Reseñas: La Tumba de Drácula: Marvel Limited Edition 1: “La Llegada de Drácula” (1972-1974)

Drácula es el monstruo clásico más icónico y popular, así que no hacen falta presentaciones.

Quitando el breve serial protagonizado por el Doctor Muerte en Astonishing Tales, La Tumba de Drácula es la primera colección protagonizada por un villano. Porque Drácula es, no lo olvidemos, un villano con todas las letras.

Gerry Conway es el encargado de dar inicio a la nueva colección, dentro de la rama dedicada al género terrorífico en el Universo Marvel. En lo que respecta a la parte argumental, porque en el apartado gráfico Gene Colan es dueño y señor de la colección. Desde el primer número hasta último, los lápices no conocen más que un único dueño. Qué, además, consuma uno de los trabajos más sobresalientes de la historia de Marvel.

El número de presentación, por muy previsible que pueda parecer, tratándose de un personaje tan explotado como Drácula, me parece excelente.

Justo lo que te esperas de una colección dedicada al señor de los vampiros. Impecablemente ilustrado y ambientado por Colan, combinado con un lenguaje lo suficientemente poético e inteligible por parte de Conway. Contemplando estas viñetas es fácil que nos vengan a la memoria las películas de Terence Fisher para la Hammer.

  De esta forma, el arranque nos presenta a uno de los personajes centrales de toda la serie, más allá del propio Drácula. Frank Drake, descendiente ancestral del pérfido Conde, y heredero de su castillo en Transilvania. Los restos de Drácula yacen en su tumba tras largo tiempo, siendo revivido por obra de un inconsciente y ambicioso amigo de Drake, Clifton Graves.

Graves se acaba convirtiendo en siervo de Drácula, momento en que nos encontramos con el clásico señor de los vampiros déspota, que ejerce un absoluto maltrato respecto a su súbdito.

Pronto la acción se traslada a la siempre apagada y brumosa Londres, en una serie de números en que Drake se consagra a la destrucción de su antepasado. Pronto forma equipo con otra descendiente de personajes de la novela, Rachel Van Helsing, nieta del Barón Abraham Van Helsing, enemigo acérrimo de Drácula. Así como con Taj, el mudo y corpulento protector de Rachel, de origen hindú.

Sólo hacen falta dos números para encontramos con un importante baile de autores, con tres guionistas en seis números. Pese al cambio de Conway a Archie Goodwin, la continuidad argumental sigue su curso como si nada. Además de la presentación de los principales protagonistas, ambos nos regalan muy buenas ideas. Como es el caso del espejo oscuro cuya superficie es un portal a otras épocas. O la trama relativa a Ilsa Strangway, una modelo ya madura que permite a Drácula morderla para volver a ser joven, pero que descubrirá que los resultados no son los esperados.

En lo que respecta a la parte gráfica, Tom Palmer entra como entintador de Gene Colan ya en el número 3, aunque no todavía de forma definitiva. Ni que decir tiene que, con las tintas de Palmer, el dibujo de Colan se eleva a lo más alto posible. Estamos en el inicio de la colaboración de este mítico tándem, cuyos resultados a partir de aquí no harán más que escalar hasta la definitiva perfección.

Sólo hay que comparar la sutileza del trabajo de Palmer sobre los lápices de Colan, con los manchurrones de Jack Abel o los trazos deficientes de Vinnie Colletta, que nos encontramos en los pocos números que realizan.

El único signo de flaqueza a nivel argumental lo tenemos en los dos números obra de Gardner F. Fox, que sustituye a Archie Goodwin.

Drácula acaba viajando a través del espejo a su época de mayor esplendor, en el siglo XIX. Pero creo que toda esta parte argumental queda bastante desaprovechada.

De entrada, su archienemigo el Barón Van Helsing hace apenas un cameo, y el efecto de los espejos oscuros acaba un tanto diluido, cuando todo el mundo acaba traspasándolos para que apenas ocurra nada. Los diálogos pierden fuerza y la trama es algo inconexa, además del romance entre Rachel y Frank un poco precipitado.

