Reseñas: Estela Plateada: Omnigold: “La Saga de Estela Plateada” (1968-1970)

Quizás sea un poco atrevido calificar esta serie como el primer spin-off de la era Marvel. Antes tuvimos la serie de la Antorcha Humana en Strange Tales e incluso el serial de los Inhumanos como complemento de la colección de Thor.

La colección del Capitán Marvel no la contemplo como spin-off puesto que el personaje principal es totalmente nuevo, pese a que el mundo de los Kree ya fuera presentado anteriormente.

Pero por lo menos podemos afirmar que Estela Plateada es el primer spin-off en obtener título propio.

Stan Lee decidió poner toda la carne en el asador para la nueva y flamante colección.

De entrada, él mismo se encarga de guionizarla y escribirla por entero, precisamente en unos años en que paulatinamente iba abandonado el trabajo de guionista en muchas de las series de Marvel que él mismo creó. Además, el carácter de sus diálogos es más adulto, haciendo uso de un lenguaje muy cuidado.

Por otro lado, John Buscema lo da todo en las páginas que ilustran las andanzas de Estela Plateada. La composición de las páginas se nutre de viñetas más grandes de lo habitual en él y menos cuadriculadas, abundando las viñetas a página completa. Y su trabajo a los lápices alcanza una de las más altas cotas de deleite gráfico que nos ha proporcionado Marvel en toda su historia.

Y como prueba definitiva de que ésta no era una colección más, se decidió doblar el número de páginas respecto al resto del catálogo Marvel del momento. 40 páginas de comic-book mensuales.

El primer número nos cuenta el origen de Estela Plateada. Necesario, puesto que hasta ahora no había una historia de origen como tal, pero en parte conocido o intuido. Un muy buen número, muy bien escrito y la mejor historia de origen posible.

Galactus concede un poder cósmico ilimitado a un valiente habitante de Zenn-La, un lejano planeta, con el fin de convertirlo en su heraldo y a cambio de que el todopoderoso gigante no devore a su mundo. Estela Plateada ha nacido, dejando atrás para siempre a su planeta natal y a su amada Shalla Bal.

Ya en este primer número Stan Lee establece las bases de la colección, esencialmente marcadas por el sentir y la personalidad de nuestro protagonista. El que nació con el nombre de Norrin Radd se ve atrapado en un planeta, maravillado por su belleza pero al mismo tiempo desencantado por sus habitantes, a quienes no puede comprender. En realidad, una disección del lado más oscuro de la especie humana, sacando a flote atributos como el miedo o el recelo, que llevan a la hostilidad y al odio. Y, pese a todo, está dispuesto a protegerlos de amenazas exteriores.

En el segundo número no es presentada la Hermandad de los Badoon, una raza extraterrestre que pretende conquistar la tierra, y en el tercero hace su aparición Mefisto. Un tercer número que es una absoluta delicia visual, seguramente el mejor trabajo gráfico de la colección y uno de los mejores de la historia de Marvel. El gran Joe Sinnott entinta estos tres primeros números, poniendo la guinda a las ya insuperables líneas de Buscema.

Grandísimo personaje, Mefisto. Un ser que mora en un reino demoniaco, que aparece como una metáfora del costado más oscuro del hombre. Representa los instintos más bajos de los humanos, que no deja de ser uno de los males que Estela debe enfrentar.

A continuación, tenemos un episodio que ocurre en Asgard, cuando Estela es engañado por Loki para enfrentarse a Thor. Y todo seguido se enfrenta al Extraño. Ya sin la participación de Joe Sinnott, que ha sido sustituido por Sal Buscema como entintador de su hermano John.

Llegados a este punto sin duda lo más destacado de la serie es la parte gráfica. Los guiones cumplen bien pero se echa en falta alguna línea argumental más perdurable y algo de trasfondo, más allá de los repetidos esfuerzos de nuestro protagonista en traspasar la barrera que le tiene preso en la Tierra. Se echa en falta una mayor complejidad, dicho de otro modo.

El número del Extraño es especialmente inverosímil. Un tipo llamado Al B. Harper, que pasaba por allí, ayuda a Estela tras caer de las alturas al suelo, y resulta que es un genio inventor que le puede fabricar un aparato que le permita agujerear la barrera invisible creada por Galactus. Pero al hombre le falta dinero para poder construirlo, así que Estela Plateada se pone a buscar trabajo. En fin.

