Reseñas: Capitán América: Omnigold 3: “¡El Quinto Durmiente!” (1970-1972)

Dejamos el segundo tomo que recopila las aventuras del Centinela de la Libertad en plena etapa Lee-Colan. Etapa que tiene su continuación en este tercer tomo hasta ocupar más de la mitad del mismo.

Por su parte, nuestro protagonista sigue en fase introspectiva. Es un Steve Rogers más solitario que nunca, sumido en sus pensamientos hacia el amor imposible de Sharon y deseoso de tirar la toalla.

Rogers necesita acción y si hace falta va a ir a buscarla al otro extremo del mundo, todo para no darle al coco. Nuestro hombre está pasando por su mayor depresión hasta el momento.

También le viene bien la amistad del Halcón, su afroamericano amigo que vuelve a aparecer en estas páginas con la intención de quedarse definitivamente. Un paso realmente muy importante para la serie, puesto que la entrada del Halcón supone mucho más que una simple incorporación de personaje secundario. Sam Wilson traerá consigo un cambio de temática y escenario, como pronto comprobaremos.

La estocada definitiva a la, hasta ahora, ocupación del Capitán América la provoca S.H.I.E.L.D. Steve se siente utilizado por Furia, cuando éste lo usa como cebo para atrapar a un traidor.

Así que el vengador abanderado decide dejar atrás su presente y convertirlo en pasado. Rompe con todo y se va a vivir su vida encima de una moto, cual road movie. A falta de superpoderes y armas, quizás Stan Lee consideró que, más allá de su escudo, el Capi iba demasiado “desnudo”, así que lo montó en una moto durante una buena temporada.

Por lo menos su nueva vida de trotamundos sirve para que desaparezca su depresión. Incluso cuando comprueba como su figura no infunde demasiado respeto al ciudadano de a pie, prefiere ignorar tal menosprecio y ocuparse de sí mismo por una vez.

Hasta aquí el tomo ha consistido en una serie de historias unitarias más bien discretas, funcionales más que nada.

Sus nuevas aventuras le llevan a hacer frente a los Ángeles de Satán, un grupo de moteros delincuentes y a continuación al Cráneo Rojo, que esta vez pretende crear un conflicto internacional que acabe en otra guerra mundial.

Lo mejor empieza a continuación, cuando el Barón Strucker trata de vengarse de nuestro héroe a través de un Bucky aparentemente falso. En realidad, todo obedecía a las maquinaciones M.O.D.O.K., que había propiciado el encuentro del falso Bucky, en realidad un androide construido por el Dr. Muerte, que aquí desempeña un papel un poco forzado.

Se trata del primer falso regreso de un Bucky a la vida del Capi, que tiene que volver a pasar por su muerte una segunda vez. Resulta que, al final, el androide era tan perfecto que poseía recuerdos del Bucky real, hasta el punto de que le impedían matar a Steve Rogers.

Al mismo tiempo tenemos a un celoso Halcón lamentándose por el regreso de Bucky. Es evidente que la entrada definitiva del Halcón como compañero hacía meses que ya estaba tomada, y así se confirma al final de la presente aventura.

La larga saga finaliza con M.O.D.O.K. destapado ya como villano en la sombra y el segundo androide gigante de su creación, muy chulo. M.O.D.O.K. luce imponente y perverso, sin duda el gran villano de la etapa Lee-Colan. Lo mismo que el propio trabajo de Gene Colan a los lápices, que brilla como en sus mejores obras. Por cierto, al fin nos cuentan el origen del discapacitado villano, muy interesante.

Un Capitán en la comuniad de vecinos.

A partir de aquí podemos decir que la colección entra en otra fase.

Ya en el anterior arco con M.O.D.O.K., el villano se vale de algunas lacras de la humanidad como la pobreza o el racismo, para lograr sus objetivos. Un aperitivo para la definitiva entrada de la colección en terrenos más sociales, de problemática a pie de barrio, jóvenes faltos de oportunidades, discriminación racial y demás conflictos homologables a la sociedad americana de los 70. Y el Halcón aporta mucho juego en este sentido, al tiempo que su alianza con el Capi no es todo lo fluida que se podría suponer. Aunque, más que nada, los roces son fruto de las fuertes personalidades de ambos y de la, todavía, prematura confianza entre ambos para sincerarse.

