Universo Comic-Books! – El experimento Questprobe

Seguimos repasando los principales eventos que configuraron la Marvel de 1984. El 15 de Mayo vino marcado por la aparición del primer número de Questprobe. Título “maldito” donde los haya, el proyecto aspiraba a fusionar el Universo Marvel con los juegos de ordenador. Lo impulsó Scott Adams, un pionero en el desarrollo de los juegos para PC y fundador de la empresa Adventure International.

Tras establecerse los primeros contactos, los detalles comenzaron a perfilarse con la participación de Jim Shooter, Bob Budiansky y John Byrne. Este último figura oficialmente como cocreador de Questprobe junto a Adams, aunque sabemos que Budiansky también metió baza a la hora de establecer los conceptos fundamentales del comic. En esencia, de lo que se trataba era de crear una experiencia conjunta donde la trama planteada en el tebeo tuviera continuidad en el videojuego. Las historias del crossover se complementarían, pero siempre partiendo de la premisa de que pudieran disfrutarse separadamente.

Según lo acordado, estaba previsto publicar una serie de doce números protagonizados por algunos de los personajes más populares del panteón marveliano. Cada tres meses se pondría a la venta un nuevo ejemplar, haciéndolo coincidir con la comercialización del juego de ordenador correspondiente. Todas las aventuras serían autoconclusivas excepto la última, para la que se requerirían los conocimientos adquiridos a lo largo de los once episodios anteriores.

Dado que el primer Questprobe estaba dedicado a Hulk, se encomendó a Bill Mantlo que escribiera el guión. Recordemos que en aquella época Mantlo era el escriba de la cabecera regular del goliat esmeralda. Por su parte, Budiansky oficiaba como editor, así que ya podéis comprobar que existían ciertos paralelismos entre este comic y los robóticos Transformers. El apartado gráfico reunía a Mark Gruenwald y John Romita Senior formando un inédito tándem artistico. El primero se limitaba a esbozar unos bocetos muy básicos para fijar el tono general de la narrativa, quedando el acabado final en las expertas manos de Romita. Aunque su carrera estaba orientada principalmente hacia su labor como editor y guionista, Gruenwald ya había tenido ocasión de hacer sus pinitos aboceteando la serie limitada de Hawkeye y algunos números sueltos de diversos títulos, entre ellos Incredible Hulk # 279 USA. Poder colaborar con Romita suponía todo un lujo para él: ¡El trabajo de este último era tan bueno que tapaba cualquier posible deficiencia de Gru!

Por mucho que se indicara que el comic formaría parte de la continuidad, su argumento dejaba al margen los sucesos recientes que venían desarrollándose en la serie mensual de Hulk. En su lugar, se presentaba la versión más clásica y tradicional del personaje… ¡Ya en la primera escena lo veíamos cargando contra los tanques de la Guardia Nacional de Colorado, mientras exigía que lo dejasen tranquilo!

Como punto de partida, la historia introducía a una raza alienígena pacifista enfrentada a la amenaza de la Flota Negra. Tan solo el filósofo Durgan, un miembro del consejo de líderes del planeta, se atrevía a tomar la palabra para reclamar que se plantara cara a los invasores.

Justo a continuación entraba en acción la misteriosa figura del Examinador Jefe, quien más adelante se revelaría como una creación artificial a la que el propio Durgan había proyectado su consciencia. Además de ayudar a definir el concepto básico de Questprobe, John Byrne contribuyó al proyecto diseñando el personaje del Examinador Jefe.

La imagen de Durgan estaba inspirada en las facciones de Scott Adams, quien incluso llegó a facilitar a Marvel una foto suya para que la hicieran servir como referencia.

Su misión consistía en transportarse a la Tierra en busca de los seres más poderosos de nuestro mundo para captar sus energías, replicándolas por medio de un portal que recordaba al monolito de 2001: Una Odisea en el Espacio. La canalización de dichas descargas debería proporcionar la energía necesaria para erigir un campeón capaz de derrotar a la temible Flota Negra.

Hulk es la primera presa seleccionada por el Examinador Jefe. Una vez que consigue localizar al bruto, intenta forzarlo a franquear el escáner. El coloso verde se resiste a hacerlo, hasta que descubre a una joven a punto de ahogarse en los rápidos del Gran Cañón: ¡El artefacto alienígena se interpone en su camino, pero Hulk no permite que eso le detenga y se precipita a través de él para poder alcanzarla!

Justo ahí quedaba establecido el punto de conexión entre el comic y el videojuego… ¡aparentemente! Porque luego resultaba que el juego de PC iba por libre y su arranque mostraba a Bruce Banner atado en una silla, sin ofrecer la menor explicación al respecto.

