Reseñas: Ka-Zar: Marvel Limited Edition 1: “Ka-Zar” (1969-1973)

Avanzando en el repaso de la historia del Universo Marvel, llega el turno de otro personaje ya presentado en anteriores series. Ka-Zar, el señor de la Tierra Salvaje, que al fin se gana sus propias aventuras.

Como ocurre con Pantera Negra, los Inhumanos, Namor, Thor… el señor de la jungla dispone de su propio escenario donde atender a los villanos de turno. Esa comarca ficticia, sin ley, escondida bajo la Antártida, conocida como Tierra Salvaje.

Las aventuras de Ka-Zar bajo su propia cabecera en realidad no empezaron en la serie genérica Astonishing Tales, sino que unos meses antes se publicó una historia suelta en otro título genérico, Marvel Super-Héroes.

Este es el número con el que empieza el presente tomo. Tras la historia de “origen” de Ka-Zar presentada en la serie de Daredevil, la que nos ocupa ahonda un poco más en el pasado del rubio protagonista y su ruin hermano. Arnold Drake y George Tuska se inventan una historia en la que el padre de ambos viajó a la Tierra Salvaje, donde descubrió un poderoso nuevo elemento, llamado antimetal, codiciado hasta por los extraterrestres. Flojilla.

Ahora sí, el serial incluido en Astonishing Tales empieza con el equipo más clásico posible: Stan Lee y Jack Kirby. Un encantador ejercicio de nostalgia en el que Kraven se aplica el reto de cazar a Zabú, el félido compañero de Ka-Zar, y de paso derrotar a su dueño.

La verdad es que la imagen de Ka-Zar dibujada por Kirby, ahora con los pelos más largos que en sus anteriores apariciones, se nos aparece como un claro precedente de Kamandi, una de las creaciones del Rey para DC.

Poco dura Stan Lee, que en el segundo número ya cede a Roy Thomas el guión y éste a Gerry Conway en el tercero. Mientras que Kirby hace lo propio con Barry Smith, que acompaña a Conway al lápiz.

Son las primeras señales de lo que será una constante en los episodios recopilados en este tomo: el baile de artistas.

Precisamente aquí es donde asistimos, para mí, a la mejor fase del tomo, la saga del Dios Sol. Un Gerry Conway que se marca unos diálogos muy convincentes, y un Barry Smith que al fin encuentra su senda.

Sí, estamos ya ante el Barry Smith bueno, más que bueno diría. Su estilo ya es totalmente personal e inconfundible, y su dominio de la anatomía y su narrativa son espléndidas. Lo único que no le acaba de quedar bien es Zabú.

La presencia de Smith y el género en que se enmarcan no pueden dejar de recordarnos a Conan, que justo acababa de empezar su andadura.

Algo así como una mezcla entre luchadores bárbaros, lo sobrenatural y dinosaurios. Realmente interesante, presentando algunos giros de guion con mucho sentido.

La única pega es que el arco se hace corto. Creo que la trama da para más páginas.

El siguiente arco, que empiezan los mismos autores, es menor al lado del anterior. Seguramente resentido por el cambio del equipo creativo, que pasa a estar formado por Roy Thomas y Herb Trimpe.

Entre alguna trama que se estaba gestando y desaparece por completo, y nuevos personajes sobre los que no se nos brinda explicación sobre su llegada a la Tierra Salvaje, el baile de guionistas se hace notar. Por lo menos en el renqueante hilo que intenta unir los diferentes episodios de la serie.

Thomas, Trimpe, Conway, Smith y Gary Friedrich se las apañan para completar la siguiente trama. Una pequeña colonia de ingleses y otra de alemanes están instaladas en la Tierra Salvaje desde la Segunda Guerra Mundial. Y siguen en guerra entre ellos como si el terrible conflicto nunca hubiera llegado a su fin. Mensaje antibelicista para una historia que no está nada mal.

A estas alturas, lo único que chirría un poco es que, entre tribus, colonos, ciudades y demás, la Tierra Salvaje empieza a padecer de superpoblación. Lo que le resta algo de singularidad.

La alternancia de autores continua con un único número realizado por Stan Lee y John Buscema, correcto sin más, y el que le sigue, obra de Thomas y Gil Kane. En este caso un nuevo relato de origen sobre como Ka-Zar llegó a la Tierra Salvaje, más completo y mejor desarrollado.

Llegamos al momento de la saga ambientada en los Everglades, que cabe considerar como una de las destacadas del tomo. A pesar del malo previsible y otras simplezas.

