Reseñas. La Patrulla-X: Omnigold 01: “Orígenes” (1963-1966)

Los inicios, con Stan Lee y Jack Kirby.

El primer número de la Patrulla-X, que apareció al mismo tiempo que el de los Vengadores, me parece mucho más interesante que este último.

Creo que es uno de los números de origen interesantes de la primera época de Marvel. Bueno, no exactamente es un número de origen porque los personajes no obtienen sus poderes durante la historia como ocurre en los Cuatro Fantásticos, Hulk o Spiderman, pero sí la primera historieta del grupo.

Los cimientos sobre los que se edificará colección en su largo futuro ya los encontramos en este primer número. Se nos presenta la mansión, la sala de peligro, el concepto Homo superior y, obviamente, el concepto mutante. También la némesis del grupo y sus intenciones de dominar a los Homo sapiens para salvaguardar a la especie mutante, frente a las del grupo de hacer frente a los mutantes malignos en defensa de los indefensos humanos, lo cual da forma a la temática anti-racista sobre la que siempre se ha asentado la serie. Y, por supuesto, se nos presenta a los miembros del grupo y sus personalidades, que se mantendrían prácticamente intactas en el futuro.

Un número bastante completito, con el punto inocente de la época, pero bastante bien estructurado y con unos personajes muy bien definidos.

Los siguientes números siguen una línea correcta para ser los inicios de la colección. Eso cuando no son historias de mayor interés como las que enfrentan a la Patrulla-X a la Hermandad de Mutantes Diabólicos, liderados por Magneto, que acaparan cuatro números consecutivos. Un grupo de villanos diferente, con muchos matices, en especial por lo que respecta a la Bruja Escarlata y Mercurio, que desde el minuto uno se adivina que no son en realidad villanos, sino que están ahí porque se sienten obligados. Ignoro hasta qué punto Stan Lee ya tenía pensado convertirlos en Vengadores, o por lo menos en superhéroes de cabo a rabo.

Se nota el interés de Lee y Kirby por la colección, en unos diálogos cuidados y un Jack Kirby que rápidamente evoluciona a su mejor versión. Especialmente con la llegada de Chic Stone a las tintas. Atención a ese número 6 en que aparece Namor, engañado por Magneto, un trabajo de gran altura por parte del tándem Kirby-Stone, que podemos disfrutar durante un puñado de números más. Probablemente de lo mejor dibujado hasta ese mes en Marvel.

Namor, como no, acapara todas las miradas en cada colección por la que se pasea. Es puro carisma.

El número 7 trae consigo algunas importantes novedades. Se nos presenta a Cerebro y el Profesor X elige a Scott Summers como líder del equipo. Al mismo tiempo que se va profundizando en las inquietudes de algunos personajes, como es el caso de Cíclope y sus crecientes temores a un posible descontrol de sus poderes.

Son ingredientes que compensan la ingenuidad de esta primera etapa y hace estos tebeos más interesantes.

Entre los últimos números antes de que Kirby deje los lápices y se limite a los bocetos, cabe destacar sin duda la primera aparición de Ka-Zar y la Tierra Salvaje. En una entretenida aventura que se desvía de la tendencia habitual de la colección en la que, por cierto, la representación gráfica de la fauna prehistórica por parte de Kirby es totalmente fiel a lo que científicamente se conocía por aquel entonces. Quizás el Rey estaba interesado en la temática y de ahí que se decidiera tiempo más tarde a crear una serie sobre un dinosaurio.

El resto de tebeos, con las presentaciones, entre otros, del Extraño y Unus y el primer encontronazo con los Vengadores, son unas historietas más de la época, regulares sin más.

Números de transición entre artistas.

El paso de Kirby a los bocetos no cambia demasiado las cosas a nivel de dibujo. Hay cierta pérdida en las formas pero creo que Werner Roth hace un buen trabajo, quizás porque está dibujando encima de Kirby.

Siguen sucediéndose acontecimientos tan cruciales para la historia del grupo como las presentaciones de Juggernaut, cuyo origen extrañamente contiene referencias a la colección del Doctor Extraño y los Centinelas de Bolivar Trask. Es en este último arco argumental donde, al fin, la Patrulla-X repara en el peor oponente que podría tener, que no es otro que aquellos a los que intenta proteger, la raza humana movida por el miedo y la ignorancia hacia los mutantes.

Son números entretenidos con un componente social que deberá acompañar al grupo en el futuro, pero los guiones no son especialmente elaborados, como tampoco los diálogos tienen el ingenio de otras series del momento. No ha habido apenas avance desde los inicios de la colección en este sentido.

Werner Roth se queda sin Jack Kirby en el regreso de Magneto y la presentación de Mímico, en unos números que siguen la tónica regulera. Roth es un dibujante flojito pero en esta colección a mí personalmente no me disgusta. A su dibujo le falta fuerza y más dominio narrativo pero creo que cumple.

Roy Thomas toma el relevo.

Stan Lee deja la colección en manos de su habitual sustituto, en un momento en que estas páginas necesitan aire fresco ante un cada vez mayor estancamiento.

Por desgracia, lejos de mejorar, la cosa va en descenso.

