Reseñas: Sargento Furia: Marvel Limited Edition 2: “¡En las Fauces de la Muerte!” (1965-1967)

Segundo tomo recopilatorio de la serie del Sargento y sus Comandos Aulladores, que sigue la estela dejada en la parte final del primero por los mismos autores, Stan Lee y Dick Ayers.

Así, pocas cosas cambian en este inicio, Stan Lee sigue en muy buena forma gracias a guiones muy trabajados y ocurrentes, emocionantes, aunque el efecto sorpresa va disminuyendo paulatinamente. Mientras que Dick Ayers está en muy buena sintonía con lo que nos cuenta Stanley. Pese a estar lejos de ser uno de los grandes, Ayers ha hecho suya la colección. Su narrativa y sus acabados, con la ayuda de John Tartaglione, cumplen suficientemente, por lo que Sargento Furia pasa a ser el trabajo por el que se le recordará por siempre en Marvel.

En el primer tramo nos encontramos con historias tan interesantes como una trama que introduce el Proyecto Manhattan, el de la Bomba Atómica, sin que ninguno de los Aulladores sepa de qué narices se trata.

También una apasionante aventura en que Dum Dum se las apaña él solito para hundir un enorme destructor nazi. U otra en que es el propio Furia quien debe actuar sólo. Un número donde ocurren dos hechos importantes. Por un lado nos revelan al fin la causa del parche en el ojo de nuestro Sargento y por otro nos presentan a Erik Koenig, un alemán hastiado de los nazis que presta ayuda a Furia y que acabaría entrando en las filas de los Aulladores.

Aunque también hay lugar para una historia más ingenua sobre un nazi maestro de los disfraces que se identifica extrañamente como el Craneo Rojo. Extrañamente porque, cuando se despoja de sus milagrosas máscaras, quien aparece debajo es un alemán cualquiera.

Pero quizás lo mejor del tomo hasta el momento lo tenemos en un arco de dos números que supone el enésimo enfrentamiento al Barón Strucker. Una historia con varios matices, especialmente en cuanto a la compleja personalidad de Strucker, que por momentos muestra un atisbo de humanidad al desacatar las órdenes del mismísimo Führer. Órdenes que consistían en aniquilar a una población francesa por completo. Un Strucker que, pese a todo, se muestra inhumano frente a Furia, y que finalmente se ve obligado a esconderse para siempre de las tropas de Hitler.

Justo en el segundo de los números de este arco tenemos el primer cambio importante en la colección. Roy Thomas sustituye a Stan Lee a los guiones.

Pocos cambios sufre la serie con la llegada del nuevo guionista, algo previsible en una serie acotada a un solo género. Thomas sigue ambientando las misiones del grupo en episodios históricos de la guerra como el Desembarco de Normandía y, entre otras cosas, arma una historia de origen del grupo, en la que nos cuenta como Furia y los demás se conocieron.

Por lo demás, siguen las disputas con McGuiveney y sus Marrulleros, o las periódicas apariciones como invitado del Capitán Savage, aunque todavía no se le llama por su nombre. Simplemente es el capitán del submarino. Además del aliciente que supone la entrada en el grupo del alemán Eric Koenig, ya presentado por Stan Lee.

Pese a que la etapa de Roy cuenta con buenos números, siempre autoconclusivos, como el rescate de los Aulladores en el momento que iban a ser fusilados por el mismísimo Hitler, o el asalto al tren en Suiza, desde mi punto de vista la colección va perdiendo fuerza paulatinamente. En especial a partir de la misión en África.

No es que se aprecie un gran vuelco respecto a la etapa de Stan Lee, de hecho Thomas empieza bien pero va perdiendo chispa.

Los guiones están trabajados, merced a una buena labor de documentación, pero la estructura de los números pasa a ser demasiado rígida y las historias más convencionales. Como si de una serie televisiva se tratara, cada episodio consiste en una misión, inicialmente encomendada por el Capitán Sawyer. Estando cada misión ambientada en diferentes países invadidos por los nazis, como si ante las aventuras de Astérix nos encontráramos. Italia, Noruega, Grecia, Suiza, el norte de África…

Pero quizás el principal problema esté en los diálogos. No es que Thomas escriba mal, sólo que, en comparación a Lee, se pierde ese efecto de asimilación inmediata que sabía proporcionar el gran Stanley.

