Reseñas: Ka-Zar: Marvel Limited Edition 2: “Retorno a la Tierra Salvaje” (1973-1974). Incluye Shanna (1972-1973)

Tras el disperso primer tomo dedicado a recopilar las aventuras de Ka-Zar, aunque no exento de muy buenos momentos, es el turno de dar un repaso al segundo de los tomos del salvaje superhéroe.

En este inicio de tomo, la colección de Ka-Zar sigue todavía bajo la cabecera de Astonishing Tales, en cuatro últimos números antes de pasar a título propio.

Cuatro números que conforman una única línea argumental cuyo centro de atención vuelve a ser el suero del Supersoldado. Recordemos que en el primer tomo ya se tocó este mismo tema en el arco desarrollado en los Everglades, con presencia del Hombre-Cosa.

Mike Friedrich, que ya había entrado en los números finales del anterior volumen, sigue definitivamente como guionista estable. La parte gráfica corresponde a Dan Adkins excepto el último a cargo de Marie Severin, que por lo menos deja mejor sabor de boca.

La trama es bien simple. SHIELD, por un lado, e IMA por el otro, desarrollan sendos sueros a partir de la fórmula original. Así que la historia es una carrera a la caza del suero de la entidad rival.

Por parte de SHIELD, además de Nick Furia, está la Agente 19, Bobbi Morse, como parte activa al amparo del suero. El propio Ka-Zar le sirve de apoyo.

Mientras que por parte de IMA destaca la novedad de Géminis, un interesante supervillano con dos caras correspondientes a los hermanos gemelos que le dan vida. Se trata de los hermanos Link, que disfrutaron de un corto relato de complemento incluido al final del primer tomo. De esta forma, al fin averiguamos donde encaja ese misterioso relato aislado.

Los socios de Géminis dependientes de IMA son el hermano de Ka-Zar, Lord Plunder, y un personaje bastante horrendo llamado el Victorioso. Un Supersoldado, en realidad, que no es más que el doctor que desarrolla el suero para IMA y que se ve obligado a tomárselo. El tipo, un científico incomprendido que cuenta con un relato de origen de lo más tópico, resulta ser, para más inri, un maestro de todas las artes marciales. Como si semejantes habilidades vinieran incluidas de regalo con el suero.

Sin olvidarnos del puntual regreso de Gog, la criatura alienígena gigante que disfrutó de un arco en Amazing Spider-Man, el caso es que los tres villanos citados, a cuál de ellos más ambicioso y traicionero, montan una alianza con poco recorrido.

Nada más a comentar en una saga que no pasa de mediocre. En cuanto a argumento y en cuanto a dibujo.

Ka-Zar, señor de la Tierra Salvaje.

Finalizado el periplo del señor de la jungla en Astonishing Tales, es momento de que el Tarzán de Marvel emprenda su carrera solista.

Si la mencionada saga que concluía la etapa en Astonishing Tales apenas se acercaba al aprobado, los cinco primeros números bajo el nombre de Ka-Zar, que son los que se incluyen en el presente volumen, van incluso a peor.

Mike Friedrich sigue en su puesto como guionista mientras que la parte gráfica cae en picado con la presencia de Don Heck. Tras un primer número a cargo de Paul Reinman.

Ka-Zar está de regreso a su Tierra Salvaje, que por lo menos se adapta mejor a su naturaleza, pero por desgracia los guiones no acompañan.

Como buen número 1 de colección, Friedrich pone al día a los no iniciados con un breve relato de origen de la Tierra Salvaje. Como novedad, el origen del ficticio valle queda vinculado al mismo cataclismo que hundió a la Atlántida, a lo que sigue un brevísimo resumen de lo vivido en Astonishing Tales.

Malgato, el mago rojo, es el primer villano al que hace frente Ka-Zar. Malgato cuenta con la ayuda de Maa-Gor, el Hombre-Mono, que ya tuvo su momento de gloria en el primer tomo y que acaba por tener un inesperado protagonismo en este inicio.

Dejando de lado el primer encuentro entre Ka-Zar y Shanna, la diablesa, la historia no tiene nada donde rascar.

