Colección Extra Superhéroes: Capitán Marvel: Primer Contacto

colextsuphp125Peter David es un autor que será eternamente conocido por su larga etapa en Hulk, donde cosechó cierto éxito mostrando aspectos del personaje poco explorados hasta el momento. Tampoco se puede obviar su etapa en Factor-X, tanto la actual como la clásica, donde llevaba el concepto de la marginación mutante a una nueva dimensión. Sin embargo, la característica principal de este autor es su capacidad para introducir un humor tan irónico como inteligente, que nos hace ver el género de superhéroes desde otra perspectiva.

Por otro lado, tenemos al Capitán Marvel, un nombre que la editorial ha pretendido guardar con mucho celo de la Distinguida Competencia. Tanto es así que no dudó en permitir que una mujer, que llegaría a liderar a los Vengadores, lo luciera con orgullo durante una gran temporada. En plenos años 90 decidiría rescatar el concepto dando un paso más allá, ya que crearía un hijo de forma artificial para mantener la dichosa licencia. Así nació Genis-Vell, el protagonista de esta serie.

En este tomo, ambos unen sus fuerzas para presentarnos una serie fresca y dinámica, pero sobretodo muy divertida; porque sí hay algo que Peter David sabe hacer son tebeos divertidos y este no es una excepción.

En los primeros compases de esta serie veremos como se recupera un concepto ligado al del primer Capitán Marvel: la Conciencia Cósmica. Como ya sucediera en su anterior serie, Genis está un poco verde como superhéroe y no controla del todo sus poderes, pero la Conciencia Cósmica vendría con un añadido que no es desconocido para los lectores más veteranos, la unión con Rick Jones.

1En dicha colaboración se establecerán las mismas condiciones que en la serie clásica y ambos intercambiaban sus cuerpos mediante el contacto de las Nega-Bandas. Este acto que debería propiciar la sorprendente aparición del héroe, también será utilizado para presentar situaciones menos pomposas y más sonrojantes. No se podría esperar menos de Peter David. Además, Rick ofrecerá sus “sabios” consejos de manera constante ejerciendo el papel de consciencia menos cósmica y más terrenal. Pero este intercambio, a diferencia de la serie clásica, nos ofrecerá un escenario diferente para aquél que no se encuentre en la Tierra: el Microverso. Un lugar apto para desarrollar subtramas muy divertidas y donde Drax acabará siendo el mayor protagonista.

 Otra de las diferencias de este binomio será lo forzado de esta relación, ya que no fomentan un cálido ambiente de colaboración, sino todo lo contrario; ambos tiene una dura pugna por tener la razón en todo, algo que también será aprovechado por el autor. Además, la relación se recrudece con la aparición de cierta pelirroja, que introduce los celos a esta, ya de por sí, explosiva combinación.

Marlo Jones será el personaje secundario estrella, a veces incluso tendrá una dura pugna por el protagonismo, añadiendo el toque femenino que la serie necesitaba. Quizá los lápices de Chris Cross no nos permitan ver su belleza en todo su esplendor, pero David sabe como ganarse nuestro corazón desde el minuto cero y nos presenta un personaje que tras la lectura del tomo se nos antoja más deseable aún sí cabe. Dueña de una tienda de comics, atormentada por la responsabilidad de una muerte  que la persigue en forma de espectro, o comprensiva con un marido que es incapaz de dejar de lado los superhéroes y madurar un poco, son sólo algunos de los aspectos más destacable de la participación de Marlo en esta serie. Y ya os digo de antemano que os acabará enamorando.

Con este trío formado no nos queda otra que encaminarnos a una alocada comedia de situación con diálogos llenos de referencias para el lector; un trío que acabará convirtiéndose en cuarteto -si contamos al fantasma- y que tendrá su punto culminante en una cita de reconciliación totalmente épica, en todos los sentidos inimaginables.

2No obstante, en este tomo podremos ver diferentes registros, a pesar de que el sarcasmo y la ironía siempre estarán presentes. El más lógico será el apartado cósmico, quizá suene demasiado obvio pero en su etapa anterior no fue algo demasiado predominante, donde se concentraran todos los elementos más tópicos tanto del género como del personaje. Los skrulls, concretamente el Superskrull, gobernados por una inteligencia similar a la Inteligencia Suprema de los kree, intentarán secuestrar a una joven para sus oscuros intereses. Sin embargo, Dragón Lunar, Estela Plateada y Drax combinaran sus esfuerzos con Genis para evitarlo. La cosa se complica cuando se revela que la joven es un nexo de realidades andante lo que supone un autentico peligro para todo el universo. Afortunadamente la solución será más sencilla de lo que parecía, ¿o quizá no?…

Tampoco podrán faltar los invitados especiales y quien mejor que Hulk para cubrir esa plaza, aunque en esta ocasión vendrá acompañado del  Wendigo. Una historia perfecta para conocer de primera mano las posibilidades que ofrece un personaje como Marlo.

También tendremos un tien in del evento Maximun Security, que combina una denuncia social con el regreso de la némesis de Genis, la descendencia de Zey-Rogg, una enemistad que ha sido heredada de la anterior generación.

En medio de todo este cóctel emocional tenemos una historia dibujada por Jim Starlin que se une a Peter David para narrar un encuentro de lo más emotivo. Pero la reunión de padre e hijo, aunque sea en otro universo, nos deparará un sentido homenaje del guionista a la historia cumbre del Capitán Marvel y posiblemente al propio Starlin. Cuesta mucho ver el respeto de la editorial hacia ciertas muertes, no obstante, y gracias al cielo, este no es uno de esos casos.

 3Para finalizar tenemos un numero escrito por Fabian Nicieza, donde puede atar todos aquellos cabos que se quedaron sin resolver en la anterior serie de Genis. Tengo que reconocer que Peter David, o de quien fuera la idea, tiene un maravilloso detalle tanto con los aficionados como con el propio autor, ya que tiene un pequeño espacio para mostrar sus ideas a pesar de que la colección se cancelara, aunque las ventas no lo permitieran en su momento. Aquí se puede ver por una vez como vence la creatividad ante el vil metal.

Mi conclusión tras la lectura del tomo es muy simple: me lo he pasado genial. Estamos ante un tomo que conjuga a la perfección todos los elementos propios de alguien que pretende perpetuar el legado de su padre. Además tenemos a un Peter David tremendamente inspirado capaz de presentarnos diálogos que nos hacen soltar una carcajada. A todo esto le unimos un buen desarrollo de personajes, historias interesantes y constantes guiños a la cultura de la época o a temas relacionados con los comics, sobre todo burlas y críticas a la propia industria que le da de comer al autor. Tampoco hay que olvidar la denuncia social, por lo que se me antoja un tomo de lo más completo y cuya lectura es muy recomendable.

Así que parafraseando al magnífico prologuista unámonos todos y formemos un coro para gritar:“¡Vayagansosoy!”. Ahora ya no podréis resistir la tentación…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.