Quizá el inicio es algo desconcertante, pero a medida que avanzas en la lectura todo va cobrando sentido. Mientras, el lector acompaña a Logan durante su estancia en un psiquiátrico dirigido por el Dr. Rot, un personaje digno de cualquier película de terror en escenarios similares. Se trata de una perfecta armonía entre la locura y el sadismo más delirante.

En un ambiente tan enloquecedor, Logan debe afrontar una lucha mental y psicológica en la que su factor curativo no le sirve de nada. Impotencia, dramatismo y cuantiosas dosis de terror sangriento se dan la mano en una historia que no dejará indiferente a nadie. Pese a lo arriesgado de la idea, creo que el gran acierto recae en el trabajo de Yanick Paquette, cuyo trazo ayuda a que la ambientación sea tan buena que todo funcione con cierta coherencia. Sobre todo por la ausencia de coloridos uniformes, algo muy habitual a lo largo de este volumen.

Concluimos con una historia que vuelve a cambiar de registro, ya que se introduce en la más rabiosa actualidad del Universo Marvel de aquellos momentos. Se trata de un número especial, publicado durante el Reinado Oscuro, en el que Lobezno comparte protagonismo con Fantomex y Noh Varr, dos creaciones de Morrison. Ambos le ayudan a intentar deshacerse del entorno viviente conocido como El Mundo, un lugar donde se realizaban los experimentos de Arma Plus, una ramificación de Arma X de la que nació el propio Fantomex. Así, se mantiene cierta conexión con la serie regular y se recuperan ideas desarrolladas durante la etapa del escocés con la Patrulla X. Posiblemente sea la historia más floja de este tomo, cuyo mayor aliciente recae en ver a Esad Ribic sin su estilo pictórico habitual. Y es que no todos saben utilizar las ideas de Morrison sin que parezcan conceptos estrafalarios y poco interesantes.

Jason Aaron ha demostrado que todavía hay esperanza para un personaje sobreexplotado. En solo dos tomos ha contado historias con diferentes enfoques y bajo géneros totalmente opuestos sin que se resienta la calidad de las mismas. Logan y el barbudo de Alabama forman un binomio que nos devuelve el interés por las aventuras del mutante canadiense, introduciendo un factor de originalidad a una ecuación que otros autores no han sabido revitalizar. Entre tantas apariciones, en la multitud de publicaciones Marvel de cada mes, por fin podemos encontrar al Lobezno que conocimos una vez y que desapareció en el tumulto de la fama. Bajo un formato de lujo, Lobezno ha vuelto con un autor cuya etapa supuso un pequeño paso en su escalada hacia lo más alto de la editorial. A su paso, va dejando un reguero de cadáveres…

¡Snikt!

7

oskarosa

oskarosa

Asgardiano afincado en Jerez de la Frontera. Apasionado de los cómics y adicto a la lectura. Forero y colaborador de Universo Marvel desde tiempo inmemorial. Hacedor de fichas. Colaborador en la web Excelsior.
oskarosa

Deja un comentario