Reseñas. Capitán América: Omnigold 2: “El Hombre bajo la Máscara” (1968-1970)

   Segundo volumen de las andanzas de nuestro querido Capitán en la era Marvel de los cómics.

De entrada, va a ser difícil encontrarnos con un tomo con tal variedad de dibujantes y de tan alto nivel. No es que sea el mejor tomo de todos a nivel gráfico, porque lo ideal creo que es siempre la continuidad bajo un mismo artista, pero la recopilación de dibujantes que tenemos aquí es insuperable. En orden de aparición: Jack Kirby, Jim Steranko, John Romita, John Buscema y Gene Colan.

Seguimos con Kirby a pleno rendimiento.

El eslogan que viene en la primera página del primer número incluido viene que ni pintada como declaración de intenciones: “Impactante acción al más puro estilo Marvel”.

Ni más ni menos lo que nos vamos a encontrar en esta etapa con Jack Kirby a los lápices. Mucho más corta que las de 4 Fantásticos o Thor, pero prácticamente al mismo nivel.

Dentro del Universo Marvel, el Capitán América encarna quizás al héroe por excelencia. Un personaje sin superpoderes reales que consagra su función a heroicidades fuera de lo común, en realidad casi suicidas. No hay peligro que Rogers no se atreva a afrontar y de ahí que las dosis de acción pura sean la estructura base de estos cómics.

Los diálogos de Stan Lee no son tan brillantes como en otras de sus colecciones de la época, pero cumplen para lo que son unas historias enmarcadas en la aventura y la acción, sin grandes complicaciones.

Aquí resulta más dominante el trabajo de Jack Kirby gracias a su narrativa gráfica, primordial para contar este tipo de historias más visuales que legibles. El acabado de los diferentes entintadores, con Syd Shores como predominante, es correcto, pero algunas páginas son bastante mejorables.

Otro ingrediente que no falta es el romance, quizás un tanto forzado en un principio, tal vez por necesidades funcionales puesto que el papel de Sharon Carter parece ser el de punto débil del Capi para uso de sus enemigos.

Esta etapa Lee-Kirby creo que va más a menos. Los primeros números incluidos, monopolizados por el Cráneo Rojo como oponente, junto a la parte final del primer tomo, son excelentes. Pero luego entramos en una serie de historias autoconclusivas con villanos de segunda fila que bajan el nivel. Además, su relación con SHIELD, creo que enriquecedora, queda a un lado.

De hecho, algunos números, como el que se enfrenta a los viejos nazis seguidores del Cráneo, posteriormente rebautizados como los Exiliados, o el del Trampero, resultan un tanto ingenuos para la época. Más propios de la primera mitad de los 60 que de los 60 tardíos.

Dos números que repasan el origen y la trayectoria de nuestro héroe, uno de ellos de relleno en medio de la breve etapa de Jim Steranko, ponen colofón a la era Lee-Kirby del vengador abanderado. Sin duda una buena etapa pero que para mí no puede competir con las propias en los 4 Fantásticos y Thor.

Jim Steranko. Lo bueno, si breve…

Los conocidos tres números dibujados por Steranko traen consigo una mayor profundidad en los relatos.

Por un lado, está la entrada de Rick Jones en la colección como compañero del protagonista, siendo ya la tercera serie en que adquiere un papel secundario continuado, tras las de Hulk y los Vengadores. Rick se enfunda el traje de Bucky en su eterno empeño de ser un superhéroe y su posterior frustración al comprobar que no posee superpoderes que lo equiparen a los auténticos.

Por otro, Steve Rogers y su sentimiento de culpabilidad respecto a la muerte de Bucky, que deberá afrontar de nuevo el riesgo de tener otro compañero tan o más inconsciente como él a la hora de hacerse el héroe.

El enfrentamiento a Madame Hydra, que también vive su drama personal cada vez que se mira al espejo, y su organización, sirve al Capi para simular su muerte y confundir a la opinión pública sobre su identidad como Steve Rogers. De esta forma, el Capitán América vuelve a tener identidad secreta.

