Reseñas: Hombre Lobo: Marvel Limited Edition 1: “Luna Llena” (1972-1974)

El Hombre Lobo es el primer monstruo clásico en protagonizar su propia serie integrada dentro del Universo Marvel.

A diferencia de Drácula o Frankenstein, no existe un Hombre Lobo, digamos, titular, por lo que en Marvel tenían vía libre para concebir un nuevo personaje que fuera poseedor de la maldición. Ya sabéis, convertirse en un lobo humano en las noches de luna llena.

Jack Russell es el nombre con el que bautizan al infortunado.

Desde el primer número, Gerry Conway es el encargado de narrar las peripecias de hombre y su bestial alter ego.

En la parte gráfica el fichaje es un artista con experiencia en el campo terrorífico, Mike Ploog.

La serie empieza su andadura en el título genérico Marvel Spotlight, donde se publican tres números, para todo seguido inaugurar su título propio: Werewolf by Night.

La etapa guionizada por Gerry Conway, que ocupa cerca de la mitad del presente volumen, consiste en relatos básicamente autoconclusivos. Su continuidad viene cimentada en base a la constante huida de Jack para no lastimar a ningún inocente en su incontrolable figura como Hombre Lobo. En buena parte de los relatos nuestro protagonista es utilizado por un desfile de personajes siniestros. Al mismo tiempo que se ve obligado a enfrentarse a personajes deformes, física y mentalmente, a menudo manipulados por sus amos.

Conway usa la técnica de los bocadillos de narración, los rectangulares, en primera persona del pasado narrados por el propio protagonista. A modo de diario. Procedimiento, creo, bastante habitual en el cómic de terror y misterio. En mi parecer con buen criterio, al hacer las veces de voz en off de la forma bestial del personaje.

El hilo conductor en buena parte de la etapa, además del obvio Jack Russell/Hombre Lobo, es el Darkhold o Libro de los Pecados. Un ancestral diario codiciado por oscuros personajes con oscuras intenciones. De esta forma, hace su primera aparición en el Universo Marvel este objeto que dará no pocos quebraderos de cabeza en el futuro.

En general son buenos relatos, atmósferas y personajes muy logrados para una serie de terror. Pero la colección no acaba de arrancar al hacer uso de personajes que no sobreviven a uno o dos números.

Lo mejor sin duda es el arte de Mike Ploog, la elección perfecta para ilustrar ambientes sombríos y climas tormentosos. Amén de su dominio de las figuras tan personal como efectivo. Ya sólo por su trabajo merece la pena toda esta etapa realizada junto a Gerry Conway.

El encargado de sustituir a Conway es Len Wein, que intenta seguir la senda marcada, pero su breve etapa no le llega para planificar apenas nada., pasando un poco sin pena ni gloria.

Para mayor desgracia, el último de sus números sustituye a Ploog por Werner Roth, que perpetra un atentado a nuestros globos oculares. Desde luego, el bueno de Roth no encaja para nada en el género.

Lo más interesante de la etapa de Wein está en la posibilidad de que la hermana de Jack Russell, Lissa, haya heredado también su maldición.

El siguiente cambio en los autores trae de vuelta a Gerry Conway para sólo un par de números. La parte gráfica corre a cargo de Tom Sutton, bastante adecuado para en genero terrorífico, pero lejos de ser Mike Ploog.

Los dos números les dan para un arco que no está mal, desarrollado en plenas cloacas. Justo antes de la entrada en la colección de Marv Wolfman.

Wolfman se encarga de los últimos cuatro números del tomo, y no necesita más para completar sin duda la mejor etapa de lo que llevamos de colección.

El primer arco, dibujado por Gil Kane, nos presenta al Ahorcador. Un zumbado que pretende acabar con el mal que reina el mundo por su cuenta y por la vía rápida, degollando a todo aquel que no cumpla las mínimas normas de conducta exigibles.

El segundo es todavía mejor. Mike Ploog regresa a la colección para realizar sus mejores números. Una genialidad gráfica de principio a fin, en una historia de lo más interesante en la que el Hombre Lobo hará frente a un siniestro hechicero llamado Tabú, que se suma a la lista de pretendientes del Darkhold. El maligno personaje tutela a una joven con poderes, Topaz, que se va a quedar en la colección.

