Universo Comic-Books! – La Trilogía de Rutland

Si se me ocurriera preguntaros cuál fue el primer crossover Marvel/DC que arribó hasta nuestras costas, intuyo que habría pocas dudas sobre cuál sería vuestra respuesta: el especial en formato tabloide Superman vs. Spider-Man, distribuido por la editorial mexicana Novaro en 1977.

Y sí, efectivamente, aquel fue el primer crossover oficial que pudieron disfrutar –¡y cómo!– los aficionados de la época. Lo que pocos sabían entonces es que varios años antes se había orquestado otro crossover en la sombra que terminaría revelándose como el primer evento intereditorial de la historia de los comic books en nuestro país, ¡ahí queda eso! Por desgracia, el calendario de publicación de su traslación española resultó tan caótico que ni siquiera el más perspicaz de los lectores hubiera sido capaz de desenmarañarlo: lo primero que vimos fue la segunda parte de la saga, en la inigualable versión de Novaro; después hubo que esperar tres años enteritos para que Vértice presentara el tercer capítulo, ya de procedencia marveliana; y el comienzo de la trama, también ofrecido por Vértice, todavía se demoraría otro año más. ¡Así no había quien se aclarara! Si bien es cierto que cada episodio podía seguirse por separado sin ningún problema, no lo es menos que con ello se perdía toda la gracia de aquel insólito experimento al que de aquí en adelante nos referiremos con el nombre de la Trilogía de Rutland.

Puestos a buscar antecedentes, podría decirse que el terreno lo había ido preparando Roy Thomas cuando hizo debutar al Escuadrón Siniestro el 16 de septiembre de 1969 en las páginas de The Avengers #70 USA. Paralelamente, Denny O´Neil trató de hacer algo similar en el cómic de Justice League of America correspondiente a aquel mismo mes; sin embargo, las reticencias editoriales planteadas por el editor Julius Schwartz provocaron que la parte DC del evento quedara un tanto desdibujada.

Inasequible al desaliento, Thomas volvió a intentarlo al año siguiente, esta vez en colaboración con Mike Friedrich, que había relevado a O´Neil como escriba de la JLA. Según lo acordado entre ambos guionistas, el debut del Escuadrón Supremo en The Avengers #85 USA (8 de diciembre, 1970) se haría coincidir con la recíproca introducción de Los Héroes de Angor en Justice League of America #87 USA… ¡Bingo! Seguro que esta historia ya os la sabéis, así que no insistiré más en ella salvo para indicar que aquello difícilmente merecería el calificativo de crossover, tal como entendemos el término. Vale que “Angor” suena muy parecido a la contracción de “Avenger”, vale que sus integrantes eran pastiches de La Bruja Escarlata, Thor, Chaqueta Amarilla y Mercurio… Aun y con eso, no dejaban de ser meros reflejos inspirados en los originales. Y lo mismo sucedía con los dos Escuadrones, inicialmente copias poco disimuladas de los miembros de la Liga de la Justicia. Aquí tenéis una imagen de la primera aparición de los Héroes de Angor, plasmada gráficamente por Dick Dillin y Joe Giella..

.

La “conexión Rutland” había comenzado a fraguarse ya un par de meses antes. Esta pequeña localidad del estado de Vermont llegaría a adquirir notoriedad por su desfile de Halloween, una atracción llena de colorido que iría ganando adeptos gracias al empeño personal de Tom Fagan, periodista local y batmaniaco de pro. A Fagan le encantaba disfrazarse del Señor de la Noche y era un activo colaborador de fanzines, además de escribir con frecuencia a las secciones de correo de Marvel y DC. Conforme iba corriendo la voz, crecía el número de profesionales del medio que se acercaban a Rutland en Víspera de Todos los Santos para divertirse de lo lindo ataviados de superhéroes, vampiros, zombies o monstruos del más diverso pelaje. Según me explicaba Steve Englehart, la cita llegaría a ser el acontecimiento más esperado del año para muchos de ellos.


Uno de los que quedaron seducidos por el embrujo de Rutland fue Roy Thomas, que en aquellos años parecía estar metido en todas las salsas. El guionista no dudó en ambientar un episodio de The Avengers en el desfile, concretamente el #83 USA (13 de octubre, 1970). Thomas se retrataba a sí mismo en el relato disfrazado de Spiderman, reservando para su esposa Jean el papel de Chica Invisible. Hasta el propio Fagan hacía acto de presencia, eso sí, con la indumentaria de Halcón Nocturno… que al fin y al cabo es la versión Marvel del Caballero Oscuro. Obsérvese que la señora Thomas parece confundir a los Vengadores con cierta pareja televisiva del mismo nombre.