Aparte de estas inconsistencias narrativas, el principal hándicap que lastraba el Questprobe computerizado no era otro que su rudimentario diseño. Hablamos un juego de texto con gráficos extremadamente simples donde había que ir tecleando las instrucciones pertinentes para poder avanzar. La espectacularidad y el dinamismo brillaban por su ausencia. Y ni tan siquiera las apariciones “estelares” del Doctor Extraño, el Hombre Hormiga, Ultrón o Pesadilla servían para animar un poco el cotarro. Más allá de lo que podamos explicar aquí, creo que será mucho más clarificador mostraros un vídeo donde se resume  la mecánica de juego de Questprobe…

En cambio, el tebeo se paladeaba con gusto, pese a no aportar ningún elemento original. Sin lugar a dudas, lo mejor era ese mágico “toque Romita” que impregnaba todas y cada una de sus páginas. Llama la atención que la portada reprodujera los nombres de los creadores implicados en el comic, muchos años antes de que esta práctica se extendiera al conjunto de publicaciones Marvel.

Para la continuación en Questprobe # 2 USA, el relevo lo tomaba Spiderman en una desenfadada aventura arácnida con la autoría de Al Milgrom. Este no se resistiría a echarse unas risas a cuenta del más que razonable parecido existente entre el casco del Examinador Jefe y el que portaba Mysterio. ¡El propio Spidey se hacía un lío tratando de distinguirlos!  En la cubierta del número dos se suprimieron los créditos, pero estos volverían a hacer acto de presencia para la tercera entrega de la serie… aunque dejando fuera el nombre del guionista.

Aunque estaba anunciado que el comic incluiría la participación de Los 4 Fantásticos al completo, lo que se publicó finalmente fue un episodio de La Cosa y La Antorcha Humana escrito por David Michelinie, encargándose Ron Wilson y Joe Sinnott de realizar los dibujos. Hulka también jugaba un papel destacado en este team-up un tanto atípico donde Johnny Storm y Ben Grimm ni tan siquiera llegaban a coincidir físicamente. La aparición del tercer Questprobe se demoró hasta mediados de 1985 y ya no tendría continuidad. Al confirmarse la noticia de que la empresa Adventure International iba a interrumpir todas sus actividades, Marvel tomó la decisión de cancelar la serie. Como era de temer, los “juegos de texto” de Scott Adams se habían quedado obsoletos y no podían hacer frente a la competencia. El mundo de los videojuegos en la década de los ochenta se parecía mucho a los tiburones: si no eras capaz de avanzar al ritmo que imponía el mercado, caías fulminado en tiempo récord.

El previsto cuarto comic de Questprobe permaneció en un cajón un par de años, hasta que Al Milgrom le dio salida en Marvel Fanfare # 33 USA. ¡Tampoco era cosa de dejar inédito un episodio de La Patrulla-X firmado por Chris Claremont, June Brigman y Terry Austin! Para evitar problemas legales, la historia publicada eliminaba cualquier referencia al videojuego o a Questprobe, dado que el título se había registrado conjuntamente como marca por Marvel y Scott Adams. Los restantes episodios jamás llegaron a concretarse.

Un lustro después, Mark Gruenwald repescaría al Examinador Jefe para la serie Quasar, aprovechando que los derechos de copyright del personaje pertenecían a Marvel en exclusiva. Tras estas fugaces apariciones, el Examinador Jefe acabó tan kaput como el videojuego.

Cabe señalar que La Casa de las Ideas nunca ha reeditado los comics de Questprobe en USA. Una saga tan deshilachada como esta difícilmente se presta a ser englobada en tomo, eso parece evidente. Pero los episodios individuales tal vez sí podrían encontrar acomodo en los volúmenes recopilatorios de los personajes correspondientes. Bastaría con hacer unos pocos retoques, siguiendo el mismo esquema que ya se aplicó en su momento con el número de X-Men. Por si acaso resultara factible, lo dejo ahí como sugerencia. ¡A ver si suena la flauta y algún avispado editor yanqui que siga nuestra sección se anima a recoger el guante!

Miguel G. Saavedra

 

 

 

Miguel G. Saavedra

Hace mucho tiempo, Miguel G. Saavedra decidió que no quería crecer... y no lo hizo. A día de hoy, todavía sigue empeñado en sobrevivir a su propia reputación.
Miguel G. Saavedra

Últimas entradas de Miguel G. Saavedra (ver todo)

13 Comentarios

en “Universo Comic-Books! – El experimento Questprobe
13 Comentarios en “Universo Comic-Books! – El experimento Questprobe
  1. Un artículo estupendo, Miguel, como siempre. Leer tus textos es un inmenso placer.

    Todavía recuerdo cuán extraña me pareció la historia de Marvel Fanfare 33, que Forum publicó en el especial estacional de La Patrulla-X que incluía el anual de Horda, de Claremont y Davis. No conseguí situar cronológicamente la historia hasta muchos años después, y gracias a Internet. Tenía claro que debía situarse después de los núm. 200-201 USA, por la aparición de Magneto y la ausencia de Cíclope, pero poco más. Que no aparecieran Rondador y Rachel, podía tener su razón de ser, por los sucesos de los núm. 202-204, pero no estaba seguro. Pero sí, por lo que he visto, está situada justo después del núm. 201. Y, por cierto, el próximo Omnigold de La Imposible Patrulla-X, el 6º, incluirá la historia del Marvel Fanfare 33, como no podría ser de otra forma.