Así, entra en juego un líder de suburbio llamado Cara de Piedra, capaz de manipular las influenciables mentes de los adolescentes de Harlem, que se sienten rechazados por el sistema.

La nueva temática le sienta muy bien a la colección, además, al acercar al Capi a las clases más bajas y abandonadas, ayuda a un superhéroe que se llama Capitán América y viste la bandera de los USA, a quitarse de encima la imagen de patriota al lado del poder que se le podía presuponer.

El siguiente arco enfrenta al Capi y al Halcón a un gorila gigante que recrea la historia de Jekyll y Hyde, para acabar todos en las profundidades de la tierra en los dominios de un Hombre Topo sorprendentemente pacifista. Historia con un ritmo mejorable pero muy entretenida. Destaca Gene Colan, absolutamente espectacular con el entintado de Tom Palmer en el primer número, mientras que el entintado de Bill Everett en los restantes resulta más extraño, con su trazo menos definido. Curiosamente algunas viñetas parecen pinturas impresionistas.

Entra John Romita… y le sigue Gary Friedrich.

Los roces entre el Halcón y el Capitán siguen su curso en el siguiente arco, donde interviene Spiderman. Un buen arco donde Cara de Piedra vuelve a ser el villano.

Es aquí, curiosamente con la presencia de Spiderman, donde John Romita sustituye a Gene Colan a los lápices. Atención a la perfección de los trazos en los números en que Romita es entintado por Joe Sinnott.

En el siguiente arco entramos de lleno en el género policíaco, cuando Steve Rogers se infiltra en el cuerpo de policía para descubrir la desaparición de algunos agentes.

A diferencia de otros superhéroes, que siempre han sabido volar libres, nuestro querido Capi siempre ha tenido una esencial responsabilidad que lo ha llevado a ponerse al servicio de los cuerpos de seguridad y demás organismos oficiales. Primero fue el ejército, luego fue el turno de S.H.I.E.L.D. y ahora se pone al servicio del cuerpo de policía.

Aquí se aprovecha para dar entrada a nuevos personajes hechos a la medida de la nueva orientación de las andanzas de Steve Rogers, el Sargento Muldoon, un policía duro y malhumorado, y Leila, una escultural afroamericana recelosa de blancos y policías.

El villano de esta estupenda historia no es otro que Gárgola Gris, que pretende hacer un ejército de esclavos de piedra. Mientras, el Capitán se reconcilia con Nick Furia y con Sharon Carter, con quien vuelve a fluir el amor.

Stan Lee abandona los guiones definitivamente y su sustituto pasa a ser Gary Friedrich.

Friedrich enfatiza la problemática racial y ahonda en la herida entre los dos protagonistas. El Halcón quiere seguir ligado a su comunidad afroamericana, lo necesita, y formar pareja con un blanco, tras tantas décadas de menosprecio hacia la clase negra, no hace más que alejarle de los suyos. Así que decide volar sólo y advierte al Capi que no se entrometa, que Harlem es su territorio y necesitan un héroe negro.

Por si fuera poco, el empoderamiento de la mujer también hace su entrada con la salida a escena de la Fuerza Femenina, un comando de S.H.I.E.L.D. formado por mujeres, con Sharon Carter a la cabeza. Aquí también debuta en la serie Val, la Agente 14, que da bastante juego en lo que se presume como un triángulo amoroso junto a Sharon y Steve.

Tenemos entonces un número doble bastante bueno centrado en la cuestión racial, donde los negros son engañados por un enmascarado Cráneo Rojo.

Mientras que el siguiente arco argumental parece echar por tierra la línea iniciada hace bastantes números. Vuelve la vieja épica de la colección y marca el regreso de Hydra. Un arco donde hace su entrada Sal Buscema como dibujante fijo.

El secuestro de Sharon Carter por parte de la organización criminal logra sacar lo peor de Steve Rogers, que se muestra aquí más violento de lo habitual.

