Reseñas. Daredevil: Omnigold 1: “¡El Hombre sin Miedo!” (1964-1967)

La era Marvel de los cómics sigue su avance en los 60 con la creación de otro de los personajes clásicos de la editorial, Daredevil.

El primer número incluido es, obviamente, el del origen del personaje. Como historia de origen me parece que está bastante bien, más allá de algunas similitudes con la de Spiderman, especialmente la sed de venganza ante el asesino de un ser querido.

La adquisición de sus poderes por un accidente con productos químicos y la vinculación al mundo del boxeo son buenas ideas. También tiene su encanto como va descubriendo sus poderes, sin olvidarnos de la presentación de sus principales secundarios, Foggy Nelson y Karen Page, y el bufete de abogados Nelson & Murdock.

En general el número está bien estructurado pese a que es hijo de la época y el dibujo de Bill Everett luce un tanto arcaico.

Como parece que Everett no estaba muy por la labor, Stan Lee se tuvo que buscar otros dibujantes sin que se quedara ninguno de forma estable durante algún tiempo.

El baile de artistas es continuo, pero por lo menos su nivel es más que bueno, con la particularidad de contar con dos de las estrellas de la editorial EC en los 50, Joe Orlando y Wally Wood.

A ellos se suman Bob Powell, John Romita y algunos bocetos de Jack Kirby, hasta la llegada de Gene Colan que se queda para muy largo tiempo. No está nada mal.

Entran Orlando y Wood.

Los números de Joe Orlando se ven perjudicados por el entintado de Vince Colletta, que deja aquí su peor impronta. De todas formas, no creo que esta breve etapa esté entre los mejores trabajos de Orlando.

Estamos ante historias en las que uno de los pocos alicientes es ver en acción a nuestro protagonista haciendo uso de sus poderes. Porque lo que es Foggy aporta bien poco, más allá de ser uno de los vértices del triángulo amoroso, mientras que Karen no es más que la chica funcional de turno. Los bocadillos de pensamiento que se intercambia con Matt ya los hemos visto antes en los casos de Jean Grey/Scott Summers y Jane Foster/Don Blake.

No hay más que rascar en números pobres en guion. Bueno sí, se presentan algunos villanos clásicos como el Búho y un más que interesante Hombre Púrpura.

Un ejemplo de cómo a Stan Lee la ingenuidad sistémica a veces se le va de las manos está en el episodio del Búho, cuando el villano logra maniatar a Daredevil pero se le ocurre cualquier cosa menos quitarle la máscara para saber quién es. Ni tanto ni tan calvo.

Por su parte, Wally Wood se entinta a sí mismo varios números con resultado satisfactorio. Luego va combinando bocetos, lápices y tintas con Bob Powell, en unos números que tampoco lucen mal.

El pobre Wally tiene el dudoso honor de lidiar con uno de los villanos más nefastos de los 60, el Matador. Un torero, sí, cuya única arma es su habilidad con la capa. Ni superpoderes ni leches, con el trapo se basta para dejar en ridículo al cuernecitos.

La trama tampoco tiene desperdicio. Al parecer la motivación del villano no es otra que vengarse de la humanidad por los abucheos que recibía en la plaza de toros (?). Y luego a Matt no se le ocurre otra cosa para engañar y atraer al ridículo villano, que divulgar que en realidad el Matador es Daredevil disfrazado y que el Daredevil derrotado era un suplantador, contratado para alejar las sospechas de él no se sabe muy bien de qué.

Los siguientes números, sin ser nada del otro mundo, al menos tienen su encanto. El simpático número de la Hermandad del Miedo y la intriga que rezuman los episodios de presentación del Zancudo y los Ani-Hombres. Más el recurrente número co-protagonizado por Namor, siempre imponente, con buenas dosis de plena acción, que nos trae una de las dos novedades importantes que faltaban para consumar a nuestro héroe: la presentación del clásico y definitivo traje rojo, notablemente superior al inicial amarillo y negro. La otra novedad la tenemos en el siguiente número: la existencia del sentido del radar de Daredevil, que aparece de la nada sin más explicaciones.

No faltan los despistes de guion. En el primer episodio de los Ani-Hombres, ¿Cómo ha entrado el Hombre-Gato en la cámara acorazada?

El turno de Romita.

