Universo Comic-Books! – Nativos americanos

En nuestra sección de hoy hablaremos de la “otra” muerte del Capitán América… ¡la que podría haber tenido lugar en 1984!

24 de agosto. Marvel Graphic Novel # 13 USA sirve de escaparate para el estreno de Starstruck. Esta “space opera” paródica con la firma de Elaine Lee y Mike W. Kaluta tomaba su inspiración de una vanguardista obra de teatro exhibida en el Off Broadway neoyorkino apenas cuatro años atrás. El propio Kaluta había participado en el diseño de vestuario de aquella producción, comprometiendo su prestigio profesional para que Starstruck disfrutara de una segunda vida en viñetas.

Rara vez una pieza teatral se ha trasladado al comic con tanta fidelidad como Starstruck. Elaine Lee había interpretado a la capitana Galactia 9 en los escenarios, reservándose su hermana Susan el papel de la musculosa Brucilla. Esta última se concibió como una parodia femenina de Buck Rogers. Ambas figuran como creadoras de la obra original junto con Dale Place.

Tal vez os sorprenda saber que el primer arco argumental de Starstruck se publicó en España antes que en ningún otro país: Toutain Editor lo serializó en su revista Comix Internacional, anticipándose a la versión americana de Heavy Metal. Lo que ahora ofrecía Marvel en el álbum era una versión ampliada y corregida de aquel inclasificable experimento que tanta perplejidad suscitó en su momento. Nadie discutía el talento de Kaluta, ¡pero muchos lectores tenían serias dificultades para aclararse con los enrevesados guiones de Elaine Lee! Con todo, justo es reconocer que entre sus seguidores más apasionados figuran autores tan reputados como Clive Barker o Mike Carey. ¡Asegura este último que Starstruck es su comic favorito de todos los tiempos!

La novela gráfica tendría continuidad en una colección bimestral bajo el sello de Epic Comics, ya a finales de diciembre. Tanto el álbum como los comic books eran precuelas de la función teatral.

28 de Agosto. Amazing Spider-Man Annual # 18 USA celebra la boda de J. Jonah Jameson y Marla Madison con la pompa y el boato de rigor, pese a los esfuerzos del Escorpión por impedirlo. El comic representó el regreso de Stan Lee a la cabecera titular del lanzarredes tras doce años de ausencia, encargándose de dialogar la historia a partir de un argumento redactado por Tom DeFalco. Este llevaba ya tiempo persiguiendo a StanThe Man” para colaborar con él. Y aunque el especial What If # 50 USA no se materializó, al menos sí pudo salirse con la suya en lo que respecta a este anual arácnido. Ron Frenz tampoco quiso dejar pasar la oportunidad de unir su firma a la de Stan Lee y buscó tiempo para realizar los bocetos del comic, mientras los acabados quedaban en manos de Bob Layton y JacksonButchGuice.

Similar expectación concitaría la octava entrega de Marvel Super Heroes Secret Wars, descubriendo por fin cómo consiguió Spidey su uniforme alienígena. El trepamuros se había desembarazado del simbionte casi un mes antes, en Amazing Spider-Man # 258 USA, lo que evidencia un cierto desajuste de planificación entre ambos títulos.

Este episodio fue el primero que Jim Shooter aboceteó en su totalidad. Al director editorial marveliano no acababa de convencerle la narrativa de Mike Zeck. Él consideraba que la acción debía avanzar con más rapidez, ir más al grano. Así que, para evitar correcciones, retoques y demoras, acordaron que “BigJim marcaría la pauta de los restantes episodios. En realidad, era esta una práctica habitual para Shooter ya desde los comienzos de su carrera en DC Comics. Sus bocetos eran muy básicos, sin llegar a perfilar los personajes. Para entendernos, venían a ser como “palitos”. En cualquier caso, el empeño de Shooter era conseguir que la historia se contara exactamente como él la tenía en mente.

