Universo Comic-Books! – Vengadores en California

 

Hay una constante que se ha mantenido inalterable en el Universo Marvel desde 1984 hasta nuestros días: ¡Si alguien llamado Ojo de Halcón se muda a Los Ángeles, podéis apostar a que la liará parda!

22 de Mayo. Con guión de Roger Stern y dibujos de Bob Hall, la serie limitada de los Vengadores de la Costa Oeste sobresale como la gran novedad del mes. Mucho antes de que el grupo llegara a materializarse, Marvel ya había barajado la posibilidad de abrir una sucursal de la Patrulla-X en la soleada California. Se iba a denominar X-Men West, título probablemente inspirado en los Teen Titans West de la Distinguida Competencia. En última instancia, La Casa de las Ideas prefirió apostar por los Nuevos Mutantes y descartó aquella propuesta… hasta que terminó siendo reciclada en clave vengadora.

Stern recuerda perfectamente la génesis del proyecto porque coincidió con la fecha de su cumpleaños. El editor Mark Gruenwald y él formaban parte del elenco de invitados de una Comic Con que se celebraba en Roma, una pequeña ciudad situada en el estado de Georgia. Allí se pusieron a discutir los conceptos que cristalizarían finalmente en West Coast Avengers. Cabe señalar que este sólo era un título provisional. ¡El propio Stern admite que acabó convirtiéndose en el definitivo porque no se les ocurrió otro mejor!

Gruenwald quería aprovechar el desarrollo de la saga “Visión Absoluta” en Avengers para orquestar un gran evento que sacudiera por completo el status quo de la formación. Además, así se daba protagonismo a toda una serie de personajes que permanecían “en el banquillo”, por así decirlo. Stern temía que dichos personajes pudieran pasar a manos de otros autores y pensaba que esta serie limitada ayudaría a retenerlos.

De todos los miembros del nuevo grupo, el guionista sentía una predilección especial por las dos integrantes femeninas, Tigra y Pájaro Burlón. Stern era fan de Greer Nelson ya desde los tiempos en que pegaba brincos como La Gata. Y valoraba mucho la labor que Steven Grant y el propio Gruenwald habían llevado a cabo con Bobbi Morse para afianzarla en el panteón marveliano. Por su parte, Bob Hall destacaba como una ventaja creativa que todos los “wackos” menos Iron Man carecieran de título propio. Ello brindaba la oportunidad de contar historias más personales sin interferir con los desarrollos argumentales de otras cabeceras.

La serie limitada tuvo una extraordinaria acogida. Del primer número se vendieron unos 300.000 ejemplares, superando en casi un 50% las cifras habituales de la colección central de Avengers. Después bajó un poquito, pero el cuarto y último número de West Coast Avengers todavía vendió 20.000 ejemplares más que Avengers # 250 USA. Con el aval de estos datos, el camino quedaba expedito para el lanzamiento de una cabecera regular, aunque sobre esta cuestión había importantes diferencias de criterio entre Gruenwald y Stern. Ya las comentaremos más extensamente en su momento.

Gruenwald llegaría a declararse arrepentido de haber participado en el proceso que dio origen a los Vengadores californianos, sobretodo por lo que respecta a la decisión de incorporar al Hombre de Hierro a sus filas. Gru consideraba fundamental que la división de la Costa Oeste incluyera al menos a uno de los miembros fundadores de los Vengadores, por aquello de darle un puntito extra de legitimidad. ¡Eso que en la sección llamamos “sentido de la historia”! Dado que Tony Stark y James Rhodey se habían establecido recientemente en Silicon Valley, el Cabeza de Lata parecía el candidato ideal. No fue hasta mucho después que el editor cayó en la cuenta de que dicho cambio implicaba el fin de la “trinidad vengadora” que conformaban el Capitán América, Iron Man y Thor. Gruenwald tenía muy claro que estos tres héroes simbolizan el auténtico corazón de Los Vengadores. Entendía que era algo que debía ser preservado como un bien mayor, de ahí que entonara el mea culpa por no haber sido capaz de apreciarlo así en su momento.

