MGN Doctor Extraño: Dentro de Shamballa

mgndrsds-1Siempre he pensado que cada lectura que uno hace llega en un momento determinado, ya sea para comprenderla mejor, o incluso para rechazarla de plano. Sea como sea también es cierto que creo que el estado emocional del lector influye mucho en esa impresión que queda indeleble en el aficionado tras la lectura de una obra y quizá sea esto último lo que realmente ha hecho que esta obra me haya gustado tanto.

Pero sin duda primero habría que agradecer a Panini la recuperación de esta novela gráfica, la número 23 de aquella colección que se iniciara con la mítica muerte del Capitán Marvel, publicada hace relativamente poco por la editorial italiana. Más que nada porque supone otro pasito más para que cada vez haya menos historias de la Casa de las Ideas inéditas en nuestro país. Esto es algo, dicho sea de paso, que no ha parecido preocupar demasiado a la editorial que tiene los derechos de Marvel en España en sus primeros años, pero que parece que no estaba del todo olvidado, y hemos visto algunas señales de ello tanto este año como el anterior.

Antes de comentar mis humildes impresiones de esta obra, me gustaría resaltar el artículo que precede a la historia, uno de los mejores que he leído, escrito por nuestro compañero Celes. Pero no es solo por su calidad, o cualquier intención de lisonja hacia mi compañero en las labores de esta web, sino porque cumple, a la perfección, una de las funciones implícitas en este tipo de textos, algo que a veces parece baladí pero que aquí es primordial: ponerte en situación ante un relato lleno de profundidad y ser de gran ayuda para comprenderlo. Aunque debo advertir que está obra debe enmarcarse entre otras sobre las cuales las relecturas son esenciales, e incluso, me atrevería a decir, que necesarias.

mgndrsds-2Otra de las características llamativas es la casi ausencia de bocadillos, se pueden contar con los dedos de la mano y puede que sobre alguno, utilizando, como en el Príncipe Valiente de Foster, textos de apoyo que te conducen a través de una historia llena de espiritualidad y magia, una combinación adecuada, pero que no recuerdo haber visto antes tan bien ligada como en esta historia, ni con tanto sentido.

Evidentemente hablar de una novela gráfica implica hablar de unos dibujos, en este caso concreto con un estilo pictórico muy conseguido, realizados por Dan Green.

Lo curioso es que si habláramos de un Buscema, un Neal Adams o un siempre rompedor Sienkiewicz, pues ya no habría mucho más de lo que hablar debido a lo reconocible de sus talentos. Pero aquí nos encontramos con un autor, no desconocido y sin talento, pero sí bastante olvidado, solo hay que pensar en frío una lista de dibujantes clásicos que nos gusten y en muy pocas quinielas, por no decir ninguna, saldría este nombre.

Sin embargo estuvo ligado a personajes como Spiderman, Hulk o Lobezno, por citar alguno, pero quizá se deba a que es más conocido en su faceta de entintador, por lo tanto me atrevo a decir que aquí encontramos uno de los mejores trabajos del autor, sino el mejor, a pesar de tener que afrontar el reto de ilustrar un mundo como Shamballa, mezclando realismo con la psicodelia típica de la época de Ditko con el personaje, con un resultado muy satisfactorio.

mgndrsds-3Llegados a este punto, muchos se preguntarán, “¿pero de qué va esta historia?”, y aquí es donde la cosa se pone peliaguda, porque entonces planteo yo, “¿realmente esta historia solo tiene una interpretación o el autor pretende buscar que cada lector se plantee una?”.

Por otro lado podríamos decir que Stephen, a pesar de ser el Hechicero Supremo indiscutible, necesita una prueba iniciática dejada por su maestro, que le llevará a Shamballa, una especie de dimensión que plantea un cataclismo que acabe con el mundo para poder producir el renacer de una Edad Dorada que suponga la plenitud para la humanidad.

Desde luego, con la proximidad del fin del mundo pronosticado por los mayas, si esto no es una sinergia de esas que tanto gustan al editor Marvel de Panini, que baje Dios y lo vea.

El planteamiento desde luego me parece muy interesante. Además, DeMatties no se queda en la superficie del asunto, sino que sin temor alguno, profundiza sobre él y convierte la historia en todo un viaje interior del personaje inspirado en las religiones más orientales, como el budismo o el hinduismo. Dicho viaje culmina en un conocimiento tal que Stephen conocerá a alguien que cada uno podrá interpretar a su manera y que podríamos decir que está más allá de las religiones.

Seguramente me he explicado fatal y todo aquel lector ocasional de este humilde texto no tenga ni idea de qué va este tomo, pero espero haber sido capaz de transmitir un interés hacía una historia, que supone un viaje interior para intentar mejorar muchos de los valores que por desgracia hoy se han perdido, llamémosle espiritualidad, religión o como queramos, pero quizá todos tengamos que hacer un pequeño viaje a Shamballa y entonces, quizá solo entonces, el mundo vaya a mejor.

Into-Shamballa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.