A continuación, siguen un par de números independientes, un poco locos pero encantadores. Primero nuestro protagonista viaja al futuro donde se encuentra con un fantoche todopoderoso que ha eliminado toda vida humana del universo, hasta que, para su sorpresa, se encuentra con un humano vivo al que debe destruir, Estela Plateada.

Y el siguiente es un adorable relato con aires de fábula y coqueteo con el terror gótico. Un descendiente de Frankenstein, a quien Estela salva de la quema desconociendo sus perversas intenciones, crea un duplicado maligno del propio Estela Plateada.

El entintado de Sal Buscema sobre los dibujos de John llega aquí a la perfección alcanzada con Sinnott.

El formato ampliado de la colección parecía no acabar de funcionar, por lo que llega hasta aquí, su séptimo número. A partir del siguiente pasa a ser como las demás series, comic-books de 20 páginas.

En este momento Dan Adkins pasa ser el nuevo entintador de John Buscema, con resultados prácticamente igual de superlativos, por lo menos en sus primeros números. El nuevo arco confirma el muy buen momento de Stan Lee y John Buscema como creadores de relatos fantásticos con aroma de clásicos de aventuras. De nuevo situándonos ante una estética entre gótica y mística, una historia con elementos de terror y las artes oscuras, Stan Lee mezcla a Mefisto con la leyenda del Holandés Errante. La labor argumental creo que pasa a un segundo plano en este tipo de historias que son más un deleite nostálgico para frikis, donde el arte de John Buscema se me antoja imprescindible.

La siguiente aventura es algo más convencional pero entretenida. Estela viaja hasta un país sudamericano gobernado por una dictadura militar, donde acaba enfrentándose a los tiranos. Al mismo tiempo, Shalla Bal logra viajar a la Tierra ayudada por Yarro Gort, un perverso zennlaiano que se une a los tiranos con el fin de destruir a Estela Plateada y así casarse con Shalla Bal. A estas alturas ya he perdido la cuenta de la de veces que Stan Lee ha usado este recurso del malvado que le quiere robar la novia al héroe aniquilándolo.

Siguen aventuras más modestas. Una donde vuelven las artes místicas y la brujería, para al final acabar invocando a la mismísima Abominación, en su segunda aparición en Marvel tras la primera en la serie de Hulk. Y otra historia en la que el plateado surfista se enfrenta a un robot todopoderoso, creación que se le fue de las manos a la ONU.

Creo que se echa en falta más de variedad en el fondo y el sentir sobre el que descansan las aventuras. La mayoría de números terminan de la misma forma: Estela Plateada lamentando la poca capacidad de raciocinio de los humanos, y muestras de recelo y odio de éstos hacia el plateado protagonista.

La pareja de números siguientes es de lo más peculiar. Algo así como dos números gemelos que se complementan el uno al otro. Los dos cuentan con estrellas invitadas y los dos van de lo mismo, pero desde puntos de vista opuestos. Aunque siguen repitiendo el mismo mensaje del distanciamiento entre el héroe y los habitantes de su nuevo hogar.

En el primero Spiderman intenta parar a Estela al tomarlo precipitadamente por una amenaza, para, al final, admitir el injusto trato brindado al surfista. Y en el segundo es el propio Estela Plateada quien comete el mismo error con los Cuatro Fantásticos, al desconfiar de ellos cuando pretendían ser de ayuda. También Estela acaba el número avergonzado por incurrir en el mismo error que otros cometen con él.

El número de Spiderman viene ornamentado con la participación de un niño fan de los superhéroes e incomprendido por su malhumorado padre. Estela acaba salvando al niño, cosa que sirve de detonante para que el padre acabe abrazando a su querido hijo. En fin, un recurso ya usado en multitud de cómics y relatos.

Los dos últimos números con John Buscema a los lápices suponen otro cambio de entintador. Chic Stone es el elegido y francamente algo se rompe. Sus trazos gruesos creo que no le hacen ningún bien a los dibujos de big John, especialmente en las figuras pequeñas. Pero lo peor de todo es el destrozo ocasionado a muchas de las viñetas, sobre todo del segundo número, hasta el punto de que soy incapaz de reconocer el estilo de Buscema. Ignoro si es un problema de notable desgana por parte de Stone o si el propio John también puso de su parte, pero el nivel gráfico de un número importante de viñetas es vergonzante. Nadie diría que estamos en la misma colección que los números precedentes.

