Reseñas: Marvel Two-In-One: Marvel Limited Edition 1: “¡Grita, Monstruo!” (1973-1976)

Tras el experimento que supuso Marvel Team-Up, mediante la fórmula de superhéroe protagonista más superhéroe invitado para cada número, en la Casa de las Ideas decidieron repetir la misma estructura de colección. Realmente, el único cambio de Marvel Two-In-One con respecto a Marvel Team-Up es su protagonista fijo, en este caso La Cosa. El Fantástico anaranjado hacía tiempo que necesitaba ir un paso más allá que sus compañeros de grupo, y así certificar la brillantez de su estrella en el firmamento marveliano.

Las aventuras de La Cosa parcialmente solista empezaron en el título Marvel Feature, donde se publicaron tan sólo dos números antes de pasar a inaugurar la nueva colección.

Len Wein es el encargado de guionizar el primer episodio y Mike Friedrich el segundo, mientras que Jim Starlin y Joe Sinnott hacen las veces de artistas plásticos.

Realmente se nota la presencia de Sinnott en los acabados, mucho mejores que en otros trabajos de Starlin por esas épocas, si bien narrativamente estos dos números no pasan de correctos.

¿Qué mejor forma de empezar la colección de la Cosa que contando con Hulk como superhéroe invitado? Además de brindarnos el enésimo choque de titanes entre ambos protagonistas, Wein recupera a Kurrgo de lo más hondo del baúl de los recuerdos de los Cuatro Fantásticos. Al alienígena del Planeta X también hay que sumar a un incapacitado Líder, para completar una historia que no pasa de correcta.

El segundo número cuenta con Iron Man, en lo que resulta un episodio que mete la patita en la saga de Thanos de Starlin, sin llegar a ser realmente relevante para la misma.

Ya en el título Marvel Two-In One, el editor Marvel da mayor estabilidad a la serie con la entrada de Steve Gerber como guionista fijo.

Algo parecido ocurre en el apartado gráfico, que arranca con dos números de Gil Kane para luego contar con Sal Buscema como artista estable. Así que la parte visual tiene garantizados unos buenos resultados.

Los primeros números ponen las cartas sobre la mesa de forma meridiana.

Tenemos a la Cosa muy mosca al enterarse de que otro personaje llamado Hombre-Cosa le ha plagiado el nombre. Así que se desplaza hasta los Everglades a rendir cuentas con el susodicho. Y a continuación un número con Namor como invitado y Wundarr como centro de atención, cuyo argumento es tan inocente como el propio Wundarr.

O sea, la Marvel más modesta sin mucho que rascar argumentalmente, siempre bajo una nube de buen humor e historias de carácter simpático. Aquí entran, claro está, el habitual humor made in Ben Grimm, a menudo optando por el chiste malo, y su también habitual reparto de mamporros.

Una colección exacta a Marvel Team-Up cambiando a Spiderman por la Cosa. Y no lo digo sólo por el formato de superhéroe fijo más invitado, sino también por el carácter campechano y extrovertido de los guiones.

Los siguientes episodios siguen la misma tónica. Tenemos a Daredevil en un número que está de paso en la saga del Espectro Negro de la colección del cuernecitos. Y a continuación el arco del viaje al futuro junto al Capitán América para combatir, codo a codo junto a los Guardianes de la Galaxia, a los hipotéticos futuros dueños de la Tierra, la Hermandad de los Badoon.

Historias inofensivas pero que poseen su encanto.

El arco con el Doctor Extraño y la Valkiria como invitados, que tiene a la Encantadora y al Ejecutor como oponentes, empieza de forma poco interesante para acabar siendo una flipada estilo Gerber.

Y el colofón a la etapa del guionista es seguramente el culmen del tebeo de sobremesa que representa la colección. Una historia navideña con el Motorista Fantasma como invitado. Atención, porque la ida de olla de Gerber es de aúpa.

Tras su última aparición en la serie de los 4F, el Hombre Milagro anda tan perdido que no se le ocurre otra locura que dar vida a un nuevo mesías con el fin de alcanzar la divinidad. ¿Cómo se hace tal cosa? Pues montando un remake del nacimiento de Jesús de Nazaret en un Belén de su creación en medio del desierto. En fin.

De camino hacia Mantlo.

Tras la marcha de Steve Gerber, a la colección le toca sufrir un notable baile de autores.