La trama es de lo más estúpida. Según la leyenda, cada cierto tiempo debe haber un sacrificio de un hombre y una mujer para conservar el clima cálido de la Tierra Salvaje. El hombre y la mujer deben tener un perfil de talla heroica, para mayor obviedad en la elección de Ka-Zar y Shanna como víctimas. Una tontada, francamente.

Si el primer arco es malo, el segundo casi se puede decir que lo supera en desperdicio.

Resulta que Maa-Gor queda expuesto a unas brumas que milagrosamente lo convierten en un ser inteligente y todo poderoso. De horrendo diseño por parte de Don Heck, todo sea dicho. Así que del Hombre-Mono pasamos al Hombre-Dios. En fin, para echarse a llorar.

Por si fuera poco, el tipo toma como lacayo a El Tigre, una nadería de personaje aparecido en la etapa más decadente de la Patrulla-X.

Ka-Zar, por su parte, cuenta con la ayuda de Bobbi Morse y Tongah.

Diálogos de vergüenza ajena y Heck en modo aterrador completan un despropósito de relato.

Conclusión.

Al lado del contenido de este segundo volumen, el primero parece hasta una maravilla.

Los números que cierran la etapa bajo la cabecera de Astonishing Tales no pasan de mediocres, mientras que los iniciales bajo título propio de Ka-Zar son directamente muy malos.

 

Shanna, la Diablesa (1972-1973)

Shanna O’Hara es una atleta convertida a heroína de la jungla, que obtuvo esta corta serie en los primeros setenta. Serie que viene incluida en este segundo tomo MLE de Ka-Zar.

La primera novedad que nos encontramos está en la figura de la guionista Carole Seuling, que hace su único trabajo para Marvel. Y creo que una de las primeras mujeres en guionizar una colección de la editorial.

La parte gráfica viene a cargo de George Tuska en el primer número, y Ross Andru en los cuatro restantes.

Y bueno, no es precisamente una colección que aporte demasiadas sorpresas. Aventuras en la jungla de lo más tópicas. Justiciera ligera de ropa enfrentándose a cazadores en busca de marfil, esclavistas y otros tiranos.

Shanna huyó de la civilización tras una tragedia familiar, horrorizada por la inmoralidad humana. Su destino fue algún lugar de África, y sus más fieles compañeros, un par de leopardos, uno de ellos de la variación melánica negra.

De esta forma van pasando modestas historias en que nuestra protagonista se enfrenta a Montano, un poderoso mafioso y esclavista cuya fortaleza criminal se haya oculta bajo el desierto del Sáhara. U otra de corte más fantástico y místico, sobre unos colonos de la antigua Creta que viven en un poblado escondido entre la jungla, a los que Shanna ayuda a librarse del tirano de turno.

Seuling aguanta en la colección tan sólo hasta el cuarto número. El quinto, y último, ya es obra de Steve Gerber, que ya había prestado su ayuda en los guiones en un par de números.

En los dos últimos números se inicia una línea argumental presumiblemente más extensa, que queda cortada por la cancelación prematura del título.

La historia sirve de presentación para dos nuevos villanos originados por una mutación. El Mandril y Nekra, la sacerdotisa de las tinieblas.

El Mandril, un chiflado en toda regla, pretende que Shanna y diferentes personalidades africanas se le sumen en su intención de derrocar a tres naciones africanas. Así, sin más razonamiento.

Nada del otro mundo, aunque hubiera estado bien averiguar por donde seguía la trama.

De este modo, cuando el tablero de secundarios y villanos empezaba a situar algunas piezas, la colección cierra.

Los inacabados hilos referentes al Mandril y Nekra fueron retomados unos meses más tarde en la serie de Daredevil, también guionizada por Steve Gerber. Saga que viene incluida al final de este mismo tomo de Ka-Zar. En realidad, sólo se incluye la parte final, que es la que afecta a todo lo correspondiente a la colección de Shanna. Nada del otro mundo, pero precisamente la parte incluida es lo más interesante de la saga. Saga que dispone de su pertinente análisis en la reseña del correspondiente tomo de Daredevil.

Conclusión.

Poco a comentar para lo que resulta una colección bastante prescindible. En cuanto al trabajo gráfico de Ross Andru, resultón.