No está mal el arco, pero lo veo un poco recargado, demasiadas vueltas de tuerca y algo forzadas. Primero resulta que quien mueve los hilos de Hydra en la sombra no es otro que Kingpin, que además no sabe que el Hydra supremo es su hijo, recuperando en parte el argumento de la saga del Maquinador en Amazing Spider-Man. Pero no todo termina aquí puesto que, sin saberlo Kingpin, en realidad quien movía los hilos en un grado superior era, otra vez, el Cráneo Rojo, que a su vez desvela que Hydra no es más que un brazo del nazismo, que para nuestra sorpresa siempre había estado ahí. La cosa acaba con Kingpin y todos sus colegas del hampa aliados con los buenos.

Conclusión.

Quizás la entrada de Gary Friedrich al final del tomo deriva en unos guiones más efectistas y menos brillantes, pero la mayor parte del volumen me parece bastante recomendable, diría que más o menos como el segundo tomo. Stan Lee está en buena forma, mientras que Colan y Romita espléndidos, como es habitual.

Sin duda lo recomiendo.

Enlace a la ficha:

35 Comments

on “Reseñas: Capitán América: Omnigold 3: “¡El Quinto Durmiente!” (1970-1972)
35 Comments on “Reseñas: Capitán América: Omnigold 3: “¡El Quinto Durmiente!” (1970-1972)
    • Un tomo superchulo. E ideal para tapar bocas a los que rajan sobre el Capi de Colan (que algunos hay que no dudan nada en hundirlo) …gustos aparte (que el gusto es siempre sobreano y lo que gusta gusta y lo que no no, independientemente de su calidad) se puede juzgar (cual Salomón el justo …el de la rana de Pantera Negra, para aquellos a los que la Biblia les suene a cuento chino) con justicia que acá no rinde el bueno de Gene (un autor sumamente acomplejado e inseguro, por cierto, pese a su inmenso talento) no rinde a un alto nivel? (Por mucho que prefieras a Colan haciendo terror y noir, dónde estaba en su salsa creando atmósfera con su inimitable dominio magistral del claroscuro)😈😉😎

  1. Y la moto ya nunca abandonaría del todo al Capi! (Incluso en pocos años le equiparían en los Vengadores con una especie de moto voladora, claro que no era lo mismo) También ya en los primeros ochenta se comercislizarían muñequitos (perdón: figuras de acción!) del Capi con moto …tanto en solitario como en la serie de los Team America de la juguetera Ideal Toys (con la que buscaban desplazar a su propio producto licenciado del célebre stuntman televisivo Evel Knievel) …Team America, grupo de moteros producto de los experimentos de Hidra con sus madres preñadas que debutaron en los cómics Marvel en el ’82, en la serie del Capi (nos queda todavía lejos, sí), en la muy recordada etapa DeMatteis/Zeck, para pasar luego a tener breve serie (una docena de números, uno de los proyectos de Shooter que no salió bien), casi que solo recordada por su presentación en el Capi, la portada promocional de la serie obra de Miller y los cameos de Iron Man y, con más lógica, el motero acrobático más célebre de la compañía: el Motorista Fantasma (Johnny Blaze).

    • Pero a quien no le puede gustar el “maestro COLAN con su arte.

      Yo siendo niño conoci su arte precisamente con el ñCAPITÁN AMERICA , pensé quién es este tío que con sus sombras, hace que los enemigos del CAPI me den miedo.

      Y lo de Dracula……….pedazo de dibujos , para es un genio con el arte de las sombras.

      Por cierto pedazo de tomo ,para mi no llega a obra maestra ,pero si que superrecomendable y magnifico.

      Obra maestra será el próximo

      Con un CONWAY Y SOBRE TODO ENGLEHART a los guiones y un genio a los dibujos ni más ni menos que el gran SAL BUSCEMA pero no adelantemos acontecimientos.