Chris Claremont se encarga de un par de números no especialmente inspirados, en los que cuenta con Herb Trimpe y Bob Brown respectivamente como dibujantes.

La Cosa se encuentra con un Thor controlado por el Amo de las Marionetas en un número muy flojo, y a continuación ayuda a la Viuda Negra a combatir a una organización terrorista. En este número, flojete, nos encontramos con una sobrada de narices, cuando la Viuda Negra se saca de la espalda unas armas orgánicas indetectables. La madre…

Entre Roy Thomas, Bill Mantlo y Marv Wolfman se reparten los siguientes números antes de que el propio Mantlo se quede como guionista fijo. El apartado gráfico también sale a repartir, en este caso entre Bob Brown y Ron Wilson.

Básicamente, números donde la vertiente cómica se acentúa algo más. Episodios en los que la Cosa comparte protagonismo con el Golem, Iron Man y Power Man.

Este último, el correspondiente a Marv Wolfman, creo que es uno de los mejores del tomo. Una divertida historia que guarda el espíritu de los relatos de monstruos y sci-fi de la era pre-Marvel.

La entrada de Bill Mantlo creo que es una de las decisiones más atinadas de cara a una colección como ésta. Su talento para idear historias entretenidas entre la aventura y la fantasía le va de perlas a estos tebeos. Cierto que siguen siendo relatos ingenuos y Mantlo todavía tiene que pulir su estilo, pero hacen gala de un encanto especial.

El guionista se queda hasta el final del tomo, pero no así sus compañeros de viaje. El trabajo gráfico queda repartido entre Herb Trimpe, Arv Jones, Ron Wilson y Sal Buscema.

De esta forma, tenemos una divertida locura en una ciudad fantasma junto al Hijo de Satán. Un no menos seductor episodio junto a Morbius en el que se enfrentan a uno de los villanos con poderes más delirantes de la época, el Borrador Viviente.

Luego nos trasladamos a la Tierra Salvaje donde se une a Ka-Zar contra un chiflado que pretende controlar la energía volcánica. Justo antes de encontrarnos con el inevitable crossover con la colección hermana, Marvel Team-Up. No hace falta decir a qué superhéroe se une para combatir al Basilisco.

Y finalmente un par de números junto a personajes desconocidos en aquel momento. El Espantapájaros, en un relato con componente sobrenatural, y Tigra, episodio en el que deben hacer frente al Puma.

Conclusión.

La colección es ideal si se prefiere desconectar sin romperse la cabeza, mediante historias en las que reina el buen rollo y el colegueo. Algunas más correctas, otras más flojas.

Entretenimiento puro y duro, del mismo calibre que Marvel Team-Up.

Mejor la etapa de Bill Mantlo que la de Steve Gerber. Y el apartado gráfico, quitando algún número más deficiente, cumple su cometido.

Enlace a la ficha:

65 Comments

on “Reseñas: Marvel Two-In-One: Marvel Limited Edition 1: “¡Grita, Monstruo!” (1973-1976)
65 Comments on “Reseñas: Marvel Two-In-One: Marvel Limited Edition 1: “¡Grita, Monstruo!” (1973-1976)
  1. Serie bastante menor Marvel Two-In-One, pero a la que tengo mucho cariño, tanto por el prota como por la fórmula de Team-Up (que traía consigo historias autoconclusivas y sagas cortas …y forzosas rotaciones de secundarios e incluso de autores, para bien y para mal) y la posibilidad de construir para el lector un rápido mapa del universo Marvel, al permitir viajar a todos sus rincones (incluso algún viaje a otra dimensión o a través del tiempo habría tanto en Marvel Two-In-One como en su prima hermana Marvel Team-Up, auténticas leyendas marvelitas, si bien a menudo menospreciadas, incluso a veces denostadas) y sacar a la luz por un ratito incluso a los superhéroes y supervillanos más rebuscados …y atar cabos sueltos de series desaparecidas como Shanna The She-Devil o Skull The Slayer.