Es el debut de John Romita en Marvel, que ya desde el primer instante da muestras de su habilidad con el lápiz. Empieza con un arco argumental de piratas bastante loco y donde hay un poco de todo, ambientado en la Tierra Salvaje, Inglaterra y algún lugar del Atlántico. Creo que funciona mejor como aventura de Ka-Zar con Daredevil de invitado que como aventura de Daredevil con Ka-Zar de invitado. De hecho, es la historia donde se cuenta el origen del señor de la jungla oculta. Pero no está nada mal, es un buen arco. Lo mejor: Romita y el dinamismo que le imprime a la historia.

El tándem Lee-Romita sigue resultando en el resto de historietas que producen.

Son historias arquetipo de colección modesta de Marvel que se lee bien y distrae. Se mueven en lo simple pero resultón, además de contar con dibujos que son un placer.

Los diálogos de Stan Lee están mejorados, pero es con la aparición de Spiderman, invitado en la aventura del Merodeador Enmascarado, y su jocosa verborrea dedicada a los villanos, cuando más está en su salsa.

Pese a todo, el número de presentación del Gladiador es un sinsentido. Primero, por su móvil de patio de colegio: odia a los superhéroes porque llevan trajes ridículos y por lo tanto hay que darles una lección. Y segundo, por el disparatado plan de Foggy para impresionar a Karen: hacerle creer que él mismo es Daredevil, engaño que con total seguridad iba a ser descubierto más pronto que tarde. Eso sí, el Gladiador mola.

Tras estos números John Romita pasa a sustituir a Steve Ditko en Amazing Spiderman. No es de extrañar, en estos tebeos se constata que su estilo le va como un guante al trepamuros.

El inicio de la etapa Colan.

Con la entrada de Gene Colan la parte gráfica llega al culmen de la serie. Bueno, sólo podría mejorar si el entintador fuera Tom Palmer. A nivel argumental siguen siendo unos tebeos simplones, donde no falta alguna idea descabellada.

Quizás sea que el espectacular dibujo me confunde, pero las historias que se cuentan me resultan amenas. Narrativamente Colan aporta muchísimo, hasta el punto de que me atrevería a decir que llega a mejorar las tramas.

Tenemos la dispar aventura del Búho, un tipo que impone lo suyo, y su búho mecánico de estética steampunk. A continuación de nuevo la alianza entre el Merodeador Enmascarado y el Gladiador, con la ocurrente creación del trihombre, claro precedente de los humanoides creados por MODOK, también obra de Gene Colan pero en la serie del Capitán América. Hasta ahí bien, porque los últimos números del tomo, siempre obviando la parte gráfica, son más prescindibles.

Dejando de lado un villano lamentable como la Rana Saltarina, tenemos la nueva ocurrencia de Stan Lee, incluso más disparatada que cuando Foggy intentaba convencer a Karen de que él es Daredevil.

Resulta que para salvaguardar su identidad secreta a Matt no se le ocurre otra cosa que inventarse un hermano gemelo, Mike Murdock, que por supuesto sería el alter ego de Daredevil. Por lo menos Matt se da cuenta al momento de la idiotez que les acaba de contar a Karen y Foggy, pero la patraña sigue adelante. No tiene precio ver a Matt interpretando el papel de un hermano payaso y de personalidad opuesta a la suya propia, y que encima ese comediante repelente sea nuestro admirado héroe. El desaguisado no tiene fácil arreglo, pero eso ya se verá en el segundo tomo.

Algún elemento interesante también hay en estos números, como el juego que da la identidad secreta del Merodeador Enmascarado.

Si algo evidencia este primer tomo es que a la colección le falta singularidad. Más allá de asentar las bases para lo que vendría más adelante, tiene poco de especial desde la existencia de otras series de la factoría, fundamentalmente Spiderman.

Pero eso no quita que, coincidiendo con la llegada de John Romita, la serie encadene varios arcos argumentales entretenidos. Mike Murdock aparte.

Así que no me parece un mal tomo, en todo caso regular. Y en la parte gráfica muy recomendable.

Enlace a la ficha:

23 Comments

on “Reseñas. Daredevil: Omnigold 1: “¡El Hombre sin Miedo!” (1964-1967)
23 Comments on “Reseñas. Daredevil: Omnigold 1: “¡El Hombre sin Miedo!” (1964-1967)
  1. No será de los mejores trabajos de Wood pero a mi me gustó su Daredevil, el diseño del uniforme rojo, algunos villanos como el Zancudo y los Ani-Hombres, después el Merodeador o Gladiador con Romita y Colan. El dibujo tenia más calidad que el guión pero en esos tiempos muchas series eran lo que eran y hasta con peor dibujo.

