Reseñas. Namor: Marvel Limited Edition 1: “Principe de Atlantis” (1965-1968)

Tras la recuperación del príncipe de Atlantis para el nuevo universo creado por Stan Lee en el número cuatro de los Cuatro Fantásticos y pasearse por varios títulos durante tres años, el siguiente paso era que Namor volviera a recuperar sus propias aventuras.

Pese a que en algunas apariciones parecía más un villano que otra cosa, siempre se le acababa dando el beneficio de la duda al final de cada aventura.

Al recuperar su serie propia en la colección Tales to Astonish, Namor pasa a ejercer de anti-héroe a horario completo. Etiqueta que implica también labores de super-héroe a tiempo parcial.

Los primeros números se enmarcan en una larga línea argumental que consiste en la recuperación del trono usurpado a manos de Krang. Números que situamos fácilmente en el género de la aventura fantástica, pero con la particularidad de que se emplazan bajo los mares, como es propio del personaje que nos ocupa.

Namor se enfrenta a todo tipo de criaturas marinas y seres mitológicos imaginados por Stan Lee y ejecutados por Gene Colan. Sin duda un inmejorable tándem para empezar la colección, aunque el entintado de Vince Colletta perjudica claramente el resultado final. Hay una diferencia notable entre el acabado de estos números y los posteriores entintados por Dick Ayers o Dan Adkins.

La fase más ingenua de Marvel ya empieza a quedar atrás, con lo que aquí nos encontramos con guiones sencillos, pero diálogos bastante más maduros. El lenguaje aristocrático de los personajes, como en la serie de Thor, ayuda bastante en la más refinada prosa.

Sin ser ninguna explosión de creatividad ni una lectura profunda, personalmente me parecen números entretenidos. Sencillos, sólo la aventura por la aventura, sin destacar entre las demás colecciones, pero a un nivel bastante aceptable.

El siguiente arco argumental consiste en el clásico enfrentamiento con los hombres de la superficie, ante los destrozos provocados en Atlantis por culpa de la irresponsabilidad de los humanos hacia su pueblo y la vida subacuática. Lucha social y ecologismo desde el punto de vista de Namor, claro.

La eterna batalla que en ocasiones ha llevado al monarca a comportarse como un villano. Desde el punto de vista de los humanos, claro.

Pero la cosa no acaba de avanzar y la serie entra en unos números un tanto grises alternando la acción entre tierra firme y las profundidades.

Los guiones y los diálogos decaen un tanto, no hay lugar para las sorpresas. Se recurre a un personaje tan poco adecuado para la colección como el Amo de Marionetas que aporta previsibilidad. Siempre me ha parecido un villano muy poco creíble y con el único recurso de sus muñecos para hacerse con la voluntad de la víctima de turno. No era la primera vez que el infortunado era Namor.

La relación con Lady Dorma en esta etapa es de amor/odio ante la desconfianza de Namor a supuestas traiciones que no son. El trato es un tanto autoritario como monarca intocable que es, quizás demasiado. Y Dorma también es de armas tomar, dispuesta a conseguir el amor de su príncipe de forma poco ortodoxa si hace falta.

El regreso de Bill Everett a su creación llega quizás en el peor momento de esta etapa. Los guiones se hacen repetitivos, limitándose al tirano de turno que quiere hacerse con el trono de Atlantis, ya sea, Attuma, Byrrah o Krang. Además, los dibujos de Everett no han aguantado demasiado bien el paso del tiempo, tienen un aspecto demasiado primitivo vistos ahora.

El aterrizaje de Roy Thomas, como guionista intermitente en una serie de números, trae consigo unas historias algo más llevaderas pero sin pasar de lo correcto.

Es al final del tomo, cuando Thomas se hace con las riendas definitivamente, donde encontramos lo mejor. La saga de Destino y su casco me parece el punto de inflexión que necesitaba la colección. Cómics bastante interesantes, con dibujos primero de Gene Colan y luego de John Buscema, donde se aprovecha para contar brevemente la trayectoria de nuestro protagonista, aprovechando que pasa a tener título propio. Unos números que marcarán el futuro inmediato de la serie.