La historia es interesante, pero creo que lo es más por la forma de contarla de Steranko y la expresividad de su narrativa. Una narrativa que por fuerza tiene que influir en los guiones, además de deleitarnos con espectaculares splash-pages y algunas imágenes oníricas surrealistas. Se nota el entintado de Joe Sinnott en las figuras, aquí mejor acabadas de lo que acostumbra Steranko.

Gene Colan toma el testigo.

La vuelta a la “normalidad” nos trae la definitiva madurez en los textos de Stan Lee, ya equiparables a las mejores series del momento. Los personajes le dan más a la mollera y muestran más inquietud equiparándose a las mejores series de la época.

En la parte gráfica, de entrada, tenemos dos dibujantes invitados, dos de los más grandes de la historia de Marvel, John Romita y John Buscema, que sólo tienen tiempo de dejar su huella en un número cada uno, antes de ser sustituidos por otro de los más grandes de la historia, Gene Colan, que afortunadamente se queda durante una temporada.

El número de Buscema, de verdad espectacular en cuanto a dibujo, pone inicio a un largo arco en qué Cráneo Rojo intercambia su cuerpo con el del Capitán. Es una historia que sucede en diferentes escenarios, a modo de aventura, en la que, además, se nos presenta un personaje tan importante para el futuro de la colección como es el Halcón. Un buen arco, especialmente entretenido, aunque un poco caótico a ratos. Además, los Exiliados debe ser uno de los grupos de villanos más esperpénticos y bastos de la época, del nivel del Grupo de Destrucción, pero no negaré que también tienen su encanto.

La presentación del Halcón curiosamente coincide con el abandono de Rick Jones como compañero de Rogers. Quizás una declaración de intenciones de Lee: basta ya de chavales, le toca el turno a un adulto.

En los últimos números del tomo nos encontramos con un Capitán cansado mentalmente, más solitario que nunca, casi depresivo. Todo parece preocuparle, su responsabilidad como símbolo de libertad, su pasado, su relación imposible con Sharon y la insensibilidad de parte de la sociedad con el modo de patriotismo de otra época que él quiere representar.

Los textos de Stan Lee, a diferencia de la mayoría de sus otras colecciones, carecen de humor. El genio opta aquí por la profundidad. Tal vez, como presumible norteamericano de sentimiento, piense que la serie del Capitán debe ser tomada muy en serio. Sea como fuere, el resultado es igualmente satisfactorio.

Tenemos números tan buenos como el del Bruto o el del Escorpión, con un Gene Colan estelar. Colan cuenta en esta etapa con el entintado de Joe Sinnott, que combina a la perfección con sus lápices, como no podía ser de otra forma.

El tomo cierra con una nueva amenaza de MODOK y sus peones de IMA, esta vez a través del primer cíborg de su creación. Personalmente creo que la historia y el personaje tienen su encanto, a pesar de que parezca llevar un embudo en la cabeza. Pero lo que no me convence es la parte relativa a Sharon Carter. Resulta que el Capitán le pide a Sharon, a través de Nick Furia, que abandone las misiones y pase a ser una vulgar oficinista. Eso como condición para aceptar ser su pareja, a lo que ella acepta. Lo más fácil es pensar en un arrebato machista por parte de ambos, de Steve y de Sharon. Quizás en el caso del Capi puede colar el hecho de que viene de los años 40 y su mentalidad en cuanto a proteccionismo de su mujer es más arcaica. Sea como fuere, la sensación es que Lee se mete en un desaguisado de contraproducente desenlace.

Mi balance general del tomo es el de muy recomendable.

No creo que se pueda hablar de un tomo compacto o uniforme. Creo que no hay una dirección clara hasta la segunda mitad y el guión sufre algún altibajo. Pero resulta bastante entretenido y desde luego el apartado gráfico es de sobresaliente.

