KEITH GIFFEN
Nueva York, USA (30 de noviembre de 1952)
Guionista
Dibujante
Entintador
Portadista

Su primer trabajo publicado fue para Marvel Comic, “La Espada y la Estrella”, una historia en blanco y negro incluída en Marvel Preview vol.1 #4 (enero de 1976), escrita por el guionista Bill Mantlo. Más tarde, ambos autores crearon a Mapache Cohete en Marvel Preview vol.1 #7 (verano de 1976).

El trabajo más conocido de Giffen son sus largas etapas en la colección de la Legión de Superhéroes durante las décadas de los ochenta y noventa, primero como dibujante y después como guionista. Junto al artista Paul Levitz realizó la famosa “Saga de la Gran Oscuridad” en Legion of Super-Heroes Vol.2 #290-294 (1982) y relanzaron el título con un tercer volumen en agosto de 1984. En noviembre de 1989 fue el encargado de iniciar el cuarto volumen, ocupándose tanto de los lápices como del guión.

Giffen fue cocreador de la serie de corte humorístico de la Liga de la Justicia Internacional (JLI) en 1987, junto a J.M. DeMatteis y Kevin Maguire. Su éxito permitió la aparición de un spin-off en 1989 llamado Liga de la Justicia Europa, coescrito por DeMatteis y el propio Giffen con lápices de Bart Sears. La colaboración entre ambos autores se extendió durante cinco años y terminó con la historia “Rupturas”, transcurrida durante 1991 y 1992. Ambos guionistas se volvieron a reunir con Maguire en 2003 para la miniserie “Antes conocidos como Liga de la Justicia” y su secuela de 2005, “No puedo creer que no sea la Liga de la Justicia”, publicada esta última en JLA Classics #4-9 (abril-agosto de 2005).

Dos de las creaciones más importantes de Giffen son Lobo, el mercenario alienígena a quien ideó junto a Roger Slifer, y el irreverente “quiero-ser-un-héroe” Ambush Bug. Además, dibujó unas historias de complemento protagonizadas por el Doctor Destino guionizadas por Martin Pasko que aparecieron en The Flash #306-313 (febrero-septiembre de 1982) y que, posteriormente, serían recopiladas en una serie limitada de tres números llamada The Immortal Dr. Fate (enero-marzo de 1985). También fue uno de los diferentes artistas encargados de dibujar en Wonder Woman #300 (febrero de 1983) y se encargó de guionizar e ilustrar una serie limitada y un one-shot de Aquaman en 1989, en los cuales colaboró con el escritor Robert Loren Fleming y el artista Curt Swan.

Su trabajo se ha extendido por títulos de múltiples compañías, incluyendo Marvel Premiere, dónde cocreó a Dios del Bosque, All Star Comics, Drax the Destroyer, Heckler, Nic Fury’s Howling Commandos, Reign of the Zodiac, Suicide Squad, Trencher, T.H.U.N.D.E.R Agents y Vext. También fue el responsable de la adaptación inglesa de los mangas Battle Royale e Ikki Tousen, así como de la creación de “I luv Halloween” para Tokyopop.

Giffen trabajó en Dark Horse entre 1994 y 1995 para la línea Comics Greatest World, renombrada posteriormente como Dark Horse Heroes, en calidad de guionista de dos series de corta vida: Division 13 y, en colaboración con Lovern Kindzierski, Agents of Law. Para Valiant Comics, escribió las series X-O Manowar, Magnus, Robot Fighter, Punx y el último número de Solar, Man of the Atom.

Durante varios años se tomó un descanso de la industria del cómic, durante los cuales elaboró storyboards para la televisión y el cine, por ejemplo en series como Los Cazafantasmas y Ed, Edd y Eddy.

Giffen, junto a sus compañeros durante la etapa de la Liga de Justicia, J.M. DeMatteis y Kevin Maguire, emplearon su modo humorístico de contar historias en una serie de Marvel que él mismo había dibujado en la década de los años setenta, Defenders Vol. 1. El mismo trío de autores realizó el complemento protagonizado por los Metal Men que apareció en la serie de la Patrulla Condenada. Giffen y DeMatteis también colaboraron con el dibujante Joe Abraham en la creación de un título propio para Boom! Studios llamado Hero Squared. Posteriormente, en la miniserie Planetary Brigade, narraron historias de los personajes procedentes de aquella serie.