La historia tampoco es mucho mejor. De nuevo Mefisto, ya convertido en el villano por excelencia de Estela Plateada, secuestra a Shalla Bal y obliga, mediante coacción, a Silver Surfer a servirle. Como prueba de su lealtad le manda destruir SHIELD. No se sabe muy bien por qué SHIELD.

El último número de la colección es el único que no cuenta con John Buscema. Jack Kirby, con el entintado de Herb Trimpe, da forma a un desfile de mamporros entre nuestro héroe y los Inhumanos que poco tiene que ver con lo que llevábamos leyendo hasta ahora. Es un Lee-Kirby de manual, pero no del de finales de los 60 sino del de los primeros años. Desde luego no es el mejor Lee, ni el mejor Kirby. El número termina con un surfista desbocado y un anuncio a pie de página que hace referencia a un Estela Plateada salvaje para el próximo número. Número que nunca llegó a existir.

Como añadido, se incluyen dos historias cortas que no están mal. Una historia de Lee-Kirby, que salió de complemento en el quinto anual de los 4 Fantásticos, donde se enfrenta a Quasimodo; y un relato incluido en Epic Magazine que consiste en una conversación filosófica entre Estela y Galactus, cuando el plateado héroe todavía era heraldo del gigante.

En resumen, puedo calificar el presente tomo de altamente recomendable si nos atendemos a casi los dos primeros tércios. Y muy especialmente si valoramos el apartado gráfico, que ya directamente entra en la categoria de obra maestra. Creo que esos 9 primeros números merecen muy sobradamente la adquisición del tomo. No hay ni que pensárselo.

Pero globalmente el volumen no merece el mismo calificativo, puesto que un poco más allá de la segunda mitad inicia el descenso de sus cualidades. Especialmente la parte final de la colección principal no creo que merezca el aprobado.

Enlace a la ficha:

53 Comments

on “Reseñas: Estela Plateada: Omnigold: “La Saga de Estela Plateada” (1968-1970)
53 Comments on “Reseñas: Estela Plateada: Omnigold: “La Saga de Estela Plateada” (1968-1970)
    • No es el primer spin off, pero si es una obra maestra. Y probablemente la primera serie de culto de la Era Marvel. Lamentablemente eso significa que no vendía lo suficiente. Siempre hubo injusticia en nuestro mundo, como bien comprueba en estas páginas el buen Norrin Radd como observador activo de nuestra cultura y miserias.

      • Pero sin duda podría considerarse, sin ningún asomo de duda, uno de los 5 mejores cómics, ya no sólo de MARVEL, sino de toda la edad de plata del cómic usa….
        Prácticamente perfecto en todos sus sentidos, el guión de Lee y el dibujo de Buscema….no por nada fué el primer omnigold publicado por Panini, hace casi 10 años…..esta etapa de Silver Surfer es maravillosamente excelente….

  1. Recuerdo que cuando al fin pude ver el número del choque con Thor de forma digna (si a unas pocas páginas al mes se le puede llamar digno) como material de complemento en las Secret Wars de Forum aluciné (en el buen sentido).Seguro que nuestro querido Luis Grana también. No importaba siquiera conocer ya el material por los taquitos de Vértice, al fin se lo podía ver en su justa gloria (salvo por la serialización) y como había sido concebido que debía ser publicado (aunque en este caso el arte de Buscems bien merece una edición alternativa en B/N…por poco partidario que sea de ese tipo de ediciones). Buen repaso, Rockomic.