Enlace a la ficha:

50 Comments

on “Reseñas. Capitán América: Omnigold 2: “El Hombre bajo la Máscara” (1968-1970)
50 Comments on “Reseñas. Capitán América: Omnigold 2: “El Hombre bajo la Máscara” (1968-1970)
  1. Ah, un héroe de verdad! De los de antes! De los que se visten por los pies (y con botas pirata rojas preferentemente). Con valores tradicionales! …Y vaya orgía de arte: Jack Kirby, Jim Steranko (excelente, se hace breve su etapa con el Capi con Rick Jones como nuevo Capi), John Romita (que vuelve a dibujar al Capitán América), John Buscema y Gene Colan entre el ’68 y el ’70, un momento en el que no solo el Rey estaba a gran nivel, todos lo estaban. A los guiones Stan Lee, pero eran los dibujantes los que cargaban con el desarrollo del plot, claro. En todo caso lo que aquí más destaca es el arte…y cada cual tendrá su favorito y se puede discutir largo y tendido cual fue el mejor representado, pero difícilmente alguien con sentido común podrá justificar que una de estas interpretaciones del Capi era mala. Además, tenemos a las tintas al veterano Syd Shores (uno de los reyes del western y de las “good girls” de comedia romántica de la Era Atlas como dibujante en sus mejores días, en la Era Marvel ejercería principalmente de entintadores, pero todavía dibujaría a Lobo Rojo y a los gunfighters del Oeste), Dan Adkins (no debidamente valorado tampoco, aunque la relevancia histórica de Shores es mayor, en la era Marvel se le sacaría más partido a Adkins), Frank Giacoia (otro dibujante que se sacaba las lentejas como entintador y que venía con pesadas maletas ya, con carrera incluso en las más respetables comic-strips, donde el napolitano dibujó a Sherlock Holmes y a Johnny Reb & Billy Yank, por ejemplo), George Tuska (muy poco apreciado por este foro como dibujante, pero con algún que otro buen trabajo, los mejores fuera de Marvel, todo sea dicho, también con labor importante en comic-strips, donde dibujó bastante tiempo a Buck Rogers, también colaboró en las de Scorchy Smith y Superman), Tom Palmer (casi que el compañero ideal de Colan a las tintas, aunque aquí le toca Sinnott) y dos grandes como Joe Sinnott y Sal Buscema, que eso sí son embellecedores…y currantes de pro.
    …Y en cuanto a dramatis personae: Cráneo Rojo, los temibles Durmientes, Nick Fury, la Agente 13 (Sharon Carter), la Brigada de Barroco (cuando tenía personal medio competente: el Espadachín y Láser Viviente), Bucky, el Doctor Faustus, el pobre Trampero, Hulk, Rick Jones (como Bucky), Madame Hydra, el Cubo Cósmico (y gracias a este un enfrentamiento con los Vengadores tras un inconveniente cambio de cuerpos con Cráneo Rojo), el noble Sam Wilson y su fiel Ala Roja (el Halcón y su halcón), M.O.D.O.K., el Hombre Bruto, Escorpión, Suprema y el Cyborg …ah, sí, y un grupo variopinto e internacional de fascistas fugados del geriátrico. Un tomo agitado (con más de un olvidado). …Buen repaso, Rockomic. Un saludo desde Galicia. Buen domingo. Salud y cómics.😎

  2. Gracias, Suso.
    Muy buen repaso de entintadores. Yo, si me tengo que quedar con uno seria Tom Palmer. No sólo fue el mejor entintador para Colan sino también para Buscema y Adams. Desde mi punto de vista.
    Pero difícil elección estando Joe Sinnott, incluso Sal Buscema.
    😉

  3. La primera vez que leí algo del CAPITÁN AMERICA tenía 10 años y que casualidad fue la saga de STERANKO buf fue lo más, nunca olvidaré esos números, para mi MÍTICOS que hicieron junto con SPIDERMAN que me hiciera un acérrimo fan de MARVEL. 🤔

    Es un tomo impresionante en cuanto a grafismo como muy bien dice el gran ROCKOMIC.