El equipo definitivo: Wolfman + Colan.

Por suerte se termina el baile de guionistas con la entrada de Marv Wolfman en el número 7, para quedarse hasta el lejano final de la serie.

La mejora en los diálogos y en la narración es palpable respecto a Fox, ya desde el primer número. Además, rápidamente se saca de encima las pocas líneas iniciadas por su antecesor en el puesto.

La primera aportación de Wolfman es una nueva figura que se suma al equipo de los cazadores de Drácula. Quincy Harker, un abuelo sumido en una silla de ruedas provista de algunas armas anti-Drácula, que ya se había enfrentado en el pasado al Príncipe de las Tinieblas.

Con Harker, sumado a Drake y Van Helsing, se completa el trío de descendientes de personajes de la novela de Bram Stoker. Harker es hijo de Jonathan Harker y su mujer Mina.

Con el viejo Quincy convive su hija Edith.

Por si fuera poco, tres números más allá, Wolfman se saca de la manga otro personaje secundario referente y que incluso sobrevivirá a la presente colección. Se trata de Blade, un cazador de vampiros obseso e indisciplinado.

Avanzando unos números más, el nuevo y flamante personaje descubrirá que es poseedor de una particularidad que lo hará muy especial: es inmune a las mordeduras de vampiro. No se transforma. Todo ello se originó al nacer. Su madre fue mordida justo en ese momento, con lo que transfirió sangre vampira al bebé.

Este inicio de la etapa de Wolfman queda unido bajo un hilo conductor, básicamente el rumbo que sigue el propio Drácula, entre la huida de sus perseguidores y sus planes de venganza. Números en que vamos viendo como interactúan y se posicionan los diferentes personajes, todavía sin grandes alardes argumentales

En el transcurrir de la serie vienen insertadas diferentes historias, como obstáculos en el camino a los que nuestro conde va haciendo frente. Y, sobre todo, nos es presentado un misterioso personaje llamado Dr. Sol, del que nos van facilitando pistas por entregas.

Historias interesantes como la del Proyector que revive a los muertos o el de los motoristas con su sorpresivo final. También está muy bien el asalto a la mansión de Drácula por parte del grupo perseguidor, que origina una batalla campal en la que Gene Colan manda por todo lo alto. Un número que termina en tragedia, y en el que también Rachel Van Helsing queda marcada de por vida en forma de cicatrices en la cara.

Ya con Tom Palmer como entintador fijo, los dibujos de Colan logran llegar a tal nivel de perfección, que fácilmente se sitúan como una de las obras mejor dibujadas de toda la historia de Marvel. Por ejemplo, ese episodio bajo la nieve en los Alpes transilvanos es una absoluta joya a nivel visual.

Una de las joyas de esta etapa es quizás el número que más se aparta de la línea argumental principal. Vemos a Drácula escribiendo sobre episodios de su pasado, a modo de diario, y como narrador de varios cuentos de terror que son un deleite. Y Colan en modo Dios.

El magnífico episodio en el tren, emocionante e intrigante, da paso al primer crossover con otra colección. Aprovechando que Wolfman ejercía brevemente de guionista del Hombre Lobo, aprovechó para montar un cruce entre ambas series sobre estos dos monstruos clásicos. A diferencia de lo que ocurre habitualmente, el crossover no supone ningún paréntesis para ninguna de las dos series, quedando integrado en la continuidad de ambas. Entre otras cosas, se vincula a Drácula en el origen de la maldición de Jack Russell, el Hombre Lobo marveliano.

Y finalmente llegamos al momento de desvelar la identidad del misterioso Dr. Sol. La sorpresa es que no se trata de un ser humano ni nada que se le asemeje, sino de un cerebro conectado a un ordenador a través del cual habla y emite órdenes a sus lacayos.

Para poder sobrevivir, el Dr. Sol necesita sangre, de manera que sus servidores, japoneses todos, se apoderan del vampiro más fuerte que son capaces de encontrar. Se trata de uno de los malogrados motoristas de números atrás, rebautizado ahora como Vampiro Brand.