  2. Material flojo, muy flojo. Y no será por la falta de grandes nombres: Bill Everett (vale que mayor y alcoholizado), Joe Orlando, Wallace Wood, Bob Powell, John Romita, Gene Colan,…todos estos son grandes del cómic por derecho…pero aquí o estaban desganados o iban muy apurados y con sobreproducción (bueno, John Romita sí está bastante bien…y a Wood hay que agradecerle el magnífico rediseño, nunca se le podrá agradecer lo suficiente ese uniforme rojo). Peor todavía es la falta de originalidad. Ni una sola idea original en todo el tocho: un enorme cúmulo de tópicos y refritos (desde el nombre de Daredevil, tomado de un superhéroe de la Golden Age de otra compañía, al concepto del abogado ciego que lucha como justiciero urbano contra los criminales que se escapan a la ley, tomado del justiciero pulp The Black Bat, uno que se vestía de murciélago antes de Batman…el sentido radar es un guiño?), pasando por el sonrojante triángulo amoroso doble (con Foggy, ni medio serio,…y consigo mismo: Matt compitiendo con DD por Karen, estilo Supes, ja), el control mental, los criminales sonrojantes (así y todo tengo debilidad por el patético Zancudo), el doble usurpador de identidades,…solo falta un gemelo malvado (aunque tenemos al falso gemelo Mike Murdock, …podría considerarse el tercer triángulo amoroso en el que se implica Matt en estas páginas? El segundo compitiendo consigo mismo…aunque sin llegar a los problemas de personalidad de Marc Spector, que Matt no se cree el papel, solo lo interpreta…mal…y todavía traería cola), ja. …El Búho y el Gladiador nos darían buenos momentos, pero en el futuro, no aquí. Bueno, tenemos a Romita (lamentablemente no dura…y eso que ganaría Spidey) y tenemos a Ka-Zar…y a Spidey y al Merodeador. Solo para fans totales de DD me temo. Aún los de los autores se sentirán por lo general decepcionados. Y no mejorará todavía demasiado la cosa próximamente… aunque habrá más estabilidad.

  3. Ya veo que esta etapa no os entusiasma, precisamente.
    Desde luego no está entre las mejores de Marvel en esos años, pero hombre, tampoco me parece tan horrorosa.
    Mediocre.

  4. Estoy contigo Rockomic, haces un buen trabajo y es necesario hablar de todas las colecciones. Daredevil no era el personaje más lindo en los 60 pero es que en esos años solo habían 3 o 4 colecciones que apuntaban alto. En los años 70 tambien habían colecciones mediocres y tenían sus seguidores fieles, cada personaje tiene sus etapas con sus altibajos de calidad, no hay problema.

  5. Y tampoco es tan malo Daredevil, pienso que había series peores pero todo depende del cariño que cojas a una serie, acordemonos de los X-Mem originales por poner un ejemplo. Daredevil al menos tuvo grandes dibujantes y poco apoco fue ganando calidad.
    Gracias a ti Rockomic

  6. Aunque no venga a cuento en el hilo, quisiera hacer una consulta a los especialistas en mutantes. Estoy haciendo la colección de los omnigold de la etapa de Claremont, y quisiera saber si me recomendáis el tomo de Factor X que ha publicado Panini. Cronológicamente, en qué lugar de lectura se situaría en relación a los tomos de Claremont? Ando perdido y agradecería vuestra generosa ayuda.

  7. Mira, Mel, el primer tomo de Factor X iría justo después del sexto omnigold de la Patrulla de Claremont, en su interior, Cíclope deja el grupo para retirarse junto a Maddie y el niño (futuro Cable)..a partir de alli, las dos series van en paralelo, como las series de Spiderman….

  8. En este primer tomo de DARE DEVIL para mi siempre será “DAN DEFENSOR “se expone lo que será la base de dicha colección.

    Para empezar nos encontramos con los orígenes, como se convirtió, un chaval en el hombre sin miedo.

    Para mi con este HEROE , STAN LEE lo bordó ,me refiero a que hizo el más difícil todavía y convertio a una persona ciega ,en un SUPER HEROE “chapo”.

    Veremos la vida privada de MATT MURDOCK y su socio FOGGY NELSON y como siempre ,en cualquier historia de STAN LEE ,ese típico entramado amoroso en este caso, con KAREN PAGE.