    Veremos pasar por el tomo a BATROC,LASER VIVIENTE, FAUSTO, TRAMPERO, HIDRA, CRANEO ROJO,etc

    Los guiones de STAN son muy buenos pero donde destaca este tomo es en el grafismo espectacular en todos los sentidos.

    Los primeros números estarán dibujados por el rey KIRBY (fabulosos , que gran artista , este hombre hacia fácil lo difícil que gran belleza es sus trazos.

    Pero a mi en concreto lo que me hizo durante muchos años ser un incondicional de CAPITÁN AMERICA fue un señor llamado STERANkO numeros #110,#111,#113,, sus técnicas de dibujo, eran propias del arte pop de la época,
    utilizando fondos psicodélicos o collage fotográficos
    Habia algunas escenas que eran páginas doble e incluso cuádruples y encima entintados por otro genio SINNOTT 👨‍💻

    Repito era un chavalin la primera vez que vi a las hordas de HIDRA y a MADAME HIDRA ,dibujadas por este señor y quede literalmente impactado de tanta belleza gráfica.. un genio.🤔

    Después de la etapa de STERANKO vendrá una saga de 6 numeros, donde se planta las bases del futuro CAPITÁN AMERICA tanto argumentalmente “llegada de halcón ” como artísticamente “llegada de GEN COLAN”

    Con grandes mitos artísticos en dicha saga, JOHN ROMITA , JOHN BUSCEMA ,EL PROPIO COLAN.

    Como anecdota STAN le pidió al rey que hiciera el número #112 ya que STERANKO se retrasó.
    KIRBY en lugar de preocuparse por que tenía dos días para hacerlo , lo único que pregunto fue como había acabado el número #111 ,
    STAN le comentó que el CAPITAN AMERICA había muerto en un muelle del puerto , dicho y hecho, en un fin de semana hizo dicho número.
    Siendo un número super importante y fascinante. “GRANDE KIRBY ”

    Otra anecdota fue que STERANKO pidió encarecidamente que fuera SINNNOT quien le entintara llegándose a pelear con el jefe de producción de aquella época , SOL BRODSKY “tonto no era “🤪

    Conclusión:es una autentica OBRA MAESTRA, con todos los míticos dibujantes de la época y ha destacar en este tomo , la” TRILOGÍA DE STERANKO, ”
    Pocas veces he disfrutado tanto mirando unos dibujos , ahora que me acuerdo hay otro que me hizo disfrutar también, el CONAN de un tal BARRY SMITH.👨‍💻

    Un saludo a todos por STERANKO🖖🏼

    Y como siempre muy buen trabajo ROCKOMIC, suscribo todo lo que reseñas 👨‍💻

  4. Yo me estrené con Marvel y el Capi con unos Capi de Vértice (Volumen 1) prestados por un amigo (de la colección de su hermano mayor). Mis primeras compras marvelitas fueron un par de Vengadores a color con la reedición de los primeros Vengadores de Lee y Kirby, tras los que cayeron unos Thor a color de Kirby y unos Capi del regreso de Kirby al personaje tras su paso por DC.

  5. Rick Jones ejerciendo de sidekick profesional. Todavía lo haría (en breve) con Mar Vell …y luego de vuelta a Hulk …y luego con Rom (Mantlo se lo llevó de Hulk a Tom). Y volvería a Hulk, claro…de hecho, aunque no está presente en toda la larga etapa era allí uno de los grandes favoritos de Peter David. Nada raro que abrazase con fervor la idea de Busiek de fusionarlo con el hijo “in vitro” (Genís Vell) del gran Capitán Kree en una serie todavía no lo suficientemente reivindicada.