Giffen fue el dibujante principal del título 52 de DC, una serie semanal que continúaba los acontecimientos del crossover Crisis Infinita y estaba escrita por Geoff Johns, Greg Rucka, Mark Waid y Grant Morrison. Asumió el mismo papel en la consecuente serie semanal Cuenta Atrás a Crisis Final. En Marvel fue el guionista que dirigió el evento Annihilation, escribiendo el número único que servía de prólogo, las miniseries con historias de Thanos, Drax el Destructor y Estela Plateada, así como la cabecera principal de seisnúmeros. También se encargó de la miniserie dedicada a Starlord enmarcada en la historia Aniquilación: Conquista.

Entre 2005 y 2007 fue cocreador y, en ocasiones creador en solitario, de cómics como 10, Tag y Hero Squared para la editorial Boom! Studios; Zapt! y I luv Halloween para Tokyopop; Common Foe y Tabula Rasa para Desperado Publishing/Image Comics; y Grunts para Arcana. Varios de estos trabajos los realizó junto a Shannon Denton.

El dibujo de Giffen ha adoptado muchos estilos a lo largo de los años. Sus primeros trabajos presentaban una gran influencia de Jack Kirby. Tras un período inicial en Marvel, empezó a realizar los bocetos del relanzamiento de la Sociedad de la Justicia de América que llevó a cabo Wally Wood en All Star Comics en 1976.

A su regreso al mundo del cómic tras un hiato, su estilo era más preciso y reminiscente de George Pérez y Jim Starlin, lo que le ayudó a hacer que la Legión de Superhéroes fuera la segunda publicación más exitosa de DC tras los Nuevos Titantes del propio Pérez. Fue ese trabajo en la Legión el que le catapultó a la fama y le dio un control creativo en las compañías nacionales en las que trabajaba que pocos autores han conseguido. Sus dibujos estaban salpicados de bromas internas como logos de Superman puestos del revés, personajes Marvel ocultos, criaturas con forma de ojos y mensajes y carteles humorísticos garabateados en el fondo de viñetas escritos en el alfabeto Interlac de un futuro alternativo. A medida que se dejaba llevar por su estilo propio, se sintió atraído por el trabajo de José Muñoz. Poco después desarrolló un estilo mucho menos limpio y más impresionista, empleando un método más estilizado de dibujo realizado directamente a tinta en series como Trencher, Lobo Infanticide e Images of Shadowhawk.

Después de su largo periodo sabático retirado del mundillo, Giffen volvió con un estilo influenciado por el dibujante de su etapa en la Liga de la Justicia, Kevin Maguire, a caballo entre sus claros y controlados lápices de su época en la Legión y el estilo más libre y anatómicamente realista que adoptó después. Durante varios años, Giffen se dedicaría a escribir cómics pero únicamente como argumentista, relegando el resto del trabajo en autores como Robert Loren Fleming, Tom Bierbaum y Mary Bierbaum, incluyendo los diálogos. Junto a Erik Larsen escribió las dos miniseries de SuperPatriot. Empezando por Trencher, Giffen pasó a escribir cómics completos en solitario, aunque a día de hoy todavía colabora con otros autores si el proyecto lo requiere.

En su faceta de escritor, Giffen es conocido por un estilo poco ortodoxo, a menudo empleando personajes de una manera en que no se había hecho antes. Sus diálogos se caracterizan por un humor mordaz mucho menos alocado que el mostrado por sus colaboradores DeMatteis o Loren Fleming. Es conocido por sus acercamientos entre personajes existentes, centrándose en el choque de sus personalidades. Su miniserie protagonizada por Ambush Bug destaca especialmente por sus bromas internas como el villano Villano, Mofletes el Juguete Maravilla y el empleo del editor de DC Julius Schwartz como personaje. También son famosos sus repentinas vueltas de guión y sus habituales giros trágicos del destino. Durante su etapa en Legion of Super-Heroes de finales de los años ochenta y principios de los noventa, los números de comedia ligera solían ir seguidos de otros más oscuros en los que personajes más conocidos resultaban heridos o morían.