Un arco que encamina a la colección por terrenos místicos y sobrenaturales. Uno de los componentes que nutrirán las líneas argumentales ya bien entrada la serie.

También se incluye un número de Marvel Team-Up coprotagonizado por Spiderman y el Hombre Lobo. Lo comento en la reseña del correspondiente tomo de Marvel Team-Up, pero de todas formas es totalmente prescindible.

Conclusión.

En conjunto no me parece un mal tomo. Ya sólo por la parte gráfica dibujada por Mike Ploog, aproximadamente unos dos tercios del volumen, merece la pena su adquisición.

La parte final, guionizada por Marv Wolfman, es sin duda la mejor, pese a ser tan sólo cuatro números, mientras que Gerry Conway hace un trabajo bastante aceptable sin destacar.

Un nivel general más que correcto.

Enlace a la ficha:

14 Comments

on “Reseñas: Hombre Lobo: Marvel Limited Edition 1: “Luna Llena” (1972-1974)
14 Comments on “Reseñas: Hombre Lobo: Marvel Limited Edition 1: “Luna Llena” (1972-1974)
  1. Muy buena reseña, sin lugar a dudas Jack Russell hizo mella en los lectores de aquellos tiempos y lo convirtió en uno de nuestros monstruos favoritos. Recuerdo que me costó mucho hacerme con sus números porque antiguamente la periodicidad o salida al mercado era un desmadre. Una semana te encontrabas sin ningún número y a la siguiente podrías encontrarte con cuatro. Recuerdo mi alegría al encontrarme con el personaje en series como la de Spiderman o Spiderwoman.
    El dibujo de Mike Ploog me alucina, no he visto un Hombre Lobo mejor pero reconozco que no soy objetivo. Practicamente fué mi primera colección que no la protagonizaba un super heroe sino un hombre normal y corriente afectado por la maldición del Hombre Lobo. Después de leer la reseña me han dado ganas de volver a leer sus aventuras, voy a ello …

  2. Jack Russell. Gran personaje atormentado (como han gustado siempre en Marvel: Bruce Banner, Frank Castle, Morbius, el Hijo de Satán, La Gárgola, Simon Garth, Frank Drake, Hannibal King, la Criatura de Frankenstein, Johnny Blaze, Capa, Deathlock, Killraven,…). Y empezó con muy buen pie su Werewolf by Night (primero en el campo de pruebas que era Marvel Spotlight) con Roy Thomas (y Jean Thomas, que colaboró muy activamente), Gerry Conway y Mike Ploog (ay, esos paisajes! Y esas nieblas…y atmósferas pesadas y viciadas que también se podrían cortar a cuchillo, …esas lunas y sus claroscuros…), sí, Mike Ploog (de los pocos que logran que no lamentemos que no encargasen al maestro Colan una serie de estas características), el gran Mike Ploog (me encanta su Hombre Lobo Jack Russell y todavía más su “Monstruo” de Frankenstein …y como ilustrador era todavía mejor que como dibujante de cómics …y más espectacular, siniestramente “romántico” y detallista). Unos inicios difíciles de superar (al menos con lo que a Marvel permitía el Comics Code en aquellos comienzos de los setenta, que esto no era un magazine de la Warren), incluso de igualar (y Wolfman no tiene problema en conseguirlo …si ya lo decía Morrison por boca del Psico Pirata: el Hombre Lobo lo sabía). Aunque tampoco eran unos aplicados precisamente Len Wein, Ross Andru, Tom Sutton (un gran dibujante de terror también, como demostraría en cómic e ilustración para diversas editoriales), Marv Wolfman (que se marca un dueto Universal de altura entre estos cómics “peludos” y lunáticos y los de Drácula), el bueno del viejo Gil Kane,… También tenemos, claro, a Roth, tan “amado” por el amigo Rock, ja.😅😉😎

