Reseñas. Spiderman: Omnigold 2: “¡Si éste es mi Destino…!” (1965-1966)

Tal como ocurre con el segundo tomo de los 4 Fantásticos con respecto al primero, en este segundo Omnigold de Spiderman las sorpresas y presentaciones pasan a un segundo plano. El transcurrir de las vivencias y aventuras de Peter Parker se bastan para no necesitar de grandes novedades.

Esto no impide que también haya lugar para la presentación de otro de los grandes villanos de Spiderman como es el Escorpión, en el primer número que se incluye en el tomo. Ya a menor escala en importancia, estaría la presentación del Hombre Ígneo.

En lo que respecta a los guiones, Stan Lee sigue dándolo todo. Quizás incluso se puede decir que la figura de Peter Parker toma más importancia, si cabe. Las líneas argumentales y diálogos no cejan en explorar la parte interrelacional de Peter con sus compañeros de instituto y de trabajo, con sus novias o con sus rivales sean de la naturaleza que sean.

En este sentido, el número en que coprotagoniza junto a la Antorcha es una lección sobre cómo se debe llevar una trama en la que las relaciones entre personajes se inmiscuyen y acaban por superar a la, a priori, historia base.

La relación con Johnny Storm me parece otra de las grandes ideas de Lee. Esa rivalidad, en el fondo cómplice, que surge entre dos adolescentes testarudos, aporta mucho juego y chispa a los diálogos.

Por su parte, la figura de J. Jonah Jameson no para de crecer en su aversión irracional y soberbia contra Spiderman. Sin duda uno de los grandes personajes de la Marvel de estos inicios que, casi se podría decir, se erige en esta etapa como el gran villano del trepamuros. Desde ser el responsable de crear al Escorpión hasta la idea del primer Mata Arañas, pasando por reportajes manipulados en su periódico, el bueno de Jonah parece hallarse en cualquier cruzada para aniquilar al cabeza red.

Precisamente uno de los números más divertidos es el del Mata Arañas creado por Smythe. En él, entre otras cosas, aparece por primera vez Mary Jane Watson, aunque no se nos muestra su cara, y se trata tan sólo de un cameo funcional. El chasco que reciben las pretendientes de Peter, Betty Brand y Liz Allan, cuando la ven, es muy gracioso.

Entre los arcos argumentales, destacan los enfrentamientos contra el Duende Verde en su plan para hacerse con el control del hampa de la ciudad. Un Duende Verde que no deja de ser un gánster más, por mucho que vaya disfrazado y vuele sobre un jet planeador. Números de gran dinamismo a los que se suma el interés por descubrir la identidad oculta del Duende. Identidad humana que se nos muestra en carne y hueso sin que realmente sospechemos de quien puede tratarse.

Entre la confusión de identidades secretas de los villanos (el Duende Verde y un nuevo actor, el Señor del Crimen), Frederick Foswell pululando por ahí para despistar, y el propio Spiderman como trofeo para conseguir el reinado del hampa, quedan una serie de historias de lo más apasionante, unos tebeos completísimos. Ah, y no hay que olvidar los contratiempos “domésticos” de Spiderman, como quedarse sin uniformes y tener que comprarse un disfraz de saldo que se le acaba aflojando por todos lados. Por fortuna, sin estas dificultades mundanas no sería Spiderman.

Nuevos amigos tras la graduación.

La aparición de Norman Osborn es, sin duda, la gran novedad de estos números. No sólo por él mismo sino también por los personajes que arrastra, su hijo Harry y la amiga de éste, Gwen Stacy, que van a convertirse en personajes omnipresentes del entorno de Peter. Efectivamente, la universidad trae nuevos compañeros de clase mientras que otros desaparecen, caso de Liz Allan. Por suerte para nosotros y desgracia para Peter, Flash casualmente se inscribe en la misma clase que nuestro protagonista.

Y la relación con Betty Brant empieza a acercarse a su fin, como no podía ser de otra forma puesto que no iba a ningún lado.

