Reseñas: Biblioteca Marvel 1: Los Cuatro Fantásticos 1 (1961-1962)

Aviso de posibles spoilers si nunca has leído estos cómics.

Empiezo una nueva serie de reseñas coincidiendo con la publicación de esta nueva colección de reediciones llamada Biblioteca Marvel. Una colección que marca un hito al ser la primera vez que se recopila en castellano la Marvel clásica al completo (o casi) en orden cronológico.

Una edición no exenta de nuevos alicientes, ya que incluye por primera vez los correos de los lectores y los Bullpen Bulletins de los comic-books originales. Páginas de complemento que no serán dignas de análisis en esta serie de reseñas, que se limitarán a comentar y valorar, humilde y subjetivamente, los cómics propiamente dichos.

Los Cuatro Fantásticos es la serie que dio inicio a la Era Marvel de los Cómics, de modo que la trascendencia de los números que conforman este tomo es indiscutible en la evolución del cómic americano.

No es de extrañar que, en su momento, la irrupción de los Cuatro Fantásticos encontrara rápidamente el favor de los lectores. Son hijos de un tiempo en el que la serie B mandaba en el cine de ciencia ficción y la ilusión era la única forma de entender el entretenimiento de corte fantástico. Estamos ante tebeos que, leídos hoy en día, son bastante inocentes y que sólo se entienden y se disfrutan puestos en su contexto histórico, pero eso no les quita ni un ápice de su valor.

De este modo, con unas buenas dosis de imaginación y aire fresco, la fórmula empezó a dar sus frutos. Y de eso se encargaron dos autores que son verdaderos iconos del cómic americano. El guionista Stan Lee y el dibujante Jack Kirby.

Buena parte del éxito de los Cuatro Fantásticos (y del resto de personajes que iniciaron la Era Marvel) reside en su condición de personas de carne y hueso. Pese a haber obtenido superpoderes, no dejan de ser individuos corrientes que, lejos de resultar héroes impecables, tienen problemas económicos y continuamente se pelean entre ellos, hasta el punto de casi mandarlo todo al traste. Humanos, en definitiva, como cualquier hijo de vecino, y eso precisamente fue lo que hizo que los lectores se sintieran identificados con ellos.

Tan corrientes que en los primeros números ni siquiera visten uniformes.

Además, a cada uno de ellos se le asigna una personalidad bien diferenciada del resto, incluso hasta extremos antagónicos.

Y entre todos ellos está un personaje insólito en el cómic superheroico como es la Cosa. Si hasta entonces los monstruos y criaturas deformes se limitaban al papel de amenaza de pesadilla para la raza humana, Lee y Kirby deciden convertir a uno de ellos en un superhéroe. El resultado es un personaje lleno de contrastes que pronto se hizo un hueco en el corazón de muchos lectores.

El número de presentación, donde se incluye el mítico relato en el que los Cuatro Fantásticos reciben sus poderes, es una pieza imprescindible de la historia de Marvel y del género superheroico por todo lo que supone. Pero en general los tres primeros números vienen copados por historias que han quedado un poco antiguas vistas con ojos del siglo XXI. Eso no quita que sean comics necesarios para la colección, al presentarnos a supervillanos infaltables del cuarteto como son el Hombre Topo y la raza de los Skrull y, en mucha menor medida, el Hombre Milagro.

Es en el cuarto y quinto número donde el nivel de las historias crece de forma ostensible.

En el primero de ellos, Lee y Kirby recuperan a la primera gran estrella de la era Timely, Namor, el Hombre Submarino. El atlante, que gozó de su propia colección en los años 40, y que ostenta el título de primer personaje creado en la historia de Marvel, irrumpe imponente en un número muy sólido.

Lo mismo se puede decir para el siguiente, otro muy buen número en el que se presenta ni más ni menos que el archienemigo de los Cuatro Fantásticos, el Doctor Muerte. Un número que es pura aventura, en el que los autores introducen, por primera vez, la temática de los viajes en el tiempo.

Estad preparados, porque las aventuras de Reed Richards, Sue Storm, Johnny Storm y Ben Grimm, o dicho de otro modo, Míster Fantástico, la Chica Invisible, la Antorcha Humana y la Cosa, no han hecho más que empezar.

Conclusión.

La viva historia del cómic.

Tanto los textos de Lee como el dibujo de Kirby todavía están en modo primitivo, pero eso no impide que los números incluidos en este primer tomo cumplan su función y sean un paso indispensable para los grandes tiempos que nos esperan.

En cualquier caso, el primer pedacito de la historia de Marvel, que no es poca cosa, precisamente.

La edición.

