CARLOS PACHECO
San Roque, Cádiz, España (14 de noviembre de 1961)
Dibujante
Portadista
Guionista
Articulista

Formado en Ciencias Biológicas, pero siempre atraído por la magia de los tebeos, el autor decidió iniciar una carrera profesional como historietista después de haber participado en el fanzinismo local, destacando su participación en la revista autogestionada Tuboescape en 1982, revista subvencionada por el Ayuntamiento de Cádiz. Ese mismo año comenzó a remitir muestras de su trabajo a Marvel Comics y vio publicada alguna historieta en una sección del aficionado de Comix Internacional y luego, ya como profesional, en revistas como Humor a tope y Cimoc especial, donde demostraba sobrada capacidad para abordar cualquier proyecto. Gracias a la oportunidad que le dio Antonio Martín en Planeta-DeAgostini, en 1990 apareció su historieta "American Soldier" como complemento del Marvel Héroes Vol.1 #41, un "episodio piloto" para una serie basada en un superhéroe español creada junto a Antonio Moreno, que no tuvo continuidad. A esta altura, Pacheco ya había buscado asiento en la industria y venía participando como comentarista en tebeos de Zinco y como articulista o con ilustraciones para promociones, pósteres o portadas de diversos tebeos de Planeta-DeAgostini, destacando sobre todo las realizadas para las colecciones Clásicos Marvel y Nick Furia contra SHIELD. Tras alguna otra obra esporádica en el mercado español, como su historieta para Pop español en 1992, emprendió la carrera como dibujante de superhéroes en 1993, en las publicaciones de Marvel UK, división británica de Marvel Comics.

Su paso por Marvel UK le sirvió para conocer el mercado de fechas prietas del comic book, aprendió a dibujar héroes en acción a mayor velocidad, a planificar mejor y a pulir su estilo. Aunque participó en varios proyectos, sobre todo se vieron sus lápices en las series Dark Guard y Death`s Head II/Motormouth. Tras esta aventura, los editores estadounidenses se mostraron interesados por su arte, y fue reclutado por DC Comics, dibujando las carreras de Flash en 1993 de manera efímera, lo suficiente para convencer a los editores de Marvel y firmar un contrato con ellos. Pacheco entró por la puerta grande en el cómic estadounidense, participando en series de mutantes cuando esta división genérica de los superhéroes vivía mayor auge: Bishop, X-Universe, X-Calibre, Excalibur, X-Men... todo ello durante la segunda mitad de los años noventa. Para entonces Pacheco había afinado mucho su estilo, destacando sobre todo como compositor de páginas en las que organizaba las masas de forma atractiva e impactante, trabajando con un elemento troncal y obligando a los personajes y a las viñetas a evolucionar en torno a ese eje. Sus escorzos insólitos, sus enfoques y perspectivas innovadoras y su gran talento para dibujar héroes en acción le granjearon el aplauso unánime del público, escalando puestos rápidamente entre los autores favoritos de los lectores de comic books de todo el mundo.

No contento e inasequible al agotamiento, Pacheco también probó suerte en el mercado español, creando un grupo de superhéroes que se volvería mítico con el tiempo, Iberia Inc.. Esta obra, escrita por Rafael Marín, vio la luz en 1996 y obtuvo gran acogida entre los aficionados españoles. En 1998 tuvo una serie derivada, Tríada Vértice. En ambos casos fueron publicaciones de la línea Laberinto, de Planeta-DeAgostini. Pacheco dibujaba ya habitualmente con un mismo entintador, Jesús Merino, un excelente dibujante que en colaboración con Pacheco logró no sólo madurar en su estilo personal, sino que también fue uno de los activos para que la firma de Carlos Pacheco alcanzara las elevadas cotas de aprecio que logró en aquellos años. El dibujante gaditano culminó el siglo XX con nuevos proyectos para Marvel Comics que le encumbraron como dibujante en los EE UU: Fantastic Four (en colaboracióncon Rafael Marín también) o Avengers Forever (donde coincidió con Kurt Busiek, un guionista importante en su carrera), entre otras participaciones.

En 2002 firmó un contrato de exclusividad con DC Comics, participando en títulos como JLA-JSA o Green Lantern. Pero en su paso por DC Comics sobre todo tuvo importancia su obra desarrollada conjuntamente con Busiek Arrowsmith. Aquí demostraba Pacheco que no sólo era un dibujante de hombres en movimiento, también hervía en él una vena creativa que le impulsaba a abordar proyectos más ambiciosos en los que demostraba una gran capacidad para la caracterización de personajes, la evocación y un talento indiscutible para el dibujo, ahora caracterizado por una exquisita elegancia. A su paso por DC probó suerte con los más emblemáticos superhéroes americanos, Superman y Batman, tanto en la serie conjunta Superman/Batman como en la colección regular de Superman.

En 2009 volvió a firmar un contrato en exclusiva con Marvel, trabajando en colecciones como Ultimate Comics: Avengers, Ultimate Comics: Thor, Uncanny X-Men, The Incredible Hulk o Captain America.

Amén de toda su actividad como dibujante, Pacheco ha demostrado ser un profesional implicado en la industria de la historieta española, promoviendo menciones (como la de Carlos Giménez para el premio Príncipe de Asturias), participando en proyectos colectivos (la fallida Academia del Cómic), cofundando empresas (fue uno de los cuatro socios fundadores de la Editorial Dolmen) o dirigiendo cursos de verano universitarios (los de la Universidad de Cádiz en San Roque, mantenidos contra viento y marea durante años). Sigue siendo uno de los autores más reputados de la historieta española.


Biografía facilitada por Tebeosfera.
Fotografía obtenida en la Wikipedia.