Otra de las novedades de estos números que quedan para terminar el tomo es que en gran parte Steve Ditko figura como argumentista, y en algunos incluso como guionista. Quedando en éstos Stan Lee como escritor de los diálogos.

Tras un genial y divertidísimo nuevo enfrentamiento con el Escorpión, con el dúo humorístico formado por Spiderman y Jameson a pleno rendimiento, viene el no menos divertido número del Gato, donde se incluye un interludio de lo que viene a continuación, la gran saga de este tomo y quizás de toda la etapa Lee-Ditko.

La saga del Planeador Maestro se enmarca más que nunca en el género dramático. Por una vez el humor pasa a un segundo plano en esta trama que lleva al trepamuros a un nuevo enfrentamiento contra Octopus, aunque en realidad la historia no vaya de eso. Los autores llevan esta vez a Peter Parker al límite, a un punto casi trágico. Y no sólo por la enfermedad que está a punto de acabar con la Tía May, sino por la terrible tensión por la que pasa nuestro héroe. Peter se siente responsable de haber transferido sangre radiactiva a su tía en aquel lejano Amazing Spiderman 10, y no podría soportar volver a pasar por lo que ya pasó con el Tío Ben. Nos encontramos al Spiderman más violento, casi diría que capaz de matar a quien se interponga en su camino en la recuperación del suero que salve a May. Esa imagen de Spiderman sacando fuerzas donde ya no las había para levantar toneladas de maquinaria para librarse, es de las más emotivas de la Marvel de los 60.

Todo ello contando con una narrativa gráfica magistral de un Steve Ditko en su mejor momento, y también de los esenciales diálogos de Stan Lee, que es capaz de desenvolverse igual de bien en las líneas dramáticas como lo hace en la socarronería.

Entre las escenas de emergencia por la Tía May también hay espacio para la vida social, donde un Parker fuera de la realidad ha estado ignorando a sus nuevos compañeros de clase. Sobre todo a una Gwen Stacy que desde el primer momento se siente atraída por él.

Es curioso como Ditko esta vez intenta dibujar a una chica con las facciones más finas de lo habitual, dando a entender que estamos ante la belleza definitiva. Una Gwen que en estos inicios está lejos de ser la chica frágil y sensible que veremos en la siguiente etapa, con Romita a los lápices.

Los últimos números del tomo, y de Steve Ditko en la colección, no están al mismo nivel estratosférico, pero desde luego son buenos.

Destacan un nuevo enfrentamiento con Kraven y el episodio del Profesor Stromm, donde Norman Osborn tiene al fin su primer papel importante.

La intriga por el secreto que guarda Osborn, junto a la evolución de la relación de Peter con Gwen, por el momento de amor/odio, son los puntos de mayor interés de estos números. También está la extraña desaparición de Betty Brant después de que Ned Leeds confirme que no se ha ido con él.

Como añadido, se incluye el arco con Spiderman como invitado en Daredevil, que no incide en la colección del trepamuros pero son los primeros números en que John Romita dibuja al cabeza red.

Para concluir, estamos ante unos tebeos que marcaron una época en la historia del cómic. Un disfrute absoluto, imprescindible se queda corto para un tomo como este.

Enlace a la ficha:

17 Comments

on “Reseñas. Spiderman: Omnigold 2: “¡Si éste es mi Destino…!” (1965-1966)
17 Comments on “Reseñas. Spiderman: Omnigold 2: “¡Si éste es mi Destino…!” (1965-1966)
  1. A pesar de una mayor exposición de Ditko hacia sus ideas filosóficas (las cuales se ven bastante más reflejadas en Peter Parker al final de su etapa en Spiderman), supongo que muchos coincidiremos en que los mejores números antes de la llegada de Romita esta agrupados en este segundo Omnigold. La caracterización de los personajes están mejor definidos y muchas de las mejores tramas se encuentran en estas paginas y en nuestro recuerdo.
    Pero si tuviese que escoger mi escena favorita, pondría la primera -no aparición- de Mary Jane… esas viñetas para mi son inolvidables.