Como estamos ante el estreno de un nuevo formato y de una colección que puede llegar a convertirse en un referente, haré una excepción en estos dos primeros números y pasaré a comentar la edición en sí.

Creo que estamos, probablemente, ante la edición más completa de estos cómics en castellano hasta la fecha.

Por primera vez se incluyen las páginas de correo de los lectores tal como aparecieron en los comic-books originales. La experiencia de leer las respuestas que daba Stan Lee a las muchas dudas de los lectores es de lo más singular, como un viaje en el tiempo a los años sesenta. Y algunas de las respuestas son de lo más interesante, entre detalles sobre cómo trabajan los autores, hasta alguna aclaración sobre el contenido. De la misma forma, también se van a incluir los míticos Bullpen Bulletins cuando sea su turno.

Por otra parte, también se incluyen algunas páginas de publicidad de la época, pocas, referentes a otros títulos del creciente Universo Marvel.

No faltan artículos de todo tipo, algunos por parte de los autores, otros por parte de los editores y colaboradores de Panini. Lo mismo en cuanto a extras en forma de portadas y páginas alternativas y otras curiosidades.

Y, finalmente, una sección muy especial titulada La Era Marvel de los Cómics, en la que se contextualiza cada número incluido, entre los acontecimientos históricos más relevantes ocurridos en el mismo mes de publicación.

En lo que respecta a la presentación, creo que es difícilmente mejorable, incluida reproducción de las portadas en pequeño en las solapas y la contraportada, y resumen del contenido en la misma contraportada.

Enlace a la ficha:

12 Comments

on “Reseñas: Biblioteca Marvel 1: Los Cuatro Fantásticos 1 (1961-1962)
12 Comments on “Reseñas: Biblioteca Marvel 1: Los Cuatro Fantásticos 1 (1961-1962)
  1. Buenas,
    Si no fuera porque ya tengo todo el material que aquí aparece (y lo he leído cientos de veces), lloraría de alegría. Una edición sobresaliente. Voy a volver a comprar todas las historias sólo porque sí.
    Esto vale por todo lo que pueda publicar Panini a lo largo del año. Les perdonaré lo que sea, pero que no pare esta maravilla.

  2. La mejor definición de la biblioteca es la tuya: «Dificilmente mejorable».
    Y mira que muchas veces no estoy de acuerdo con tus valoraciones de algunas recopilaciones porque las veo demasiado «modernas» y echo en falta relacionar su nivel con el de las obras de su entorno en algunos casos o de la importancia de estas obras en el devenir de una serie o de los cómics de la compañía (o del mundo). Pero tienes algo que te hace especial. Eres apasionado (y eso te pierde a veces) y muy trabajador, lo que te honra ya que lo haces de manera gratuita (supongo). De verdad que me gustaría quedar contigo en un bar unas cuantas horas y hablar de este hobby tan apasionante. Das la impresión de ser un buen conversador.
    Seguiré leyendo tus valoraciones y estando de acuerdo o no. Me enriqueces y me haces pensar y eso me vale.
    Gracias

    • Pues muchas gracias, hombre. 😀

      Siempre es bueno saber que lo que hago tiene interés. 😉

      Yo, buen conversador? Pues no sé, pero no creo. 😆

      Tampoco te creas que sé mucho sobre cómics. De Marvel, de hecho, he leído muy poco a partir de los 90. Pero bueno, aquí estoy.

      Y lo hago sin cobrar, sí.

      Respecto a las valoraciones, la verdad es que desde un inicio mi idea siempre ha sido la de valorar el contenido desde un punto subjetivo, sin perderme en datos históricos y sin apenas trabajo de documentación. Como si un nuevo lector estuviera descubriendo todo este mundo y opinando si le llega o no lo que le están contando.

  3. Una iniciativa excelente. Yo me la voy a comprar desde luego. Único pero, que no publiquen TODO. los Strange Tales con la Antorcha Humana son un complemento imprescindible para los 4F, y tampoco son tantos números. Animemos a Panini a que lo saque tambien cronológicamente. La otra gran ausente: El hombre hormiga.

    • No, no lo son. Pero sí deberían de publicarse de forma paralela (además que al no hacerlo se pierde precisamente el pretendido efecto de que se está recreando lo que fue la Era Marvel).

      • Y el caso del Hombre Hormiga es más grave, que su serial (suyo y luego también de la Avispa), siendo secundario, era mucho más relevante que el de la Antorcha (y la Cosa), aún habiendo envejecido mal (ambos). Además, toca peli.

    • No han querido arriesgar por si acaso. Pero ya han dicho que, si todo va bien, la idea es incorporar al Hombre Hormiga y la Antorcha en números especiales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.