Gru tenía a gala ser el “guardián de la continuidad” en el Universo Marvel. ¡Y era un título honorífico que se había ganado a pulso! Podríamos poner numerosos ejemplos de ello, pero lo que viene al pelo aquí es seleccionar una curiosísima historia que guarda relación precisamente con Los Vengadores. Al comenzar a trabajar en la ficha del grupo para The Official Handbook of the Marvel Universe, Gru se percató de que nunca había quedado delimitada la dirección exacta en la que se encuentra su mansión. Se sabía que estaba ubicada en la Quinta Avenida de Manhattan, pero faltaba por especificar el número concreto.

Consciente de la importancia del tema, Gruenwald decidió hacer un trabajo de campo y se pateó enterita la avenida hasta que se topó con un edificio que llamó su atención. Entre las calles 70 y 71 se destacaba el Museo Frick. ¡A Gru le pareció la viva imagen de la residencia vengadora! Incluso llegó a preguntarse para sus adentros si Jack Kirby habría tomado el museo como referencia a la hora de diseñarla. Una vez que el dato se añadió a la ficha correspondiente, quedó establecido que los cuarteles generales de Los Vengadores se hallaban en el 890 de la Quinta Avenida. Muy a posteriori, el mismísimo Stan Lee confirmaría que tenía en mente el Museo Frick cuando concibió el edificio que debía acoger a los Héroes más poderosos de la Tierra.

La sede de Los Vengadores de la Costa Oeste planteaba un dilema similar. Para Gru, era imperativo encontrar una ubicación precisa de la misma. Aprovechando un viaje a Los Ángeles junto a Ralph Macchio, trató de orientarse hablando con Roy Thomas. Este residía en California, así que no tuvo inconveniente en dirigirle hacia Palos Verdes Drive. Tras escudriñar en coche toda la zona, Gruenwald localizó un amplio complejo en el número 1800, decidiendo que justo ahí se situaría el rancho donde montaban sus barbacoas Clint Barton y compañía. ¡Misión cumplida!

Sirvan estas anécdotas para demostrar hasta qué punto Gru llevaba su devoción marveliana más allá de los límites del deber. Nos reservamos para próximas entregas de la sección otras peripecias suyas igual de divertidas.

¡Continuidad o muerte! Ese era el grito de guerra que Mark Gruenwald lucía orgullosamente en la camiseta que os mostramos, aunque cuesta un poco distinguir el texto. ¿Sabíais que llegó a producir un programa de humor para la televisión por cable junto a Elliot R. Brown y Mike Carlin?

Por lo demás, merece la pena subrayar que New Mutants #19 USA presenta un cameo nada menos que de Alfred Hitchcock, caracterizado como un empleado de hospital. Al cabo de cuatro números, Bill Sienkiewicz volvería a recurrir a Hollywood para colar en una escena al inefable inspector Closeau de las películas de La Pantera Rosa. ¡Allí estaba, con todo el bigote de Peter Sellers! Mientras, en una galaxia muy, muy lejana, The Thing # 15 USA introduce la versión cósmica de la banda de la calle Yancy, haciendo objeto de sus pesadas bromas a Ben Grimm después de que este dañara accidentalmente su vehículo de transporte. Y Daredevil # 210 USA ofrece a David Mazzuchelli la ocasión de participar por primera vez en el argumento del episodio, señal evidente de la buena sintonía existente con el guionista Denny O’Neil. Al final de la historia, Micah Synn descubre que el cuernecitos es Matt Murdock olisqueando un jirón de su disfraz.

25 de Mayo. Las páginas de complemento de Coyote # 7 USA permiten repescar el serial The Djinn, un comic que Steve Englehart y Steve Ditko habían ideado inicialmente para la revista Fantasy Illustrated en 1982. El “Djinn” de la historia era el líder de una mortífera sociedad secreta. Firmemente determinado a acabar con su amenaza, el enigmático Ali Pasha seguiría su pista hasta El Cairo, viéndose también implicado en la intriga un marino pendeciero llamado Anthony Coyne. A Englehart le hacía muchísima ilusión poder trabajar con Ditko en este proyecto impulsado por la editorial New Media Publishing, pero sus planes quedaron truncados a raíz de la súbita cancelación del magazine, del cual sólo llegó a aparecer un número. Como el copyright era propiedad de los autores, Englehart pudo “transferir” el serial a Epic. Así, Coyote # 7 USA reeditaba a color la historia de The Djinn que Fantasy Illustrated había reproducido en blanco y negro, continuándose después con el material inédito hasta completar los cuatro capítulos previstos. Maticemos que The Djinn ya había hecho acto de presencia en los primeros episodios de Coyote, y volvería a hacerlo tras la conclusión del serial.

