Universo Comic-Books! – Sin permiso para aburrir

La primera charla sobre historietas a la que asistí como espectador tuvo lugar en un Salón del Cómic de Barcelona hace ya algunos lustros. Recuerdo que el conferenciante, un conocido personaje del mundillo, advirtió al empezar que sus parlamentos tendían a ser bastante tediosos, por lo que no resultaba infrecuente que la gente se levantara y ahuecara el ala antes de tiempo. Al principio creí que estaba de guasa, pero no… ¡¡resultó que hablaba en serio!!

Aquello era un tostón insoportable, esa es la pura verdad.

Poco a poco, el respetable comenzó a abandonar el recinto, tímidamente al principio y con menos miramientos después. Yo estuve tentado de quedarme para ver cómo concluía aquel esperpento, pero luego decidí que el esfuerzo no merecía la pena y acabé marchándome también.

Siempre pensé que estas cosas deberían plantearse de otra manera. ¡Se supone que los tebeos son algo divertido, no una incitación al bostezo!

En la primavera de 2014, mi buen amigo Pepe Caldelas se puso en contacto conmigo para comentarme que le habían nombrado director de la nueva Metrópoli Comic Con que se iba a celebrar en Gijón, ofreciéndome la posibilidad de colaborar en las mesas redondas del evento. En aquel momento andaba liado con cuestiones de diversa índole, así que mi respuesta fue negativa. Pero él insistió: “Me gustaría que llevaras las charlas igual que escribes tu sección. Puedes darle el enfoque que quieras. Para lo único que no tienes permiso es para aburrir al personal.” Lo que terminó de vencer mi resistencia fue saber que también iba participar en el proyecto Jaume Vaquer, otro buen amigo y uno de los tipos que más saben de historietas en este país. Con él apoyándome en las mesas redondas, sentía que tenía un seguro de vida por si metía la pata, que era lo más probable.

Ya que no disponemos de espacio para efectuar un repaso pormenorizado de lo que fueron las dos primeras ediciones de la Comic Con, al menos sí voy a permitirme hilvanar para vosotros algunos “momentos estelares”… si es que se les puede denominar así. Entre ellos, cabe destacar el show que montó “BabyfaceBob Layton, todo un torbellino en acción: tan pronto se ponía a ejercer de pinchadiscos con su móvil como le entraban unas ansias irrefrenables de abalanzarse al pasillo de la sala para hacer una imitación de Mickey Rourke. Al final desistí de intentar controlarle porque me di cuenta de que era una causa perdida. Steve Englehart tampoco se quedó atrás cuando brindó un espectacular corte de mangas a la audiencia para explicar el significado del mensaje que quiso dirigir al bullpen coincidiendo con su tumultuosa salida de Marvel en 1976. Y Kurt Busiek podría ser perfectamente otro candidato a figurar en el Top… ¿Cómo olvidar el instante en que le dio por llamarme “son of a bitch!” a grito pelado? En realidad, el bueno de Kurt tan sólo pretendía hacer un chiste a propósito de algo que yo acababa de decir, pero el hombre puso tanta vehemencia en su réplica que dejó descolocado a todo el mundo. Aunque cueste creerlo, Carlos Pacheco se encargó de subir aún más las apuestas cuando procedió a dinamitar una charla sobre Superman con sus disquisiciones acerca de determinadas prácticas sexuales no demasiado ortodoxas… ¡El Panini Code Authority me impide ser más explicito al respecto! Los otros dos invitados allí presentes, José Luis García López y Kenneth Rocafort, tenían pinta de no dar crédito a lo que estaban oyendo, y me parece que no eran los únicos. Una vez finalizada la tertulia, Carlos colgó un comentario su página de Facebook indicando que aquella había sido la charla más divertida y surrealista de toda su carrera. Después me dedicaba una retahíla de elogios, absolutamente inmerecidos, que no puedo por menos que agradecerle aquí. Eso sí, lo de juntar a la actriz Amy Adams con Puño de Hierro tal vez convendría aplazarlo para mejor ocasión…

Tampoco quiero dar a entender que las charlas de la Comic Con fueran el equivalente asturiano de la películas de los hermanos Farrelly, que nadie vaya a malinterpretarme. De hecho, me hizo especial ilusión que Bob Hall, artista multidisciplinar donde los haya, ponderara el sentido de la historia que destilaban las mesas redondas, algo muy diferente a las experiencias que él había podido vivir en diversas comic conventions USA.