  2. Muchas gracias a ambos por los comentarios. Pues sí, creo que aciertas al situar cronológicamente el episodio de Marvel Fanfare justo después de Uncanny X-Men # 201 USA.
    La confusión resultaba poco menos que inevitable porque existe una diferencia de año y medio entre la publicación USA de ambos comics. Supongo que es el tiempo que le llevó a Al Milgrom poder reubicar la historia en Marvel Fanfare.

  3. Una pasada de articulo no sabía o no recordaba que Mark Gru también le daba a los lápices, y desde luego merecerian recuperarse estas rarezas no exentas de interés, que grande Romita.. gracias Miguel por deleitarnos con estas genialidades de artículos

  4. Otro trabajo de Gruenwald que menciono de pasada en el artículo y merece una reivindicación es la serie limitada de Ojo de Halcón. Allí contaba con el eficaz Brett Breeding para que le guardara las espaldas. Personalmente, conservo un muy grato recuerdo de aquel Extra Superhéroes que sacó Forum presentando la serie completa. Panini también la publicó como parte de los contenidos del primer Marvel Gold dedicado a Los Vengadores de la Costa Oeste.
    Aprovecho para indicar que la próxima entrega CB! llegará el 21 de Mayo con “Mignola Fanfare”.

  5. Es verdad ese extra de superheroes era cojonudo y todavía lo conservo en algún lado del trastero, recuerdo que el dibujo me gustó mucho por aquellos entonces y la historia también, pero no recordaba que el boceto/dibujo fuera de Mark Gruenwald, pues no tenía muy mala mano a pesar de las ayudas no.

  6. Excelente articulo Miguel, desconocía este curioso proyecto de Marvel, en verdad si que estaría bien una reedición

  7. Gracias por la valoración, Excelsior. La Marvel de 1984 está llena de historias curiosas y procuraremos seguir descubriéndolas en la sección. En un próximo artículo contaremos cómo se gestaron los primeros juegos de rol marvelianos.

  8. Interesante artículo MIGUEL, curioso, y cargado de datos no tan conocidos por la mayoría de público en general; quizás si el proyecto le hubiesen dado una dimensión mas grande, estilo “Secrets Wars” hubiera sido un gran éxito y hubiera impactado.

    De todas maneras a mi, la idea de salida no me parecía mala , tan solo que quizá hubieran tenido que desarrollar y perfilar un poco mas el proyecto.

    .- Los pequeños “picnics” de GRUENWALG ya los conocía , principalmente en HAWKEYE, apoyado por un siempre eficaz BRETT BREEDING, la verdad que en los tempranos EXTRASUPERHEROES era una de mis limited s favoritas, por supuesto que lo volví a comprar en el MG de los VENGATAS Costa Este.

    .- Es muy curioso , hablando de otro tema , echo mucho de menos a entintadores de la talla de BRETT BREEDING, que siempre me ha gustado mucho, ¿por donde andará ahora? ¿Tienes alguna idea MIGUEL?

    Me despido como siempre, agradeciéndote tu incansable labor recopiladora, amena, nteresdante , y descubridora de secretos y anécdotas que ovo a poco nos ayudan a conocer mejor el Universo Marvel.

    Gracias por todo MIGUEL, y sigue en la Brecha.

  9. Un artista con quien se compenetraba especialmente bien Brett Breeding es Ron Frenz. Formaban un equipo creativo magnífico. Por lo que yo sé, Breeding trabaja en el departamento de licencias de Warner Brothers y también acepta commissions de los fans.

  10. Gracias por la información MIGUEL, aunque si te digo la verdad, hubiera preferido que estuviese en algún proyecto metido con TON DEFALCO , RON FRENZ y EL MISMO, , preferentemente clásico como (THOR, CAP. AMERICA, LOS VENGADORES, o SPIDERMAN), sino la verdad¡¡¡¡esta junto a RON FRENZ SUÈRDESAPROVECHADO¡¡¡

    .- Entre los 3 hacían unos cómics ¡¡MUY ENTRETENIDOS,,,,en fin como dice una canción “a esperar tiempos mejores”

  11. Da la casualidad de que Frenz también está haciendo cosas para Warner. Aparte, dibuja un comic digital que se llama The Blue Baron.
    Lógicamente, todos preferiríamos verlo en otra clase de proyectos que aprovecharan más su talento…

  12. A veces MIGUEL creo que la MARVEL actual (perteneciente a DISNEY) fía mas en “talentos mas jóvenes” que no en ¡¡¡¡artistas consagrados como estos 3 anteriores¡¡¡; lo cual aparte de ser un desperdicio, es una verdadera lastima.

    ¡¡Ay¡¡ si me dejarán a mi , el asignar dibujantes y guionistas aunque solo fuera 1 año , dejaría los que funcionan muy bien, pero les volvería a dar una “chance” a estos veteranos que han demostrado volver de cada campaña mas que laureados

    Un abrazo MIGUEL, COMO SIEMPRE me lo paso genial charlando contigo de estos temas, nos vemos en tus nuevas crónicas o papiros ( como yo los llamo cariñosamente)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.