      Pedazo de reseña ROCKOMIC

  2. Ciertamente delicias como esta ya no se hacen. La etapa de Colan me encanta, aunque mi debilidad es la de Englehart-Buscema, que convirtió a la del Capi en una de mis series favoritas. Por supuesto, la segunda etapa de Kirby como autor total también es una gozada. Pero a partir de entonces ya nada fue igual y el Capi se cayó de mi elenco de favoritos, sin menoscabo de que haya materiales posteriores bastante buenos, como las etapas de Jurgens-Layton, Waid-Garney, Waid-Kubert, Jurgens-Kubert, Jurgens-Jurgens, y alguna más. Pero repito, la de Englehart-Buscema que terminó con Frank Robbins a los lápices durante algún tiempo, para mí es irrepetible.

    • Me gusta ya el primer Omnigold, pero para mí los #2 al #6 son todos una delicia (con casi nada desaprovecha le, aunque en guión sí haya números de puro relleno). Aún lo que caerá luego lo pongo alto, que para mí la serie sigue puntuando bien (pese a haber de nuevo números con guiones de puro relleno) hasta al menos la marcha de DeMatteis. Luego me gustan las etapas de Waid y cosillas como lo de Nicieza, pero ya solo con Brubaker la serie vuelve a ponerse como una de mis grandes favoritas con todos los méritos.

  3. Efectivamente el trabajo de Colan en estos números es excelente, y no queda muy lejos de sus mejores obras. No entiendo como se puede poner en cuestión el trabajo de este hombre a estas alturas.

    • Incluso en este foro tan clasicote se puso en duda su labor en esta serie, estimado Rockomic (y no fue el típico caso aislado, aunque tampoco muchos).

      • Don Silvio, por supuesto también lo hace muy bien. Me gustan demasiado las interpretaciones de Jim Steranko y de Gene Colan (y entre las modernas las de Steve Epting, Butch Guice y el hijastro de Byrne: Kieron Dwyer), pero siempre he considerado el Capi más canónico al dibujado por Jack Kirby, Sal Buscema, Mike Zeck y John Byrne. John Romita, Gene Colan, George Pérez y Epting lo dibujaban estupendamente (y la breve etapa Steranko es una isla de los sueños friquis en la que quedarse a vivir), pero Jack, Sal, Mike y John son los ases de mi baraja personal. Si hubiese hueco para un quinto as sería el excelente Gene Colan.

  4. Aquí y en Comandos Aulladores (y sus spin offs), Gary Friedrich, uno de los “jóvenes melenudos” de la “nueva” Marvel (junto con Roy Thomas, Steve Englehart o Barry Smith) empezaría a destacar (un nuevo guionista al que había que tener en cuenta para futuros trabajos, en esos meses en los que también empezaban a destacar Barry Smith, Steve Gerber, Jim Starlin o el ligeramente un poco más veterano Mike Friedrich). Algo estaba cambiando, la sabia nueva (la mayoría llegados del fandom…y de los que Steranko y Roy Thomas habían sido los precursores) traía a los superhéroes sus gustos y obsesiones, así como temas socialmente candentes como los conflictos raciales y de géneros, con sus históricas reclamas exigiendo materialización, así como su descrédito en la política (hasta entonces las figuras públicas y de poder/autoridad se respetaban en Marvel …ahora pasaban a ser casi algo de lo que desconfiar como primer impulso …incluso pronto la respetable SHIELD se convertiría en un nido de corrupción en el que arrancar malas hierbas era un trabajo casi a tiempo completo).

    • Pues esperad al próximo tomo , es una obra maestra y es un tomo MITICO.

      Por la calidad de dibujos y guiones al tomo próximo lo pongo en los altares de los mejores comics de todos los tiempos .

      Me podría tirar horas hablando de el ……………..y siempre cosas buenas .

      🤷‍♂️
      Que GEEN COLAN es mal dibujante jajaja 😂😂😂😂😂😂😂😂😂vaya chiste por dios🤪

  5. Para mi el Capi siempre ha tenido el halo del superhéroe perfecto ( otra cosa es cuando Rogers se despojaba de su atuendo y era poco menos que un don nadie ). Su uniforme, su indestructible escudo, su porte elegante, atlético, su carisma . Incluso diría que era, ¿es? , el prototipo del hombre que toda suegra quiere para hija: es guapo, es noble y es un gran héroe. Además tenía un compi ( ¿sidekick ?..ojú, que no me gusta nada esta palabreja ) que no le iba a zaga : el bueno de Samuel Thomas ( Sam ) Wilson. El compañero ideal, no un segundón.

