WILLIAM WOOLFOLK
USA (21 de junio de 1917 - 20 de julio de 2003)
Guionista

William Woolfolk fue novelista, guionista de televisión, pero sobre todo creador de héroes del cómic y autor de muchas historietas de personajes muy populares en tiempos de la Segunda Guerra Mundial como el Capitán Marvel y Blackhawk. Era jefe de guionistas de la serie de televisión The Defenders, protagonizada por E. G. Marshall, que estuvo en pantalla entre 1961 y 1965. En uno de los episodios que escribió en 1965, titulado "All the Silent Voices", fue uno de los primeros autores en tratar el control de la natalidad.

Woolfolk inició su carrera como escritor de tebeos a principios de los años cuarenta del pasado siglo, después de licenciarse por la Universidad de Nueva York. Era amigo de Seymour Reit, creador de Casper, el amigo fantasma, que le sugirió que escribiera para la empresa de Will Eisner y Jerry Iger, que producía los cómics The Spirit y Blackhawk. En un momento en que los cómics aún eran una forma de arte poco elaborada y hecha por aficionados, el equipo de Eisner incluía a artistas como Jack Cole, Lou Fine y Reed Crandall, conocidos por su impecable maestría y la delicada línea y proporciones de su trabajo. Woolfolk se convirtió en su colaborador. Cole creó el personaje del Hombre de Plástico, que combinaba la acción del superhéroe y el surrealismo, para Police Comics, línea para la que Woolfolk también escribió otras historias. Fue uno de los artistas mejor pagados de la época, ya que ganaba 300 dólares a la semana cuandoun sueldo semanal medio solía ser de 30 dólares. Escribía simultáneamente para muchas empresas distintas, incluyendo DC (Superman y Batman); Timely, precursor de Marvel comics (Namor y Capitán América), y Fawcett (Capitán Marvel, Capitán Marvel Junior y Bulletman).

Mucho antes de Pearl Harbor, los escritores y editores estadounidenses de tebeos ya habían decidido que Estados Unidos tenía que participar en la Segunda Guerra Mundial. Sus héroes siguieron luchando durante la guerra. En el número 13 de Military Comics, de noviembre de 1942 y escrito por Woolfolk, que firmaba como Bill Woolfolk, aparecía el intrépido héroe polaco Blackhawk luchando contra un sádico oficial nazi apodado El Carnicero. La historieta se hizo muy popular.

Cuando Eisner pasó al servicio activo en la primavera de 1942, Woolfolk se encargó de escribir The Spirit, junto con el famoso escritor de novelas populares Manley Wade Wellman. Lou Fine, conocido por dibujar exactamente como Eisner, llamaba a Woolfolk "el Shakespeare de los cómics". The Spirit está considerado uno de los cómics más influyentes, con su densa e ingeniosa trama, sus personajes perfectamente definidos y las técnicas narrativas propias del cine negro. Woolfolk no creó personajes nuevos, pero, según afirmó en una ocasión, acuñó una de las frases más famosas de los cómics: la exclamación del Capitán Marvel "¡Holy Moley!". "La creó para que el Capitán Marvel tuviera algo que decir cuando se sentía especialmente asombrado", declaró Joanna Martine Woolfolk, su tercera esposa, de la que se divorció en 1999. Woolfolk y su segunda esposa, Dorothy, ya fallecida, tuvieron una hija, la autora Donna Woolfolk Cross, más conocida por sunovela Pope Joan.

Como escritor, las novelas de Woolfolk eran de temas muy variados, aunque las de más éxito, incluida The Beautiful Couple, líder de ventas en Estados Unidos en 1968, solían ser historias románticas sobre personajes del mundo del espectáculo como Richard Burton y Elizabeth Taylor. Su novela The Builders, publicada en 1969, relataba la historia de la construcción del edificio Seagram y estaba protagonizada por un personaje basado en el arquitecto modernista William Lescaze. Pero Woolfolk fue famoso sobre todo por sus cómics, como afirmó él mismo en una de sus últimas entrevistas, en el año 2002.

William Woolfolk falleció el pasado 20 de julio de 2003, en Syracuse, Nueva York, a los 86 años de edad.


Biografía publicada originalmente en El País.
Fotografía obtenida en Marvel Wikia.