  2. En este modesto pero ameno debut de la serie (que más tarde iría puliendo sus posibilidades) tenemos en el apartado de los textos a Len Wein (empezando a hacerse un nombre gracias a series como Increíble Hulk), Mike Friedrich (del que hemos hablado de sobra en pasados “episodios”), Steve Gerber (novato en la compañía y todavía algo verde), Chris Claremont (también novato, de hecho todavía con más créditos como asistente editorial que como guionista), Roy Thomas (en todas las salsas hasta entonces en los setenta, aunque sus obligaciones como destacado editor y durante un tiempo también como Editor Jefe le daban poca posibilidad de continuar las nuevas odiseas en las que se metía, haciendo a menudo solo un número o dos de arranque o participando como argumentista o cocreador, pero dejando el desarrollo del guión a Conway, Friedrich o Wolfman), Bill Mantlo (que empezaba su carrera, sin mucho atisbo todavía de que sería brillante …y luego sin mucho atisbo de que sería breve, dada su casi multiplicidad en los siguientes años, imposible preveer que volvería los ojos hacia la abogacía …o su oscuro atropello), Marv Wolfman (otro futuro grande en sus años de rodaje), Roger Slifer (artista que intentó ser un guionista profesional, tuvo su breve momento en DC en compañía de un Keith Giffen camino de la fama, otro artista gráfico con necesidad de contar historias), Scott Edelman (otro al que hemos visto ya por estas reseñas pero nunca recordamos, por efímero y flojo, sus textos para Marvel destacaron poco, de forma merecida, y fueron muy salteados) y Tony Isabella (un “cabeza” para esto de los cómics, pero justito de talento para escribir, italoamericano muy católico lo haría tanto para Marvel como para DC, escribiendo mucho a héroes afroamericanos …es recordado más por ese interés en combatir el racismo dando representación a las minorías pese a la resistencia de otros editores que por la calidad de sus guiones, también es más apreciado por su trabajo como editor y por sus artículos, dados sus amplios conocimientos y su amor por el medio).

    • Y en el dibujo a Jim Starlin (también novato todavía), Gil Kane (apuradillo con los plazos), Sal Buscema (con su habitual buen hacer gracias a su proverbial rapidez y disciplina), George Tuska (muy poco apreciado por el fandom …incluso generalmente en un foro como este, salvo quizás algún caso como el de Luis), Herb Trimpe (no solo de Hulk vivía el tito Herbie, el joven con más éxito entre las féminas del Bullpen, quizás ayudase que al contrario que sus compañeros dibujantes que casi solo se pasaban a entregar o a discutir algo, él prefiriese ir a dibujar a menudo a las oficinas), Bob Brown (de este gustaba bastante su DD en tiempos de Vértice acá, igual que el Iron Man de Tuska, hoy han sido bastante olvidados, incluso repudiados por algunos que los seguían con ilusión entonces), Ron Wilson (dibujante que colaría el pie en la puerta marvelita en gran parte gracias a la Cosa y a esta serie, aunque no lo pareciese por sus primeras planchas, uno de los primeros dibujantes afroamericanos Marvel destacados, junto con Billy Graham, … sí, hubo otros antes, caso de Arvell Jones, pero Graham y Wilson serían los primeros en destacar un poco, …otros serían en esta década Keith Pollard y Trevor Von Eeden, pero tanto Von Eeden como Denys Cowan, que dibujaron a Luke Cage y Danny Rand, destacaron luego más en DC con Batman o The Question, Pollard dibujó a Thor y al Surfista pero no suele ser recordado por el gran público entre sus dibujantes más destacados, pero ya me salgo mucho del tema, ja, mi conocida obsesión por la “otra” afroMarvel y por la Marvel femenina, ja) y Arvell Jones (ya mencionado, uno de los primeros afroamericanos en la Casa de las Ideas, por su muy baja tarifa, no por el progresismo de Lee y Goodman, de hecho a Lee le gustaban mucho los chistes de dudoso gusto de “negros” …y mujeres …y judíos, hoy lo hubiesen cancelado en dos meses …Jones también ejercía de entintador, con tarifas bajas no quedaba otra que producir muuuuuuchas páginas, como bien sabían Vinnie Colletta, Dick Ayers o Don Perlin).

  3. El final del tomo nos pone ya en el segundo lustro (con las cosas empezando a cambiar más rápido en la compañía, en guiones, política, experimentación …aunque en esta serie poco se notaría, … también con Marvel ya arrastrando una deuda peligrosa que se le había multiplicado en dos años).