Creo que Thomas se enrolla demasiado en explicaciones que hacen la lectura más densa, mientras que Stan Lee era más directo, sin rodeos. A buen seguro que buena parte de culpa la tenía su ingenioso humor, al que Thomas intenta darle continuidad sin lograr el mismo resultado.

En cuanto a Dick Ayers, creo que también baja un tanto la guardia, sobre todo en lo que respecta a anatomía y expresiones faciales, aunque de vez en cuando nos encontramos con algún número donde se percibe un mayor esfuerzo.

Al final del tomo entra Gary Friedrich a los guiones. Tan sólo son dos números, insuficientes para valorar su trabajo, pero el que adapta la derrota del Africa Korps, con el general Rommel a la cabeza, está bastante bien.

Si a alguien le gustó mucho el primer tomo, es posible que el segundo le guste también, o quizás le ocurra como a mí, que me gusta pero a medida que avanza voy perdiendo interés. Quizás por agotamiento de la fórmula, todo es posible.

Enlace a la ficha:

16 Comments

on “Reseñas: Sargento Furia: Marvel Limited Edition 2: “¡En las Fauces de la Muerte!” (1965-1967)
16 Comments on “Reseñas: Sargento Furia: Marvel Limited Edition 2: “¡En las Fauces de la Muerte!” (1965-1967)
  1. Un trabajo más que digno (pese a que muy pocos suelen acordarse de esta colección y otros lo hacen solo para denostarla, en sus comienzos estaba muy por encima de la línea de fondo del universo Marvel…y ahora, con la serie ya estabilizada, vale que con Kirby ya muy lejano y subiendo el nivel en toda la linea superheroica…o casi, se mantiene en una posición digna, continuando su exagerado “estilo Munchausen” que la hizo tan divertida …e interesante para los no especialmente interesados en lo bélico) de Stan Lee y Dick Ayers, totalmente en la línea ya conocida (que permitiría a la serie sobrevivir décadas…y cerrar con un reprint de su primera aventura…en el lejano 1980, sobreviviendo por mucho a las más veteranas y célebres líneas romántica y western…y a muchas muchas colecciones de culto, incluido alguno de nuestros héroes Marvel favoritos). Aquí tenemos además la incorporación del noble alemán Eric Koenig (luego, como Dum Dum y Gabe, también agente de SHIELD, incluso con el tiempo director de la división alemana…tras la segunda caída de SHIELD se uniría a los nuevos Comandos Aulladores de Dum Dum Dugan, oficialmente una organización internacional de mercenarios expatriados, en realidad el ejército privado de Nick Fury en su intento de acabar definitivamente con Hydra y Leviatán…Gabe Jones y Eric Koenig no sobrevivirían a esa guerra en las páginas de los Guerreros Secretos de Jonathan Hickman) como guiño a los lectores alemanes de los cómics Marvel. Había muy buena sintonía entre Lee y Ayers y se nota, así que algo sí se notó (dentro y fuera) la incorporación de Thomas (que además encorsetado algo la colección con su planteamiento de “la misión del mes”, cruce entre Los héroes de Hogan y Misión Imposible), pero a esas alturas la serie estaba más que encarrilada para el lector…e identificada con su dibujante. No es una recomendación evidente para cualquiera, pero ya sabéis: si os gustó el tomo interior (y no solo por Kirby, que me consta que más de uno solo lo pilló por el Rey)… Pero sí, sin Lee pierde entusiasmo y Thomas nunca estuvo a tono con la serie. Nos espera John Severin a la vuelta de la esquina, pero a saber lo que tendremos que esperar para doblar esa esquina (en USA esperan ya casi una década), compañeros. Explosivos saludos!