Dr. Sol necesita de todo el conocimiento posible acerca de los chupadores de sangre, de forma que pretende transferir toda la sapiencia albergada en el cerebro de Drácula a su vampiro lacayo. Un poco rebuscado, la verdad.

De todas formas, el arco es emocionante y narrativamente es un portento.

Conclusión.

Para empezar, me parece un volumen muy recomendable a nivel de calidad en general.

Desde luego, el apartado gráfico es absolutamente imprescindible, encaminándose hacia la calificación de obra maestra ya en el último tercio del tomo. Y lo que vendrá.

Pero a nivel argumental también me parece un trabajo notable. En sus compases iniciales y en buena parte de lo guionizado por Wolfman.

Por si fuera poco, creo que el tomo se hace esencial para la adecuada comprensión de los que van a venir, puesto que prácticamente la totalidad de los personajes principales nos son presentados aquí.

Enlace a la ficha:

31 Comments

on “Reseñas: La Tumba de Drácula: Marvel Limited Edition 1: “La Llegada de Drácula” (1972-1974)
31 Comments on “Reseñas: La Tumba de Drácula: Marvel Limited Edition 1: “La Llegada de Drácula” (1972-1974)
  1. Muy buena reseña! Aunque he de confesar que mi fascinación por esta serie es tal desde que era un niño que no puedo ni quiero ser imparcial. Recuerdo desde mi más precoz infancia los trazos de Colan,es el primer dibujante al que aprendí a reconocer cuando tenía menos de seis años . Encontrar un nº de Vertice dibujado por él era un lujo. Y poder,tras tantos años después,leer completa esta serie ha sido una maravilla. No ha perdido un ápice de su valor artístico (por supuesto,no hay que descontextualizar,ya tiene varias décadas de edad y los cómics y el público éramos muy distintos entonces). Los guiones de Wolfman son buenos,a veces mejores y a veces peores pero el listón está muy alto. Y los dibujos… Para mí,por muchos artistas que se ocupen del tema,nadie dibujará un vapiro como Colan.con esa elegancia y ese toque oscuro tan personales. Una joya indispensable para cualquiera que quiera encontrar un buen cómic sin hacer comparaciones odiosas entre décadas. Con razón es considerada la mejor serie Marvel de su tiempo.

    • Sí, buen trabajo, estimado Rockomic. Yo tampoco podría ser imparcial en este caso. Amo esta serie desde más tierna infancia (y la época Vértice, claro). Así y todo hay que reconocer que los números iniciales son más flojitos …y así y todo dejaban buen sabor de boca comparados con la mayoría se comic-books de la época (aunque alguna serie Marvel pasaba por un momento muy dulce).

  2. Bueno, Drácula, aunque es ya anterior, está no en vano considerado uno de los tres personajes de ficción más populares del siglo XX (los otros dos serían Sherlock Holmes y Tarzan). …Y para mí, La Tumba de Drácula y Shang-Chi Maestro del Kung-Fu son las dos mejores series regulares de comic-books de Marvel Comics de los setenta (una década prolífica y variada en temas y personajes …y sin duda mi gran favorita). Ambas necesitaron además de unos números de rodaje (y el chip de guionista) para alcanzar la excelencia. Y fue un gran logro además el mantenerlas apartadas del núcleo central del universo Marvel, con apenas roces con sus personajes característicos (y estos además fuera de la serie regular).

  3. Ya con el equipo creativo (tras unos dubitativos pero más que decentes inicios) Wolfman/Colan/Palmer al completo, la serie sería imbatible en lo suyo. Y sí, Gene Colan, el maestro de las artes del claroscuro, el vivo señor de las luces y las sombras es el auténtico dueño y señor de la colección. Y las pelis de la factoría Hammer sobre el vampiro siempre fueron una gran influencia, desde luego (también la fiebre de la blaxploitation …ese Blade! Tan super afro él además, ja), pero el referente gráfico de Colan para el señor de los vampiros siempre fue el gran Jack Palance.