  6. Rockcomic, verdaderamente Joe Sinnot y Tom Palmer fueron los grandes entintadores de la era Marvel, aunque años después tendríamos a grandes maestros como Mike Royer (siendo el entintador oficial del Rey Kirby a partir de los 70′) y Terry Austin (grandes sus trabajos junto a Byrne en la Patrulla-X)……

  7. Skull, a ti no te parece que trás la grandeza de Steranko, la cosa decae cuando nos “enchufan” a Colan???? de todas maneras, se me hace pesado hasta la llegada de Romita padre…

  8. En este tomo todos los entintadores están bien (incluso el muy veterano Syd Shores, que creo recordar que en la guerra sirvió en el mismo batallón que el Rey, si no me confundo con otro dibujante de las Era Timely y la Era Atlas, creo que no…vieron acción real, no como Lee y otros…otros como Ray Moore y Phil Davis, dibujantes de The Phantom y Mandrake volvieron traumatizados de la guerra…al menos volvieron, coño, el pobre Verte Christman fue ametrallado sobre Birmania por un piloto japonés tras saltar en paracaídas después de que derribase su avión), aunque destaca quizás Sinnott en calidad y cantidad, pero, vamos, no me quejo ni de Tuska (que es realmente codibujante, pues trabajó sobre bocetos muy primarios, por lo apurado del encargo), todos lo hicieron bastante bien. Un tomo muy variado en lo gráfico pero de muy alta calidad en ese apartado, prueba de que en esos años, cuando ninguno pasaba de su trabajo y se limitaba a cumplir la maquinaria de Marvel estaba muy bien engrasada…incluso si todo un Jim Steranko (artistazo ya) fallaba en las entregas.

  9. Lo que ocurre es que a mi el Capi se me hace un poco pesado…quiero decir, me gusta bastante más que Iron Man, por descontado, pero como es una serie básicamente de rollo espías y agentes secretos y conspiraciones gubernamentales, a veces se me hace cuesta arriba…los omnigolds (y no los tengo todos) del Capi están bien porque los dibuja el Rey, y luego Steranko y Romita padre hacen un gran trabajo, pero aún siendo para mi, una de las mejores series de la Marvel de los sesenta, porque la calidad media es notable, no es para mí tan imprescindible como pueden ser los 4F o Spiderman……de hecho solo tengo 4 omnigolds, los dos primeros, el del imperio secreto (y porque aparte de ser una saga imprescindible en la historia de Marvel, sale por ahí la Patrulla en el momento que no tenían serie propia) y el último, el “todo Kirby” de los 70….lo de Englehart se me hace muy pesado, la verdad….

  10. Como se dan los viejos fascistas al vicio: el italiano repantingado en el sofá y a punto de pegarse una buena siesta con toda su latinicidad, el japonés con el carajillo de anís (bueno, probablemente de sake), Cráneo Rojo tan ricamente con su cigarrito de opiaceos y los otros haciéndose trampas al cinquillo.😈 La maldad…oh, la maldad!

  11. Pues la verdad, es que tampoco…a mi me gustaba Englehart en los Vengadores de los 70′ (a pesar del personaje de la Mantis, que nunca me gustó) y su breve etapa en los Defensores….de hecho, el cruce entre vengadores y defensores es una de las historias clásicas de Marvel más recordadas por mi…pero más allá de eso…..su etapa en los Wacos y en el Silver Surfer ochentero, pues….olvidable, siendo generoso….

  12. A mí de los Nuevos Vengadores de Fórum no me gustaban los Wacos, me gustaban los Nuevos Defensores, ja. Su Linterna Verde y su Silver Surfer ni me gustan tampoco (a mí amigo Emiliano sí…y lo del Surfista mucho).
    …Ya suponía yo que a ti lo de una mestiza asiática novia de un francés pero que se quiere ligarse a un hombre artificial (sintozoide) de piel (sintética) roja y que se acaba casando con una planta alienígena no te podía hacer ninguna gracia.😈

  13. Es que era un concepto muy bastardo, claramente……y encima hablaba raro….aquello de “ésta” cuando se refería a ella misma…..yo siempre pensaba…”ésta” debe ser gilipollas….jajaja

  14. Tranquilo, puedes ver alguna de las adaptaciones a cine o televisión si la Austen te intimida. Pero ya te aviso que no es tan aninado como Mujercitas.