En resumidas cuentas, un tomo muy irregular, con demasiados números que no llegan al aprobado o llegan justito. Por lo menos tenemos una primera parte entretenida y un final interesante.

Enlace a la ficha:

20 Comments

on “Reseñas. Namor: Marvel Limited Edition 1: “Principe de Atlantis” (1965-1968)
20 Comments on “Reseñas. Namor: Marvel Limited Edition 1: “Principe de Atlantis” (1965-1968)
  1. Ay, el Sub-Mariner! Pobre y maltratado príncipe Namor. Esperemos que acabe desembarcando en el universo cinemático Marvel más pronto que tarde y así podamos ver un tercer MLE del híbrido atlante en bañador (un tomo del de Everett ya supongo que es algo de lo que podemos olvidarnos en castellano). …Yo también tengo mucho cariño por el personaje, pero este no despierta el más mínimo interés por parte del fandom español desde los días del Volumen 1 de Vértice (todavía tengo la pegatina de Vértice de Namor, esa y una de Conan son las únicas que conservo). Desde los primeros años de Vértice no ha vuelto a ser un personaje popular en España por sí mismo (no como para sostener una cabecera), ya solo un “actor de carácter” (secundario de lujo ocasional y también ocasional antagonista), casi siempre más antihéroe que héroe (o héroe trágico en su defecto, dadas sus tendencias a ser destronado y a enviudar). Aunque si lo consideramos objetivamente, dada nuestra manía (más bien la de nuestros gobernantes y empresarios) en contaminarlo y joderlo todo, bien podría ser el más relevante de los héroes Marvel (pues viviendo ya en los días del cambio climático, su causa es la más importante de todas), pese a su impopularidad en la superficie, ja.
    …Lo peor de este primer tomo, con diferencia, los guiones, que no es que inviten demasiado (y no es que al principio el dibujo mate mucho, pese a contar con grandes nombres), ya sea Stan Lee, el pico recordado Raymond Marais (un poco más fuera de Marvel) o incluso el joven Roy Thomas y Archie Goodwin. Lo mejor, sin duda: “Big John” (el Miguel Ángel de los comic-books). Aunque también se dejan ver por estas páginas un al principio descafeinado (no solo tenía un entintador inadecuado, también intentaba pasar desapercibido, no olvides, Rockomic, que supuestamente no estaba trabajando para Marvel en ese momento, ja, de ahí el inicial seudónimo de “Adam Austin”, pero incluso intentando disfrazar su trazo y con un entintador que no le beneficiaba, su claroscuro y sus troncos torsos fornidos, entre otras cosas, resultaban muy reconocibles) Gene Colan, un tampoco pletórico pero reconocible Wallace Wood, el propio Rey de los comic-books, el olvidado Jerry Grandenetti (sus mejores días los cincuenta?), papá Everett, el voluntarioso Dan Adkins, el poco apreciado Werner Roth y doña Marie Severin, que solía ser sinónimo de clase y eficacia con el pincel, aunque pocas veces de espectacularidad (notable su Hulk, ojo). En el siguiente tomo, afortunadamente, más John Buscema y más Marie Severin, también veremos al bueno de Sal Buscema (pero muy en mi línea, vuelvo a adelantarme demasiado), al olvidado Jack Katz (firmando “Jack Hawk”) y el regreso de Colan, más en su sombreada línea. Sub-marinos saludos, Rockomic, aspirante al enjoyado trono de la subacuática Atlantis… pero, recuerda: en el juego de tronos o se gana o se muere.😈😉😎

  2. Gracias, compañeros.
    Yo también espero que incorporen a Namor al UCM y sea el detonante para seguir publicando los dos tomos que faltan. El tercero será el mejor de todos. Este primero es flojete pero para nada creo que sea el peor entre los primeros de Marvel.