  4. Gracias, Suso. 🤗

    Para mí, Drácula es probablemente mi personaje de ficción favorito de todos los tiempos.

    La verdad es que a mí el inicio no me parece flojo. Creo que Conway y Goodwin lo hacen estupendamente y no se nota afectación en el relevo. Pero los dos números de Fox sí que creo que son un pequeño bache.

    • Están a la altura de la Marvel del momento, pero no de las series más punteras ni de los propios números de la Tumba una vez Wolfman se pone de piloto (y no digamos ya una vez Palmer se establece como entintador fijo). No son flojos per se, más bien por comparación. En todo caso a mí la serie me encanta de principio a fin (pese a altibajos puntuales y alguna incoherencia argumental, que ya sería ponerse tiquismiquis). Fox ya era un señor mayor hacia el final de su carrera que venía de la era dorada del pulp (y de tener su mejor momento en los dos momentos de mayor triunfo de los comic-books: el auge de la Golden Age y el auge de la Silver Age, con los superhéroes como punta de lanza)

  5. Una consulta: Gracias al éxito de esta serie (y a que Colan escogió como modelo para el Señor de los vampiros a Jack Palance) aparecieron tanto una película para tv protagonizada por este actor como un anime un tanto cutrón pero con el encanto de adaptar el cómic. Ambas películas son (o eran) fáciles de encontrar en la red pero… Sabe alguien si están editadas oficialmente con audio o subtítulos en español?

    • La de Jack Palance está editada en Blu Ray en España, la vi en las estanterías de Carrefour hace ya un par de años, aunque no sabría decirte quien distribuye o en qué condiciones. Dirigía Dan Curtis, un director para televisión interesantísimo, especializado en telefilms de corte fantástico y de calidad, con muchas obras míticas de los años 70 y 80, Trilogy of terror, The Norliss Tapes, The night strangler, Burnts offerings (esta fue para cine, no tv, con Bette Davis, Oliver Reed, Karen Black, rostros muy conocidos en la época), la serie Dark Shadows, de la que luego se han hecho varias versiones..

      El anime es de la casa Toei, y recuerdo verlo en, ¿Tele5? hace muchísimos años, pero la verdad es que no tengo ni idea de si está editado en condiciones.

      • Parafraseando a la amiga de los niños Teresa Rabal: …pero no os asustéis, que es de dibujos animados.😅😂✌️ …Drácula atacando al cuello, vampiros zaparrastrosos que parecían zombis, Drácula combatiendo a Satán en Boston (como decía la canción: por el amor de una mujer!), lascivas vampiresas Disco, Quincy Harker poniéndose “explosivo”, el niñito muriendo para renacer como un dorado superhéroe cristiano, Drácula agarrando un crucifijo, … Drácula zampando una hamburguesa ….y sangre, mucha sangre. Demasiado para el body…y para unos tiernos infantes que no se esperaban eso en TVE en horario infantil, ja.😈

        • “…pero no os asustéis amiguitos, que es de dibujos animados!” (Teresa Rabal tras anunciar que a continuación empezaba la peli de Drácula).😈😂😎

  6. Lo de Jack Palance creo que no tiene nada que ver con la serie de Marvel.
    El animé, sí. Es una adaptación de la serie de Wolfman y Colan, aunque saltándose muchos arcos.