    Bueno, que el tomo es un magnífico anticipo de lo que viene en los dos próximos OG . Este pues ya lo ha resumido perfectamente Roc ( y con las siempre interesantes aportaciones de los irreductibles Fran y Suso que se me han adelantado ) . Posiblemente lo más flojo , mejor lo menos bueno, en estos números sean los villanos, si exceptuamos a la némesis del Capi, el cabeza tomate.

    A diferencia tuya, Fran, el bueno de Rogers no se ha caído de la cima de mis preferencias, da igual los años que pasen, da igual las historias que se han creado o estén por crear. Y es que en el siguiente buen puñado de números, Englehart y Don Silvio, nos van a hacer un fantástico retrato del polvorín que eran los USA a caballo entre los años sesenta y setenta. Uno con sus guiones punzantes, certeros. Otro, con su trazo elegante, limpio, nítido.

    Con esta etapa del Capi, con estas historias, no puedo ser demasiado objetivo. Lo confieso.

    Creo que no he perdido ni un ápice de la devoción que sentí por estos maravillosos cómics.

    Gracias por recordarnos estas joyas, Roc.

    • Samuel, ya he dicho que la etapa de Englehart-Buscema convirtió a la serie del Capi en una de mis favoritas de todos los tiempos, y ello a pesar de que el concepto del personaje nunca me ha convencido por lo que encierra de falsedad e hipocresía en un país tan siniestro (en sus altas esferas y en su idiosincrasia profunda, la de la «white trash»). Y la perfección de la que hablas respecto del personaje tampoco es un factor que para mí suponga un aliciente, porque no es nada, pero nada creíble. El ser humano está lleno de imperfecciones y por eso me atraen personajes más realistas, con más aristas, incluidas las retorcidas, egoístas e incluso oscuras que todo el mundo tiene en mayor o menor medida, personajes no atormentados (como se pusieron de moda en los 90 y hasta hoy, porque esto tampoco es un rasgo del común de los mortales) pero sí con problemas e inseguridades. Por eso el Capi perfecto de sus inicios, al igual que el Superman perfecto de sus inicios, nunca fueron de mis favoritos. Cuando la amenaza nazi desaparece, y las amenazas amarilla y roja ya no sirven para disimular la propia amenaza que los Estados Unidos representan para estabilidad y la paz en el mundo, el rollo del superhéroe patriota perfecto y del «Centinela de la Libertad» se cae como la falacia que es y siempre ha sido en realidad en ese «constructio» de intereses puramente económicos y de poder que son los Estados Unidos. Lo de la libertad, ¡una leche!
      Eso sí, con la etapa de Englehart el Capi, el anodino Steve Rogers, comienza a hacerse más humano, más real, con más inseguridades, con más cuestionamientos sobre lo que en realidad representa y lo que defiende ciegamente cual robot programado…, fase que culmina con la llegada del Nómada… Este planteamiento de fondo de Englehart es uno de los factores que contribuyen a que esa etapa me guste tanto, amén de las historias, que en el aspecto puramente argumental son buenísimas, muy entretenidas.
      Y con el segundo advenimiento de Kirby se mantuvo en la cima de mis preferencias, en este caso no porque haya un trasfondo más realista y crítico, sino al contrario, porque es pura fantasía y acción explosiva Kirbyana, y ello siempre es garantía de diversión.
      Curiosamente, esta segunda etapa de Kirby también es criticada por los ignaros. Sin embargo a mí me parece divertidísima.

    • Otro signo de los tiempos, Sam, compañero: Sam Wilson y Natasha Romanoff (Natalya Alianovna Romanos) pasarían a compartir durante un tiempo con sus respectivos compañeros (Steve Rogers y Matt Murdock) la titularidad de sus series en condición de igualdad …y no como se estilaba hasta entonces como meros subordinados.