  4. No olvidemos que la Cosa era uno de los grandes iconos Marvel del momento (quizás el personaje más célebre tras Spiderman, al menos sin duda uno de los más simpáticos, y en el que había mucho del propio Kirby: bravucón pero con corazón, currante, con buen humor, fumador de puros,…nada raro que se convirtiese rápido en el más popular de los 4F, aunque Lee apostaba a que los lectores conectarían más con Johnny …en animación, también lo tuvieron claro, como Kirby), lógico pues pensar en el para la segunda serie de Team-Up de la Era Marvel, lo raro es de hecho, que no se hiciese antes.

    • En estos arranques, Marvel Team-Up y Marvel Two-In-One, eran series muy poco curradas (especialmente en textos, un “por cumplir”, por lo general) pero ya muy entretenidas.

  5. Mil gracias, Suso, por tu infaltable resumen de artistas.
    Si no me lo dices tú no tendría ni idea, por ejemplo, de cuales artistas eran afroamericanos. Los italoamericanos sí, por su apellido. 😉
    Pues eso, que imprescindibles estos mensajes tuyos, oye. 🙂

    • No seas tan cruel. Es simple entretenimiento ligero (pero eso lo cumple). Es un cómic para simplemente refugiarse del aburrimiento, sin pretensiones. Y como decía Javier Limón: “El mundo es ahora tan voraz, global y diverso que todos somos o seremos algún día refugiados.”

  6. Del tomo me quedo con el agradecido Mantlo (también necesitado todavía de rodaje, como Wolfman y Gerber, pero ya muy entretenido), los casi siempre notables (incluso contra las fechas y algunos de sus entintadores) Gil Kane y Sal Buscema, Ron Wilson (como Mantlo más como apuesta de futuro pero ya también con detalles a tener en cuenta como presente en aquellos meses), las portadas (en las que solemos detenernos muy poco, la rara vez que lo hacemos algo) y con el agradable cambio constante de escenarios y secundarios que invitaban a la aventura y acentuaban el “sense of wonder”.

    • En los Marvel Two-In-One #12 y #19 tenemos por ejemplo un par de aportaciones del Rey en las portadas (que volvería a ellas en algunos de los números siguientes, ’76-’77 …y en el primer Anual).

    • Hombre, no eran guiones muy sofisticados, para qué mentir, y menos los de un Gerber muy verde (pero ya con sus manías y bizarradas). Pero entretenidos. Es Marvel de Serie B, pero Serie B muy cumplidora, de batalla (la broma y la trompada, a lo Bud Spencer a veces, sin ínfulas, pero se disfruta, como se espera del pequeño Benjy Grimm).

  7. Ya, PeonK , pero no podemos acercarnos a esta serie como si fuera una obra maestra. Es un producto de consumo, y en ese aspecto cumple de sobra su cometido. Ya quisiera Marvel hoy tener algo así. El sobrino favorito de la tía Petunia y terror de los gamberros de Yancy street, es el personaje más divertido de todos los superhéroes marvelianos.
    Y además lleva con tronio esa máxima de que , a veces, más vale una hostia a tiempo que cien palabras de cara a la galería.

    Por lo demás, nuestro Roc nos lo desmenuza muy bien.
    Y el gallego sabio confirma one more time que es una auténtica,,,,,,Susopedia !

    • Coño, Sam, Ben, como Bud Spencer (Carlo Pedersoli), gran campeón italiano de natación (amén de actor, guionista, productor, cantante y compositor, un titán de las artes, vamos, y todavía más querido en la seria Alemania que en Italia o España, y no es que fuese poco popular en España o Italia este semidiós de la trompada), elevó el reparto de leches y coñas al nivel de arte (arte popular, ok, pero arte).

  8. Una característica que perjudica a los tomos tan gordotes , bien team up, bien mto, es el leerlos seguidos, agrupados. Es como leerte de una tacada 13 rue del percebe o pepe gotera. Se hace cansino. Mejor cómo pequeñas perlas . Para evitar que se hagan repetitivos. Ron Wilson, es un tipo de esos bastante infravalorado y que a duras penas yo recordaba. Pero me gusta bastante. También valen estas historias para eso. Acercarnos a tíos tan cumplidores como Wilson.

    • Sí, ja, te permite reunir etapas largas, pero también ver los bailes de autores y la falta de dirección en las series en las que no había esa estabilidad. También así, en conjunto, se ven con mayor facilidad las costuras, ja. En lo de los problemas de dirección (y “fallos de continuidad” …o la improvisación sobre la marcha) todavía se nota todavía más la cosa en los recopilatorios de comic-strips (todavía más serializadas …y no pensadas para su recopilación …como luego los seriales de radio, los seriales semanales cinematográficos de los treinta y cuarenta y los seriales de televisión, todos ellos hijos, como los comic-books de superhéroes, de los seriales de comic-strips aventureras como The Phantom y Mandrake, de hecho, Stan Lee copiaba mucho y con escaso disimulo a Lee Falk, Don Moore y Dan Barry).