    • El anime del ’80 (producto de un acuerdo entre Marvel Entertainment y Toei para adaptar varias de sus series con una amplia libertad inimaginable hoy) era una adaptación bastante decente (y en alguna escena hasta intentan imitar el estilo de Colan …intentan solo, ja, pero tiene su mérito al tener en cuenta que no era una producción de Serie A, sino una cosaodesta para televisión) y fiel al cómic (aunque podrían haberse limitado a usar solo el nombre, como en otras producciones de los setenta a los noventa con personajes marvelitas). Aparte del arranque del cómic, se fijaba principalmente en los #45-70, tirando de simplificaciones, resumen y elipsis, claro, ja, que era mucho que abarcar, coño (Domini, la secta, Janus, el destino final del veterano Quincy Harker,…)…pese a su relativa fidelidad tenía sus cosillas (Quincy convertido en Hans Harker, su fiel Santo en Elijah, Domini en Delores, Frank Drake en un karateca de primer nivel,…). La música, medio decente también, era de Seiji Yokoyama. A los propios USA no llegaría hasta 1983 (y serían muy reticentes a sacar edición VHS para el mercado doméstico dado su grado de violencia), con el título de Dracula: Sovereign of the Damned. La peli (un telefilme en realidad, como también el protagonizado por el amigo de lo “espirituoso” Palance) creo que todavía se puede encontrar en YouTube tanto entera como por fragmentos. Su debut en España fue en 1984 (un año después de en los EEUU), en TVE, presentada por Teresa Rabal, ahí es nada (alguien, ya talludito, recuerda su Mazapán?).
      …El éxito en Japón fue el suficiente para que al año siguiente (1981) afrontasen una adaptación (menos fiel) de la marvelita The Monster of Frankenstein (Furankenshutain lo llaman ellos, ja. Ploog forever!), anime que también tenía su violencia para lo que se solía ver en la época. 😈 Y no olvidemos que la Toei también fue la responsable de aquella singular serie de Spiderman (Supaidaman para los nipones) tan loca.
      …A Domini y Janus (incluso al pobre Taj Nital) volveríamos a verlos en los 90s por la serie de los Nightstalkers (dentro de la locura noventera de los Hijos de la Medianoche), aquella en la que Frank Drake, Hannibal King y Blade se ponían a la altura de la violencia de posyureo y chulería de los noventa…y qué tan malamente acababa, pero eso, ya, es otra historia, de la que mejor ni acordarse.

  7. Estoy bastante de acuerdo con lo que se comenta por aquí respecto a la indudable calidad de la serie en su conjunto (70 números ni más ni menos de una serie sin supers y de ambiente gótico).
    De todas maneras, si tenemos en cuenta toda la década de los setenta de Marvel, yo creo que hay otras series superiores a esta.
    Dentro del género superhéroes: Vengadores y Spiderman yo creo que la superan.
    Fuera de este género pero dentro de Marvel: Conan el barbaro y Espada salvaje, así como Master of kung fu están un nivel más arriba que Tumba de Dracula (que, insisto, está muy bien pero hay otras que la superan ampliamente en mi opinión).

    • Mis tres favoritas de los setenta (en comic-books, que en magazines también había nivelazo con Mundos Desconocidos de la Ciencia Ficción, La Espada Salvaje y Kull and the barbarians, por no mencionar TODOS los de terror): Shang-Chi Maestro del Kung-Fu, La Tumba de Drácula y Conan el Bárbaro, todas apartadas del centro del universo Marvel (y no es que no puntuase todavía a un nivel muy alto Asombroso Spiderman …o que no me gustasen los Vengadores del momento, mis superhéroes favoritos de esos años, junto con los X-Men de Claremont, que pronto nos comentará el muy laborioso Rockomic), por no mencionar el apartado cósmico con Jim Starlin como principal adalid (Capitán Marvel y Adam Warlock, cuyas tramas desembarcarían como superpotencias en Vengadores, Marvel Team-Up y Marvel Two-In-One) o el místico con el Doctor Extraño, dibujado como nunca (y no es que no hayamos alabado poco ya sus anteriores aventuras, ja … merecidamente, coño, bien merecidamente) por Gene Colan y Frank Brunner. La Red Sonja de Frank Thorne o el Kull el Conquistador de los Severin también puntuarían muy alto. Y John Carter Warlord of Mars. Y el Pato de Gerber, claro.