      • Kirby decidió ignorar la política (lo que algunos no le perdonarían ni dentro ni fuera de Marvel) y convertir a sus Capitán América y Pantera Negra en los aventureros definitivos, con total falta de complejos (…y aunque hoy nos parezca increíble a los pocos meses se le empezaría a hacer boicot, participando en el contubernio algunos editores marvelitas) o preocupación por la actualidad, más allá de los fastos del Bicentenario (pero de nuevo me estoy adelantando …de forma muy Loca!). Kirby forever!😉😎

  6. Si que somos clasicotes, sí, jajaja. O mayores. También, ha tenido buenas incluso muy buenas etapas luego o antes , además de esta ( Kirby, Bruebaker, Gruenwald, la brevísima de Byrne…). Lo que me pilla aún con más desconocimiento es lo más reciente . Rick Remender, Spencer ( y he visto por encima cosas en cuanto al dibujo en estas últimas etapas y me decepciona ). Como soy completista del Capi, imagino que terminaré haciéndolas.

    • Supongo amigo Samuel que la que no completarás es la saga del Imperio Secreto, con un Capitán América fascista líder de Hydra y presidente de la Nación Hydra, ha.
      En fin, ya te digo que a mí me gustó en su momento su evolución a personaje más realista, dentro de lo poco real que es el mundo de los superhéroes, pero joder, lo del Imperio Secreto es pasarse de frenada. Eso sí, yo me divertí un montón con la saga.

  7. Pues yo no puedo ser completista con los superheroes de MARVEL
    Por ejemplo los XMEN a partir de la caída de los mutantes buf……….
    Como voy a completar a este grupo si casi todo lo que le sigue a excepción de algunas sagas “ya sea MORRISON, BRUBAKER ” etc ,casi todo es morralla.

    Eso si, si es solo el material clásico se podría ser completista de la mayoría de los superheroes.
    Otro caso es SPIDERMAN mira que me gusta , pero a partir del mefistazo se les fue a todos los guionistas la olla,
    Para mi gusto, es otro con el cual no podría ser completista y lo mismo me pasa con el CAPITÁN AMERICA.

    CONAN el BARBARO, lo mismo y ya sabéis que es de mis preferidos junto con THOR,pues con el barbaro tras la retirada de THOMAS buf………..eran los guiones muy muy flojos

    Por eso lo de completista no va conmigo,
    Me pillaré todo lo clásico que valga la pena de los HEROES y una vez que los tenga, pues me recomendare a mi dios😂😂😂 y dejare de comprar 🤷‍♂️

  8. Pues toda esa morralla que tendría al ser completista que no leería y que estaría ocupando sitio en mis estanterías cada vez más escasas de espacio, las están ocupando……….

    Mi colecciones de BLUEBERRY ,THORGAL, The PHAMTON, JABATO,
    CORSARIO de HIERRO ,TRUENO COLOR, GUERRERO DEL ANTIFAZ, PRINCIPE VALIENTE, TINTIN, ASTÉRIX , MORTADELO Y FILEMON,,
    Mis M.L.E , ÓMNIBUS, ONMIGOLDS…….

    Y POR SUPUESTO MI BONELLI más de 300 ejemplares😂😂😂😂
    ZAGOR,MISTER NO, MARTIN MISTERE ,DILAN DOG, NATHAN NEVER ,DAMPIER, etc…….
    Mis colecciones de TEX,KEN PARKER
    ..
    Mis tomos vértice vol1 más de 500
    Mis grapas de superheroes PETER PARKER, SPIDERMAN DE ROMITA ,DARE DEVIL DE BENDIS Y BRUBAKER etcetc

    MIS TOMOS DE LUXE de MORRISON…………………..etc etc etc 🤷‍♂️
    Ya se que mucho pensaréis que hay en lo que he dicho mucha morralla, pero para gustos los colores🤔

    Y me dejo un monto de cajas que tengo escondidas llenas de comics

    • El coleccionismo completista (no digamos ya metiéndose en crossovers, spin offs y eventos familiares) es un poco como el Diógenes de los lectores de cómics. Uno debe de conservar solo lo que realmente le gusta (incluso más allá de cuestiones más objetivas como la calidad) y va a volver a leerse en el futuro, todo lo demás sobra (y al tiempo que supone ganar algo de espacio extra se puede convertir en recursos mediante el canje o reventa).