  15. ah pero hay adaptaciones y todo???? yo soy nada de “literatura” …prefiero, ya sabes, sumergirme en el “vicio” disneyano (Marvel y SW incluidas, claro)……

  16. Hay incluso una Sentido, sensibilidad y zombis. Coño, ya te puedes imaginar que el parecido con la original es anecdótico, ja. La versión anime para críos de Papá Piernaslargas me pareció más profunda.😈

  17. Veo que no eres muy de Fred Astaire, Erik. No importa, bailaré para ti: Papá Piernas Largas (Daddy Long Legs), novelita romántica en tono comedia de Jean Webster sobre una huerfanita ya crecidita a la que un misterioso patrocinador (su Papaito Piernas Largas, al que tiene que escribir una carta mensual) le financia los estudios. Fue llevada al cine también (la versión buena es la de mediados de los cincuenta con Fred Astaire y Leslie Caron y que como el par de versiones clasicotas de Mujercitas logró que no solo la peli sino incluso la obra original rompiera durante un par de generaciones la barrera de las consideradas “novelas para chicas”). Ya en los noventa fue llevada al anime como serie (sumándose a la ya extensa lista de libros infantiles y juveniles occidentales adaptados por los japoneses solos o en coproducción con Europa: Heidi, Marco, Sherlock Holmes, Los Hombres de la Lente, Capitán Futuro, El maravilloso viaje de Nils Holgersson, La vuelta al mundo de Willy Fog, Dartacan y los Tres Mosqueperros, Los Tres Mosqueteros, Aramis, La abeja Maya, Wickie el vikingo, Mujercitas, Los chicos de Jo, Barbapapa, Moomin, Ana de las Tejas Verdes, Los miserables, Las aventuras de Tom Sawyer, Huckelberry Finn, Sherlock Holmes, Las aventuras de Peter Pan,…), aquí la emitió Antena 3 TV, al igual que Sonrisas y lágrimas (The Sound of Music, otra con recomendable musical clasicote… sí, me gustan mucho los musicales de antaño, ja) y Mujercitas y su secuela Los chicos de Jo.

  18. Bueno, Sonrisas y Lágrimas (a quien narices se le ocurriría esta mierda de traducciòn) es un peliculón basado en hechos reales, como tu sabrás,,, y es una de mis pelis favoritas, básicamente por la gran Julie Andrews, artista y cantante superlativa, de las que ya no quedan….igual que Victor & Victoria o, sin moverse de la temática Disney, la estupenda Mary Poppins….ya dije que soy muuuuuy fan de los grandes clásicos del estudio….de hecho, yo casi considero a Sonrisas y Lágrimas y el Mago de Oz (otro gran clásico del cine musical de la era dorada de Hollywood) como pelis Disney, porque su temática de”cine familiar musical” entraría dentro de los cánones del estudio…..

  19. El imponderado “buen” gusto de los distribuidores españoles a la hora de españolizar títulos. También pasaba en Hispanoamérica. No recuerdo si fue en Puerto Rico o El Salvador donde El bueno, el feo y el malo se convirtió en Lo bueno, lo malo y lo peor.😈

  20. “(Stan) Quería que dibujara Capitán América y Los 4 Fantásticos y que al mismo tiempo no dejara de vigilar a Spiderman. Estaba haciendo el doble de horas, me estaba matando a mí mismo y trabajando siete días a la semana. Era una auténtica bestialidad. Pero lo intenté. Creí que era mi obligación porque durante todo este tiempo yo fui el único dibujante de series mensuales que estaba en plantilla. Entré en plantilla el día que empecé a dibujar Spiderman en enero de 1966.” (John Romita).

  21. “(…)Yo era el tipo que, cuando Capitán América empezó a flojear dejaba Spiderman para hacer Capitán América durante seis o siete meses. Estaba siempre disponible, era demasiado accesible.” (John Romita).

  22. Ya más de una serie mensual me parece una proeza, ni me imagino como se lo haría para dibujar dos o tres sin que se notara un bajón.
    Pero creo que otros todavía eran más capaces dibujando más de una serie mensual. Los hermanos Bucema y Colan me suena que estaban en varias a la vez, y Kirby, claro.