Pequeño apunte cultural: A Bob le apasiona el teatro incluso más que los cómics. Sus inquietudes creativas le han llevado a desempeñar funciones de director artístico, actor y diseñador para numerosas representaciones, llegando a fundar una Compañía de Shakespeare en Lincoln, Nebraska. El logo de la compañía es obra suya, tal como puede distinguirse en la parte superior izquierda de este cartel promocional que también nos permite apreciar su  interpretación gráfica de la figura de Hamlet

image_gallery

Seguro que Esad Ribic rompió más de un esquema al afirmar que había disfrutado de mucha mayor libertad artística en Marvel que cuando dibujaba para la línea Vértigo. Y, gracias a Yldirai Çinar, nos enteramos de las insólitas traducciones de los superhéroes Marvel en Turquía. Por ejemplo, a Punisher lo llaman Tigre Azul, ¡no me preguntéis por qué!  Ramón Rosanas triunfó con su cómic exclusivo del Hombre Hormiga, cuya tirada se agotó por completo, y yo me alegro particularmente de que su trabajo actual con el personaje le haya servido para culminar una dilatada trayectoria que se inició en las páginas de El Víbora hace ya tres décadas. Aquella revista se anunciaba como “el comix para supervivientes”, y no cabe duda de que Ramón ha demostrado serlo.

image_gallery2

Incluso el diario El País se hizo eco del cómic especial del Hombre Hormiga presentado en la Metrópoli Comic Con 2015. Aquí tenemos a Ramón Rosanas y al incorregible Bob Layton posando con las portadas creadas ex profeso para la edición.

A algunos autores casi parece que les sobre el moderador. Tal es el caso de Salvador Larroca, quien no tuvo el menor reparo en sacarle punta a su rocambolesca colaboración “creativa” con Bill Jemas, el antiguo presidente de Marvel, a la vez que nos adelantaba en primicia que iba a ilustrar los cómics de Star Wars, un proyecto soñado para él. Salva también nos explicó con todo lujo de detalles el burdo chantaje que sufrió años atrás por parte de cierto popular blogger de noticias USA a raíz de unos comentarios un tanto inoportunos que él había dejado caer en un foro de internet. El susodicho blogger se ofreció a no airear dichos comentarios… siempre y cuando Salva se comprometiera a cambio a realizar las portadas para una serie independiente que tenía en preparación. Como no podía ser de otro modo, Salva le mandó a hacer gárgaras y la noticia cruzó el Atlántico. Por suerte, la polémica se quedó en una simple anécdota sin mayores consecuencias. ¡Pero el susto no se lo quitó nadie!

Si algo hay que agradecer a los invitados es que sean capaces de salirse del guión oficial y compartan con los fans esos pequeños secretos “entre bastidores” que atesoran. Eddy Barrows, uno de los artistas punteros de DC Comics, nos descubrió en exclusiva que el guionista inicialmente contratado para encargarse del relanzamiento de Nightwing en Los Nuevos 52 no era otro que James Robinson. Este llegaría a completar el guión del primer episodio antes de que sus desavenencias con el editor provocaran su marcha precipitada. Según Eddy, aquel guión original era de una extraordinaria calidad y no acertaba a comprender los motivos por los cuales no se había podido publicar. Menos mal que encontró un excelente sustituto en Kyle Higgins, con quien pudo compenetrarse a plena satisfacción. A raíz del éxito cosechado por la serie, un lector encargó al dibujante brasileño una commission de Dick Grayson desnudo, pero él no quiso saber nada del asunto: “¿Cómo iba a hacer yo eso? ¡Pero si Nightwing es como un hijo para mí!”

El artista mostró idéntica contundencia a la hora de censurar la labor de Scott Lobdell, su guionista en Teen Titans. El malestar de Eddy llegó a tal punto que incluso elevó una protesta formal a DC porque “aquello no tenía ni pies ni cabeza”. Pobre Scott Lobdell, hay que ver cómo se ensaña la gente con él… Que conste en acta que a mí hay guiones suyos que sí me gustan, y añadiré que guardo un muy grato recuerdo de su primera etapa en Generación-X, así como de algunas de sus contribuciones para Uncanny X-Men.