Dejemos constancia asimismo del lanzamiento de dos series limitadas que coincidieron a la venta esta semana: Iceman, por J.M. DeMatteis y Alan Kupperberg, con portadas de Mike Zeck; y Beauty and The Beast, por Ann Nocenti, Don Perlin y Kim DeMulder. Nocenti no veía nada claro que un romance entre Dazzler y la Bestia pudiera funcionar, pero trató de sacar adelante el encargo como buenamente pudo a pesar de que le parecía algo “fake”.

Aunque el texto de este anuncio promocional ilustrado por Joe Chiodo hace referencia a la fecha de diciembre de 1983, la serie limitada no vería la luz hasta finales de agosto del año siguiente para coordinarla con los eventos de la novela gráfica Dazzler The Movie.

Lejos del universo mutante, West Coast Avengers # 4 USA despedía su propia limited con nota alta. Cuando Roger Stern concibió el proyecto, lo hizo pensando que de este modo iba a poder “amarrar” a toda una serie de personajes enmarcados en la órbita de los Vengadores que no tenían sitio en la cabecera principal. ¡Podría decirse que era su motivo oculto! Sabía de buena tinta que había otros guionistas interesados en utilizarlos, pero él no estaba dispuesto a cederlos de ninguna de las maneras porque tenía sus propios planes para ellos. Una vez que la limited dejara firmemente establecida la división de la costa oeste, tendría a su disposición un elenco de personajes mucho más amplio para escoger aquellos que sirvieran a sus propósitos en el título central de Avengers. Incluso llego a anunciarse que se alternarían historias protagonizadas por las dos divisiones vengadoras. Con lo que no contaba Stern es que su “jugada maestra” chocaría frontalmente con la estrategia diseñada por el editor Mark Gruenwald. Este veía en el nuevo grupo suficiente potencial como para sostener una colección regular. Sin embargo, nunca informó de ello a Stern ni le ofreció escribirla. Como es lógico, el guionista no aceptó de buen grado la noticia de que se iba a prescindir de él. Eso por no mencionar que se vio obligado a rehacer completamente todos los argumentos que ya tenía esbozados para el siguiente año en The Avengers… ¡Le llevó meses volver a organizarse! Aquella desavenencia con Gru sería el preludio de otras disputas que a la postre llevaron a Stern a tomar la decisión de concluir prematuramente su etapa al frente de los Héroes más poderosos de la Tierra.

31 de Agosto. Obra de Steve Perry y Tom YeatesTimespirits se suma a los lanzamientos de la línea Epic que se irían escalonando a lo largo de 1984. Cabe señalar que la idea inicial de los autores se limitaba a un relato autoconclusivo sobre un jefe indio que se enfrentó a los ingleses invasores en la América del siglo XVII. Archie Goodwin desestimó incluirlo en la revista Epic Illustrated, pero ofreció como alternativa redefinir el concepto para darle un toque más fantástico. Este nuevo enfoque posibilito que el proyecto acabara metamorfoseándose en una serie regular presentando las aventuras de dos nativos americanos capaces de viajar en el tiempo. Uno de ellos era el excéntrico chamán Cusick de los Tuscarora, y el otro su joven pupilo Doot de la tribu Wavenoc. En su camino se cruzarían con magos, dinosaurios, vikingos, piratas… ¡y hasta con el fantasma de Jimmy Hendrix! Tom Yeates cuidó especialmente las cubiertas de la serie, todas ellas pintadas.

Si bien Steve Perry era un guionista novato con nula experiencia en el mundo de la historieta, Tom Yeates ya había tenido ocasión de darse a conocer en las tiras de prensa de Conan The Barbarian, pasando a continuación a ilustrar la primera etapa de The Saga of Swamp Thing para DC Comics. Este trabajo permitiría a Perry resarcirse de las malas experiencias que hasta ese momento habían acompañado su travesía marveliana. Antes había escrito dos historias para Bizarre Adventures que no pudieron publicarse debido a la cancelación del magazine. También había guionizado episodios de inventario para títulos como Power Man and Iron Fist, sin que ninguno de ellos llegara a ser utilizado.