      • Totalmente de acuerdo, Suso, el completismo tiene a veces algo de Síndrome de Diógenes (me lo dice mi mujer, ja). Yo soy completista como sabes, y en mi caso es que todo el material clásico (no solo de Marvel, también de DC, y de otras editoriales como el material clásico que publican Diábolo, Planeta, etc) realmente me gusta como para no desprenderme de él, así que me desprendo solo de casi yodas las cosas del Marvel noventero y por supuesto del moderno (grapas y tomos), y por supuesto de cómics actuales de otras editoriales. De lo clásico de los 80 para atrás, de nada. La ventaja es que en mi caso no tengo problema de espacio, así que mi casa no parece la de un Diógenes de los cómics, porque además colecciono también mucha literatura, sobre todo pulp. Aún tengo suficiente para seguir atesorando.

  9. ¿ Sabéis ? Me doy cuenta que el gusto por determinados personajes o estéticas tiene que ver, cómo no, con la propia forma de ser . El Capi ( este Capi del que hablamos ahora, Fran ) , a los ojos de un niño era puro idealismo. Bueno, era mi idealismo. Así, en esencia. Desligado de autores, historia , vaivenes editoriales o contexto histórico. Solo la esencia del héroe. Puro. La lucha del Bien contra el Mal. Ese idealismo, esa esencia es la que yo vi en el Capitán. Incluso por encima de los avatares que le deparara el guionista de turno. Para la visión de un niño no había lucha de razas, Watergate o Gargantas Profundas. Esa impronta, cuando uno cierra los ojos y viaja hacia atrás en el tiempo, es la que ve. No se veían las aristas, las dudas ( no se entendían, obviamente ) . En otros personajes marvelianos veía otras cosas . En el Capi, vi eso. Y lo sigo viendo. O quiero seguir viéndolo. Y me gustó. Los personajes trascienden y ya no son de nadie. Y a la vez, un poco nuestros. Tienen vida propia. El cómic, además del entretenimiento puro y duro, era también descubrir , un mundo de sueños .

    En cuanto al completismo, pues me temo que no se puede ser un poco completista. O se es o no se es. Y yo, tengo personajes fetiche que quiero completar ( Capi, Spiderman, Conan, DD, Hulk ). Del resto de mis favoritos marvelitas, si se me permite la licencia poética, soy un poco completista….

    Incluido el Capi fascistoide, jajaja. Y bueno, supongo que aunque nos gusta una base realista en estas historias, en el fondo, nos pirran los happy end clásicos ( ¿ colonizados por el efecto hollywoodiano ? chi lo sà ! ) : el héroe, sufre, pero vence y la chica, cae prendada a sus pies.

    También, Suso, es para preguntarse porqué después de tantos años, de tantos aspirantes a ocupar el trono de Rogers, nadie había pensado que su sustituto parcial pudiera ser el propio Halcón. Solo en los últimos años. Curioso. Y no voy a ser yo, que ha elegido un alias que se refiere precisamente al bueno de Wilson, el que reniegue de tal circunstancia.

    Magneto, tomé nota de la serie de Marco Polo que citaste. He leído que tiene buenas críticas, pero que debido al coste ingente de producción solo ha durado un par de temporadas. Así que la pongo en cola de espera. Estas series de corte histórico, me molan.

    • Otros vendrán …y se irán, pero Steve Rogers siempre volverá. (Y sí, tanto Sam como James/Bucky lo hicieron muy bien, pero eran tan solo dignos sustitutos temporales …hubo además unos cuantos, pero ni se les acercaron. Kesel escribió una buena miniserie nostálgica sobre Jeff Mace/El Patriota, el tercer Capi …si no contamos al Capitán América Continental, el antepasado de Steve que se enfrentó a los británicos …y al Club Fuego Infernal).

      • Yo he disfrutado con Invencible, la serie animada de Prime. A ver qué tal Sweet Tooth en Netflix. …En la tercera temporada de la Doom Patrol nos meterán a los Detectives Muertos (los pobres chavalines ingleses de internado sádico del The Sandman de Gaiman).