  2. Ah, el #167 de Sgt. Fury and his Howling Commandos no es de 1980, es de 1981 (oficialmente de diciembre, en realidad de unos meses antes). Sorry.😅😎

  3. Supongo que este será el tomo que despierte menos participación de tus lectores, Rockomic. Como nota colorista adicional comentar que Stan Lee consideraba a Percy Pinkerton el primer personaje Marvel gay. Pero dado que esto no lo dijo hasta décadas después probablemente Stan solo se subió a ese carro muy a posteriori (y sí es sabido que en el Bullpen y luego en Hollywood hacia a sus empleados comentarios de dudoso gusto sobre tendencias sexuales…”eran otros tiempos”, que se suele decir, y se puede atemperar añadiendo que tendía a disfrazarlo de chistes y sátira, pero si bien con la prensa y los fans era siempre encantador, en el día a día de la oficina y también con sus empleados personales solía ser muy faltón e incisivamente sarcástico). La conservadora familia de Percy le haría un injusto vacío pese a ser un condecorado héroe de guerra y tras una larga enfermedad moriría a una avanzada edad con su viejo amigo el machote de Dum Dum como única compañía, sujetándole la mano en su momento final. Roy Thomas sí pensaría en el segundo Union Jack (Brian Falsworth) y su amigo y amante el tercer (al principio segundo, pues se consideró inicialmente que el creado por Stan Lee en la Golden Age estaba primero fuera de continuidad y era luego una identidad falsa que había creado Brian y luego usado también Roger, posteriormente se estableció que sí existía individual y diferenciadamente y que había sido el primero de su nombre, y permitido luego a Brian y Roger usar sus nombres para confundir todavía más a los nazis, al actuar así tras su filas incluso en dos lugares a la vez, dando la sensación de que podía aparecer en cualquier momento de improviso y desvanecerse con igual facilidad) Destructor (Roger Aubrey, que fuera Dyna-Mite antes de Destructor…y luego, tras la guerra, al frente de la organización del Ciudadano V, con varios de sus aliados y oponentes de los días de la guerra reclutados para evitar otro gran conflicto y cazar criminales de paso) como gays, pero sin mencionarlo expresamente claro (a buen entendedor quedaba la intimidad de la amistad de estos solterones), que eran todavía otros tiempos. Mucho faltaba todavía para el elfico canadiense Estrella del Norte (Jean-Paul Beauvier?), que más bien poco disimulaba u ocultaba (así y todo problemas y pegas les pusieron a Byrne y luego a Nicieza a la hora de intentar decir algo abiertamente, como en el ejército americano el personaje podía ser lo que quisiese ya, pero que no lo dijese, ja: no decir, no preguntar)…hoy casi le han empujado a casarse para obtener publicidad fácil y buena prensa por lo integradora que es Marvel, ja. Y han sacado del armario al mexicano Rictor (de forma bastante natural, pese a la sorpresa de la lupina Rahne) y al Hombre de Hielo (de forma más peculiar y “retrocon”, que esas cosas ponen mucho a Bendis, ja)…y al extradimensional (bisexual y poliamoroso, para frustración de Rictor) Estrella Rota (el padre e hijo de Longshot…no, no pidan que lo explique, me niego a volver a hacerlo). Vaya, no hay muchos héroes Marvel gays (hay más de hecho de minorías como las amerindias o nativo americanas de los EEUU, incluso si contases a todos los Lobo Rojo como tan solo uno, ja), pero gracias a las salidas del armario en la franquicia mutante va habiendo ya alguno reconocible al fin. Bueno, siempre se ha dicho que judíos, negros y gays se han sentido identificados con los mutantes…supongo que cualquier oprimido o perseguido se puede identificar perfectamente con ellos…y ya si le sumas que a la mayoría se les manifiestan los poderes y cambios físicos en la pubertad… Y por supuesto vuelvo a divagar, alejarme del tema en cuestión y adelantarme excesivamente en el tiempo. Por el fantasma de Stan! Saludos y mis disculpas, compañeros.

  4. Los marvelitas más jóvenes sí tienen más referentes sexualmente diversos: Wiccan (el “hijo” de Wanda Maximoff) y su “chico” Hulkling (el nuevo Dorrek, hijo de Mar Vell y la princesa skrull)…y su compañero de los Young Avengers (y antiguo New X-Men) el afroamericano Prodigio.En el mismo grupo estaban en la etapa Gillen la abiertamente bisexual (con preferencia por las mujeres y procedente de otra dimensión) América Chávez, el también poliamoroso kree extradimensional nuevo Marvel Boy (Noh Varr) y un joven Loki del que también se apuntaba su tendencia a la bisexualidad (con los dioses de la antigüedad hace tiempo que nada nos sorprende).