Como ejemplo está la trama de Lúcifer. Empieza con Cíclope abandonando el grupo tras dejar una nota, para dos minutos después volver y aquí no ha pasado nada. Luego la Patrulla se embarca en una misión con el ya tan manido y banal propósito de limpiar su imagen tras haber sido sustituidos por unos impostores. A continuación aparecen unos vaqueros que no se sabe muy bien de donde salen ni para qué. Y finalmente entran en escena unos robots bastante chapuceros.

Pocas ideas aprovechables y sin rumbo.

Luego viene el arco de Nefaria, que tiene el mérito de reunir al grupo de supervillanos más kitsch que haya podido encontrar. La historia es simple y previsible a más no poder, pero por lo menos tiene el encanto, dudoso, de ver reunidos a tal panda de villanos ridículos y segundones.

Los últimos números, con la Langosta y Kukulkán, no pueden más que empeorar las cosas.

Por no hablar del culebrón Jean/Scott, que al final del tomo está exactamente en la misma situación que al principio del mismo. Ambos siguen sin salir de los bocadillos de texto de pensamiento.

En resumen. El tomo es recomendable más que nada por su importancia histórica y los muchos acontecimientos cruciales para el futuro de la colección. Además de una etapa Lee-Kirby rica en ideas y con números bastante entretenidos.

El problema es que el nivel de las historias se va diluyendo progresivamente hasta finalizar en números muy prescindibles, cuando debería ser justo lo contrario.

Enlace a la ficha:

8 Comments

on “Reseñas. La Patrulla-X: Omnigold 01: “Orígenes” (1963-1966)
8 Comments on “Reseñas. La Patrulla-X: Omnigold 01: “Orígenes” (1963-1966)
  1. Muy buena la reseña, pero ante este material no puedo ser objetivo, aluciné al leer las aventuras mutantes por primera vez. Recuerdo mi sorpresa al ver el enfrentamiento del grupo con los Vengadores, creía que no era posible porque eran colecciones distintas jajajaja. Todo era nuevo y los personajes me parecieron muy originales y sobre todo muy vulnerables.
    Para mí es un gran tomo lleno de ideas muy originales y personajes fantásticos , que llegaron a convertirse en mi grupo favorito. Hoy en dia tener la colección al completo y en el mismo formato se lo debemos a Panini, hace años me hubiera parecido una “misión imposible”.

  2. Tampoco esta era una de las grandes series de la primera Marvel (y las ventas nunca acompañaron a esta primera encarnación de los X-Men), pero tenía más factores a su favor (durante la fundacional etapa Kirby al menos, que luego se vuelve demasiado cansina e incluso Thomas no se anima hasta el desembarco del gran Neal Adams) aparte del propio Rey (un Kirby aquí algo más animado creativamente que en los Vengadores, pese a que a estos “escolares” mutantes uniformados uniformemente no se les acabase de despertar el potencial): Magneto (un villano con carisma), la bella Wanda (que casi le venía grande a la todavía muy secundaria serie…y superaba con mucho en glamurosa a la pobre Jean), algún otro diseño afortunado “made un Kirby” (ese visitante cósmico tan Kirby: el Extraño…y ese casi medieval y casi monstruo de los cincuenta Juggernaut), la aparición de Namor (el primer mutante Marvel se le llegó a llamar en años más inocentes que estos que vivimos…y con menos “retrocon”, aunque este recurso es tan viejo como el universo Marvel y los retornos de Namor y el Capi con lavados de cara) como invitado de lujo y un nuevo Ka-Zar que con solo una aparición ya superaba con creces al de la Golden Age (que a su vez venía de los pulp anteriores al Marvel Comics #1), además, los tigres dientes de sable molan (mejor el poderoso Zabu que el regio Zar) y la Burroughsiana (siempre es mejor copiar del original que de malas imitaciones) Tierra Salvaje (el sufrido Congo Belga no tenía ni punto de comparación, ha) también molaba (y lo que faltaba por descubrir de la misma). (Por cierto, visiten la web de don Rafael López Espi y vean la gracieta de Ka-Zar respecto a la distancia de seguridad en estos días de covid en el metro neoyorquino). Antes de la marcha de Jack esta serie tiene su enjundia, pese a no ser los mejores diseños del Rey (bueno, ese Magneto sigue gustandome mucho…y los de Wanda y Pietro estaban muy conseguidos, aunque acabase como la mayoría cogiéndole gusto al uniforme azul del velocista). La etapa postKirby es aburrida y en esas seguiremos casi (demasiado tiempo, demasiado) hasta que desembarque Neal Adams, momento en el que Thomas parece despertar…claro que bien es sabido que ya entonces Adams no se limitaba a dibujar…y entonces no era todavía ese señor que desde los ochenta empeora lo que toca, incluidas las reediciones de sus viejos trabajos en las que le dejan meter retoques (o como editor la obra de autores extranjeros a los que retoca dibujos y textos, caso de 5 X Infinito).
    …En serio alguien se hubiese bautizado a sí mismo como Mutante Diabólico incluso a comienzos de los sesenta (sin duda esa sí sería una organización subversiva)? Ja. Otro club al que no querríamos pertenecer aunque nos aceptasen.😈 Divertida reseña, Rockomic, Namorita de pro. Salud y cómics.😎

  3. Los números de los Centinelas de Bolivar Trask fueron las primeras historias que leí de La Patrulla X, pienso que siguen teniendo su peculiar encanto… un buen inicio para entender el concepto del grupo y con un dibujo bastante digno para esa época.