  2. Sí, la serie mejora y Ditko casi controla la serie totalmente en esta etapa (en la que Stan reconduce la trama a menudo a través de los diálogos y textos de apoyo, pero es Ditko el gran genio creativo), antes de que Stan empiece a cortarle las alas y las disensiones irreconciliables (aún falta para eso) sobre los personajes relevantes lleven a la ruptura del tándem creativo (y todavía falta un poquito más para eso). Entretanto tenemos un momento dulce en el Asombroso fundacional. …Y sí, la incorporación del amiguete de Jonah (luego no tanto, ja, que buscaría añadir sangre a la tinta de las rotativas): el Escorpión …la última gran incorporación totémica animal a la fauna de villanos de Spidey? (Porque los que vendrían luego…) Uniforme verde, claro, como mandan los cánones…del gruñón tío Steve, ja. Lo del primer Mata Arañas sería casi anecdótico si no acabase dando bastante juego con los años (aunque según muchos pocas veces para bien)… y viendo reforzada su popularidad por el célebre serial animado de los noventa, claro. También lo del Señor del Crimen (y el Gran Hombre) acabaría trayendo cola (segunda generación incluida), pero a menor nivel …Y la identidad del Duende acabaría siendo la manzana de la discordia en una relación laboral ya enrarecida por mezclar política y filosofía con trabajo y cómics (reconocimiento de méritos aparte), entre otras cosas, claro (en todo caso eso también es carne de otro puchero, volvemos a adelantarnos). El mencionado Johnny Storm, seguiría los pasos de Peter a los pocos meses y también se inscribiría en la universidad (alguien dijo Wyatt Wingfoot?😅😎) tras la memorable trilogía de Galactus el zampamundos… guiño a los lectores universitarios que estaban encumbrado las series Marvel (pese a que siguiesen comprándolas principalmente niños) respecto a la todavía estática competencia.
    …En cuanto a la saga del Planeador Maestro, estos ante uno de los grandes momentos de la etapa Ditko…y una de las historias más reeditadas de esos primeros años de Marvel (también en España), probablemente con toda justicia (y no soy un gran fan de Spidey, no está ni entre mis 200 personajes favoritos…de Marvel, pero tengo un montonazo de cómics suyos porque Asombroso y Team Up eran diversión garantizada…y luego el Peter Parker Espectacular de Mantlo… demonios, incluso la célebre frase del trepamuros sobre la responsabilidad del poder fue citada en una sentencia del Tribunal Supremo de los EEUU del 2015, y reconociendo de donde la tomaban, ja). Ay, y ese ominoso título que no presagiaba nada bueno: “El capítulo final” (hoy, ya cínicos…y curados de espantos, hasta poco nos sorprendería un “La muerte de Spiderman”, pues incluso atreviéndose a llevarlo hasta las últimas consecuencias poco iba a durar la nueva situación). Ditko reclamaría en el futuro la total autoría de la saga (diálogos aparte, claro): “Era conocido por todo el mundo en Marvel que Stan Lee decidió no comunicarse conmigo sobre ningún asunto desde antes del #25 de The Amazing Spider-Man. Entonces, cómo podría contarme una idea para un argumento del que no sabía nada hasta que veía mis páginas a lápiz y mis borradores de diálogos para cualquier número?” (Hay que recordar que tanto Ditko como Kirby aportaban con sus páginas sus propios borradores de diálogos y notas aclaratorias sobre lo dibujado, que Lee usaba o ignoraba y que acabarían enquistado las relaciones, al participar ambos cada vez más creativamente…y lógicamente chocando cada vez más con Lee, que como editor se impondría en las disensiones creativas…Ditko optaría por largarse de Amazing, prometiendo no volver a dibujar a Spiderman…y no volviendo a conocer un éxito ni remotamente similar… y Kirby, desencantado, así como desengañado de las promesas de beneficios extra cuando Marvel acabase de despegar, optaría por dejar de crear nuevos personajes y conceptos en sus últimos 4F para finalmente también coger la puerta después…Goodman nunca cumplió sus promesas económicas realizadas a Kirby y Ditko cuando las ventas empezaron a levantar vuelo y estos decidieron también volar). Prueba de que Ditko decía la verdad y de que Lee no tenía idea de por dónde iba la trama hasta que veía las páginas del nuevo número era que en el debut de los sicarios del Planeador Maestro, en los diálogos los relaciona con el Gato (el villano de ese número), sin idea de que ya se ha pasado a un nuevo malote y mucho menos de que el misterioso Planeador Maestro es Doc Oc. Curioso documental, por cierto, el de Jonathan Ross para la BBC (del 2007) En busca de Steve Ditko, con esa suerte de pseudo entrevista frustrada final de Ross y Neil Gaiman ante el telefonillo del esquivo Steve Ditko, solo dispuesto a atenderlos sin cámaras. En cambio, el supuestamente asocial Ditko contestaba personalmente a cualquier carta que le remitiese cualquier fan (algo que nadie hace), cartas que siempre escribía a mano. …Umm, creo que me he salido del tema. Un saludo, Rockomic.