  8. En el mencionado Mazapán (programa matinal de TVE durante las navidades de 1984 para 1985, conducido entre chascarrillos y animados números musicales por Teresa Rabal y Torrebruno …e incluso Espinete, los reyes televisivos de la infancia del momento) se emitía una peli de animación al día (casi todas de anime), la verdad es que en ese sentido fueron unas navidades muy animadas (vale, chiste malo MALO) las de aquel año, aparte de Drácula pudimos ver el drama ambientado en la Grecia clásica Corre Meros (anime de comienzos de los ochenta que luego en su salida en VHS se retitularía La corte del rey …una crucifixión animaba las navidades de los pequeñuelos), Once jóvenes (una de fútbol de los últimos setenta, que bebía de una serie anterior … también tendría edición en VHS como Once pares de botas juveniles), La princesa encantada (clásico de finales de los sesenta del gran Isao Takahata, que también tuvo edición patria en VHS como Hols príncipe del Sol …en la misma el pequeño Hola se las tenía que ver con el demonio Grunwald …el programador infantil de TVE tenía querencia por los demonios en Navidad), Mujercitas (la adaptación a peli de anime del ’80, cuyo éxito daría lugar a una adaptación a serie de anime también, que también pudimos ver en España…me parece que ya en los inicios de los canales privados), La llamada de la naturaleza (adaptación a anime de la novela Jack London) …o El viento en los sauces (esta no era nipona, sino una stop-motion británica de finales de los setenta, probablemente muy del gusto de Erik y King Shadow …también gozaría luego de edición en VHS). Mazapán llevó a cabo otros animados barbarismos, pues aparte de familiarizar a los pequeños de la casa (entre canción y cancion de “Veo veo” y “Vamos a aprender cantando” y demás) con Satanás y otros diablos, Drácula o la alegre práctica de la crucifixión …o las delicias del culebrón con Mujercitas, presentó a los niños (Teresa Rabal estaba que se salía esas navidades) a figuras como Paul Naschy (que se pasó a saludar) y al grupo Obús (los muy heavys les cantaron a la niñería “Da igual” …para flipar, vamos). Una locura psicotrónica propia de Luis II de Baviera (otro King Shadow, ja). Pese a lo que le preguntaba en antena al final del último programa un colaborador a la Rabal (…y el año que viene habrá más Mazapán?) a pocos debió de sorprender que de esa deliciosa bizarrada (no todo era la genial La Bola de Cristal) no se volviese a saber más. Ni entonces todas las navidades podían ser así …demasiado heavy!😈

    • A mí la Tumba de Drácula no me parece inferior a ninguna serie de los 70, pero ninguna.

      Mis preferidas de los 70 serían más o menos las de Suso. Drácula, Spiderman, Patrulla-X, Shang-Chi, Conan.

      • Bueno, Asombroso Spiderman no estaba entre mis grandes favoritas personales (en superhéroes prefería los Vengadores de la época, los X-Men de Claremont, que se mantendrían a un nivel muy alto hasta encarrilado los ochenta…y luego todavía como una serie interesante durante el resto de esa década …y series habitualmente más flojitas pero muy disfrutables como las “exploratorias” Marvel Two-In-One y Marvel Team-Up, casi un ejercicio de inmersión en el universo compartido) como las otras que mencioné, pero seguía puntuando a un nivel muy alto en calidad, por eso no podía evitar mencionarla. Es que Asombroso fue muy grande en los sesenta y setenta (y un título a seguir todavía en el arranque de los ochenta) …y eso que Spidey, pese a ser casi el Mickey de Marvel, nunca estuvo ni entre mis doscientos personajes Marvel favoritos (y ya es raro, pues estaba muy pensado para conectar con la chavalada …y por supuesto yo lo conocí también de crío …pero ya entonces conecté más con el Capi, Thor, Hulk, Conan, Travis Morgan, Tarzan, The Phantom y Batman, supongo que influiría el haber empezado a leer las novelitas de Tarzan con cuatro años y las de Conan y los mitos de Cthulhu con unos seis …niño raro). Lo dicho: Asombroso fue muy grande en los sesenta y setenta (y El Espectacular de Mantlo tampoco sería moco de pavo …y Marvel Team-Up era muy entretenida).

