Reseñas: Los Campeones: Marvel Limited Edition (1975-1978)

Tras la irrupción en los 70 de los Defensores y posteriormente los Invasores, Marvel le cogió el gusto a esto de las series protagonizadas por supergrupos.

Los Campeones son uno más a añadir a la lista, y un ejemplo no especialmente original.

Quizás la única particularidad de los Campeones esté en lo heterogéneo de sus miembros y también en que parece un grupo construido a base de descartes de otras colecciones.

Quitando al Motorista Fantasma, que disponía de serie propia, el resto, la Viuda Negra, Hércules, el Ángel y el Hombre de Hielo, estaban en ese momento en el “paro” superheroico y ni siquiera habían disfrutado nunca de título propio.

La Viuda Negra es quizás la que mayor protagonismo había alcanzado, gracias a una temporada como cotitular en la serie de Daredevil y un breve serial en Amazing Adventures, pero todo eso ya se terminó.

Sea como fuere, la colección apunta a refrito de los Defensores o de los propios Vengadores. Con la diferencia, eso sí, de que la base de operaciones de los Campeones no está situada en Nueva York sino en la costa oeste, más concretamente en Los Ángeles.

Entrando a analizar las páginas de cómic, de entrada, los autores encargados de dar vida al nuevo supergrupo no inspiran demasiada confianza. Tony Isabella y Don Heck, guionista y dibujante respectivamente, abren hilo precisamente haciendo hincapié en la necesidad de los propios protagonistas de encontrar “curro”. Sin ir más lejos, a la Viuda Negra nos la presentan literalmente buscando empleo. Por su parte, el Ángel y el Hombre de Hielo sobreviven aburridos y echando de menos los tiempos de la Patrulla-X, mientras que Hércules se divierte perdiendo el tiempo como conferenciante en un campus.

El primer hilo argumental cuenta cómo diferentes criaturas y razas de origen mitológico son invocados con el fin de capturar a Hércules y a su prima Venus, diosa olímpica del amor. Mientras, los citados superhéroes que acabarán fundando los Campeones resultan arrastrados casualmente en la trama.

Plutón, señor del Inframundo, es el responsable de todo ello con la ayuda de otros dos dioses olímpicos, Ares e Hipólita. La motivación no es otra que unir en matrimonio a Venus con Ares, y a Hércules con Hipólita, con el consentimiento de Zeus, padre de Hércules, que accede bajo coacción de Plutón.

Todo pueril a más no poder, pero de tan ingenuo y básico que resulta, se lee sin ningún esfuerzo.

Uno de los momentos naif estelares, lo tenemos cuando los todopoderosos dioses olímpicos de la maldad, se ven frenados ¡por un tapón de hielo! El bueno de Bobby Drake tapona un portal interdimensional con una gran bola de hielo y por ahí no pasa nadie, oye. Impagable la imagen del poderoso Ares intentando agrietar el pedazo de hielo con su espada.

El Cazador, otro olímpico al que ya se enfrentó Hércules en la serie de Namor, se une a la fiesta, ya con el Olimpo como escenario. Mientras tanto, George Tuska reemplaza a Don Heck a los lápices, para dejar las cosas más o menos igual de mal en el apartado visual.

Peor es la trama que sigue. Un científico chalado, que experimenta con mutaciones para crear hombres supremos, logra controlar mentalmente a Hércules y la Viuda y los enfrenta a sus compañeros. Siendo sinceros, muy poquita cosa.

A estas alturas ya están más que confirmados nuestros temores en relación al equipo de autores.

Los pobres guiones de Isabella no los arreglan ni las puntuales ayudas de Bill Mantlo y Chris Claremont. El tratamiento de los protagonistas está entre lo banal y lo escaso, mientras que la química entre ellos, tres cuartos de lo mismo.

Lo más resaltable es la elección de la Viuda Negra como líder del grupo. Dato no poco importante puesto que estamos ante la primera vez que una mujer lidera un grupo formado mayoritariamente por hombres.

Luego es el turno de presentar a uno de los supervillanos principales de la colección. Se trata de Rampante, una especie de Tony Stark fracasado y cabreado con el mundo, que se fabrica una armadura y se echa a la calle a hacer el mal.

Esta es la última historia que completa Isabella, porque en el siguiente arco tan solo guioniza el primero de sus números.

Mantlo coge sitio…

Bill Mantlo es su sustituto, quedándose ya hasta el final de la colección, mientras que el apartado gráfico cae en manos de Bob Hall.

No hace falta llegar hasta el final de la saga para que apreciemos la sustancial mejora en los diálogos, y también en unos guiones que van a rebufo de lo empezado por Isabella, pero que saben generar un mayor interés. Mantlo es un maestro del entretenimiento y creo que a partir de aquí se empieza a notar.

En cuanto a la personalidad de los protagonistas, creo que también está más trabajada. El Motorista Fantasma es ahora un personaje más distante y desconfiado, mientras que el Hombre de Hielo representa la figura del adolescente inseguro e impetuoso, descontento con el trato de los mayores a su persona.

Bob Hall, por su parte, y a pesar de tener sus limitaciones, en estos momentos creo que dibuja bastante mejor que Heck y Tuska.

El arco gira entorno al factor de origen soviético del grupo. Es decir, la Viuda Negra o, siendo más exactos, su protector Ivan Petrovich, que aquí se comporta como un miembro más de los Campeones.