Enlace a la ficha:

18 Comments

on “Reseñas: Ka-Zar: Marvel Limited Edition 2: “Retorno a la Tierra Salvaje” (1973-1974). Incluye Shanna (1972-1973)
18 Comments on “Reseñas: Ka-Zar: Marvel Limited Edition 2: “Retorno a la Tierra Salvaje” (1973-1974). Incluye Shanna (1972-1973)
  1. Paul Reinman y Don Heck, esos dibujantes que tanto gustaban a Goodman y a Lee por ser rápidos y de tarifa muy baja (como Ayers, Colletta y otros), a los que tanto recurrieron en los cincuenta y sesenta, estaban ya muy fuera de lugar en la Marvel de los setenta, no soportaban ya comparaciones ni con los novatillos. Pero por allí seguían. Dan Adkins (que tendría que ganarse las lentejas a menudo de entintador) y Marie Severin estaban en un nivel superior, aunque aquí poco destaquen.

    • La Severin y Adkins apurados, un Starlin que empezaba, los paquetes de Heck y Reinman, Werner Roth, George Tuska, Bob Brown, Mike Roger,…poco destaca el arte de este tomo, pese a la presencia de don Silvio (Sal Buscema) y Gene Colan. En el anterior teníamos al menos un buen puñado de páginas entre un explotado y apurado Kirby, un jovencísimo Barry Smith, John Buscema, John Romita y Neal Adams …hasta Tuska demostraba habilidad en la historia de Damian Link.

      • Y enhorabuena de nuevo a Rock por su laboriosa conquista del Universo Marvel …tomo a tomo desde los inicios de la Era Marvel de los cómics.😎👏👏👏👏

  2. La serie de Shanna, nacida al amparo del boom de las series con protagonistas femeninas, el auge del feminismo y el revival de lo selvático …es más bien inofensiva. En Marvel, contaron para ella con Carole Petersen/Seuling, profesora de secundaria que llevaba años muy vinculada al fandom y a la promoción del cómic en convenciones y charlas, al igual que su entonces marido Phil Seuling (otro friqui de cuidado, que intentaría lo de las “direct sales”, siendo un tiempo el director exclusivo a librerías especializadas de Marvel, hasta que una demanda antimonopolio de otro distribuidor le jodió el negocio de la exclusividad), pero como en Marvel se fijan lo justo (y menos) de la capacidad de la mamá de Shanna (luego Conway todavía añadiría en el #1 de Ms. Marvel que no había mujeres con la suficiente calidad para escribir guiones de cómics de superhéroes …pese a que a él su bella mujer de entonces, Carla Joseph, le echaba a menudo una mano con sus guiones, sin ser acreditada, claro …en las mismas estuvieron a menudo Jean Maxey, ex de Thomas, …o Flo Steinberg y Linda Fite, cuyos primeros trabajos de edición o como guionistas por lo general se atribuía su jefe directo, Lee) le pusieron a Gerber (muy bisoño todavía) en los diálogos, para controlar los guiones y reconducirlos si fuese menester (estilo Lee) desde los textos finales.

  3. Las historias de Shanna estaban en la línea de las de las tarzánidas de los cuarenta y cincuenta (aunque aquellas solían tener mejores dibujantes, gente como Bob Powell y Matt Baker)…y mejor pasarían por cómics de los sesenta que de los setenta …de no ser porque en los sesenta las mujeres en Marvel estaban de mero adorno.

  4. La Seuling luego, cumplido el deseo de ver su nombre impreso en un cómic, se centraría en la docencia (y las charlas de difusión del medio). Para Marvel (Era Marvel) ya habían escrito Flo Steinberg (sin acreditar, como en sus labores de edición), Linda Fite (la mamá de La Gata/Tigra …y de la descendencia de Herb Trimpe …la Fite, que entró como asistente personal de Lee, básicamente una secretaria al principio, pero que ascendió a asistente de edición y luego editora, bien pronto tuvo que echar una mano a Lee, siempre buscando sacarse trabajo de encima, con sus guiones, aunque este, dado lo mucho que le ayudaba, pronto le permitiría firmar sus primeros westerns …creo que también tiene alguna historia acreditada de los X-Men, etapa mala, escribió más que la una o dos que le reconocieron, que ya fue más que las que le reconocieron a la Steinberg). Ya antes de la Era Marvel hubo guionistas femeninas en la Casa de las Ideas, Patricia Highsmith, por ejemplo.