Agradecida por la publicidad gratuita, Rutland dedicó la celebración de Halloween de aquel año al supergrupo marveliano: la marcha se iniciaba al grito de “¡Vengadores Reuníos!” y concluía de igual modo. En una carroza podía verse a Thor acompañado por Lady Sif y la Reina Norn, sumándose al espectáculo otros entusiastas fans que lucían orgullosamente sus atuendos caseros de La Visión, Capitán América, Pantera Negra, Bruja Escarlata, Medusa, Avispa o Mercurio. Tampoco faltaban los que se decantaban por personajes menos conocidos como Kaos, o incluso por supervillanos como Cráneo Rojo. Naturalmente, Fagan correspondió al gesto de Thomas sustituyendo su disfraz de Batman por otro del Halcón Nocturno.

Al año siguiente, Rutland volvió a convertirse en el centro de atención de un cómic Marvel cuando el persistente Roy Thomas aprovechó una aventura de Los Defensores incluida en Marvel Feature #2 USA para regresar a tierras de Vermont junto a su cónyuge. La historia enfrentaba al Doctor Extraño, Hulk y Namor contra Dormammu y su culto demoniaco. Como en DC no querían ser menos, aquel Halloween también decidieron sumarse a la fiesta con “La noche del segador”, un relato del Hombre Murciélago incluido en Batman #237 USA que llevaba la firma estelar de Denny O´Neil y Neal Adams. De nuevo las calles de la ciudad cobraban protagonismo en un episodio que arrancaba con Dick Grayson disfrutando del festival junto a tres amigos sin identificar que guardaban un innegable parecido con Berni Wrightson, Alan Weiss y Gerry Conway. También se dejaban ver por allí Len Wein, Mark Hanerfeld y el propio O´Neil. Hay que agradecer que los disfraces superheroicos de DC y Marvel pudieran convivir con total naturalidad en las páginas interiores del tebeo, ajenos a cualquier veto, algo que probablemente tuviera mucho que ver con el estatus de superestrella del que gozaba Adams en aquellos tiempos. Por supuesto, Tom Fagan repetía cameo… pero enfundado en su uniforme habitual de Batman. Uno se imagina que el hombre debía de estar en estado de éxtasis viéndose retratado en sus cómics favoritos. ¡Pocos aficionados pueden presumir de haber logrado semejante proeza!

Aunque al Dios del Trueno se le vea un poco entradito en carnes, no deja de ser encomiable el buen ambiente que se respira en este singular encuentro superheroico inmortalizado por Neal Adams. El que conversa con Thor es Denny O´Neil y a su derecha, en la parte inferior, divisamos a un sonriente Len Wein disfrazado de Caín. Se da la circunstancia de que el editor Joe Orlando se inspiró en las facciones de Wein para diseñar el look del malévolo anfitrión de la serie House of Mystery. Al fondo alguien habla del Chico Lanzarredes: “¡Es mi ídolo!”

Este es otro de esos casos donde vuelve a ponerse de manifiesto que la cronología oficial falla más que una escopeta de feria: Batman # 237 USA llevaba fecha de portada de diciembre de 1971, mientras que Marvel Feature # 2 USA la retrasaba hasta marzo de 1972. De ello podría colegirse que el cómic de los Defensores apareció a la venta con posterioridad al protagonizado por el Caballero Oscuro… ¡Sin embargo, sucedió exactamente al revés! La referencia válida siempre hay que buscarla en las fechas reales de publicación, y estas nos indican que Marvel Feature #2 USA se comercializó el 19 de octubre, aproximadamente una semana antes que Batman #237 USA. Estaremos de acuerdo en que existe una diferencia sustancial entre una cosa y la otra, ¿verdad?

Dejando al margen estas acotaciones cronológicas, lo cierto es que Rutland parecía haberse consolidado como un invisible nexo de unión entre las dos editoriales. Aquello empezaba a parecerse a una tradición, pero los crossovers “de verdad” seguían sin dar señales de vida. Hacía falta dar un paso más, y eso es exactamente lo que se propusieron Steve Englehart, Gerry Conway y Len Wein. Los dos primeros trabajaban para Marvel, mientras Wein hacía lo propio en la Distinguida Competencia, lo cual no era obstáculo para que trabaran una buena relación de amistad. Tanto Conway como Wein habían cimentado ya un sólido prestigio profesional, y Englehart empezaba a apuntar maneras. La idea de partida era absolutamente brillante en su simplicidad: puesto que legalmente no podía montarse un cruce oficial con los personajes de ambos universos superheroicos, ¿por qué no probar a desarrollar uno con los autores?