  3. Hombre, comparado con el Omnigold del Hombre Hormiga o el primero de Iron Man… Ya solo John Buscema lo salvaría tranquilamente, aunque en textos poco hay aprovechable en este primer tomo (y suelo dar mucha más relevancia a los guiones que al dibujo, especialmente con vistas a releer…pero “Big John” es mucho don Buscema). Grandenetti, que también se dejó caer por Hulk (como la Severin, pero sin destacar) haría más carrera en DC (en sus cómics bélicos y de terror) y en las revistas de la Warren (Creepy, Eerie, Vampirella… aquí le vimos en Rufus y Vampirella de Garbo y en Dossier Negro, por ejemplo) que en Marvel. De Raymond Marais (otro habitual de las revistas Warren, del que ya hablamos a cuenta de un Omnigold anterior… Doctor Extraño?). Werner Roth, pese a ser relativamente poco apreciado tuvo bastante movimiento en los sesenta (y primeros setenta): The Man from U.N.C.L.E. (el cómic de la Dell que adaptaba la entonces popular serie televisiva, popular incluso en España…y principal influencia del Nick Fury Agent of S.H.I.E.L.D. de Marvel, aunque se suela mencionar en cambio al 007 de Fleming, pero Lee se fijaba en Napoleon, Ilya y compañía), X-Men, Werewolf by Night, Ka-Zar, el Jinete Fantasma, Rayo Kid,… aunque curiosamente situaría entre sus páginas más interesantes sus cómics bélicos para el mercado británico (otros que dibujarían este tipo de cómics para el Reino Unido serian el argentino Francisco Solano López, el italiano Hugo Pratt y el gran John Severin, también nuestros Víctor de la Fuente, Luis Bermejo, Rafael López Espi y Jesús Blasco, entre otros…nada raro, entonces la IPC Fleetway tenía entre sus colaboradores a buena parte de los mejores dibujantes de Europa y las Américas). A Dan Adkins lo tuvimos como entintador o dibujante en casi toda serie interesante marvelita de cierta duración de los sesenta y los setenta (de Conan a Killraven pasando por Master of Kung-Fu y Drácula), además de también en las revistas de la Warren…y de hacer cosillas para DC con Bats y Supes.

  4. Uf, otro gazapo: Illya, NO Ilya. Illya Kuryakin (el billete a la fama para Robert McCallum, aunque los no tan viejos pero tampoco ya muy jóvenes probablemente lo conozcáis más como el Hombre Invisible de las tarde de merendilla de Nocilla en TVE…para los más jóvenes fue el forense británico de NCIS), el superagente ruso de El hombre de C.I.P.O.L. (The man from U.N.C.L.E.).

  5. Los fans de Namor, por supuesto, preferían la serie televisiva (que también tuvo cómic Marvel, pero en castellano solo lo publicó la hispanoamericana Lord Cochrane, en España ni olimos el cómic) The Man from Atlantis )con el hermanito bueno televisivo de J.R. Ewing como protagonista).😈😉😎

  6. NAMOR:
    Para empezar celebrar que sea formato M.L.E , y no ONMIGOLD, ya sabeis todos de sobra los motivos .

    Namor es un personaje controvertido,o te gusta o lo aborreces, para mi entender LEE se equivoca en el enfoque de este HÉROE.
    Expondré mis razones.

    LEE hizo un personaje arrogante, chulesco , machista , etc….
    Aparte todos eran sus enemigos , ya fuera por tierra ,mar o aire .
    Y el colmo fue esa obsesión casi psicópata con SUE STORM (llego a secuestrarla ) con la excusa de estar enamorado de ella buf ,”sin comentarios “.
    Todos estos errores hacen que muy poca gente empatice con nuestro Héroe.

    Lo dicho para mi, uno de los HEROES peor desarrollados,

    Enfoquemonos en el tomo , el guión como muy bien se ha comentado en anteriores correos es muy repetitivo e irregular.

    Empieza bastante interesante pero uno acaba “pidiendo la hora ” .ya que se hace ETERNA su lectura , siempre lo mismo.

    LEE se hace muy pesado siempre con la misma trama , “(volver a recuperar el trono perdido”).

    THOMAS cuando llega le empezará a dar otro enfoque al personaje ,pero su llegada será acabando el tomo.

    En el tema grafico la verdad hay muy buenos dibujantes EVERETT, COLAN, BUSCEMA . Los dibujos están bien sin ser nada del otro mundo.
    Yo tengo debilidad por GENE COLAN.
    aunque aquí no resalte precisamente su trabajo .