Creo que es un episodio más importante para el desarrollo del Hombre-Cosa que para Ka-Zar. Por lo menos va bastante ligado al origen del monstruo de lodo, que descubrimos que está vinculado al suero del súper-soldado.

Thomas escribe, Buscema ofrece otra lección de arte gráfico, pero lo más curioso consiste en el breve relato que lleva insertado el arco. Bajo la escritura de Len Wein, Neal Adams dibuja unas pocas páginas sobre el origen del Hombre-Cosa, cuyo extraño trazo las asemeja a un original a lápiz sin el acabado del entintado.

La dispersión llega a su máxima expresión en el número 14. Se trata de una reedición de la historia del reciente Savage Tales #1, esta vez coloreada. Un relato de Lee-Buscema bastante tópico pero bien escrito, por el que vale la pena deleitarse con los dibujos del maestro John. Su problema es que queda empotrado como un número de relleno, como fuera de continuidad.

Justo aquí Lee se refiere al antimental como vibranium. Ignoro si fue un error de The Man, cosa que no sería de extrañar, pero la cuestión es que a partir de aquí el metal propio de la Tierra Salvaje pasaría a llamarse vibranium de la Antártida. Para diferenciarlo del homónimo de Wakanda.

Los dos últimos números corren a cargo de Mike Friedrich a los guiones, más Gil Kane y Rich Buckler en la parte gráfica. Se trata de una historia muy manida sobre traficantes de drogas. Aventuras urbanas en las que no encaja nada bien nuestro salvaje protagonista. Por no hablar de Zabú paseándose tan tranquilamente por la ciudad.

Al final del volumen se incluye la historia original en blanco y negro publicada en Savage Tales #1, ya comentada más arriba. Y un relato corto aparecido en Astonishing Tales #8, con protagonismo de unos desconocidos hermanos Link. Nada que ver con Ka-Zar.

Conclusión.

No es un mal volumen para nada. Cuenta con la breve etapa Conway-Smith, que me parece bastante recomendable, y el arco de los Everglades que tampoco está nada mal. Más algunos deleites gráficos de John Buscema e historias sueltas más que correctas.

El principal inconveniente está en resultar un tomo demasiado disperso, sobretodo debido al continuo baile de guionistas. Y a alguna historia insertada que va por libre, que no hace más que acentuar la desconexión entre los diferentes arcos.

Enlace a la ficha:

26 Comments

on “Reseñas: Ka-Zar: Marvel Limited Edition 1: “Ka-Zar” (1969-1973)
26 Comments on “Reseñas: Ka-Zar: Marvel Limited Edition 1: “Ka-Zar” (1969-1973)
  1. Hello pandilla, según mis cálculos se han editado por PANINI 3 LME de KA-ZAR , dejándola colección en el punto de lo mas in teresante, 1º) unos muy buenos cómics de Conway y JOHN BUSCEMA, a continuación la saga de VAL MAYERIK, que para mi gusto es de lo mejor que se ha currado el tío ¡¡ENFRETANDO a KA-ZAR con KLAW, y posteriormente con una raza alienigena que pretende conquistar la Tierra Salvaje.

    los ss números fueron inéditos hasta la ¡¡famosa etapa de BRENT ANDERSON¡¡ que fue recogida en parte en Vertice y en SURCO.

    .- Después por lo que veo mi Marvel Photo Journal, viene la ¡¡EPOCA DE RON FRENZ¡¡ que tiene una ¡¡¡PINTA SUPERINTERESSANTE¡¡

    Así que estoy deseando ver l 4º LME de KA-ZAR cuanto antes.

    Nos vemos en KA-ZAR y con ZABU,..¡¡que paséis un buen Mayo y posterior verano.

  2. Un comic muy entretenido y con artistas bastante buenos .
    Como bien dice ROCKOMIC le falla tanta variedad de artistas.

    LUIS GRANA ojalá te hagan caso lo que pides es delicatessen.

    Un saludo LUIS 🤷‍♂️🖖🏼

    Muy buena reseña ROCKOMIC” krack “

  3. Mi impresión sobre Ka-Zar es que es un personaje poco explotado. No se le ha sacado todo el jugo que podría haber generado. La figura de Ka-zar me sugiere al obvio Tarzán y, en cierto modo, un Conan..en rubio y salvando las distancias. No es un personaje que me desagrade, al contrario ( es Marvel de los 70s…y eso casi que me basta ). Eso sí en b/n sus historias de los magazines ganan muchísimo artísticamente ( o visualmente ). En color, le doy, gráficamente, un aprobado justito. Bajo mi punto de vista , el Ka-Zar ochentero no mejora a éste. Es verdad que es imposible que todas las colecciones Marvel sean obras de arte en lo gráfico y en la narrativa, pero Ka-zar, no ha terminado nunca de despegar. Y eso que el elenco de autores en este tomo que , como siempre, reseñas tan atinadamente, Roc es de lujo ( si quitamos al infumable Tuska ) Y en el siguiente, también ( si quitamos al tan igualmente infumable Don ” Hell ” / Heck )
    Ka-zar es un personaje de mitad de la tabla, que ha quedado en ” ni chicha ni limoná “. No está mal del todo, no, pero no cautiva.

