SAM GLANKOFF
Nueva York, USA (30 de octubre de 1894 - 1982)
Dibujante

Sam Glankoff nació el 30 de octubre de 1894 en Nueva York. Su apellido real era Glanckopf. Prácticamente autodidacta como artista, comenzó su educación artística estudiando y copiando pinturas del Museo Metropolitan, a menudo en lugar de ir a la escuela. La naturaleza solitaria de estos primeros estudios encontraría ecos en su estilo de vida posterior y en su enfoque altamente individualista de hacer arte.

La madre de Glankoff, Yetta Emerman, había emigrado de Letonia a los Estados Unidos en la década de 1880. Aunque carecía de educación formal, veneraba la música y la literatura, especialmente las obras de los románticos rusos y alemanes del siglo XIX. Yetta inculcó a sus cuatro hijos su interés por la cultura y un sentido de conciencia social. Les enseñó a tocar instrumentos musicales y se educaron leyendo y hablando alemán. Sam aprendió a tocar el violín, un instrumento que siguió tocando durante toda su vida. Habiendo demostrado su aptitud musical y artística desde una temprana edad, pronto expresó claramente sus aspiraciones artísticas. Su padre, sin embargo, se interesó poco en la educación de sus hijos y desalentó las actividades artísticas de Sam. Ya de adolescente, Glankoff buscó cualquier trabajo que le permitiera usar un pincel. Cuando tenía 20 años, comenzó a tomar clases nocturnas en la Art Students League de Nueva York, pero en 1917, como pacifista que era, decide marcharse de los Estados Unidos rumbo a Cuba, cuando su país entró en la Primera Guerra Mundial.

En Cuba, Glankoff pintaba retratos a cambio de comida. En 1918, fue arrestado por falsos cargos de espionaje y sabotaje. Tras varios meses en prisión en Cuba, fue liberado cuando la guerra llegó a su fin. Mientras estaba en la cárcel, conoció a un banquero alemán también prisionero que, tras su liberación, lo contrató para pintar su retrato y el de su novia. Con el dinero ganado el joven artista pudo regresar a Nueva York. Allí , a principios de 1920, Glankoff trabajó como artista comercial mientras continuaba pintando. Aunque expone junto a otros artistas del Whitney Studio Club en la galería Anderson y obtiene buenas críticas del New York Times, no consigue vivir de su arte. En esa época, los grabados en madera y linograbados ya se habían convertido en su principal medio de expresión. Inspirado por los expresionistas alemanes, descubrió lo que describió como "libertad para ser expresivo con la madera trabajando con ella, en lugar de contra ella". Como resultado, la dirección de su trabajo cambió drásticamente.

Como artista principal de numerosos estudios de arte comercial en Nueva York, como el Rosenberg Art Service Studio, en la década de 1920, Glankoff utilizó el estilo rudo y expresivo que surgió de sus experimentos de grabado en madera, en las ilustraciones que empleó en libros y revistas literarias, como St. Nicholas, Scribner's y The New Yorker. También contribuyó con diseños de portadas y el personaje Mr. Petworthy a la recientemente fundada Cue Magazine de su hermano Mort Glankoff. Durante la Gran Depresión, Sam se mostró reacio a permitir que otros juzgaran su arte, no presentando su trabajo ante la WPA (Works Progress Administration), la agencia del gobierno federal que subvencionaba el talento de muchos artistas para proyectos del sector público, ayudándolos a sobrevivir en ese período de extrema dificultad.

En 1929, Glankoff se va a vivir con Frances Kornblum, la mujer que sería su compañera durante los próximos cuarenta años. Durante las siguientes dos décadas, dividieron su tiempo entre su apartamento en Nueva York y Woodstock, la pequeña ciudad llena de artistas al norte de la ciudad, en el valle del Hudson.

Durante la década de 1940, Glankoff añadió a su trabajo como ilustrador comercial el de dibujante de cómics. Era un momento de fuerte demanda, por el crecimiento de la naciente industria y por las vacantes que quedan al ser llamados a filas los artistas jóvenes. En 1942 y hasta 1947 trabaja para la editorial Parents' Magazine Press, donde dibuja cientos de páginas en series como True Comics, Calling All Kids o True Animal Picture-Stories. En el año 1947 también dibuja la tira de prensa Duke Dixon. En los años siguientes se especializa en realizar páginas de cómics promocionales de diversas empresas como Westinghouse o Popsicles; anuncios que aparecían en todas las series de cómics de la época, incluidas las de Marvel y DC Comics.

A mediados de los cincuenta, tras la crisis del sector provocada por la caza de brujas empezada por el Dr. Frederic Wertham, abandona los cómics para siempre. En un nuevo intento por ganarse mejor la vida, Glankoff comienza a ayudar a su mujer a diseñar animales de peluche para Impulse Items, la pequeña compañía de juguetes que ella dirigía. Glankoff diseñó y fabricó más de 200 animales de peluche, incluidas las primeras versiones tridimensionales de Babar el Elefante y Dr. Suess’s Cat in the Hat. Como resultado, durante muchos años el artista tuvo poco tiempo para centrarse en su producción artística personal. Tras la muerte de Frances, en 1970, vendió la casa de Woodstock y usó los ingresos para trabajar a jornada completa en su arte. Durante este tiempo, Glankoff comenzó a desarrollar aún más su innovadora técnica de pintura-impresión-transferencia, un método que inventó y que combinaba pintura, impresión y grabado en madera con el que realizaba trabajos a granescala con paneles múltiples.

En 1974, a través de su hermano, Mort Glankoff, conoce a varios conservadores del Museo Whitney de Arte Americano que acuñan el término “pintura impresa”, para catalogar la novedosa técnica de las obras de Sam de este período. Aunque le ofrecen una exposición, Glankoff se niega, diciendo que aún no está listo. De hecho, no fue hasta octubre de 1981, a la edad de 87 años, cuando Glankoff realizó su primera exposición individual en una galería comercial. Esa presentación, en la Galería Graham de Nueva York, tuvo lugar solo unos meses antes de su muerte a principios del año siguiente. Durante su vida, el artista nunca hizo ningún esfuerzo por obtener reconocimiento público por su arte. Hoy en día sus obras se pueden ver en muchas colecciones públicas, privadas y corporativas, incluidas las del Metropolitan Museum y el Guggenheim Museum en New York.


Biografía realizada con datos obtenidos en The Who's Who of American Comic Books, Grand Comics Database y la web del autor, así como de una biografía derivada del catálogo de la exposición “Sam Glankoff 1894-1982: A Retrospective Exhibition”.
Fotografía obtenida en la web del autor.