  9. Me encanta el Stop-motion y el Clay-motion y tengo muy buenos recuerdos de series o películas realizadas con esa técnica tan artesanal. Las maravillas que en los 80’s traía la TV de la época es algo ahora insuperable la cantidad de cortos o series artesanales. La buena noticia que van a hacer un remake de los Monsters por Rob Zombie (gran amante de la serie original) y lo primero que ha hecho es duplicar la mansión original ladrillo a ladrillo. Como me gusta el director ya que tiene su forma muy personal de rodar esto pinta bien. Lastima que mis recuerdos de los 80’s estan un poco nebulosos al haber sido un crio en esa epoca.

    Hablando de la Tumba de Dracula yo la conocí por Vertice que leía en la casa de unos amigos de mis padres que al hijo le compraban toda clase de comics. De hecho cuando tocaba la tipica visita social esa casa era mi preferida ya que me pasaba horas leyendo comics ¡y ahi descubri lo personajes sobrenaturales Marvel de los 70’s! Me acuerdo que tenia la imaginacion muy vivaz y me asustaba mucho con los vampiros. Gracias pues a Blade se me quito ese miedo porque se les enfrentaba y los chuleaba. Para mi la Tumba de Dracula es uno de mis comics preferidos de todos los tiempos… sin dudarlo siquiera (¡Y que Colan, señores!) De hecho cuando estrenaron la primera película con Snipes fui a verla de estreno porque me encantaba el personaje.

    Curiosamente que Suso mencionaba lo de las colecciones de los Hijos de la Medianoche noventeros. La que a mi me gustaba y que por desgracia la empezaron a publicar en los tomitos recopilatorios (de corta vida) fue la que dedicaron a Blade que no estaba nada mal, ya que aqui lo vemos con una pinta a lo de la futura pelicula de Snipes donde una especie de sabio le consigue información y armas para vencer a los vampiros. Los cuales estaban resucitando al deshacer el conjuro del Darkhold que los extermino. De hecho salía Varnae (el primer vampiro) y un renacido Drácula de armas tomar. Mucho mejor esto y mas respetuoso con el legado de la Tumba que la mierda que han pergeñado después cambiando desde el aspecto del Conde transilvano a cagarse en la historia del UM. Descontando apariciones como el Capitan Britania y el MI 13. Con los vampiros de Marvel no saben que hacer y de Aaron ¡ni hablemos!

    • Uf, no sé, no sé. Las continuaciones y reboots de Los Monsters y La Familia Addams no me gustaron nada (solo las series televisivas originales de ambas). Y sí, van a relanzar ambas franquicias. …En las mencionadas “galas” navideñas matinales del Mazapán también emitieron la peli de anime (todavía muy recordada por la chavalada de entonces, como el telefilme animado de Drácula) La era de los dinosaurios (peli de finales de los setenta sobre unos chavales que tras un contacto OVNI retrocedían en el tiempo hasta la prehistoria…siendo luego perseguidos en el espacio y el tiempo por un temible T-Rex que muchos recuerdan con más pavor que al de Spielberg). …Al archimago necromántico (Mala Semilla, sin duda, incluso antes de ascender a Señor de los Vampiros…o luego a demonio) Varnae (que se las había visto con Conan y Thor, ja) creo recordar que lo resucitaban casi de tapadillo en la saga de los Versículos vampíricos de Doctor Extraño (con Butch Guice al dibujo), esa en la que Strange, Morbius y compañía se las veían con el resucitado (como no-muerto) hermano de Stephen y con Marie Laveau (antigua reina vudú de Nueva Orleans …y aspirante al trono de Reina de Sangre). Habría luego nuevos Barón Sangre, claro. Lo del Drácula de Gischler y compañía con los mutantes (y luego con Hulk y Miedo encarnada), con melena plateada recogida en coleta (en plan latin lover albino mediterráneo de la Jetset) y armadura de cuero rojo me pareció infumable, ja, …no me lo recuerdes, King Shadow, malvado.😈😉✌️

      • La verdad es que la TVE de la época (setentas y ochentas) emitió series británicas, japonesas y USA la mar de chulas (y variadas … incluyendo cosas que hoy nadie se atrevería a poner a los críos, me temo). Y pelis de anime como Tecnopolicía (con BSO del luego celebérrimo Joe Isaishi), alguna de Devilman …o Jack y la bruja! Otra muy chula la de Jack y la bruja.