    Me quedo con el Ka-zar b/n.

  4. Buen repaso, buen material (con alguna salvedad y con importantes altibajos) y un personaje muy pulp (con un secundario de lujo perteneciente a la tan traída mayoría silenciosa: el poderoso Zabu, mucho más hermano de Kevin/Ka-Zar que su rastrero hermanastro) que siempre me ha molado…en los sesenta, en los setenta (con el grueso de sus aventuras, incluyendo aquellos magazines ligeramente más “nudies”) y en los ochenta (con Jones, Brent Anderson, Val Mayerik, Ron Frenz, Armando Gil,… me gusta mucho la imagen del personaje en manos de Brent Anderson y del dominicano Armando Gil, por cierto). También la versión más moderna de Waid (aunque su Kevin fuese más infantil, pese a ser padre) & Kubert. …Y buen trabajo, Rockomic. ✌️😎.

  5. Lee, Thomas, Gerry Conway, Kirby, Barry Smith, Trimpe, Gary Friedrich, Gil Kane, John Buscema, Len Wein, Neal Adams, Mike Friedrich, Rich Buckler, …poca queja (vale, sí, que algún equipo no durase …y el serial siempre pareciese como de relleno y sin excesiva continuidad, pero no me suelo poner tiquismiquis con estas delicias pulp casi de serie b)…y diversión garantizada a poco que te guste el personaje (o los tarzánidos). Otra cosa a su favor: hay más!😎

  6. Una recomendación para echar unas risas: buscad la página cómica de Ka-Zar tomando el metro en plena pandemia (te encantará, Rockomic😈), disponible en varias webs, como la página oficial de López Espi.

  7. Peter Parker, Spider-Man: Cronología Arácnida Vol.1. Texto denso, con mucha ficha, pero repleto de grandes anécdotas. Saludos chavalotes. Buen finde. Sed prudentes. Salud y cómics.

  8. Un buen trabajo ese, Suso. Ya empiezo a tener un más que aceptable fondo editorial crítico sobre el cabeza red. Este volumen ( y espero que los 3 siguientes ), los que ha escrito Clemente…Ya me gustarían trabajos de esa envergadura (o que se le aproximaran ) para el Capi o los FF. Es verdad que a D.Julián se le pueden criticar ( y lo hacemos ) muchas cosas, pero le reconozco su amor y su dedicación a la teoría crítica de Spidey. Es una pena que Dolmen suspendiera su línea de libros de la colección Pretextos, que había estupendas obras teóricas sobre buena parte de los personajes más icónicos de la Marvel. Aquí, se echaba en falta, sin embargo, obras de este tipo para personajes DC ( salvo Batman, pero de este hay muchísima bibliografía ) o francobelga.

  9. Aparte de los escritos para Dolmen están los dos libros de David Hernando para Timun Mas, uno dedicado al eterno Batman y otro a Superman, que son los más completitos en castellano, sin ser muy extensos. De Batman también era curioso el de Camaleón Ediciones.

  10. “En los años 60 Marvel era abierta, llana y divertida, sobre todo comparándola con la Marvel de los 90 …que era como un encarnizado Senado romano! Todo era política. No podías hablar con nadie que estuviera al mando, no sabías qué pasaba…no podías conseguir una maldita respuesta directa de nadie.” (Barry Windsor-Smith).

  11. Pues si, Maese Suso. La diferencia entre una Marvel más o menos familiar y otra con aroma a gran corporación. Y si hubiera pasado que la calidad también hubiera aumentado al mismo nivel que el precio de los trajes de los ejecutivos de la Marvel…
    BWS no es el único que siente nostalgia por aquella etapa innovadora, creativa y valiente.

    • Es que en los noventa incluso a superestrellas como BWS (que seguía vendiendo muy bien todavía, no hay más que recordar su paso por Valiant…u las reediciones de Conan en Dark Horse, pese al chillón recoloreado) les dijeron que nones a proyectos (como esa novela gráfica de La Cosa de la que el propio Barry dibujó casi cincuenta páginas) porque los editores estaban más interesados en las conspiraciones palaciegas.