  3. Pues creo que tienes razón en lo del Gato y los sicarios. O por lo menos es una explicación al por qué no se hace ninguna mención al Planeador Maestro cuando aparecen los sicarios en el número del Gato.
    Ciertamente queda un poco raro y se nota que hay algo que queda cojo en la trama o los diálogos.
    En cuanto a Spiderman, personalmente la considero la mejor colección de Marvel, por lo menos de los 60, y casi diría los 70. Es un absoluto disfrute.

  4. Ditko se notaba que venía de hacer historias de misterio y de terror (para mí ahí fue donde mejor explotó sus posibilidades expresivas…y a veces con un mínimo de trazos, también su habilidad para crear atmósferas), que daba a algunos de los villanos (e incluso al propio Spidey, que nunca fue tan arácnido, ni con brazos extras, ja) un toque bizarro o incluso siniestro. Luego con Romita casi todo quisqui (salvo los malos muy malosos y los sicarios) tenía un aspecto encantador y aseado (especialmente las féminas, ja, no olvidemos su pasado en los cómics románticos). Incluso Peter pasaría de ser un chaval de aspecto muy del montón (aunque con facciones tirando a agradables) a todo un galán…y Spiderman (que con Ditko era de diseño más alargado y trepaba como un ser inhumano, con contorsiones imposibles que no se volverían a ver hasta McFarlane) pasaría a ser también más agradable a la vista, con un diseño más redondeado (y mayor musculatura). El chico le vino bien a la serie, que ya era el gran éxito de Marvel, pero que pasaría a vender más con el agradable y vistoso Romita y su remodelación de todos los personajes…un lavado de cara muy efectivo (aunque de nuevo me adelanto demasiado, ja), pues a muchos les tiraban para atrás (por mucho que a nosotros nos encanten) los diseños de Ditko y no seguían por ello la serie, aunque sí se lanzaban a por Kirby o Buscema. Fue bueno para las ventas, sin duda, pero también sin duda se perdió algo (algo muy genuino…y un pedacito del alma del personaje con la que no se pudieron hacer ni Mefisto ni Quesada). No me entendáis mal, sin duda Romita padre es un gran artista, y generó la imagen definitiva de Spiderman y todo su entorno (con ayudas o aportaciones puntuales de Gil Kane, Ross Andru, Jim Mooney y Sal Buscema, principalmente), pero el dueño del alma del genuino Spiderman (que no del definitivo, ni siquiera del mejor posible) fue don Steve Ditko, ese taciturno señor de trazo limpio y aparentemente sencillo, que lamentablemente fue siempre su propio peor enemigo. Saludos, compañeros.

  5. Rockie, muchacho….gran y estupenda reseña sobre el Spidey de Lee y Ditko….aunque yo siempre he pensado que el aútentico “autor intelectual” del trepamuros era Stan…pero en fin….podría estar equivocado….y la prueba es que, tras la marcha de Ditko, el nivel de la serie siguió igual o incluso mejor, con la llegada de Romita, (para mí, el artista definitivo del personaje) y no decayó en ningún momento….