  10. Por cierto que hablando de series , he estado estas últimas semanas haciendo maratón de Seinfeld. Ya la vi en su momento y ahora he podido degustarla nuevamente. ¡ Qué pasada ! Mi sitcom favorita con diferencia. Impagables, especialmente, los personajes de George Constanza y Kramer. Cómo me he reído con estos pirados. Y como episodio favorito, “la limusina ” ( y mira que es difícil encontrar un episodio donde no te tronches ) Y es que por muchas series que se hagan, las buenas, buenas, de verdad, se pueden contar con los dedos de una ( a lo sumo dos ) manos: Los Soprano ( nada más que la intro es espectacular; cómo se echa de menos a James Gandolfini, cachis ), The Wire, Breaking Bad, Band of brothers ( curioso, que descubrí allí al actor Damian Lewis y desde entonces cada serie en la que trabaja la sigo con interés – Homeland, Billions, Life. Me cae muy bien este actor ) , Canción triste de Hill Street…puffff…pocas más las que consideres geniales. Hay más series buenas por ahí, claro, pero están algún escalón por debajo de estas.

    • Hill Street Blues fue uno de los primeros grandes dramas con auténtica profundidad (si nos salimos de auténticos desmontes tipo Raíces y Yo, Claudio). De las modernas me quedo con (New) Battlestar Galactica, The Wire, Treme y Breaking Bad.

    • Samuel, estás tardando en ver Marco polo, estoy seguro que te encantara con el gran klublay kan.
      Un saludo amigo y me ha encantado tu razonamiento sobre el completísimo chapo.✌🤔

      • Otras buenas series: Batman The Animated Series (Timmverso), Justice League, Roswell Conspiracies (también animación), Gárgolas (idem), Ben 10: Alien Force (idem), Johnny Quest (idem), Space Ghost (idem), The Secret Saturdays (idem), Raíces, Shogun, Norte y Sur, V (especialmente la miniserie original), A dos metros bajo tierra, Babylon 5, Historias para no dormir, Twin Peaks (especialmente la primera temporada), True Detective (al menos la primera temporada), Utopía (solo la primera temporada), Homeland (a gran altura la primera temporada), Daredevil, The Expanse, Fargo, Dark, Doctor Who, El Ministerio del Tiempo, Doom Patrol, Vikings, The Boys, Stargirl, Ashes to ashes, Misfits, El Prisionero, Los Vengadores, Reilly as de espías, First Born, Sherlock Holmes (interpretado por Jeremy Brett), Sherlock, Los chicos de Stonehenge (Children of the stones), Dentro del Laberinto (Into the Labyrinth), Robin de Sherwood, Jekyll, Being Human, Primeval, Choky, Survivors, La Tribu (aunque no son tiempos para acordarse de series pandémicas 😈), Knights of God, Blake’s 7, UFO, Space: 1999, Tinker tailor soldier spy, Los hombres de Smiley,…

  11. Mis sitcoms favoritas de todos los tiempos eran Doctor en Alaska (Northern Exposure, aunque casi me cuesta considerarla una comedia de situación), la británica Allo Allo (“soy René Artois, El Búho, el héroe más grande de toda Francia!”) y las animadas Doctor Slump (adaptación del primer manga de gran éxito de Akira Toriyama…aquí se vio en las autonómicas, como Allo Allo, The Young Ones, La Víbora Negra o Magnum P.I.), Chicho Terremoto (Dash! Kappei, manga de Noboru Rokuda llevado a la animación con gran éxito …también acá lo tuvo, en los comienzos de Antena 3 TV) y Samurái Pizza Cats (que aquí emitió Canal+ en su día).

    • Otras grandes comedias: Los Teleñecos (The Muppet Show), Un hombre en casa (Man about the house), Los Roper (George & Mildred), Mi familia y otros animales, Los Fraguel (Fraggle Rock), Pumuki, Miguel el travieso, La Superabuela, Benny Hill, Guillermo Brown (Just William), The Young Ones (“Os Novos” en Galicia), La Víbora Negra, Mr Bean, Enano Rojo, The Big Bang Theory,…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.