    • Como anécdotas: Quién hubiese esperado que (como el Asesino de Tontos, otro que tal) el Ahorcador hubiese acabado creando escuela (construyendo legado) en el nutrido universo Marvel? O que una secundaria con cierto “charme” como Topaz acabase teniendo una larga presencia en el apartado mágico de dicho universo (más allá incluso de su relación y roce con el liposo y patilludo Jack)? (No olvidemos a aquellas “Embrujadas” reclutadas por Stephen Strange para esos casos místicos para los que el Maestro no tenía tiempo o ganas, ja …por allí andaba Deodato “filho” si mal no recuerdo) Y el Darkhold, libro impío por excelencia del universo Marvel (más maldito y poderoso incluso que el Darkhold, al menos en el Multiverso Marvel) sigue todavía dando guerra a día de hoy (aunque su gran momento fue en los convulsos y oscuros 90s). Un saludo, Rockomic, majo. Y a todos TODOS. Salud y cómics.😎✌️

      • Y esos soliloquios de Tabú (cuando se viene arriba) en plan “tragala” monumental. Solo le falta añadir un: Cómo te has quedado, chacho? Ahora vas y la cascas!😈😅😂😎

      • También había un tomo del Dr Extraño escrito por Dan Joelly y dibujado por Tony Harris (en parte) en que Topaz gracias a sus poderes empáticos tiene bastante protagonismo. Tengo también el tomo de Embrujadas que salia Jennifer “Zhered-Na” Kale y Satana junto a la empata teñida esta vez de morena. Curiosamente era una huérfana de la India de cabellos rubios o bien acabo alli hasta que Taboo la encontró

        • Deberían repescar a esas tres como profesoras (y compañeras de piso libertinas) de la Academia Strange. A la Kale (personaje menor del Hombre Cosa de Gerber y su “supergrupo” interdimensional) la recuerdo más recientemente en uno de los grupos que menos salían de La Iniciativa (Dan Slott y Christos Hage a los guiones) y en una de las miniseries de los Marvel Zombis (también Morbius y Jack Russell tenían que verselas con las incursiones de zombis de otras dimensiones …y en otra ese gran dúo que eran el Pato Howard y el Hombre Máquina en manos de Fred Van Lente).

          • Bueno, Aaron/X-51 y el Pato más bien hacían lo contrario: incursiones en dimensiones dominadas por los zombis. Los renovados Hijos de la Medianoche intentaban ser la lanza en llamas frente a las incursiones hacia la 616.😈

          • Se de que hablas pero la verdad es que ese material no me lo he leido. De la Kale se que murió y que después anidaba en ese Weirdworld de Aaron de las Secret Wars de Hickman, donde un Arkon algo confundido se dedicaba cual Conan a cargarse monstruos con uno de los guerreros de Crystal. Me gustaron bastante esos comics. Recuerdo también esos prestigios escritos por Gerber donde ella se topaba con Fing Fang Foom… La Legión de la Noche era el grupo al que pertenecía y dibujaba Portaccio.

            • Bizarro grupo el de la Legión de la Noche. Y rara asociación también la de Gerber con Portaccio y Williams. Y muy noventero el diseño del oscuro Omen (seguro que lo primero que les viene a la cabeza a los que recuerden a dicha Legión …y sí, la publicó Forum en sus prestigios). Yo me quedo con la Jennifer Kale de la época del bikini metálico, claro…llámenme vicioso heterosapiens (aunque a veces sospecho que llevo a una lesbiana salida dentro).

              • El bikini metalico es el bikini metalico… otros tiempos pretéritos. Lastima que a Gerber no le dejaron continuar con lo de la Legión de la Noche. A ver ahora que van a sacar un juego de los Hijos de la Medianoche y que se supone que la serie del Caballero Luna serviría para presentar a los personajes sobrenaturales hay alguna especie de “Revival” Creo que iban a hacer una especie de especial navideño (creo que animación) sobre el Hombre Lobo aunque no es Jack Rusel, si no un nativo americano el cual crearon hace poco.

  3. Gracias, amigos. Sabios análisis. 🤗😉

    Me gusta que menciones al Asesino de Tontos a tenor del Ahorcador, porque entran dentro de la misma tipologia de personajes. Y otros más. Lo vemos próximamente en Hombre-Cosa y los siguientes del Hombre Lobo.

    • Aunque tenían poco pedigrí esos dos locuelos (y sus imitadores), al lado de otros personajes del underground siniestro marvelita como el Andrajoso (uno de los peleles más olvidados del Turno de Noche) todavía se puede considerar que tenían cierto estilo (y fama), ja.😈

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.