  6. TOMO MAGISTRAL.
    Opino como el maestro ,aqui DITKO hace y deshace a su antojo en este tomo .

    De hay esta obra maestra.

    La primera ves que leí estas historias sfueron en un tomo de” antología del comic de SPIDERMAN ” no cabe duda que siempre lo considere ,uno de mis comics preferidos en mi estantería.

    Dire cuatro apuntes de este tomo, ya que SUSO lo ha dicho todo y muy bien como siempre .

    Para mi los primeros episodios de este tomo son prescindibles, ya que no aportan nada salvo los dibujos de DITKO y los celos de PETER, jajaja

    Leyendo estos primeros episodios nadie pensaría la magia que vendria después.

    En el #23 ya se comienza a perfilar la trama que vendrá luego nos presentarán a FOSWELL (señor del crimen )y aparecerá el DUENDECILLO VERDE

    En los siguientes episodios veremos aún doctor loco y a j.j. jameson con su robot araña jajaja, episodios entretenidos.

    Por cierto en el #25 veremos por primera vez a MARY JANE eso si tapada la cara por un girasol ara que no la veamos , muy típico de STAN jajaja

    Y llego el “CLIMAX”, (LA SAGA DEL SEÑOR DEL CRIMEN) #26 #27.
    espectáculo puro y duro, contados y dibujados magistralmente por los dos reyes.
    El argumento, DUENDE Y SEÑOR DEL CRIMEN en liza para ver quien se queda con el control de las bandas de NUEVA YORK.
    Dos números grandiosos.

    Luego vendrás varios comics donde DITKO nos seguirá deleitando con su dibujo, sobre todo el del DOCTOR EXTRAÑO ( que raro verdad. )

    Y STAN a lo, suyo veremos a PETER Salir del instituto y entrar en la universidad etc . Los lios con BETTY ,LIZ etc la aparición de HARRY OSBORN,FLASH ,THOMPSON.

    Por cierto en estos episodios saldrá la historia del HOMBRE DE METAL FUNDIDO ,(HOMBRE IGNEO) personaje que a mi me encantaba.

    Y llaga la obra Magistral de DITKO
    LA TRILOGIA DEL PLANEADOR MAESTRO #31-#33.
    Una reseña de esta trilogía:
    SPIDERMAN queda atrapado bajo toneladas de acero y esta a punto de ahogarse , si no se libera morirá tía MAY.

    Un de las mejores sagas de superheroes,
    espectacular el dibujo de DITKO, uno de mis comics preferidos de siempre.

    Después de esta trilogía ,DITKO dibujará unos cuantos numeros más, pero ya serán sus últimos números ya que la relación con STAN es de todo menos amigable.

    El sustituto será el gran JHON ROMITA.

    Conclusión ,:Un tomo MAGITRAL .

    DITKO está que se sale ..

    Uno está viendo el comic y parece que estuviera viendo una película en vez de dibujos parecen escenas de pelicula debido al portento del maestro

    El dibujo del DUENDE VERDE, sujetando a un SPIDERMAN derrotado y presentandoselo a los capos es “magnífico” y no digamos el de SPIDERMAN debajo de toneladas de acero.

    Nunca sabremos que más nos perdimos de DITKO al marcharse de la serie pero aquí quedara siempre esta joya de arte.

    “UN GRAN PODER CONLLEVA UNA GRAN RESPONSABILIDAD” por DITKO 😪

  7. Sí, aunque la Marvel salió ganando con el cambio de dibujante (volvemos a adelantarnos un buen tramo, ja), a los fans viejunos siempre nos quedará la duda de por dónde habría tirado Ditko de seguir…y si habría mantenido el nivel creativo. Con sus siguientes creaciones (o la remodelación del Capitán Átomo y de Blue Beetle para la Charlton) ni se acercaría (personajes como Mr. A, Halcón y Paloma, Shade, un nuevo Starman, Creeper o Question, luego a muy alto nivel en manos de O’Neil, pero muy del montón en las de Ditko…o luego, de regreso a Marvel, sus aportaciones al Capitán Universo, Speedball, el comando antiterrorista por libre Solo y la inefable e invencible Chica Ardilla), ni en ingenio ni en celebridad (ni siquiera el Doctor Extraño, que a mí me gusta mucho más que Spidey, se acerca, ni en su mejor momento, siquiera remotamente, a la celebridad o feeling con el público del arácnido…y no será porque Ditko no desplegó poco genio e ingenio en esas místicas y psicodélicas páginas de pura magia violetera). Nos quedaremos con las dudas, claro.