A nivel personal, un autor que me impresionó por su sencillez y humildad fue José Luis García López, grande entre los grandes. ¿Y qué decir del spettacolare Claudio Castellini? En las largas conversaciones que mantuvimos, hizo especial hincapié en la novela gráfica de Silver Surfer que realizó junto a Ron Marz. Claudio me explicó que la consideraba su mejor trabajo, pero no había encontrado en ninguna parte del mundo una edición de la que pudiera sentirse completamente satisfecho. Tras consultarlo con él, yo recogí el guante y trasladé la pertinente sugerencia a Panini, lo que finalmente posibilitaríah que la obra haya podido publicarse en España. A pesar de las críticas que suscitó el precio de la edición, me comentan que la novela gráfica Estela Plateada: La Oscuridad más allá de las estrellas ha sido un rotundo éxito y se encuentra agotada en muchos puntos de venta.

Sé que me dejo muchos nombres en el tintero y entenderé que alguno se sienta inclinado a clavar alfileres en un muñeco vudú con mi efigie. Mis disculpas a todos ellos y un reconocimiento muy especial para el entusiasta equipo que hace posible que esta aventura comiquera salga adelante… ¡Vosotros ya sabéis a quiénes me refiero! Apurando estas últimas líneas, voy a relataros una curiosa historia que tiene como protagonista a Pepe Larraz. En la mesa redonda dedicada al 75 Aniversario de Marvel, estuvimos discutiendo sobre qué cómic podría encarnar el espíritu de la Marvel más moderna. Mi candidato eran The Ultimates de Mark Millar y Bryan Hitch… Al fin y al cabo, de ahí sale la película de Los Vengadores, ¿no? Tanto Claudio como Salva coincidieron con mi apreciación, pero el clarividente Pepe nos sorprendió a todos cuando señaló a la nueva Ms. Marvel como el cómic que, a su juicio, mejor representa a La Casa de las Ideas en la Era Disney. ¡Mira tú por dónde, hay que reconocer que el tiempo ha terminado dándole la razón!

Miguel G. Saavedra

image_gallery3

No es un pulpo, no es un avión, no es un huevo frito de Saturno… Adquirir esta paleta de dibujo pintarrajeada por Esad Ribic cuesta 400 eurazos, según reza en la página web del artista. Al preguntarle por el tema, Esad me aclararía que únicamente se trataba de una broma. Bien pensado, yo creo que la pieza tampoco desentonaría demasiado en una exposición de arte moderno. ¿Qué opináis vosotros?

 

image_gallery4A pesar de que unas complicaciones familiares de última hora le obligaron a limitar su visita, Carlos Pacheco dio toda una lección de profesionalidad en la Comic Con asturiana. No sólo participó en tres charlas en menos de 24 horas, sino que además encontró tiempo para atender a los medios, firmar ejemplares y realizar dibujos para los aficionados. Mal que a alguno le pese, Carlos es y seguirá siendo uno de los nuestros… ¡¡Larga Vida a la Legión!!

 

Miguel G. Saavedra

Miguel G. Saavedra

Hace mucho tiempo, Miguel G. Saavedra decidió que no quería crecer... y no lo hizo. A día de hoy, todavía sigue empeñado en sobrevivir a su propia reputación.
Miguel G. Saavedra

8 Comentarios

en “Universo Comic-Books! – Sin permiso para aburrir
8 Comentarios en “Universo Comic-Books! – Sin permiso para aburrir
  1. Noticia destacada de las últimas fechas ha sido la entrega del Premio Mejor Joven Empresario del año al amigo Marino González, organizador del Festival Metrópoli. Es todo un reconocimiento a la labor que se ha venido realizando a fin de consolidar el certamen asturiano.

    Marino compartió el galardón con Iker González y Suca García, los otros dos miembros que completan el trío organizador de Metrópoli. ¡Felicidades, compañeros!

  2. Ciertamente, Ms. Marvel es el cómic que mejor representa la neo Marvel de Disney, que basicamente comienza parecerse demasiado a un parque infantil: una quinceañera cursi, inaguantable y que va de sabihonda por la vida.
    Ni color con la Carol Danvers de finales de los 70, que representaba a una mujer joven, una profesional liberada de reputado prestigio ( Directora de la revista Woman). Obviamente, en lo que a Marvel se refiere , no ha existido evolución, sino involución…