        • …O Taro el niño dragón (Fantasy con inspiración ben leyendas chinas y japonesas) …o Horus príncipe del Sol (Fantasy con inspiración en leyendas escandinavas). (Pero nos estamos saliendo bastante del tema, ja)

  10. La verdad es que habia tema y del bueno en la TV de la época y eso sin contar mis adoradas series británicas ochenteras y setenteras (sin contar a los Monty Python en pelis) que me encantaban. De hecho he conseguido tres capítulos de una serie humoristica de Palin y Terry Jones – Historias Para Reír – Ripping Yarns en ingles que me dio muchos buenos recuerdos por escuchar a los grandes dobladores de esas décadas. Los cuales escuchábamos a diario los que vivimos en los 80’s ¡que tiempos! Es verdad que había un porrón de animes y hasta series de chinos de época con mucho kung-fu y aventuras. Sin contar grandes programas que a modo de documentales y entrevistas se centraban en cine, animación, comic y ect…

    A Varnae con suerte le veremos en el Dracula Magazine si añaden su historia de Aventuras Bizarras donde muestran que tiene que ver y mucho con el origen del conde transilvano. Dando coherencia a porque este es tan poderoso y difícil de destruir amen de narrar el origen de los vampiros marvelitas. Se supone que tanto Kull como Conan a tenido sus encuentros con el primer vampiro y por ende mas poderoso de todos ellos. Y mira que usando la mitología Marvel de lo sobrenatural que Roy Thomas iba publicando de complemento daría para una buena serie a lo Juego de Tronos. Ya me gustaría que en la futura película de Blade pusieran a Drakul y Varnae como adversarios y se ciñeran mas a los comics y dejar de imitar a novelas, videojuegos y demás. Al parecer en breve veremos en el UCM a una proliferación de personajes sobrenaturales. Se supone que Jack Rusell el Hombre Lobo va a aparecer en un especial de Disney Plus interpretándolo un actor mexicano

  11. Un gigantopitecus atlante (atlante antiguo, que hay clases😈) el tal Varnae (feo como el pecado), que en el pasado tomó el nombre de dioses y demonios como Baal, Croatoan y Tsathoggua. Él también fue un Darkholder, claro. Su enemistad con Thor venía de atacar un asentamiento vikingo en el Nuevo Mundo.

    • Vaya me recuerda a mi, haciendo “amigos” por todo el mundo el tal Varnae. A ver si con suerte aparece en alguna pelicula Marvel y que sacaran un tomo con sus “greatest hits” comiqueros. Lo veo a un personaje a reinvindicar que da para mucho si se usa sabiamente. El Aaron ese tuvo una oportunidad al establecer de nuevo a los vampiros y a Drácula en el UM. Pero como en toda su etapa de los Vengadores sus comics son muy malos ¡Y aun criticaba a Alan Moore por decir lo malos que son el comic actual de superhéroes! Cuando no le llega ni a las canillas como creador

        • Poco sería, el historial de Varnae es reducido, más bien tirando a “moderno”, si nos salimos de la historia del magazine sobre el origen de Drácula …y fuera de esta no sobrado de calidad. Poco pedigrí para ser el primer señor de los vampiros, un archimago, un demonio y un falso dios con conexiones con pasado en la Era Hyborea y con origen en Atlantis. Debería haber dado más de sí en “retrocon”, ja.

  12. Los Vengadores de Aaron un quiero y no puedo constante con huidas hacia adelante (lo mejor esa locura de los Vengadores de hace un millón de años de Odín …con errores de continuidad …y desaprovechados, claro, otro quiero y no puedo, una pena).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.