  5. Personajes bizarros de los que gustan a Gerber como villanos (ya era así en estos modestos inicios) a los que a veces ya describe perfectamente su loco nombre (como estos …o los Hombres Cabeza): el enajenado Mandril (hombre mono racista revolucionario con sueños de conquista, que odia todo, empezando por los “distintos” …y con ese careto todos son distintos a él) y Nekra, albina (a causa de la mutación de sus genes, pues sus padres eran de hermosa piel de ébano) sacerdotisa de la muerte. Puro delirio. Me encantan, claro. Salud y cómics!😎✌️

  6. Segun el Avance : Marvel Limited Edition. Ka-Zar El Salvaje: Tomaré Manhattan. Contiene Ka-Zar The Savage 13-26 USA. Y ahora me encuentro con el anuncio de que tambien se incluye Shanna dentro del Tomo, ( otra vez ??? ) van a ser los 5 números, solo los relacionados con la aventura … al menos no van a repetir los de Daredevil o Marvel Tow in One.
    Quiere eso decir que el MLE va a tener más paginas de las que pdicen ??’ Lo de Shanna parece una inclusión de última hora … No entiendo nada, programan, avanzan y unos dias antes cambian, recortan o ( en este caso ) añaden. Que alguien me lo explique jajajaja.

  7. Nada , nada, no me he dado cuenta de que era una reseña y no el Avance del Tomo que sale este Jueves 13. retiro lo dicho jajajaja. Sorry, es lo que tienen las prisas, me he apresurado y me he confundido. Mil disculpas.

  8. Es verdad que comparado con el tomo 1 ( y peor, con lo publicado de Ka-zar en los magacines en b/n) , este tomo es bastante mediocre. Lo reconozco, completismo puro, en el que caemos más de uno y más de dos. Y bueno, de Heck ( haciendo de Heck ), ¿ qué vamos a añadir ? . Se dice que parte del material clásico de la Marvel ha envejecido bastante mal. En el caso de tomos como este, es más que cierto.

    Vamos a por otro más interesante, Roc.

    • Yo soy poco completista ya y sin embargo también piqué …y poco dispuesto a librarme del tomo …vale que soy muy de tarzánidos (y muy fan del Ka-Zar y Zabú). Menos mal que la cosa es bastante mejor en los magazines y en la etapa de Bruce Jones y Brent Anderson (aunque también esa serie flojea hacia el final)

      • Aún así comparas este tomo con los X-Men del páramo entre Kirby y Adams …y se revaloriza!😈 …Hubo cosas bastante peores, vamos. Pero en los setenta, en Marvel, ya no tantas. Pero también, que DD y Iron Man seguían mal todavía a estas alturas, algunos cómics del Oeste habían quedado anclados en el pasado (así se iban cerrando las colecciones) y pocos parecían saber escribir historias románticas en la Casa de las Ideas (eso sí, ya el dibujarlas era otra cosa).

  9. Al final, Suso, son tomos que se agotan porque tienen un peso nostálgico mucho mayor que calidad en guiones o dibujo. Yo lo había medio leído hace eones, ni me acordaba de qué iban las historias, dibujantes, etc y una vez que lo tienes y empiezas a ojearlo pues te das cuenta de que flojea. Pero por supuesto lo vamos a conservar, jajaja. Yo no me desprendo de ni un mle aunque me dieran 200 euros. A saber si vuelven a publicarlo, o cuando. Como he dicho el valor no es económico. Es más sentimental que otra cosa. Y eso no tiene precio. Total, tampoco iba a salir de pobre.

  10. Yo también soy muy de aventuras en la jungla, por lo que Ka-Zar es uno de los personajes que acostumbro a disfrutar más. Pero la verdad es que el contenido de este tomo es difícilmente defendible.

    • Lo dicho, si no cuentas la nostalgia (y los favoritismos), esto (y lo de DD o Iron Man o los westerns clásicos en su decadencia…o My Love y Our Love Story, fuera de por los dibujantes) en los setenta sería aceptable en otras editoriales, pero en Marvel ya no, uno ya se había acostumbrado a otro nivel (salvo en Iron Man y DD, que no levantaban cabeza …otra cosa ya es que nos gustase la Viuda, Magni, ja😈😅😎✌️).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.