    Conclusión, si eres fan de NAMOR te gustará , ya que aunque como he comentado el guión es muy repetitivo con un poco de paciencia eso si, se dejara leer jajaja.
    El dibujo no desentona para nada, todo lo contrario.

    Pero si no te gusta el personaje es un tomo muy prescindible .

    A mi en concreto me agrado. Pero no para tirar cohetes.

    Como anécdota a STAN no le gustaba como GENE COLAN dibujaba la cabeza de nuestro héroe “redonda” le gustaba más la de EVERETT “cuadrada”.

    Cuando GENE COLAN fue sustituido por BUSCEMA ,este último siguió dibujando la cabeza de NAMOR “redonda”. LEE se la tuvo que comer con patatas ya que la mayoría de los siguientes dibujantes lo harían igual jajajaja.

    Por IMPERIUM REX 😈

  7. Coincido en qué no supieron desarrollar a Namor como era debido. De todas formas, su caracter patriarcal duro forma parte de la esencia del personaje, aunque en el fondo es un hombre noble. Pero es cierto que ese carácter implica ciertas contradicciones en su papel de héroe. Yo lo entiendo como un carácter de monarca a la antigua.

    Yo soy de cabeza triangular. Por suerte pronto Sal Buscema recuperaría esa forma clásica de su testa.

  8. Bueno, Magneto, el propio Stan era también un poquito arrogante, chulesco y machista, ja. 😈😎(Y Sue Storm al principio estaba de adorno en los 4F, los comentarios sobre ella en el primer par de años y pico de la serie son casi de vergüenza ajena…o sin él casi, qué coño. Demonios, solo la incluyeron porque necesitaban una fémina para cubrir la cuota con el símil de que los 4F venían a ser como la familia nuclear de los superhéroes. Ya lo de una mujer invisible podía dar alguna idea al respecto, ja.) En cuanto a Namor, que siempre fue más bien violento e impulsivo (ya con Everett) y tuvo con su lado humano una relación de amor-odio con más odio que amor (pese a que no tardarían en aparecer ya en la Edad Dorada los aliados y los intereses amorosos humanos). Lee siempre retrató a Namor como un monarca absolutista (y ya antes no era “simpático”, así que o lo tomas o lo dejas) con tendencia a la volatilidad (esto último muy presente ya en sus primeros días, en los que no olvidemos que nace como amenaza para la humanidad, más un Fu Manchu muy físico que un Superman, luego la popularidad animará a volverlo algo más simpático y heroico, pero sin pasarse, que ya funcionaba y no convenía cambiarlo mucho…y no sería realmente un héroe hasta que se une a la lucha contra las fuerzas del Eje, en solitario, en compañía de la Antorcha, con la Escuadra de Vencedores…o luego, retrocontinuidad mediante, con los Invasores). Lo curioso es que las mujeres que lo rodeaban (y no estaba poco rodeado) eran más activas (se lanzaban más a la acción) y relevantes (entonces compartían más el protagonismo) en los cuarenta que en los sesenta (también podríamos decir que durante la Segunda Guerra Mundial muchas mujeres norteamericanas fueron más protagonistas de sus propias vidas que luego en la posguerra y hasta los primeros sesenta): la princesa Fen (su madre, espía atlante en sus orígenes), Lady Dorma (prima adolescente homo mermanus que en su primera aparición en Marvel Comics #1 no duda en acoplarse por la cara en shorts a la misión de matar humanos encomendada al principesco mestizo) o su rubia prima Namora (invención ya tardía, un par de años después de la guerra, con los cómics de superhéroes en retroceso y los románticos en auge…Namora pretendía ser un puente entre ambos géneros…no tardarían en sustituir al año siguiente al pobre Bucky por una atractiva Golden Girl…para justificar el pasar del pobre chaval le pegaban un tiro incluso, ay, cuánta maldad editorial…incluso en los primeros westerns de la Timely teníamos a la sensual rubia Annie Oakley, que robaba el protagonismo al primer Two-Gun Kid en sus comienzos…Clay Harder, ojo, todavía no nuestro querido Matt Hawk…y la rubia Sun Girl sustituiría a un olvidado Toro como compañera de la Antorcha, que era un androide pero no de piedra). …Yo también soy de los de la cabeza de yunque para Namor, ja. 😅😋😎