Se ha afirmado en alguna ocasión que Timespirits es el comic Marvel que más acertadamente ha sabido reflejar la idiosincrasia de los aborígenes americanos. Pero no logró encontrar su público y apenas aguantó ocho números antes de ser cancelado.

4 de Septiembre. La muerte de Cráneo Rojo en Captain America # 300 USA culmina una polémica saga cuyo desenlace se vio afectado por injerencias editoriales. Según lo había previsto J.M. DeMatteis, el fallecimiento de Cráneo debía actuar como detonante para provocar una profunda crisis de conciencia en Steve Rogers, llevándole a tomar la decisión de renunciar a la violencia para dedicarse a luchar por la paz mundial.

Este nuevo mantra pacifista le granjearía duras críticas, hasta el punto de ser tildado de “antimericano” y “traidor” por algunos de sus compatriotas. Ya os figuraréis que no es casual que DeMatteis abordara una temática de estas características en plena era Reagan.

Sorprendentemente, los únicos aliados dispuestos a respaldar al Capi en su cruzada son Namor y el Doctor Muerte. En cambio, Jack Monroe (alias el Nómada) sucumbe a los cantos de sirena de los conspiradores que acechan en la sombra. Recordemos que su mentalidad como Bucky de los años cincuenta le hacía especialmente proclive a este tipo de manipulaciones. La tragedia sobreviene en el momento en que Steve Rogers está dando una conferencia ante sus escasos seguidores. Apostado en un tejado, Monroe dispara su rifle y lo abate mortalmente.

Como nuevo Capitán América se postula entonces Cuervo Negro, un superhéroe navajo que había debutado en Captain America # 292 USA. DeMatteis también consideró la opción de utilizar al Halcón para relevar a Steve Rogers. Si al final se decantó por Cuervo Negro fue en base al razonamiento de que nadie podía simbolizar mejor América que un descendiente de sus pobladores originales. Este guión contó con el sello de aprobación de Mark Gruenwald como responsable editorial de la cabecera USA… ¡pero no con el de Jim Shooter!  Aparentemente, nadie se había molestado en ponerle al tanto de lo que se estaba urdiendo hasta que Captain America # 300 USA empezó a cobrar forma. Cuando lo supo, saltó como un resorte y ordenó a Gruenwald reescribir el guión de inmediato. A su modo de ver, una historia así no sólo suponía una manipulación arbitraria del personaje, sino que además traicionaba el espíritu del mismo.

El comic fue modificado sustancialmente y se recortó su extensión. En lugar del especial de 48 páginas que se había anunciado, lo que se publicó era un número normal donde el Capi ya no se planteaba colgar el escudo.

Indignado por lo sucedido, DeMatteis exigió que se retirara su nombre de los títulos de crédito y dejó claro que no permanecería en la serie ni un sólo número más. Tras discutirlo Gru con él, se alcanzó una solución de compromiso: DeMatteis firmaría el argumento con su nombre, y como autor de los diálogos figuraría “Michael Ellis” (nombre sacado de un personaje de los Monty Python). La portada era obra de Mike Zeck y Paul Neary, siendo este último el dibujante a lápiz de las páginas interiores.

Sobreponiéndose al cabreo, DeMatteis accedió a seguir vinculado profesionalmente a Marvel porque tenía varios proyectos en marcha, entre ellos la serie Moonshadow para Epic. Con el paso del tiempo, el guionista terminaría mostrándose más comprensivo con el punto de vista de Shooter. Incluso asume que su propuesta tal vez fuera demasiado “radical” para aquella época.

Habría que aguardar más de dos décadas para ver a Ed Brubaker orquestar su propia versión de “La muerte del Capitán América“… ¡con el Bucky original y una guerra civil superheroica de por medio!