  9. A mí también me gusta Wilson. Y en los siguientes años Ron Wilson sería uno de esos valores un tanto tapados (lejos del estrellato) de Marvel. Como Kerry Gammill, Sal Buscema, Herb Trimpe, David Anthony Kraft, Bill Mantlo o Doug Moench. Todos ellos muy productivos en los setenta y el cambio a los ochenta.

    • El eterno compi del gran , literal, Bud, Terence Hill, era muy habitual de las tiendas de marroquinería almerienses en los 70s, según me contaba mi hermana. Otro habitual fan de este tipo de productos, careros si quieres calidad, era el guaperas Fabio Testi, también incondicional en esos años por las tiendas del ramo almeriense. Y por lo que cuenta mi hermana, se dejaba una pasta gansa en el y en los bellezones que solía llevar al lado il bello Testi.

  10. Por aquí, Almería city, solían pasar años antes para rodar buena parte de los mitos del spaghetti western como Eastwood, Eli Wallach, Lee van Cleef, Franco Nero etc. Y bellezones como la Cardinale .
    Todavía , cuando paso por las carreteras que serpentean al lado de los cerros descarnados del semidesierto de mi tierra, busco a lo lejos la figura furtiva de algún apache fantasmal. Y en ocasiones, juraría haberla visto por un fugaz instante.

  11. Ciertamente, Ron Wilson es un dibujante bastante correcto.
    Me ocurre que suelo confundir a Ron Wilson con Bob Brown, y muchas veces no recuerdo si determinados trabajos corresponden a uno u otro.
    Pero tengo que meterme en la cabeza que Wilson es el bueno. 😉
    Aunque seguramente, según los entintadores que le toquen luce mejor o peor.

  12. Estoy repasando súper boxers una novela gráfica de forum y es muy bueno y el guión está a la misma altura armando gil hace las tintas buen tebeo y se conserva bien lo tengo nuevo

  13. Del 84, y desde entonces sin publicar ? Lo malo de estas joyas semiocultas, es en qué línea entrarían. Porque da para apenas 60 páginas. Bien, como siempre, Ron. Acabo de ver páginas interiores, Miguel, y en efecto tiene buena pinta. De guión , ni idea.

    • Bueno, Superboxers de joya poco pese a la “colabo” de Byrne (la historia no era suya, solo echaba una mano al amigo con el guion). La historia era poco original y tirando a floja. De las primera serie de Novelas Gráficas Marvel de Forum es la mala. La muerte del Capitán Marvel y Dios ama, el hombre mata tuvieron suerte con lo de las reediciones, pero para volver a ver Killraven a color hubo que esperarse al MLE, y para volver a ver el Star Slammers de Simonson también hubo que esperar bastante (al integral de IDW editado por Panini hace unos años) y todavía más para la de Elric de Thomas y Russell (en la Biblioteca Moorcock de Yermo). La de Piratas del Espacio (The Swords of the Swashbuclers) de Mantlo y Jackson “Butch” Guice sigue sin reeditarse (pese a que Dynamite sacó tomo integral en los States).

      • También estaba en esa colección la excelente El Estandarte del Cuervo, que afortunadamente sí está reeditada también. La colección de Forum fue del último mes del ’83 a 1985 y fue un fracaso total. No atrajo a la peña del álbum BD y resultaba cara para los chavales de las grapas de superhéroes. Acabó todo de saldo, como también los tomitos de Colección Extra Superhéroes (con las primeras miniseries Marvel), luego de un tiempo ya varias cosas de ambas colecciones breves serían inencontrables. Con las novelas gráficas harían luego varias pruebas en rústica (también algunas de esas están sin reeditar, como la Spiderman: Hooky, de la olvidada escritora de SciFi Susan K. Putney y el gran Berni Wrightson).

  14. Entre hoy y mañana me la leo ya que la he sacado se lee rápido esa serie fue buena la que menos me gusto fue la primera bueno y la segunda tampoco y la de Simonson a regañadientes las demás superiores

    • Las únicas sin reeditar acá son las de SuperBoxers (Byrne y Wilson eran compis en la serie de la Cosa y amiguetes) y la de Piratas del Espacio (en USA sí se ha reeditado, como ya comenté).