  9. Por cierto, y aunque no viene al caso, Ron (“Ron Ron”) Zimmerman se acordó de la mentada Annie Oakley a la hora de reunir a sus Siete Sensacionales (“supergrupo” del Oeste marvelita, sus siete magníficos) en la miniserie (de hace ya toda una década) Rawhide Kid: The Sensational Seven (todo empieza con el forajido Cristo Pike y su banda secuestrando a Wyatt y Morgan Earp…y aquí conviene recordar que el vengativo Wyatt Earp también fue un héroe de los cómics preMarvel, dibujado por gente como Dick Ayers), “supergrupo” formado por Rawhide Kid, Kid Colt, Two-Gun Kid (el segundo, claro), Red Wolf (Johnny Wakeely), Annie Oakley, Billy The Kid (que también se dejó caer por los cómics Timely y Atlas) y Doc Holliday (si se trataba de sacar las castañas del fuego a los Earp…). Podían haber sido muchos más, claro, por los westerns Marvel se pasaron Ringo Kid, Outlaw Kid, el tardío Caleb Hammer (creación de Peter B. Gillis, creo recordar), Gunhawk, Arizona Annie …y el célebre Jinete Fantasma (Ghost Rider/Night Rider/Phantom Rider/Haunted Horseman), claro. Y más! …Lo de los Siete Sensacionales lo dibujaba Chaykin, por cierto.

  10. Namor es un personaje al cual le falta mucho potencial para desarrollarse como es debido para ser carismático…solo en la época de Byrne tuvo algo de importancia….pero a mi no me acaba de gustar….

  11. Potencial le sobra, de lo que andaba escaso Namor era de buenos guionistas (y en estos inicios ni Lee ni Thomas estaban demasiado inspirados con el personaje), supongo que por eso ahora lo han vuelto a poner como “villano”, porque no saben que hacer con él. Byrne sí fue un buen guionista para el orejas de elfo…y logró una buena etapa, especialmente buena mientras dibujaba él…desde entonces no levanta cabeza el alitas. (Mucho más soso como personaje era Aquaman y ha tenido unas cuantas buenas etapas en su larga historia…las veces que ha contado con guionistas buenos) Carismático sí es, entre los sesenta y los ochenta ha ejercido bien de secundario “de carácter”.

  12. Y si lo eliminaran definitivamente??? Matar al personaje de forma permanente a veces puede ser una buena solución…lo hicieron con el pobre Capitán Marvel, y este le daba mil vueltas como personaje, al submarino…si no saben que hacer con él (ahora héroe, ahora villano, y vuelta a empezar…sin acabar de definirlo..) matarlo puede ser una idea excelente para acabar con el problema de forma absoluta….

  13. Drástica medida, compañero Erik.

    Hombre, si me dices matarlo para revivirlo, como tantos otros, puede ser, pero matarlo definitivamente… No, gracias.

    Ten por seguro que eso no va a ocurrir. Namor es un personaje único dentro de Marvel.

  14. Menos mal que a nuestro Erik no le dan poder, porque es más peligroso que “el Rojo” (el vikingo y el Shi’ar juntos, ja), le gusta mucho matar lo que no le gusta. Si le dejan se carga a DD, Namor, Aquaman, Iron Man, los Aulladores, el pato Howard, Carol Danvers y algunos más de una sentada (a su lado Marv Wolfman y Jason Aaron se quedan cortos).😈

  15. Pues mira, Suso…no es mala idea…de hecho, hubo una época, en los 90′ que tras la mierda aquella de Onslaught, que “murieron” casi todos los héroes excepto Spidey y los mutantes, que le dije a un amigo….””sabes que? para lo que sirven o lo que hacen, mejor están asi….””
    Es decir, por un momento estuve a favor de la “eliminación” de la mayor parte de la escudería Marvel….pero claro, es que mis dos favoritos, Spiderman y Lobezno, se salvaron……:)

  16. Hasta a Logan le tocó criar malvas un tiempo, claro que TODOS sabíamos que volvería, como Johnny Storm. Uf, lo del nuevo uniforme de Spidey parece una pesadilla de los noventa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.