  4. Muchas gracias de nuevo por vuestros comentarios. En general vuelvo a coincidir con vosotros en la valoración de estas historias.

  5. Aún siendo la serie original, floja de narices (al menos hasta la llegada del gran Neal Adams) le tengo un cariño especial a esta serie, ya que fué (junto a Spiderman de Lee y Romita, el Hulk de Sal Buscema, los Vengadores de Thomas y Adams, y los 4 Fantásticos de Lee y Kirby) una de las primeras series Marvel que leí en mi vida….concretamente “debuté” durante los asombrosos episodios de Steranko y la aparición de Lorna Dane (la saga aquella de “Hija de Magneto”)….la Patrulla-X, como concepto, tenía muchísimo potencial, pero un desarrollo torpe de la serie (quizá por exceso de trabajo de sus autores, Lee y Kirby) lastraba la serie, que a pesar de golpes de genialidad patentes, no consiguió desplegar toda su artillería hasta la llegada del dúo Thomas & Adams, dotándola entonces de una calidad que fué el germen de la enorme popularidad que luego, ya si, con la irrupción de la segunda génesis, llegaría hasta la actualidad…..

  6. Hombre, la etapa Kirby no era de lo más destacado del Rey pero tampoco floja de narices (ni mucho menos), lo posterior ya casi que sí (pero todavía con alguna que otra excepción…Steranko, principalmente, poco más…hasta lo del joven Barry Smith es olvidable, una muy pobre aproximación a Kirby). La etapa Kirby es mejor que el arranque de los Vengadores (y que los Vengadores preBuscema), la etapa postKirby es en cambio sensiblemente peor que lo de los Héroes Más Poderosos de la Tierra. Aquí debió de ser casi donde menos se lució el joven Roy. Veo que sigues sin abrazar las enseñanzas del Tío Remus, el Hermano Conejo y el Maestro Yoda, Erik, querido, ja.😅😈😋😎

  7. PATRULLA X original, yo la verdad para mi gusto STAN LEE y JACK KIRBY hicieron un trabajo bastante decente en este tomo es verdad que no es nada del otro mundo , pero ya se empiezan a poner las semillas de lo que sería todo el mundo mutante.

    En los primero episodios STAN LEE nos presenta a unos alumnos y cada cual con su peculiar poder mutante y como a cada uno se le va dando su personalidad .
    Cíclope timido y huraño, Ángel el don juan, la chica maravillosa la fémina del grupo y enamorada de ciclope y el hombre de hielo y la bestia, el peculiar dúo desinhibido y alegre del grupo.

    Y luego tenemos al profesor x que se encargará de moldear y hacer futuros hombres de unos jóvenes que no dejan de ser unos críos con extraordinarios poderes mutantes .

    En cuanto a los enemigos los hay que no dejan de ser meras comparsas como serían “unus la mole,el desvanecedor , mimico etc y luego tenemos a uno de los grandes del universo Marvel como seria MAGNETO.

    Me encanta la escena en la que magneto ataca la base, se nota la traza de KIRBY .

    Luego hay un capítulo en el que xavier nos cuenta sus orígenes, mientras su hermanastro está destrozando literalmente la escuela, el final en que STAN LEE nos narra la historia y .JACK KIRBY la dibuja me encanta ,una de mis favoritas.

    Al final de dicho capítulo se ven a todos nuestros héroes en una hilera de camas recuperándose de sus heridas ,
    para mi este final es buenísimo.

    También es cierto que en el momento en que los dos reyes dejan la serie la coleccion flojea y mucho

    ROY THOMAS se le nota que empieza y que son sus primeros trabajos y leyendo sus historias planas y aburridas nadie podra pensar en el monstruo en que se convertiría en los años venideros.

    Los personajes que crea ROY THOMAS por ejemplo la langosta , kukulkan etc son malos no ,lo siguiente.

    El dibujo de WERNER ROTH la verdad pues no desentona y para mi gusto lo hace bastante bien sin ser nada del otro mundo hay que pensar que sustituye al rey

    En conclusión un tomo que empieza muy bien STAN LEE nos presenta al mundo mutante con subidas y bajadas al unisono en cuanto al guión,

    Y que al final en el momento que STAN LEE lo deja ya no son bajadas es un precipicio , unos guiones simplones y planos , con unos personajes, enemigos y diálogos sin ton ni son, aquí THOMAS se lució.

    Es un comic en mi opinión muy recomendable menos al final , con portadas del genial LOPEZ ESPI

    Un saludo a todos por el MIMICO

  8. Ay, López Espi! Las portadas de Rafael López Espi y Enrich (Enric Torres) eran lo mejor de aquellos deficientes y manipulados primeros taquitos del Volumen 1 de Vértice.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.