Los guionistas coincidieron en la fiesta que Fagan tenía por costumbre celebrar en la imponente Mansión Clement una vez que concluía el desfile oficial. El anfitrión sabía cómo tener contentos a sus huéspedes VIP, lo que hacía que la celebración pudiera prolongarse hasta 48 horas… ¡o lo que aguantase el cuerpo! Parece que fue bajo ese previsible influjo etílico cuando el trío de autores se puso manos a la obra para perfilar las líneas maestras que acabarían materializando su proyecto secreto.

El próximo mes continuaremos diseccionando las claves de la Trilogía de Rutland, poniendo el acento en lo que fue su adaptación española. Sin restar un ápice de mérito al evento en sí mismo, tenemos que admitir que fue la nunca bien ponderada creatividad de Novaro la que contribuyó –obviamente, sin proponérselo– a convertir aquel crossover en uno de los episodios más estrambóticos del periplo editorial Marvel y DC en España. Hablaremos de ello con la seriedad requerida (ejem), en un riguroso ensayo que sólo podíamos titular “Cuando Luis Englehart platicaba con Jorge Conway”… ¡Avisen a Bruno y a su pupilo Ricardo antes de que salgan de patrulla nocturna!

Miguel G. Saavedra

 

 

Miguel G. Saavedra

Miguel G. Saavedra

Hace mucho tiempo, Miguel G. Saavedra decidió que no quería crecer... y no lo hizo. A día de hoy, todavía sigue empeñado en sobrevivir a su propia reputación.
Miguel G. Saavedra

9 Comentarios

en “Universo Comic-Books! – La Trilogía de Rutland
9 Comentarios en “Universo Comic-Books! – La Trilogía de Rutland
  1. La última ilustración es de Michael Cho y no tiene nada que ver con Rutland, pero me parecía tan genial que no he podido resistirme a incluirla aquí… ¿Qué mejor manera de despedir el año CB! que esta?

    Felices fiestas para todos… ¡Volvemos en 2017!

  2. Era muy pequeño cuando leí por primera vez esa historia de Rutland, fue en el nº 38 de Vértice de los Vengadores con ese peculiar formato de librito, con una portada de López Espí donde salia Valkiria y sus “Liberadoras del Mal”.
    Una historia entrañable más por ese “novedoso” acontecimiento festivo que por el argumento, y es que en aquella época apenas conocíamos a los autores de estos cómics, pero con en esa historieta daba por hecho que algunos de los “invitados” eran personas reales que trabajaban en ese relato que estaba leyendo.

  3. Buen artículo, Miguel. Ansioso estoy de leer la segunda parte.

    A mí siempre me llamó la atención este crossover de tapadillo. Es curioso que nadie metiera baza legal en el asunto.

  4. Es curioso, el Nº 38 Vértice de Los Vengadores fue el primer cómic de la colección que llegó a mis manos. Lo pillé en un quiosco de Almería cuando estaba de vacaciones veraniegas con mi familia. ¡Qué tiempos aquellos!

    Gracias a todos por los comentarios, y felicidades tanto a Excelsior como a Oskarosa por su fantástica labor. Tiene mucho mérito estar ahí todas las semanas creando afición marveliana de la buena con las actualizaciones de la web Excelsior. Keep up the great work!!

  5. Muy interesante tu artículo Miguel, es mas a lo largo de mis años de coleccionista he tenio ocasión de ver como se celebraba sobre el papel dichas reuniones en Rutland, y me trae muy buenos recuerdos, como por ejemplo el cómic de LOS VENGADORES “LA VALQUIRIA y SUS LIBERTADORAS”, o el inicio de la saga VENGADORES- contra DEFENSORES , que ambas están relacionadas con el evento de Rutland.

    – En ellos el esquema era muy simple , dentro del desfile y fiesta en casa de Tom Fagan se colaban algunos villanos de “de verdad” y la armaban y después LOS VENGADORES o THOR, o el superheroe de turno salvaba la situación.

    Era una forma entretenida y didáctica de hacer una aventura Marvel y a la vez recordarnos un evento Marvel, que yo , de pequeño, no sabía si era o no cierto, ahora con tu artículo tengo la plena certeza.

    Te quedo agradecido, pues de tus artículos siempre se aprende algo nuevo , interesante , didáctico y divertido.

    Te deseo una Feliz Navidad, y un Prospero Año Nuevo.

  6. Gracias a vosotros y a Luis por los comentarios. En el próximo artículo incluiremos también un listado cronológico actualizado con todas las apariciones de Rutland en los cómics de Marvel y DC. ¡Son más de lo que la gente imagina!

Deja un comentario