Miguel G. Saavedra

 

 

 

63 Comments

on “Universo Comic-Books! – Nativos americanos
63 Comments on “Universo Comic-Books! – Nativos americanos
  1. Ilustración + Comix Internacional también era mi revista favorita de Toutain (y mira que me gustaban un montón el Volumen 1 de Creepy y 1984/Zona 84), la sección de los ilustradores clásicos (Mucha, Remington, Dana Gibson, los Wieth, Rockwell, Charles Marion Russell, Maynard Dixon,…uf, coño, uf) era mi gran favorita, pero en los cómics podías encontrarte cualquier cosa junto a los habituales Carlos Giménez y Will Eisner: Kaluta, las rarezas de Bodé, las bizarradas eróticas de Frank Springer o Víctor de la Fuente,…mucho buen arte en esas páginas, entre ellas cosas que nadie va a volver a sacar nunca me parece.

  2. Hola, solo quería saludar porque no me parece correcto pegarme este panzón de leer y disfrutar y no pasarme al menos a agradecerlo.
    Me gustan los cómics de toda la vida pero reconozco que no había leído esta web hasta hace un par de días y me lo estoy pasando pipa.
    A ciertas edades uno disfruta más con los entresijos y cotilleos de los artífices de aquellas maravillas (¡o aquellos desastres!).
    Muchas gracias por esta web y los estupendos artículos.
    ¡Un saludo!

  3. Pues solo con los maravillosos artículos de Universo Comic-Books! de Miguel ya tienes para una panzada épica, que van ya unos cuantos, Jap1, ya si sumas nuestros comentarios vete buscando el bicarbonato. Un saludo, compañero.

  4. Sí, ya lo creo que hay para leer y por supuesto que alguna vez me dado un poco de ansiedad, ganas de leerme todo a la vez jajaja.
    Genial por parte de Miguel el preocurse por buscar y contarnos temas y anécdotas no tan conocidas. No es es que sea un experto en historia del comic pero llevo un montón de artículos leídos y hasta ahora creo que todo
    son descubrimientos para mí, menos lo de que Weisinger había tratado con la punta del pie a Shooter (¡como a todos!)
    También me leo los comentarios y aportes sólo que hasta ayer estuve leyendo desde este enlace
    https://comicbooks-mgs.com/
    y allí no aparecían.
    ¡Un saludo Suso!

    • Bienvenido al Club CB!, Jap1 Lápiz. Espero que disfrutes no sólo con la sección, sino también con los restantes contenidos de la web.
      Ese enlace que señalas corresponde al sitio de Panini. Hace ya tiempo que no se cuelgan artículos nuevos allí por un problema con la configuración del archivo central que no pudo arreglarse. Ello no afecta a Universo Marvel, aunque aquí últimamente también estamos padeciendo algunos problemas intermitentes de acceso.
      La sección de grandes ilustradores que aparecía en la revista Comix Internacional fue una aportación de Manuel Domínguez Navarro, nuestro servicial “Vampirello”…
      https://www.universomarvel.com/universo-comic-books-seudonimos-con-sorpresa/
      En la época de Garbo Editorial, era él quien se encargaba de redactar las secciones de correo de Vampus, Rufus y Vampirella, utilizando los seudónimos correspondientes.

  5. Tienes razón, Celacanto (fan del Sheriff King? Celacanthus Peef?), me había olvidado totalmente esa serie limitada (The life and times of Savior 28) de DeMatteis editada por IDW…y eso que la conozco por la edición italiana (del 2010 o 2012) en tomito. Con Savior 28 como sosias del Capitán América.

  6. Gracias por la aportación, Celacanto77. Desconocía la existencia de esta serie limitada. Por lo que he visto, se publicó en 2009 y la dibujó Mike Cavallaro.

  7. Sí, los “grapas’ americanos originales son del 2009. Tuvo portadas alternativas de Mike Ploog, Sal Buscema, Don Perlin, Kevin Maguire y Shawn McManus. El tomito italiano que mencionaba anoche era del 2012. Aquí no despertó ningún interés editorial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.