  2. Lo de recurrir a Chic Stone fue para abaratar costes (era de los entintadores Marvel con tarifas más bajas… sí, no todos cobraban lo mismo, tampoco los dibujantes ni los guionistas, los novatos eran los que menos cobraban, pero luego, al adquirir antigüedad en la compañía se iba subiendo la tarifa, especialmente a los de mayor calidad para que no los “robase” la competencia, pero algunos veteranos, por motivos evidentes, permanecían con tarifas muy bajas, aunque gracias a ello no les faltaba el trabajo precisamente a los Chic Stone, Sam Grainger o Vince Colletta), que la serie nunca fue bien comercialmente, en ningún momento (y fue a peor), ya a eso se habia debido la reducción de páginas (probablemente Lee fue víctima de su propia ambición, quería para su favorito una cantidad de páginas más propia de los cuarenta o de un magazine …y la chavaleria no estaba dispuesta a pagar el extra cuando significaba a lo mejor renunciar a pillarse otra serie …y ya eran clientes rehén de otros títulos muy bien asentados … probablemente empezar como comic-book convencional le hubiese beneficiado bastante …pero no nos engañemos, la falta de subtramas y de desarrollo de los personajes y evolución de la serie tampoco ayudaba nada …Lee ya estaba un poco fuera de esas cosas, al fin y al cabo ya solo escribía Asombroso Spiderman y cuando no tenían a alguien para alguna serie, como en el caso de Increíble Hulk …y en Asombroso era Romita el que se encargaba de las subtramas y similares, por los olvidos de Stan). En todo caso la serie ya estaba condenada desde que redujeron el número de páginas (antes, de hecho, porque se hizo porque los números no daban), pero Lee todavía dio palos de ciego a ver si algo funcionaba: reducir páginas y precio, meter team ups con los protagonistas de las dos series que más vendían del momento: Spiderman y los 4F, reducir costes,… finalmente (las ventas caían, no subían) ya ni se esperó a ver el resultado de todo (entonces, con los kioskos y su sistema de devoluciones para los comic-books se tardaba demasiado en saber si algo funcionaba, como medio año tranquilamente …luego, con el mercado de ventas directas ya se veían los resultados comerciales casi de inmediato …claro que también tenía sus defectos: algunas series pasaban a estar en el ojo del editor ya con los resultados de las preventas, sin esperar al boca-oido que para cualquier serie menor es una cosa de meses, incluso de un año o más). Lo curioso es que había planes para continuar la serie…y con un giro algumental, con un personaje mucho más proactivo, una especie de Savage Silver Surfer, en plan Conan espacial por así decirlo…así de poco sabían ya que hacer. Pero las cifras eran ya tan malas que directamente cancelaron (pero se llegaron a hacer bocetos y una secuencia del nuevo plot, así como una portada, vamos que no era solo una idea difusa). Se barajó incluso a Gene Colan como nuevo dibujante regular, también a Salir Buscema, buscando revulsivos. Habría sido curioso ver algunos números de un Surfista de Colan, no?

  3. No tengo este tomo porque en su día esta serie se me hizo bola y no se si llegué incluso a terminarla. Y eso que Buscema es uno de mis favoritos pero es que ese Stan Lee… no puedo.

    Lo que me llama la atención, digo, es que no se incluya aquel episodio con Byrne (que vimos en un especial de Clásicos Marvel de Forum) y que ni siquiera sé si se ha reeditado alguna vez. No lo he revisado desde entonces, pero creo recordar como si fuese una continuación directa o un final para este vol. 1 Seguramente me falla la memoria y me equivoco pero no habría estado mal incluirlo ¿no?

  4. Gracias, compañeros.
    Muy buena aportación como siempre, Suso.
    Lo de la salvaje Estela Plateada me dejó a cuadros, ni me acordaba de ese final.
    No me imagino lo que hubieran hecho pero no puedo tener más curiosidad. Y ver al Surfer de Colan hubiera sido otro aliciente.

    • Rock, compañero….lo de Byrne está editado como “prólogo” del primer tomo del Estela Plateada de Englehart & Marshall Rogers…lo mejor es lo de Byrne, porque lo que viene después, la serie ochentera….bueno, no está a la altura….ya era un Englehart en horas bajas…