    Y voy a romper una lanza por Lobdell. Sus ultimos trabajos en DC , no son en absoluto malos, y su Capucha Roja y los forajidos resultaba bastante entretenidos, aunque su tratamiento de la princesa Koriand’r (Kori)no me gustaba tanto como el personaje original pre Nuevos 52. Aun así, no creo que su decadencia creativa sea mayor que la Waid o Bendis, que últimamente hacen cosas muy flojas en DisneyMarvel, aunque Waid se recupera bastante cuando trabaja para las independientes, su serie limitada del Green Hornet, o su Incorruptible y su Irredimible para Dynamite y Boom respectivamente son muy buenos trabajos, supongo que le dan más libertad creativa que en la Chabola de las malas Ocurrencias

  3. De Scott Lobdell también destacaría la serie limitada de Alpha Flight que realizó en 2004 junto a Clayton Henry. Era realmente divertida… Creo recordar que nunca se publicó en España.

    Y sus números de Los 4 Fantásticos con Alan Davis fueron un soplo de aire fresco que muchos agradecimos después del fiasco de Heroes Reborn. Lástima que aquello durara tan poco y lo sustituyeran por Chris Claremont.

    Si quieres que te diga la verdad, yo no sigo la serie de Ms. Marvel, aunque creo que el personaje interactúa muy bien en Los Vengadores de Mark Waid… y supongo que ahora puede seguir dando juego en la nueva serie de Los Campeones.

  4. Sola desde luego que no funciona porque este mes estaba en el puesto 110 con apenas 28.000 ventas en papel. Y si Ms. Marvel representa el espíritu neomarvelita actual, esos campeones , un grupo de lo mas selecto de los heroes quinceañeros ,quiere ser el grupo de referencia…Deberían regalar un peluche con el numero 1…🐰

    Power Pack age…

  5. Me cuesta un poco debatir contigo porque a mí la formación de Los Campeones que me gusta es la de los setenta. Estoy convencido de que el 99% de los lectores de esta web hubieran preferido que Marvel apostara por relanzar la versión clásica del grupo.

    Esta nueva parece más bien una versión remozada de los New Warriors.

    Pero luego habrá que juzgar al comic por sus méritos. A mí también me gustan los New Warriors, al fin y al cabo…

  6. Yo estoy con Miguel, lo realmente interesante hubiese sido relanzar al grupo clásico con la Viuda Negra a la cabeza, Hércules y compañía. El proyecto actual a mí no me atrae en absoluto.

    Buen trabajo como siempre Migue.. Enhorabuena. Desde luego, tus artículos nunca aburren, eso por descontado.

    Por cierto, yo soy uno de los que se queja del precio, abusivo en mi opinión, sobre la novela gráfica de Estela. Y es que hot en día parece primar por encima de todo las ediciones limitadas, la tapa dura y el lujo mal entendido. Donde se ponga una buena grapa, que se quite todo lo demás.

  7. No, si yo comprendo perfectamente que la gente se quejara por el precio. Si este mismo tomo lo hubiera sacado Norma, nadie se habria extrañado. Pero, tratándose de Panini, está claro que el precio se salía bastante de lo normal.

    Por mucho que la diversidad siempre sea un valor a tener en cuenta, yo creo que a la Marvel actual no le vendría mal aplicarse un poco un enfoque “back to the basics” para traer de vuelta a todos esos lectores veteranos que se han ido quedando por el camino… ¿Os imagináis cómo podría haber sido una nueva serie de Los Campeones con la formación clásica y dibujos de Mike Deodato o Stuart Immonen?

  8. No, si yo lo de lo ” más selecto” lo decía con segundas. La verdad es que yo a estos jovencitos a los que Marvel quiere colocar como los héroes centrales de su nuevo universo, les tengo una gran tirria. Mas que nada porque parece que Marvel para promocionar a estos triunfitos, tiene primero que despejarles el camino de todos los grandes héroes Marvel históricos a base de darles matarile o corromperlos…la lista de los ilustres caídos en los últimos dos años es larga como un día sin pan…

    Yo más que los defensores, nombre que pertenece por derecho al grupo de los 70, les llamaría los enchufados.
    A mi este grupo me sobra y me faltan los 4 F…

    Y Marvel posiblemente acabara siguiendo lo senda DC de regresar a los orígenes cuando se den cuenta que están echando a los lectores veteranos con tanta pachanga sin lograr pescar entre los adolescentes…

    Pero para eso necesitan un Geoff Johns y solo tienen a un Axel Alonso, a un José Quesada y a un Nick Spencer…especialistas en insistir en los errores…

Deja un comentario