  23. “Gene Colan podía visualizar las cosas estupendamente, pero nunca conseguía darle a la historia el ritmo narrativo que quería Stan. Se dedicaba a dibujar los planos y cosas que más le gustaban en la primera mitad del cómic, y cuando tenía que contar el meollo de la historia, tenía que empezar a dibujar viñetas cada vez más y más pequeñas, hasta que Stan se volvía loco porque la última viñeta, que se suponía que tenía que ser una doble página se había reducido a.una rendijita. Así que teníamos que cortar y pegar bastante.” (John Romita). Aquí Romita exagera bastante, pero sí es cierto que Colan perdía la onda de la narrativa en su DD y luego había que modificar algunas páginas, incluso reordenando la disposición de viñetas.

  24. “(Kirby) a veces introducía un personaje en la historia, sólo por diversión, y luego en la página cinco se lo cargaba. Luego resulta que a Stan le encantaba el personaje y decía: “Lo ha matado!” Era tan rápido creando y destruyendo que Stan se frustraba de un modo increíble, porque cualquiera de las ideas más de Jack podía haber sido usada para crear una línea de cómics que durará diez años. Sus ideas más flojas eran superiores a las mejores de algunos otros dibujantes. Yo sigo diciendo que Kirby disparaba más munición en dos o tres números que mucha gente en cinco años. Era realmente como una explosión sobre papel!” (John Romita).

  25. “Y yo lo único que era capaz de hacer era sufrir tratando de encontrar una transición interesante, personajes interesantes…luchaba con las páginas mientras que toda esa gente (John Buscema, Jack Kirby y más tarde John Byrne), producían páginas diez veces más rápido, con una gran sensibilidad y sin esfuerzo. En el caso de que yo lograra sensibilidad alguna, te aseguro que era tras mucho sudor y lágrimas.” (John Romita).

  26. “(…)si John Buscema tenía algo de Kirby era sólo porque Kirby había establecido las fórmulas de las historias de acción de un modo tan perfecto, que lo lógico era seguirlas.” (John Romita).

  27. “(…) él construyó su estilo a lo largo de veinte años de libertad artística. Él había sido absolutamente libreta había creado eso, pero también era un artista entre un millón. Stan tuvo mucha suerte al disponer de alguien así. Solíamos decirles a los nuevos dibujantes que si tenían que dibujar una explosión miraran el modo en que Kirby dibujaba las explosiones para captar su sentido, la dinámica. Si hablamos de escorzos, el mejor ejemplo de ello era Jack Kirby.” (John Romita).

  28. Es que Kirby era incomensurable….era al cómic lo que Messi al fútbol, es decir…Dios¡¡¡¡
    Luego, Byrne, Romita y Buscema le siguieron, en calidad, pero Colan, buffff….si,que la Tumba de Drácula fué un superéxito y tal, pero vamos, más arriba se confirma lo que yo siempre eh dicho…..no era un dibujante demasiado “creativo”…más bién estático, con rostros feos y físicos demasiado “deformados”…nunca me gustó y creo que Stan lo tenía en plantilla, porque no habían tantos dibujantes buenos en aquel entonces, y claro, no todos trabajaban para MARVEL, lógicamente…

  29. Colan era Dios también, amigo Erik, como Buscema, Kirby o Romita.
    Sólo hay que ver su trabajo en el tomo del Dr. Extraño recientemente reseñado. Ni de coña está por debajo de los otros genios mencionados. De hecho como dibujante era bastante su perior a Kirby. Como creador no, como tampoco lo eran Buscema o Romita.
    Está claro que no te gusta, como Namor, cosa que hay que respetar, pero que no comparto en lo más mínimo.