  5. Sí, el one-shot del Surfista de Lee y Byrne (que oficialmente está considerado el Volumen 2 del personaje, ja) lo metieron en el tomo del Silver Surfer de Englehart y Marshall Rogers (un Rogers ya venido a menos). Yo había propuesto en su día meterlo en un tomo con el resto del Silver Surfer de Stan: la novela gráfica de los setenta con Kirby (The Silver Surfer Graphic Novel, proyecto para una editorial de libros a finales de los setenta que aquí solo publicó tardíamente Forum en un tomito en rústica), ese one-shot del ’82 con Byrne, Parábola (con Moebius), la novela gráfica El día del juicio (dibujada por John Buscema, 1988) y la siempre olvidada novela gráfica Los Esclavistas (con el afroamericano Keith Pollard, del ’90, me parece). Como dicen en México habría quedado un tomo bien padre. Y con ese segundo tomo se completaría al fin todo el Surfista de Stan Lee, porque es increíble que queden inéditos como Los Esclavistas…y cosas poco o mal editadas, como el one-shot (al menos encontrable, pero hay quien no quiere la etapa Englehart …yo tampoco la aprecio en exceso …a mí amigo Emiliano, de la república Argentina, en cambio le encanta) o la novela gráfica setentera. Bueno, peores visos de próxima reedición tiene el crossover DC/Marvel Darkseid vs Galactus: El Ansia (en el que la eterna hambre de Galactus lleva a un choque entre el Surfista y Orion) con Byrne de nuevo (ahí sin Lee). Vamos, que el prestigio de Zinco tiene que durarnos, ja.😅😋 Saludos desde la verde Galicia. Templanza. Fuerza y honor (uy, un poquito marcial).😎

    • Suso, todo el material del Surfer no es fácil de encontrar, no….y sobretodo yo diría el tomito de Lee y Kirby de finales de los 70’…Forum lo sacó ya hace siglos…pero no se si por problemas de derechos o no (recuerda que no lo publicó Marvel), igual es casi imposible reeditarlo….a ti que te parece???
      Y lo del crosover Galactus & Darkeid, otro tanto….a mi, que me gusta lo suficiente el personaje como para tener, al menos, todo lo clásico editado sobre él, me parecen dos pequeñas joyas que se merecerían ser reeditadas…..

    • Yo ese tomo me lo compraba con los ojos cerrados. Por ejemplo, la novela gráfica setentera de Kirby y Lee, nunca la he tenido (y visto, solo en Internet) y otras cosas las echo de menos.

      Si quieres redondear ese hipotético librito de Silver Surfer, se le puede añadir la historia corta “The Answer”, también de Lee y Buscema (ojo, y con Rudy Nebres nada menos entintando) aparecida en1980 en Epic Illustrated. Curiosamente, esta sí llego salir en España, en los tres únicos números del magazine que se publicaron aquí.

        • En su momento (cuando me enteré de la existencia de esa novela gráfica) miré en Todocolección, Erik, y algo encontré, pero muy sobrado de precio. Casi prefiero esperar a que haya una nueva edición, más moderna y esas cosas. Gracias por el consejo… y admíteme uno a mí: no te tomes tan en serio las discusiones de por aquí, que al final lo único que vas a sacar en claro es el cabreo y no merece la pena. Te lo digo por experiencia.

          • Si claro, pero cuando vez que el personaje en cuestión te acaba mandando a la mierda, pues tu dirás….por eso es mejor ignorarle, ya tuve bastante con la polémica con Magneto y paso de meterme en otro jardín….

      • A mí la idea me parecía genial (igual por ser mía, ja), pero ni se molestaron en contestar a mi propuesta. Se les acabará por supuesto ocurriendo a los americanos sacar un tocho Marvel Omnibus Silver Surfer Integral Stan Lee de más de mil páginas con todo lo de este Omnigold y todo lo que yo proponía para ese hipotético tomo ya veréis…y entonces Panini lo partirá en dos Marvel Omnibus. …Imparcial, “La respuesta”, para el que no tenga las revistas de Distrinovel con la efímera versión española de la revista Epic (solo tres números), ya la tienes en este Omnigold, por eso no la incluí en la lista.

        • Vaya, no sabía que habían incluido aquí la historia del Epic, porque no tengo este Omnigold (me “manejo” entre los Secret Wars que aún conservo y el Essential que salió en USA poco antes que este, lo compré… y me dio rabia hacerme con el OG teniendo ya el material -sí, soy un poco cutre, lo confieso-). Anda que entre lo del Omnibus de La Hora del Dragón y ahora esto, ando yo poco despistado con las ediciones españolas. :-O
          Qué buenos recuerdos los Epic de Distrinovel (esos sí que están saldados en Internet) y qué colgados nos quedamos en su día con la Odisea de la Metamorfosis a medias…

          (sobre tu propuesta de tomo: pues en diciembre del año que viene se cumplen cien años del nacimiento de Stanley Martin Lieber, si de esa no cae… Yo ahí lo dejo).

  6. Las normas de esta página no permiten los mensajes con descalificativos, así que procedo a borrar toda la discusión.
    Os ruego que os limitéis a debatir con respeto, no a discutir mediante improperios.
    En posteriores ocasiones procederemos a borrar directamente mensajes de este tipo.