Sus trabajos desde 2007 incluyen The Programme #3, el crossover entre DC y Wildstorm llamado Dreamwar y la serie limitada de ocho números Reign in Hell, con los dibujantes Tom Derenick y Bill Sienkiewicz, centrada en varios personajes y ambientada en el infierno, todos ellos a los guiones.

El día 7 de febrero de 2009, se anunció en la Comic Con de Nueva York que se encargaría del relanzamiento de la Patrulla Condenada, una serie que durante mucho tiempo decía que quería escribir. Además, finalizó la etapa de Grant Morrison en The Autorithy, escribió una serie regular de Magog, coguionizó con Judd Winick la colección bimensual Justice League: Generation Lost, en la que se produjo el regreso de la Liga de la Justicia Internacional, y se encargó de un arco argumental de Booster Gold en compañía de DeMatteis y el dibujante Chris Batista.

En 2011 coescribió OMAC con Dan Didio como parte del relanzamiento de la compañía llamado The New 52, hasta su cancelación en el número 8. En octubre se convirtió en el guionista de Green Arrow a partir del número cuatro de la colección, permaneciendo en el título hasta el seis. También se anunció que sería coescritor del volumen 3 de Superman junto a Dan Jurgens, y su primer número fue el siete, con fecha de portada de mayo de 2012.

En 2013 él y Paul Levitz colaboraron en los números 17 y 18 de Legion of Super-Heroes, y en octubre de ese mismo año se reunió con J.M. DeMatteis para el lanzamiento de la serie de la Liga de la Justicia 3000. Ya en 2014, junto a Jeff Lemire, Dan Jurgens y Brian Azzarello se encargó de escribir The New 52: Futures End, y junto a Dan Didio realizó Infinity Man and the Forever People.

En febrero de 1986, la revista sobre cómics The Comics Journal publicó “El problema con Keith Giffen”, un examen de los recientes y dramáticos cambios en el estilo de dibujo de Giffen. El artículo hacía hincapié en que había pasado de un estilo Starlinesco limpio y suave a uno vanguardista y recargado de tinta, mostrando además varias viñetas enfrentadas para demostrar la alegación que mantenían, según la cual Giffen había copiado el trabajo del dibujante argentino Jose Muñoz. Como respuesta, Giffen aludió a la controversia dibujando a Ambush Bug con el personaje Peanuts, de la serie Snoopy, en Son of Ambush Bug #5 (noviembre de 1986). Loren Fleming, colaborador frecuente suyo, se encargó de escribir el diálogo de la escena. A pesar de ello la polémica continuó cuando se repitieron las mismas acusaciones en la antología Taboo.

El propio Giffen ha reconocido la influencia de Muñoz, y en 2000 se refirió a la controversia de esta manera: “Tuve una mala experiencia una vez estudiando demasiado a fondo el trabajo de alguien, y decidí no volver a hacerlo nunca. Puedo sumergirme tanto en el trabajo de otra persona que empiezo a convertirme en una máquina Xerox y eso no es bueno… En ningún momento me senté y empecé a calcar y copiar. No. Duplicar, extraerlo de la memoria y ponerlo en papel después de un estudio intenso… Absolutamente”.

En ese punto de su carrera, Giffen era uno de los dibujantes de cómics más populares en la industria, y la controversia resultante dañó su reputación. Regresó al dibujo a tiempo completo dos años después, mientras seguía realizando los argumentos de la Liga de la Justicia y sus spin-offs. Esa época también supuso la caída de Ambush Bug como personaje popular e importante en DC. Según Giffen, eso tuvo que ver con la disconformidad reinante en la editorial con la aproximación humorística al universo DC: “DC estaba muy incómoda con el (muy saludable en ventas) púlpito de bravucones a cuyo equipo creativo habían concedido demasiada libertad”.


Biografía realizada con datos obtenidos en la Wikipedia.
Fotografía obtenida en Marvel Wikia.