    Seremos testigo de un bufete de abogados , esto dará mucho juego a lo largo de la colección MATT MURDOCK es abogado y gracias a ello conoceremos a los reyes de hampa y mafias de la “cocina del infierno” KINPING BULLSEYE, BUHO ETC..

    Siempre recordaré aquel comic ,en que le toco defender a HULK en un juicio.

    Fue toda una pasada salían todos los HEROES del momento en aquellas viñetas , un clásico

    Veremos a sus enemigos, claro al ser de los SUPERHEROES uno de los más débiles, no puedes ponerle de enemigos a gente con súper poderes o fuertes por ejemplo HULK.

    Pasaran el BUHO, HOMBRE PURPURA, GLADIADOR, M .MIEDO, ZANCUDO y dos que son mis favoritos , pero por los absurdos que son,RANA SALTARINA y MATADOR, este en concreto es lo masssssssssss jajaja que grande era STAN.

    Los guiones de este tomo buf ,no sabremos nunca si STAN LEE tenía carga de trabajo o no se tomo el personaje en serio jajaja lo del” MATADOR” es un ejemplo .

    Son unos guiones sin acabar , planos absurdos, incoherentes etc etc etc
    Empieza muy bien con el origen pero a partir de hay se le va la pinza al guionista,
    Un desaguisado nada que ver con el gran “MILLER” que diferencia por dios.

    Los dibujos de este tomo la verdad no están nada mal , y en este tomo hay varios krack de MARVEL ( ROMITA , COLAN,WALLY WOOD ).
    No son sus mejores trabajos pero se les nota la calidad que atesoran, a mi en concreto me encanta GENE COLAN.
    Repito no es su mejor trabajo pero no esta mal.

    En resumen un tomo que se puede leer eso si siempre desde una óptica de no buscarle tres pies al gato al personaje y solo pasar un rato entretenido ya que fallos los encontraras por doquier. (los guiones no hay por donde cogerlos jajaja)

    Y sobre todo es un tomo que te hará estar preparado para conocer el mundo de DARE DEVIL, para lo que vendrá en un futuro, uno de los mejores comics de todos los tiempos el (BORN AGAIN).

    Pocos super heroes pueden decir que tienen en su colección una OBRA MAESTRA de esta envergadura .

    Y Sabeis quien la tiene DARE DEVIL (DAN DEFENSOR).

    Por el “MATADOR “que krack era STAN solo a el se le podía ocurrir tal disparate jajaja

  9. Por cierto ALAN no te preocupes hay un tomo mucho peor que este , el primero de los vengadores, es lo más malo, que te puedes comprar jajaja .
    Pero claro hay que tenerlo para saber los orígenes de los vengatas.

  10. Por cierto ROCKOMIC, me encantan tus resúmenes de cada tomo que anuncias ,
    siempre tan acertado y refieres detalles que a mi se me pasarian desapercibidos en cada obra.

    Gran trabajo , un saludo.

    Por el MATADOR😂

  11. “(…) cuando terminé mi estancia en DC, fui por ahí buscando trabajo. Unas cuantas editoriales me dijeron que no tenían nada. Fui a ver a Stan Lee y me recibió con los brazos abiertos. Me dio un trabajo de entintado el primer día, y cuando se lo entregué a la semana siguiente, me dio la serie de Daredevil para dibujar.” (John Romita).