  15. Luego Forum usó la cabecera (ya en rústica) principalmente para adaptaciones de pelis, como Dune (con Sienkiewicz), Conan el Bárbaro, Conan el Destructor, Indiana Jones y el Templo Maldito,…

  16. Si es buena la saga de los piratas lo que más me a gustado de guice tengo que tener un archivo con una serie de 10 o 11 números guice la abandona pronto en el seis o siete

    • Dynamite metió todo en un tomo (incluso hicieron una secuela con Guggenheim al guion, pero lo interesante es la reedición de lo clásico), la novela gráfica y la serie posterior (y sí, en esta Guice duró poco). Butch Guice a mí luego me gustó de nuevo mucho en un número de los Thunderbolts protagonizado por Jack Monroe (el fallecido tercer Nómada) y en el Capitán América de Brubaker.

  17. Lo del Espantapájaros (el “héroe”) era un thriller sobrenatural (enmarcado en la moda de cómics de terror y similares iniciada en 1971 por el Hombre-Cosa y que se dispararía a partir del año siguiente con La Tumba de Drácula, con una producción importante hasta 1977, y luego ya sobreviviendo unos años a duras penas en torno a Drácula y Doctor Extraño …y los magazines sin protagonista fijo) en torno a dos hermanos (un artista y un periodista). Un serial muy breve (nada que ver con La Tumba, que dió guerra siete mágicos años) iniciado en Dead of Night, ya en el meridiano de los setenta, por el mencionado (y muy olvidado, merecidamente, por una vez) escritor judío Scott Edelman y el dibujante filipino Rico Rival. El serial pasaría a Marvel Spotlight y “cerraría” en este Marvel Two-In-One #18, (con Ron Wilson, entremedias el Scarecrow fue también dibujado por el filipino Rubén Yandoc) justo un año después del debut del personaje.

  18. No vayas a creer, sí es recuperable, como la mayoría de los seriales sobrenaturales más cortos ya ha sido recuperado en USA en un par de “Monsterbus” (dos Omnibus de monstruos y héroes y antihéroes sobrenaturales). Está en el Marvel Horror Omnibus, tocho de más de mil trescientas páginas de hace un par de veranos o así.

    • El serial fue efímero. Juraría que solo un Dead of Night, un Marvel Spotlight y este atar cabos en Marvel Two-In-One. No fue un caso único, hay otros seriales de solo dos o tres entregas, como Modred The Mystic (luego el personaje se retoma junto con Spiderwoman en Marvel Two-In-One y en la serie de esta …y se vincula también a Bova, Wundagore y la Bruja Escarlata en Vengadores).

  19. No todo fueron seriales con gloria tenebrosa como Man-Thing (surgido de Savage Tales y ya con continuidad, como serial en Adventures Into Fear antes de ganar serie propia), The Tomb of Dracula (siete decenas de fantásticos creepycomics en siete años …y con spin offs …y un personaje derivado luego célebre como Blade), The Monster of Frankenstein (y la adaptación de la novela …en Vampire Tales?), Werewolf by Night (surgida en Marvel Spotlight antes de ganar cabecera propia) o incluso Ghost Rider (surgida también en en Marvel Spotlight …y su spin off Son of Satan …que Stan “Satan” Lee quería que se titulase The Mark of Satan …su única contribución a la serie, y no aceptada, así y todo, en alguna entrevista intentó atribuirse su creación, comme d’habitude).

  20. En el Marvel Horror Omnibus tienes también a N’Kantu (la Momia Viviente), It! (El Coloso Viviente), al Hermano Vudú (su serial clásico es un poquito más largo: cinco episodios en Strange Tales de Len Wein & Gene Colan, aunque el personaje parte de una idea de Roy Thomas y el diseño es de John Romita, que para hacer un tomo propio se engordan con un Marvel Team-Up del año siguiente, de nuevo con Len Wein, una saga vudú en el Werewolf by Night de Moench & Perlin, un Marvel Two-In-One, un Doctor Strange, un Moon Knight de Moench, un par de apariciones en el magazine Tales of the Zombie, meter la patita en una saga de The Tomb of Dracula …y creo que el primer Marvel Super-Heroes), El Golem (“creación” del no en vano judío Len Wein y de John Buscema …en Strange Tales también, justo después de la última entrega en esa cabecera del Hermano Vudú, psicólogo metido a houngan para vengar a su hermano asesinado por un brujo rival … efímero lo del Golem), el exorcista Gabriel Rosetti (Gabriel Cazador de Diablos, en Haunt of Horror, el magazine, no confundir con el comic-book previo), Modred el místico,…