El guión de Englehart buscaba adaptarse a los puntos fuertes de Ditko como narrador, concediéndole la máxima libertad para crear esas atmósferas tan peculiares que le caracterizaban. El entintado de sus lápices corría a cargo de Steve Leialoha, completándose así lo que se dio en bautizar como “el escuadrón de los Steves“. ¡Ciertamente, rara vez se da la circunstancia de que los tres integrantes de un equipo creativo compartan el mismo nombre de pila! 

Miguel G. Saavedra

 

 

Miguel G. Saavedra

Hace mucho tiempo, Miguel G. Saavedra decidió que no quería crecer... y no lo hizo. A día de hoy, todavía sigue empeñado en sobrevivir a su propia reputación.
Miguel G. Saavedra

9 Comentarios

en “Universo Comic-Books! – Vengadores en California
9 Comentarios en “Universo Comic-Books! – Vengadores en California
  1. Gran artículo MIGUEL, como comentario te diré que la serie de WEST COAST AVENGERS la conseguí por 1ª vez en los EXTRA SUPER HEROES de FORUM, y la verdad es que ¡¡me encanto tanto el guión como los dibujos¡¡

    Una pena que después la colé cayera en buenos guines de ENGLEHART , pero en unos ¡¡mediocres dibujos de milgron¡¡, la verdad ALL MILGRON siempre me ha parecido mejor entintados que dibujante, reconozco que tuvo una gran época en SPIDERMAN ,especialmente con los guiones de STERN y la batalla con DOC OCTOPUS , así como las heridas de LA ATA NEGRA, pero cuando le dieron el mando absoluto de la serie( guión y dibujo) la cosa decayó enormemente.

    En cuanto a la Etapa MAZUCHELLI en DAREDEVIL constituye una de mis favoritas, ¡¡¡¡OJALÁ PANINI la recopilase como DIOS MANDA, EN UN BUEN TOMO¡¡

    Buenas noches y nos vemos en tus “próximos papiros” MIGUEL

  2. Un detalle curioso de la portada de aquel primer número de West Coast Avengers es que en ella aparece Rom. En posteriores reediciones no quedó más remedió que borrar esa parte de la ilustración al haber perdido Marvel los derechos del personaje.

  3. Tienes toda la razón MIGUEL, lo se porque en la edición del EXTRASUPERHEROES de FORUM así aparecía.

    Desde luego, que memoria tienes para los pequeños detalles MIGUEL, ¡Un abrazo y nos vemos en tus próximos “papiros”

  4. Igualmente, Luis. El próximo “papiro” se colgará el 18 de junio y lleva por título “Aventuras roleras”.

    Ah, y un saludo también para el bloguero Sebastián Iturralde de Quito, Ecuador, así como para todos los hermanos hispanoamericanos que siguen la sección. ¡Gracias por la fidelidad!

  5. Aun tengo la colección de Los Vengadores Costa Este
    En la edicion Comic Book,que venian de 5 en 5 numeros sobre los años 90

  6. Supongo que te refieres a los retapados de Forum. Muchos lectores de la época vieron ahí la manera de seguir colecciones a un precio sustancialmente rebajado.

  7. Es irónico que Stern creara los Vengadores Costa Oeste para no perder el control de ciertos personajes, porque es precisamente lo que pasó cuando la serie regular se encargó a Steve Englehart.
    Tras el comienzo de dicha serie, Stern perdió a Ojo de Halcón, Iron Man, Visión y Bruja Escarlata, Hank Pym… Aunque se las arregló estupendamente y llegaron las sagas más reconocidas de su etapa (Amos del Mal, Nébula…), no deja de ser un handicap importante escribir los Vengadores y no poder contar con esos personajes.

  8. Paradójicamente, el gran éxito cosechado por la serie limitada jugó en contra de Stern. Él quería poder disponer de todos los personajes en la serie central de los Vengadores. Pero lo que a Marvel le interesaba comercialmente era poner en circulación una cabecera regular de la división californiana. Y luego no tuvieron ni siquiera la deferencia de ofrecérsela a él, que habría sido lo más correcto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.