  8. Sí, Erik, yo también considero a Stan Lee el autor intelectual de Spidey, de hecho durante la etapa Romita y posteriores eran él quien argumentaba y guionizaba, pero en este tomo hay una parte de la que se encarga Ditko en gran medida. Así viene acreditado.

  9. Lee solo acreditaba a sus colaboradores en guiones o argumentos cuando él únicamente aportaba los diálogos…y a veces ni por esas…eran otros tiempos.. con Ditko lo hizo para evitar la ruptura, pues ya tenían problemas, serios, era su serie más exitosa y nada garantizaba que sin Ditko siguiese siendolo,…pero finalmente, gracias a papá Romita el cambio de guardia les salió muy beneficioso (pero Lee no lo tenía nada claro, él mismo reconoció alguna vez que no creía que pudiesen sustituir a alguien tan particular como Ditko). Gracias al regreso de un dibujante tan talentoso como Romita (y la historia de Spidey en DD ya fue una prueba de cómo se le daría dibujar al trepamuros…y si la chavalería lo aceptaría bien, porque Lee ya consideraba la ruptura con Ditko inevitable y necesitaban un plan b) les salió la jugada muy bien (pero no las tenían todas consigo, temían una caída como la de los X-Men sin Kirby), así y todo, para el que estuvo en la serie desde el principio o casi la sensación del cambio fue rara, muy rara. Para el que se sumó tarde o ya con Tomitos en cambio cuesta entender la serie con otro dibujante (y gente tan buena como Gil Kane, Ross Andru y Sal Buscema, sin renunciar a sus estilos, tuvieron que adaptarse a sus diseños. Con Romita la serie derivó incluso más hacia el culebrón. Había que aprovechar la habilidad de Romita para dibujar a jóvenes guapos, también la sobrada experiencia de ambos con los cómics románticos. A mí me gusta mucho más la etapa de Ditko (pero eso ya son gustos personales), aunque Tomitos me parece un dibujante mucho más adecuado tanto para historias de superhéroes como de culebrón, no digamos ya con gente joven…en cuanto a los guiones de Lee en la etapa Romita, pese a su fácil y enorme éxito, creo que son precisamente los responsables de que Spiderman no esté ni de lejos (ni siquiera contando solo los de Marvel) entre mis personajes favoritos (claro que para la mayoría de sus fans clásicos es justo al contrario, ja, de nuevo hablamos de opiniones y gustos personales, no de apreciaciones objetivas), de la etapa Romita me encanta el dibujo, pero los guiones… pero ahí entran los gustos personales…y lo dejo que ya empiezo a repetirme. Saludos, compañeros de vicio viñetero.

  10. Sí, últimamente, aparte de repetirme, me adelanto demasiado.
    PD: Deberia poner donde se lee “Tomitos” (?!!!) “Romita”, claro.

  11. Totalmente de acuerdo contigo SUSO,
    a veces con LEE, parecía que estábamos asistiendo a una telenovela de superhéroes.

    Pero” ojo” lo hacía con casi todos los SUPERHEROES, pero con SPIDERMAN se paso tres pueblos.jajaja

  12. Y sobre todo en la etapa de ROMITA , como muy bien dices .😜
    Eso no quita , que saliera un espectacular trabajo con el tándem LEE, ROMITA

  13. Y el hijo, el júnior, es tan bueno (o quizá más, por que su dibujo fué evolucionando) como el padre….de hecho, la saga familiar de los Romitas siempre ha estado ligada históricamente al asombroso Spiderman…..y con todos los méritos de Ditko, los prefiero a ellos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.