  21. Si no me falla la memoria, en USA, de Hermano Vudú, Modred, It! El Coloso Viviente, N’Kantu (Momia Viviente), Gabriel (Cazador de Demonios), John Kowakski (Agente de la Muerte …personaje de la bélica War is Hell …con tema sobrenatural …y Chris Claremont al volante), Ulysses Bloodstone, Lilith (la hija de Drácula), El Wendigo, Blade y El Manfibio ya está recuperado todo lo clásico (casi todo seriales muy cortos). La mayoría entre el mencionado Marvel Horror Omnibus (2919) y su secuela (casi mil doscientas páginas) Marvel Horror Lives Again! (2020). Hermano Vudú tuvo además tomito propio.

    • También tuvo tomito propio el acá olvidado Greenberg el vampiro (J.M. DeMatteis & Mark Badger), recogiendo la novela gráfica de mediados de los ochenta y la historia corta de comienzos de la década de Bizarre Adventures (vamos, uno de esos tomitos finitos que cada vez saca menos Marvel).

  22. Otro tocho (este ya un poco olvidado, de hace ya una década larga) en el que (junto con seriales de relleno en diversas cabeceras e historias sueltas de aquí y de allá, incluso alguna novela gráfica, como la olvidada The Aladdin Effect, que no es fácil de encontrar fuera de ahí) se recuperaban varias series cortas enteras era Women of Marvel: celebrating seven decades (no confundir con el libros de fichas de casi trescientas cincuenta páginas con el mismo título de un año antes), todo temática femenina, claro. Allí estaban la breve Shanna The She-Devil (luego incorporada a los tomos de Ka-Zar), la también breve Beware! The Claws of the Cat (más recientemente incorporada al integral de Tigra, también inédito todavía acá), la miniserie de Firestar (que luego se reaprovecharía para algún tomo mutante) o Night Nurse.

  23. Gracias, Suso.

    Me refería a irrecuperable por parte de Panini. No creo que esten por la labor de recuperar estos seriales tan cortos. Pero nunca se sabe, claro.

    Quizás cosas como el Hermano Vudú sí que se lo planteen.

    • Fuera de La Gata/Tigra (que sí reúne un tomo propio apetecible), Hermano Vudú, N’Kantu (El “Momio” Viviente) y Gabriel (Cazador de Diablos) son los únicos con cierto volumen de páginas como para siquiera plantearse publicarlos sueltos. Otro factor a la contra es que todos son de perfil ya demasiado bajo (aunque se supone que para eso se creó MLE, aunque ya no lo parezca, no tomando como referencia los dos últimos años y poco). Además, lo lógico sería publicar a Gabriel junto con el resto de Haunt of Horror (aunque ese magazine sigue con algo de material sin digitalizar, me parece).

  24. La solución “lógica” sería publicar esos dos “Monsterbus” en MLE (aunque de nuevo suponga a la larga material repetido entre las apariciones del Wendigo en Increíble Hulk e Imposible Patrulla-X, los Marvel Two-In-One y Marvel Team-Up con personajes sobrenaturales, ya vistos algunos por duplicado en la línea, un par de 4F, dos o tres Vengadores, tres Werewolf by Night, un Doctor Extraño, un Caballero Luna, un par de Hombre-Cosa, lo de Blade en Vampire Tales…y cosas de La Tumba de Drácula Magazine, Rampaging Hulk …y el número de Legión de Monstruos, y que algún día, como el resto de apreciados magazines sobrenaturales, acabará saliendo Haunt of Horror completa…vamos que tranquilamente en torno a las mil páginas repartidas entre ambos tochos, cerca cerca de la mitad del volumen, una barbaridad), que aquí en ves de dos Marvel Omnibus probablemente serían de cuatro a seis MLE, con el debido encarecimiento …y demasiado repetido (porque purgado de “repes” o repitiendo solo los Marvel Team-Up y Marvel Two-In-One seguro que no nos lo sacaban, como en otros casos sería o todo o nada).
    …Suelto, a día de hoy, por el lado sobrenatural solo le veo posibilidades al Hermano Vudú (y a lo mejor solo si lo sacan en la peli del Doctor Extraño o la serie del Caballero Luna …o en esos Hijos de la Medianoche/Defensores sobrenaturales que parece quieren reunir en el cine con el Caballero Negro de por medio). Y por el lado femenino a Tigra (y su “prólogo” La Gata). Los demás son ya de fondo de barril. Pero los magazines es de esperar que acaben siendo recuperados sueltos en USA (y que, por prestigio y porque les han funcionado tirando a bien, acaben llegando también aquí).