  12. “Curiosamente yo no quería dibujar: De hecho el día que fui a ver a Stan ya había aceptado un trabajo en una agencia publicitaria llamada Batten, Barton, Durdsdon & Osborne para hacer storyboards. Conseguí un trabajo allí, lo creas o no, por 250 dólares a la semana. Le dije a Virginia que ya estaba harto de los cómics. Estaba agotado después de ocho años haciendo historias de amor y creía que no tenía ningún futuro en el mundo del cómic. Le dije que iba a buscar otro trabajo. Me comentó, “eso es estupendo!”, a mediados de los sesenta tenía tal bloqueo creativo que creía que me estaba volviendo loco. Me pasaba el día entero con una viñeta y luego, a la mañana siguiente, la borraba: así estaban las cosas. Un día incluso me puse a llorar como un niño. No había ganado nada de dinero en tres días, tenía que buscarme otro trabajo. Yo seguía pensando que se me pasaría. Bueno, Virginia estaba contenta. Me dijo: “un trabajo de 9 a 5 te vendrá muy bien. Saldrás de casa y todo eso.” Así que acepté ese trabajo. Mort Meskin, el famoso dibujante de cómics, estaba allí y me recibió con los brazos abiertos. Se suponía que iba a empezar el lunes por la mañana y almorcé con Stan después de aceptar el trabajo. Empezó a decirme: “no creo que quieras ser un pez pequeño en un estanque grande! Aquí estarás en tu elemento! Serás un pez grande en un estanque pequeño! Pero serás feliz …y los cómics son tu vida!” Para cuando terminamos de almorzar ya me había convencido para que siguiera dibujando cómics. Pero no dibujaría a lápiz (esto sucedía dos semanas antes de que me diera Daredevil). Le dije que entintaría porque así no tendría que enfrentarme con la página en blanco. Podía entintar sobre los lápices de otra persona hasta que se me pasase el bloqueo. En mi cabeza yo no quería volver a dibujar. No quería volver a encontrarme con una página en blanco y tener que decidir qué poner. Había estado quince años trabajando como freelance, estaba quemado. Creía que nunca más volvería a hacer cómics. Así que entinté ese encargo y pensé, “bueno… Dónde está el próximo encargo?” Stan dijo: “has oído hablar de Daredevil?” Wally Wood había dejado la serie en el número 11 y ya había que preparar el 12. Así que como un idiota, le hice un dibujo a Stan. Se puso como loco y me dijo: “tienes que hacer esto! Daredevil es perfecto para ti!” No sé por qué lo hice. Así que tuve la penosa tarea de llamar a BBDO para decirles que había cambiado de planes.” (John Romita).

  13. Joder, estuvimos a poco de quedarnos sin algunos de los dibujantes más importantes de Marvel.
    Romita que se iba a trabajar a otra empresa, Colan que lo dejaba porque veía el futuro negro, Buscema que odiaba los cómics…
    Para nuestra fortuna todos le dieron otra oportunidad a los superhéroes. Y seguro que no se arrepintieron.

  14. “Hice mis dos primeras historias de Daredevil sobre bocetos de Jack Kirby. Entregué las tres primeras páginas; a Stan le encantó la splash page pero no le gustaron nada las otras dos porque estaban dibujadas como un cómic de amor. Quiero decir que, después de ocho años de hacer cómics románticos, lo único que me salía era una serie de aburridos bustos parlantes. Así que Stan llamó a Jack Kirby y le dijo: “Jack, te llamaré más tarde y te daré un argumento. Quiero que abocetes una historia de Daredevil.” Ni siquiera eran bocetos más o menos elaborados, era más bien la estructura narrativa, formas muy genéricas. “Romita lo hará estupendamente, pero no sabe qué ritmo darle.” Stan le dio el argumento por teléfono y al día siguiente ya tenía diez páginas sobre la mesa! Era así de rápido!” … “Utilicé los bocetos de Jack como esqueleto sobre el que dibujar la historia. Mientras que yo hubiera hecho que Matt Murdock fuera a su apartamento y se cambiara de ropa de forma vulgar y corriente, de un modo muy tranquilo, en la versión de dos páginas de Kirby, Matt se despoja de sus ropas, salta por la ventana sin mirar lo que hay fuera, utiliza un asta de bandera para girar y caer sobre un coche que va a ochenta por hora por la avenida. Ése era el modo de hacer las cosas de Jack Kirby que yo tenía que aprender.” … “Para cuando hube acabado esas historias (él también abocetó la segunda) ya sabía muy bien lo que Stan quería. Lo único que tenía que hacer era pensar en las cosas de un modo normal y luego darles la vuelta y hacerlas al modo Marvel, que era como una película de animación muda: había que exagerar la acción de modo que, si un tipo rompe su mesa, tiene que haber cristales volando, bolígrafos saltando y hasta las paredes tienen que temblar. En su siguiente aparición tiene que tener una mesa nueva. Ésa era la emoción que Stan quería y Jack era parte de ello. Ése era el modo en que él pensaba: todo de forma dinámica, todo muy extremado. Así que para cuando terminé esas historias ya tenía la lección bien aprendida.” (John Romita).

  15. A Buscema le gustaban los cómics clásicos (en plan Príncipe Valiente y Tarzan, era muy Foster de hecho), pero los comic-books nunca le convencieron del todo (los magazines ya eran otra cosa, además no tenían que pasar por el Comics Code Authority, así que más libertad y menos cambios de última hora) y los de superhéroes menos …y parece que Spidey el que menos, ja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.