  12. No es que el inglés tuviese una gran opinión de Stan Lee (“Stan Lee era un showman, un fanfarrón de feria que no había duda de que te engañaría si te creías sus hipérboles de megáfono”) o de Jim Shooter, ni de su poco aliento por la libertad creativa, pero comparados con lo que vino tras Shooter tanto en Marvel como en Valiant… …pues lo de los tuertos en el reino de los ciegos, coño. Con ellos al menos se podía “crear” en tanto no chocases con su visión, con los Harras y los Massarsky del mundillo ya se trabajaba al dictado editorial y dando bandazos de dirección. …Fue además los noventa una mala etapa para BWS, no logró vender a Marvel el proyecto de la Cosa (tampoco pudo reactivar el ochentero de la novela gráfica de Hulk), también se quedó por el camino la novela gráfica de Superman (como su visión del personaje era “atemporal” chocaba algo con la continuidad post Crisis, al incluir algunos conceptos clásicos desechados, así que el supereditor decidió cancelar el proyecto … aunque irónicamente la mayoría serían recuperados a lo largo de los noventa por Jeph Loeb, ja) para DC (no estaba tan avanzado como el de la Cosa, pero sí había un buen puñado de páginas dibujadas ya, aunque la mayoría sin acabar …en el de la Cosa hablamos en cambio ya de tintas definitivas en la mayoría) y tener que abandonar la muy potable Archer & Armstrong (quizás la mejor serie de Valiant tanto durante la encarnación de BWS como durante la muy posterior de Fred Van Lente) porque tras el despido de Shooter para BWS no era posible trabajar con el nuevo régimen Valiant de Steven J. Mussarsky (al que Barry rebautizó Saddam Mussarsky …por cierto, amiguete de Jim Lee).

  13. BWS es un artista brutal. Y a la vez su trazo es suave, delicado, casi poético. Finesse. No me extraña que no encaje nada con la Marvel de los 90s…Y con el postureo estilo Jim Lee ( y la gilipollez de los directivos ) y demás, ni te cuento.

    BWS juega otra liga: la de los Elegidos.

  14. Bueno, tampoco siempre triunfaba, que lo de Storyteller (pese a que a algunas páginas de dejar boquiabierto, especialmente en el serial del bárbaro entrado en años y kilos reconvertido en tabernero) fue no solo un fracaso comercial a finales de los noventa, también una obra fallida en todos los sentidos (guión improvisado lento y repetitivo que parecía no conducir a ninguna parte, aparte de a charlas intrascendentes que dejarían quedar bien al Bendis flojo …y narrativa gráfica irregular en una obra que formaba personalmente en todos los ámbitos pero que producía en estudio en los acabados de fondos, entintado y color …con alguna que otra página que no acababa de pasar el corte con varias viñetas flojitas …aparte de que en algún número prácticamente no pasaba nada …y los seriales quedaron inconclusos incluso tras el apaño de cruzar sus caminos para intentar abreviar cuando el magazine ya estaba condenado). Pero sí, fue y es un artistazo, no digamos ya como ilustrador.

    • También un tipo difícil de tratar que acabó con amistades de años (como la de Herb Trimpe) porque no quisieron romper sus “cadenas de esclavo” y renunciar a la producción de cómics en cadena en favor de la condición “de autor” (como si muchos hubiesen realmente podido hacerlo y seguir viviendo de ello, fue posible para Steranko, BWS, Mike W. Kaluta, Bernie Wrigtson, Charles Vess y alguno más…y Steranko y él fueron de los pocos que pudieron permitirse no tener que hacer commissions gracias a sus elevadas tarifas como ilustradores), tampoco es que fuese muy generoso (o fiel), dejando a su socia y pareja (la colorista y diseñadora Linda Lessman) de la etapa que dejó los cómics en favor de la ilustración sin un chavo tras ser su socia y casi muchacha para todo durante años y con unos “very important big horns” de adorno.😈

  15. “Las nuevas generaciones ya no están interesadas en eso. Quieren ocuparse de una colección importante desde el primer momento.” (John Romita, sobre labrarse una reputación).

  16. Buenos tebeos estos de kazar para gastarse el dinero y lo de anderson también buen tebeo
    De smith editaron en el anual de savage tales los 3 numeros de astonises en blanco y negro y no habido forma de verlo en castellano seguiremos esperando pero lo veo dificil

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.