    Gracias a todos por vuestra colaboración y por vuestra participación.

    • Estoy de acuerdo rockcomic….pero esto ya venía de antes con este tío…como verás, esta vez ha sido otro el instigador, no yo…pero estoy de acuerdo contigo, naturalmente….

  7. ¡Genial reseña Rock! Tenía muchas ganas de leerla, porque este fue uno de mis primeros cómics Marvel y para mí es algo así como una “biblia” personal. Ese Estela tan melancólico, filosófico y lastimero siempre caló hondo en mí. Si estás interesado en el personaje, te recomiendo encarecidamente su reciente etapa con Dab Slott, Michael y Laura Allred, uno de los mejor cómics que ha publicado Marvel, por lo menos para mí.

    Lo dicho, un gran trabajo, como siempre, menudo repaso estás haciendo a los clásicos Marvel, como te dije en otros comentarios, estás hecho todo un enciclopedista, y es un gustazo que lo vayas publicando todo.

    • Y no olvidemos, Steven, querido, que estos cómics fueron de las primeras viñetas marvelitas en ser reverenciada en la pantalla grande. Acuérdate de la peli Breathless (aquí conocida como Vivir sin aliento), remake de comienzos de los ochenta del mítico film de la nouvelle vague A bout de souffle (Jean-Luc Goddard, 1960). En la peli, el joven outsider encoñado por una universitaria superficial (interpretada por la Kapriski) y perseguido por la ley interpretado por Richard Gere devoraba cómics de Silver Surfer (el de Lee y Buscema, claro). Lo de Jean Paul Belmondo por Richard Gere aún vale, … pero cambiar a Jean Seberg por la Kapriski! Eso sí, en el remake de McBride teníamos las viñetas de Silver Surfer y la música de Jack Nietzsche…no siempre la denostada zarpa de acero de Hollywood lo cambia todo a peor. Salud y cómics, majos.😋😎

      • Lo curioso es que, en la de Godard, Belmondo estaba obsesionado con Bogart. Que semejante icono fuese sustituido en la nueva versión por los tebeos de Silver Surfer, dice mucho sobre como habían impactado los comics de Marvel en la cultura popular.

        • Sí, pero mucho llovió para que la intelectualidad y el cine dignificasen algo más que las comic-strips clásicas. Los comic-books eran algo que incluso cuando se adaptaba al cine o televisión (y se empezó en la Golden Age ya) no se respetaba (la excepción a la regla sería quizás el Superman animado) ni se hacía con cariño. Esto era ya del ’83, la leyenda del Surfista de Lee & Buscema y su categoría de obra de culto tuvo entremedias ocasión de cocinarse a fuego lento en su jugo (y Hollywood le añadió este licor). Yo lo disfruté en su día cuando lo vi en la pantalla, pese a que la peli no me volvió loco.

          • Bueno, el primer ensayo serio sobre la mitología del superhéroe lo hizo Umberto Eco en Apocalipticos e Integrados. Luego ya la historia de Stan Lee y Alain Resnais (Fellini mediante) es bien conocida. Aunque quedaría todo, al final, tan solo en el primer cameo de Lee en el cine, en una película del segundo, si mal no recuerdo, como narrador. Sobre por qué Stan Lee tuvo ese breve momento de gloria entre ciertos intelectuales, no se si muchos o pocos, podríamos conjeturar, aunque creo que se debía más a una visión equivocada que tenían sobre su figura y la propia esencia de la Nouvelle Vague.

            De todas formas me refería a como la mitología de Marvel ya era un icono pop para las nuevas generaciones, que empezaba a tomar el lugar de los viejos iconos (Bogart) de la mitología hollywoodiense. Un síntoma, más que una reivindicación. O al menos así lo interpreté yo cuando la vi.

          • Por cierto que, unos años antes de hacerse esta película, el agente de Olivia Newton John compró los derechos del personaje para hacer una película. Debería haber sido una opera rock con música de Paul McCartney.

            La idea en principio podía parecer atractiva pero sabiendo como le quedó Xanadú…

      • Jo, Suso, si que sabes cosas…yo es que flipo contiog, y ya lo he dicho más de una vez, eres un erudito….no como algun que otro “troll” faltón, que ronda por aquí…..