  25. Ten en cuenta que los grandes (en demanda, independientemente de la calidad, ya más discutible en algún caso) de la “línea” sobrenatural marvelita setentera ya han salido (al menos parcialmente): Hombre-Cosa, La Tumba de Drácula, Hombre Lobo de Noche, El Monstruo de Frankenstein, Motorista Fantasma e Hijo de Satán. Incluso también los magazines con más prestigio: Relatos de Zombi, La Tumba de Drácula, Relatos de Vampiros y Drácula vive! …De lo que falta, lo más atractivo son los restantes magazines: Haunt of Horror, Monster Unleashed y el número de The Legion of Monsters (y los números de Marvel Preview/Bizarre Adventures en que desembocaron algunos de estos seriales monstruosos con Drácula, Lilith, Blade, Morbius, Anubis,…). El magazine antológico Masters of Terror eran ya reprints de Super-Natural Thrillers y Journey Into Mistery…y el primer Volumen setentero de Haunt of Horror eran comic-books, no magazines…igual que los dos Giant-Size Chillers #1. Poco más habría que rascar (hay un tomo recuperando la casi docena de números de la antología de la Era Atlas Menace, de la que sólo hemos visto por aquí algunas historias de relleno en viejos Vértice y más recientemente en los MLE de Vampire Tales y Tales of the Zombie, como la historia de debut de Simon Garth el Zombi, nacido en los cincuenta en Menace, cabecera que intentaba imitar los cómics EC con autores todavía menos potentes, como Bill Everett, Stan Lee, Joe Maneely, Dick Ayers, Gene Colan o un joven John Romita). …Lo demás en comic-books ya son seriales de bajo perfil como el del “Momio” Viviente (N’Kantu) y el del Hermano Vudú …y otros todavía de más bajo perfil y ya cortitos (que necesitarían ser arrejuntados en lotes), el caso de los también ya mencionados John Kowakski (Agente de Muerte), It! (El Coloso Viviente…serial que partía de la inspiración de un relato corto de Kirby y de la adaptación de Sturgeon en el primer Supernatural Thrillers), Lilith, Satana, El Espantapájaros, El Golem, Modred el místico, Manfibio, Anubis o El Wendigo.
    …Lo que supongo que veremos más pronto que tarde, dado el éxito de los relatos cortos preMarvel (Era Atlas) de misterio de Ditko serán los dos tochos (presumo que partidos en tres o cuatro MLE) con los de Kirby de misterio y de monstruos gigantes (Monsters: The Marvel Monsterbus #1 & 2, de hará unos cuatro años o así).

  26. En todo caso, en esta ocasión me he pasado siete pueblos comentando y soltando títulos (para lo que iba a ser solo una corta referencia a la participación del Espantapájaros) sin venir mucho a cuento. Mis disculpas, Rock, porque en esta ocasión no aporta.

    • No, hombre, por mi parte no hay ningún problema.
      Por mí os podéis salir del tema siempre que los debates aparezcan de forma natural.
      Otra cosa sería que alguien entre y empiece a hablar de, yo que sé, Buggs Bunny o Lewis Hamilton sin venir a cuento.

  27. El marvel horror omnibus se puede sacar perfectamente y seguramente venderia más que por ejemplo steve ditko o similar y estos materiales si nos lo debe panini a los aficionados de más de 50 años

      • Pero yo también creo que se moverían bien también tanto el Marvel Horror Omnibus como el Marvel Horror Lives Again! (Y eso que incluirían mucho cómic ya visto por la línea …pero también cosillas que no volveriamos a ver seguramente nunca y otras que tardaremos en ver a este ritmo) Además, la espera por cosas como un Omnibus de Haunt of Horror puede ser laaaarga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.