  30. Colan tuvo problemas en sus comienzos en DD (también le tuvieron que remontar páginas en varios Namor), pero incluso ahí se salía de la media (tampoco difícil, entonces DD era una serie mediocre)…o de la media de lo que ofrecía la Marvel primigenia. Colan era un artista, no solo un simple juntaviñetas (aunque a veces se dejaba llevar por lo que le gustaba en detrimento de la secuenciación) mercenario. Kirby ya era un monstruo. El inventor del lenguaje del que bebían todos (quizá lo más próximo a una excepción fuese el siempre especial Ditko) en la Era Marvel en la Casa de las Ideas.

  31. El trabajo de Colan en el Capi fue muy bueno. Y en Extraño extraordinario. No fue solo La Tumba de Drácula (y eso que esta y la de Shang-Chi Master of Kung-Fu son mis dos series favoritas Marvel de todos los tiempos). Y en DC hizo Jemm Hijo de Saturno, Nathaniel Dusk (con Don McGregor) y Silverblade (con Cary Bates), también obras maestras, como su Drácula y su Extraño (y su Espectro con Moench y su Night Force con Wolfman no estaban mal). Y no se puede uno olvidar de su estupendo Howard el pato (comic-books y comic-strip) con Gerber…y de la independiente Detectives Inc (la gente suele recordar la parte de Marshall Rogers: A remembrance of threatening green, …pero no menos maravillosa es la de Colan: A terror of dying dreams) con Don McGregor (Eclipse Comics, reeditada por Image, si mal no recuerdo)… también con McGregor (y también en Eclipse) fue Ragamuffins.

  32. “(…)se metieron en el mundo del cómic con un objetivo y no como un periodo de transición hacia algo mejor, no buscaban simplemente ganar unos dólares rápidos. Steranko formaba parte de esa estirpe. Jim Starlin, Barry Smith y algunos más que vinieron después, como Neal Adams y Gray Morrow (aunque Morrow ya había trabajado en el mundo del cómic antes) y Howard Chaykin, está gente hacía cómics por vocación, tenían una “misión”. No sé si era algo que se hubieran dicho en voz alta o si simplemente seguían su instinto, pero tenían la misión de hacer cómics mejores y más adultos. A mí no me importa que se hagan cómics mucho más cultos e intensos, al contrario, me encanta. De hecho, uno de mis retos era hacer cómics mucho más creíbles e intensos sin hacer que resulten ilegibles para los lectores más jóvenes. Ése era mi reto. Son embargo, todos estos dibujantes querían hacer que resultasen ilegibles para los chavales. No iban a descansar hasta que la historieta fuera un medio adulto, pero así iban a matar al comic-book. Yo siempre les decía en broma: “Me recordáis al tipo que compra una fábrica de globos para niños e inmediatamente la reconvierte en una fábrica de dirigibles. Si queréis hacer dirigibles, fundad vuestra propia fábrica de dirigibles o compramos una.” Siempre se reían cuando les decía esto, pero es algo en lo que creo sinceramente. Creo en este medio y sí, nosotros hemos hecho este medio. Os acordáis de la basura que se hacía antes de 1960? Era basura. No tenía el menor valor artístico. Muy de vez en cuando, Eisner y Charlie Biro y algunos pocos más hicieron trabajos de calidad en medio de toda esa morralla, pero en general era un medio de usar y tirar. Lo que Stan hizo al crear unos personajes con personalidad fue convertirlo en un medio artístico. De repente Stan empezó a ser conocido por personas adultas. Recuerdo que antes de que llegaran Adams, Barry Smith y todos los demás, Stan ya era conocido y alabado por adultos. Cuando Federico Fellini vino a las oficinas de Marvel a conocer a Stan Lee, no fue un truco publicitario. Fellini se daba cuenta de que Stan estaba haciendo algo con los cómics que era digno de elogio. No hacía falta que los llamara cómics adultos, lo estaba haciendo en el campo de los cómics infantiles, pero les estaba dando unos niveles de profundidad que nunca habían tenido. Es como utilizar una receta sensacional para hacer un pastel ya conocido. Para mí era evidente que lo que estaba haciendo eran elementos visuales para críos, diálogos para adolescentes, y un contenido social para adultos. Estaba reflejando el mundo de la política y la vida social en sus historias.” (John Romita, 1994).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.