      • Suso, siempre sorprendiéndonos a todos, es un gustazo, sabes demasiado de todo 🙂 . Yo sólo conocía la peli porque Raimon Fonseca creo que la mencionaba en el epílogo del Omnigold de Estela. ¿Cuál es el Estela Plateada definitivo Kirby o Moebius? XD (aunque a mí siempre me ha gustado el de Buscema más que el de Kirby, el de Moebius me fascina y el de Allred es totalmente especial…)

  8. Muchas gracias, Steven.
    El Estela Plateada de Slott-Allred lo tengo en el integral, pero creo que todavía tardaré en leerlo. 😉
    Mi lista de tomos pendientes me temo que es un poco abultada. 🙂

  9. Sabes, Rockie, que la etapa de Allred no la tengo?? no te sabría decir porque, pero es un autor que a mi, ni fú ni fá….y eso que es un genio, sin duda….pero no , no me gusta….debe ser de las pocas cosas que no tengo del Surfer…

  10. En mi muy humilde opinión, mi cómic favorito de la Marvel sesentera. Es maravilloso. Sí, las ventas no lo acompañaron, por no decir que fueron pésimas (más páginas y más caro, denso para el promedio, entre otros factores).

    Sobre “Breathless”, no sé cómo se conoció aquí en la época (“Vivir sin Aliento” o “Sin Aliento”). Es mejor la original “À Bout de Souffle”, pero la de Gere y Kaprinski tiene su encanto, además de “invertir” la nacionalidad de los personajes. El factor “la vi antes que la original” pesa bastante para percepciones, gustos y favoritismos.

    Me “sorprende” (jejejeje) cuando el cabro chico desgraciado le espeta con sorna a Gere un indignante “Silver Surfer sucks! He’s a jerk!”… Ay, Dios mío. Las ganas de entrar a la pantalla para pegarle eran muchas jajajajajaja.

    • Yo la vi antes que la original, pero tengo muy claro cuál es mejor (y cuál prefiero, ja…lo que no necesariamente coincide, pero esta vez sí, aunque ninguna de las dos me vuelve loco), pero lo de Silver Surfer molaba y la música también un rato. Ahora bien, la “sustituta” de la Seberg no estaba a la altura (de eso me daría cuenta años después, claro…entonces solo me pareció un papel pobremente desarrollado de “chica florero”). Bien apuntado lo del cambio de nacionalidades (bastante lógico al trasladar la acción a los USA) de la pareja protagónica.

    • Si, MFD, estoy de acuerdo….entre el Spiderman de Lee y Romita, los 4F de Lee y Kirby, el Thor de Lee y Kirby, y el Silver Surfer de Lee y Buscema, estaría todo lo mejor, en cuanto a calidad, de la Marvel se la Silver Age, si….

  11. Al menos La Odisea de la Metamorfosis (aunque no hubo que esperar poco, ja) nos la acabaron sacando completa en tomo en castellano, Imparcial, compañero. A ver los años que tardan con la serie regular de Dreadstar (ya van tres intentos…y el último con reimpresión del único tomo que sacaron, así que poco no debió vender).

      • Dreadstar es mucho más convencional (sin renunciar a ser más maduro que un cómic de superhéroes habitual), ja. Sí, La Odisea de la Metamorfosis no sólo era cósmica…también un tanto exotérica…y algunos dicen que fue la etapa nihilista de Starlin … aunque yo nunca he visto a Starlin muy nihilista, ni cuando intentaba asumir la muerte del padre y le fallaba el respaldo de la fe.