  5. Este tomo no sé, però el primero del Sargento Furia creo que es la reseña con más visitas y más mensajes. Sorprendentemente.

    La presente será la última reseña del Sargento, puesto que ya no hay más tomos.
    Todas las demás series seguirán sin problemas, de momento.

  6. Si no contamos las reediciones de los primeros números hay que remontarse ya unos cuantos años a lo último que sacó Marvel, así que a saber lo que tocará esperar incluso en inglés (que tampoco parece que en España este segundo MLE vaya a agotar próximamente sus 1500 copias), aunque es de esperar que con el buen ritmo de reediciones que está tomando Marvel incluso con las zonas periféricas de su multiverso (otros géneros, magazines, etapas Timely y Atlas,…o material más adulto) es de esperar que acaben acordándose de que esto exista…que Panini y SD vuelvan a darnos servicio ya no apostaría tanto…igual esa oportunidad ya ha volado tras el forzado parón de la edición. Como Namor, el Pato o el Hombre Cosa son personajes que venden lo que venden (si además lo pones carillo…) si no hay un apoyo mediático que atraiga a lectores de cómics que habitualmente no se fijarían en estas cabeceras. Pero nunca se saben las sorpresas que nos esperan en el agitado océano editorial actual… Y quién nos dice que a Disney + no le puede interesar una comedia bélica ambientada en la Segunda Guerra Mundial en un futuro próximo?

  7. En el primero teníamos a Kirby, ja. El único Rey bueno. (Y me emperré en darle un poco de eco a Ayers…casi raro, pues aparte de sus westerns no soy muy fan de él ni como dibujante ni como entintador …pero reconozco sobradamente la relevancia de esta serie en su carrera, esto y lo del Ghost Rider son sus grandes momentos en Marvel …y el tándem con John Severin, que ojalá se pueda rescatar del olvido editorial también es digno de reivindicación) Un saludo y hasta pronto. Salud y cómics.😎

  8. Jajaja SUSO, no participo como me gustaría, ya que solo me leí la mitad del tomo y de algo que no he leído completo no me gusta opinar.

    Ojo también pasa, que cuando leo algo que no me gusta como el tomo de vengadores .

    Para decir que es una m., prefiero no opinar. 🤔

    Este por lo poco que leí tenía muy buena pinta.

    De todas maneras MAESTRO tu como siempre lo bordas.🤗

    Por cierto MUY BUEN TRABAJO ROCKOMIC 🤔

  9. Por poco pierdo el hilo y no participo en tan estupenda reseña Rockomic. Para mi es un privilegio participar con vosotros en esta pagina dedicada a este titulo en particular. Después de aprender gracias a Suso mas cosas sobre las historias dentro de la historia que conformaron el pasado y presente de Sargento Furia, solo me queda añadir, que en las futuras paginas de la colección, aparecerán personajes como Capitan Savage, que tendrá colección propia y linea argumental cruzada con Sargento Furia, Combat Kelly, un personaje clásico de los años 50 y que compartirá linea argumental en varios momentos de la colección, además de estrenar titulo: “Combat Kelly Deadly Docen”, como volumen 2 de la colección de la década de los 50. Incluso, Dum Dum Dugan tuvo sus propios “doce del patíbulo” un mes antes de la publicación de la de Combat Kelly. Son series menores, pero me encantaría verlas publicadas como complemento a Sargento Furia (de momento, con que se pueda publicar el tomo 3, en el que llega Severin, me doy con un canto en los dientes, je). Saludos, amigos.

  10. Si mal no recuerdo el Combat Kelly de los cincuenta es un personaje distinto, estimado Emilio, como el Rawhide Kid y el Two-Gun Kid de los cincuenta (o la Viuda Negra y la Antorcha Humana de los cuarenta…a Stan Lee le gustaba mucho lo de aprovechar los nombres ya conocidos). Solo tenían en común nombres y géneros. …Esos grupos bélicos tardíos tenían su gracia…aunque sí, eran cómics menores…pero tendrían su gracia como complemento a unos hipotéticos futuros Epic Collection (al estilo de la estupenda serie limitada de la Gárgola en el de los Defensores) o Omnibus futuros de Marvel de nuestros viejos Howling Commandos. Dum Dum tuvo mucho más espacio propio aparte de Fury en el universo Marvel del que se suele recordar, tuvo su propio grupo “suicida” de comandos (con el toque folclórico de un nativo americano) durante la Segunda Guerra Mundial …y también su propio equipo de SHIELD en la época de Godzilla King of the Monsters. Un saludo desde Galicia. Por Yetrigar!