  12. En Epic Illustrated se publicaron cosas bien majas, como el Elric de Melniboné de Thomas y Russell, La última historia de Galactus de Byrne, el Almuric de Thomas y Conrad, la Odisea de la Metamorfosis de Starlin, Marada la Mujer-Lobo de Claremont y Bolton, una de las historias de Weird World por Moench y “Big John”, así como entrantes de Dreadstar (Starlin), El Estandarte del Cuervo (Zelazny y Vess), Groo (Aragonés y compañía) o el Dragón negro (“El tiempo del dragón” de Claremont y Bolton), curiosidades como El último de los dragones (Carl Potts y compañía), Jeremy Brood (Jan Strnad y Rich Corben), Los niños de las estrellas (Vess), Abraxas y el terrestre (Veitch), Lo sacro y lo profano (Dean Motter y Ken Steacy) o Toad Swart d’Amplestone (Tim Conrad), así como bastantes rarezas, curiosidades y/o joyitas breves: “Libido” (Moench & Gulacy), “La respuesta” (Lee, Buscema y Nebres), “La luz de siete lunas proyecta sombras complejas” (Chaykin adaptando a Zelazny), varias historias de Rick Veitch (como “Conquista del Planeta Banana”), varias historias de Harlan Ellison dibujadas por Ken Steacy, alguna cosilla más de Tim Conrad (“UFO” y “Contacto”), varios relatos de BWS (como “La horda”), uno de Dave Sim (“Arnold el Isshuriano”), otro de Neal Adams (“Holocausto”), “Los Llehs” (Marks y Bolton), “Era del Dragón” (Vess), “As del Espacio” (de nuestro Buylla), varias historias cortas del tándem Mary Jo Duffy/Kent Williams, “Renacimiento” (Bill DuBay & Lee Elias), alguna cosilla del tándem Archie Goodwin/Al Williamson (como “Fuera de fase”), “La espada y Shirlii” (Patty Cockrum) o el Chun-Tarr de Roger Stern y nuestro Víctor de la Fuente (que también dibujó al menos una historia corta sobre guión de Archie Goodwin para “La Revista Marvel de Fantasía Adulta”).

  13. Tras este Silver Surfer de Lee (y a ver si algún día no muy lejano nos completan el Surfista de Stan Lee, que el que a estas alturas, avanzado el segundo siglo de la Era Marvel siga inédita en toda la Hispanidad la novela gráfica Los Esclavistas, que no será su mayor obra maestra, pero … coño!), habría que esperar a Jim Starlin para que tratase con altura (“con altura!”) lo que a mí me gusta llamar la “Materia Cósmica Marvel” (que Starlin revisitaría de nuevo en los noventa …y explotaría a tope comercialmente, …todavía la revisora nuevamente desde hace unos años, pero ya para los más nostálgicos y los fans de Davis y autos, tan solo …bueno, yo soy uno, ja). Tras su etapa noventera )que empezó potente pero se difuminó poco a poco (…como didolviendose en el éter que los clásicos concebían como un mar espacial) según vendía el concepto a su máxima monetarización posible. Habría ya que esperar (para un nuevo relanzamiento …con altura!) a la saga-río cósmica derivada del revulsivo evento cósmico Aniquilación (ahora explotada comercialmente por Panini …a tope!), Abnett & Lanning al frente como tándem demiurgico (tras su acá desconocida etapa también revulsivos y de gran calidad al frente de la Legión de Super-Héroes, aunque con mucha menos respuesta del fandom) definitivo (aunque por allí andaban desde el arranque gente como Giffen)…y riase usted de la materia de Bretaña, oiga (aunque Camelot 3000 la veo como conexión ineludible entre la materia de Bretaña y la Materia Cósmica Marvel, por mucho que no sea Marvel…grandes ahí Mike W. Barr y Brian Bolland, coño). Claro que lo que vino después …ay! A ver qué tal se aplica ahora Ewing y si puede cantar como la Valenzuela (en su canción “Buen soldado”): “Ese éxito lo tengo!”
    .

    • La novela gráfica que comentas de The Enslavers me la trajo mi hermano de Canadá hace ya 11 años, y aparte del formato tan elegante que se curraron los yanquis, he de decir que la historia, pese a no ser nada del otro mundo, me gustó, y le guardo mucho cariño por lo que decía de que me lo trajo mi hermano. El dibujo de Pollard bastante bien, la verdad.

  14. “Críticos y anticríticos han pasado atacar al gran guionista, acusándole de verborrea con textos innecesarios en un arte que es esencialmente dibujo y expresión gráfica. Pero el público y la posteridad no se equivocaron.” Palabras de don Agustín Riera Torres, pero él lo expresó mejor que yo, aunque se refirieron al gran guionista argentino Héctor Germán Oesterheld (para algunos el semidiós del cómic argentino fue el Stan Lee argentino, como Robin Wood sería el paraguayo … aunque la carrera de Wood se desarrolló en Argentina e Italia), pero como sus detractores acusaban a Lee y a Claremont (Byrne era el primero en cargar contra sus “cartuchos” de texto) de lo mismo con similares palabras, pues me vale, como un guante ajustado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.