  11. Sí, confirmado (aún no estoy tan mal de memoria), no son el mismo personaje primero en la guerra de Corea (el de los cincuenta) y luego en la Segunda Guerra Mundial, son dos Combat Kelly distintos: Hank Kelly y Michael Kelly.

  12. Umm, no se puede negar que Gary Friedrich y Dick Ayers le cogieron el gustillo al bélico, ja. Y menudo final el de Combat Kelly and his Deadly Dozen.

  13. Cierto, un desolado Combat Kelly pierde a toda su escuadra (mueren en combate) y a su chica (miembro de la misma escuadra, la torturan y la dejan invalida sin poder volver andar). En este numero, no escatiman a la hora de abatir a los enemigos como en otros títulos, con tiros a las armas o hiriendo al enemigo, aquí los disparos de uno y otro lado son letales de verdad, menudo final para la serie.

  14. La verdad es que cuando leí este ultimo número, me impactó bastante…y ahora, aprovechando que hemos hablado de ello, lo he vuelto a leer. Y me parece igual de impactante que entonces! Es un buen final, triste, pero muy bueno.

  15. Ya la historia inicial de Michael Kelly era de culebrón: un boxeador del ejército que en un combate mata accidentalmente a un rival y que es condenado por asesinato por ello por el tribunal militar, poca broma. Con Deadly Dozen Gary Friedrich se resarció con creces de tanto guioncito “blanco” y blando, ja. Ni intentaban disimular la influencia de Doce del patíbulo (The Deadly Dozen). No sorprende lo poco que duró la serie…como spin off de Howling Commandos dejaba con la boca abierta… Y hablando de ello raro que una serie tan periférica (pero de poco dudable éxito) tuviese varios spin offs (claro que duraban poco incluso con cruces entre colecciones): Captain Savage and his Lotherneck Raiders (19 números a finales de los sesenta, por Friedrich y Ayers) y Combat Kelly and the Deadly Dozen (9 números a comienzos de los setenta…con Friedrich, el gran Archie Goodwin y Arnold Drake, el papá de la bizarra Doom Patrol…y con Dick Ayers y Don Heck…con el bueno de Syd Shores y el gran John Severin a las tintas…el número #1 se incluyó hace cosa de una década en el tomo Marvel Firsts: The 1970s Volume 1…los Marvel Firsts eran recopilatorios de números #1…obvio). Gary Friedrich era un guionista de los sesenta y setenta que me gustaba mucho de entre los menos famosos (se puede decir que sus dos trabajos más recordados en Marvel son con los dos Ghost Rider clásicos, el pistolero de blanco y el motero stuntman demoníaco y llameante en cuero azul…ambos me encantaban, y también hay que recordarle por Son of Satán, claro, ahora nuevamente de moda… además yo tengo especial debilidad por el Monstruo de Frankenstein marvelita, ja) y lo pasó bastante mal económicamente en tiempos recientes (se arrastraba por las Convenciones firmando láminas del Motorista y fotos que se sacaba con los fans para subsistir…y como rajaba demasiado sobre lo mal que lo había tratado Marvel, estos acabaron amenazándole con demandarle por hacer dinero con la figura del Motorista…que cocreó, para taparle la boquita al viejo… finalmente, como a otros que han creado personajes que están rentabilizando en cine y televisión, Feige, que es más conciliador que los de la división de cómics y sabe lo valiosa que es una imagen amable autorizó pasarle un pequeño estipendio). Hay que recordar además que en temática bélica (aunque bastante más colorista), Gary Friedrich también escribió al efímero Águila Fantasma (el enmascarado as de la aviación de la Primera Guerra Mundial americano pero hijo de alemanes…de ahí el secreto de su identidad, para evitar represalias contra sus padres, que habían retornado a la madre patria antes de la guerra). Y a Fury también lo escribió en Nick Fury Agent of SHIELD. El Jinete Fantasma tampoco sería el único gunfighter de los westerns Marvel que pasó por sus manos, escribió a todos los más famosos. Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.