Los Campeones deben enfrentarse a los Supersoldados Soviéticos, con la enésima encarnación de la Dinamo Carmesí como figura central. Bajo la roja armadura reside un joven con sed de venganza hacia Ivan, con quien guarda un estrecho vínculo. El resto del grupo lo forman el también infaltable Hombre de Titanio, más el Grifo y una nueva mujer dotada de superpoderes llamada Estrella Oscura, que se acabará rebelando contra su causa y siendo aceptada como nuevo miembro de los Campeones. También Rampante juega un infortunado papel en la saga.

La cuestión es que el argumento es un cúmulo de muchas ideas, pero Mantlo se las arregla para que resulte disfrutable. Especialmente vibrante es la batalla entre ambos grupos en plena ceremonia de presentación de los Campeones.

Tras la saga se da una situación bastante insólita. Las dos integrantes de los Campeones son ambas de origen soviético. Tal circunstancia podría entenderse como una deferencia hacia la nación rusa o todo lo contrario si nos fijamos en su condición de renegadas de su país, o por lo menos de sus gobernantes.

En este mismo sentido que evoca a la guerra fría, Mantlo juega a confundirnos al hacernos creer que las autoridades norteamericanas son las responsables del drama vertebral de la saga, para más tarde girar la tortilla hacia los soviéticos como culpables reales. Nada nuevo bajo el Sol.

A su vez, Estrella Oscura da pie a cierta denuncia machista cuando Johnny Blaze rechaza su entrada en el grupo. Si bien todo el asunto queda luego bastante diluido, sin llegar a ningún lado.

… Y ahora, Byrne.

El otro cambio importante en el equipo de autores llega con la entrada de John Byrne como dibujante.

Byrne realiza uno de sus excelentes trabajos gráficos para completar los mejores y más recordados cómics de la colección.

El Motorista Fantasma, en especial, luce espectacular a los lápices de John, mientras que la pulcritud de su trazo y su capacidad narrativa confieren luminosidad a las páginas guionizadas por Mantlo.

Un sencillo relato de aventura fantástica y espíritu de western abre fuego. La sombra alienígena llamada Kaa, ya aparecida anteriormente en la serie de Hulk, regresa con nuevos poderes. Ojo de Halcón y su amigo Dos Pistolas Kid, que andan por Arizona en estos tiempos, son los invitados especiales en lo que es más una aventura solista del Motorista Fantasma que grupal.

Buen número, pero lo mejor de la serie empieza justo aquí.

Tomando un hilo inconcluso dejado en la breve colección del Goliat Negro, Mantlo construye una línea argumental desde varios frentes, resultando una aventura épica y sin tregua.

Una bomba nuli-vida robada de las instalaciones de Tony Stark, amenaza con engullir al planeta Tierra. El Zancudo y el Extraño, este último con buenas intenciones, van tras ella. Los Campeones deberán trasladarse a los dominios de Kamo Tharn, personaje que ya se las vio con Hércules en la serie de Thor, en busca del Báculo Rúnico como única arma capaz de destruir la bomba.

Pese a lo inconexo de algunos elementos, creo que la disparidad de escenarios, entre lo cósmico y lo infernal, y su carácter enigmático hacen de ésta una aventura muy disfrutable.

A estas alturas queda claro que los Campeones como grupo, así como sus aventuras, no destacan precisamente por su singularidad. Esta última saga podría perfectamente haber sido protagonizada por los Defensores o los Vengadores, pero mientras estemos ante buenos cómics, como es el caso, poco puede importar eso.

También recomendable es el arco en el que el grupo se enfrenta a un nuevo y asombroso supervillano, el Enjambre. Es cierto que argumentalmente no es la gran cosa, pero el espectacular villano y el arte de Byrne son más que suficientes para su disfrute.

Por desgracia, hasta aquí llega lo bueno.

Tras un anual perteneciente a Iron Man y un número de los Vengadores, ambos con presencia de los Campeones, pero sin conexión alguna con la serie que nos ocupa, el siguiente paso consiste en un crossover con Super-Villain Team-Up.

En esos momentos, Bill Mantlo figuraba también como guionista de la colección protagonizada por supervillanos, así que organizó un crossover entre ambas series. Por su parte, Bob Hall regresa puntualmente al dibujo.

La trama sigue un hilo ya desarrollado en Super-Villain Team-Up, así que la presencia de los Campeones es más como invitados que otra cosa.

La fallida alianza entre el Doctor Muerte y Magneto propicia la intervención de los Vengadores y posteriormente los Campeones. En todo caso, un arco bastante flojo que, encima, queda inconcluso sin ninguna explicación. Pero eso ya es cosa a analizar en la reseña de Supervillanos Unidos.

Llegamos así al último número de la colección. Entre George Tuska y John Byrne se reparten la labor gráfica en una trama en la que los Campeones Se enfrentan a los Centinelas y a un grupo de mutantes formado por la Mole, Unus y Lorelei. Un número que provoca más indiferencia que otra cosa y que, como ocurre con el citado crossover, queda argumentalmente inconcluso debido a la fulminante cancelación del título.

Como cierre del tomo, se incluye un arco correspondiente al título Marvel Team-Up, necesario únicamente por la breve explicación sobre como los Campeones acabaron disolviéndose. Una solución de estar por casa que no pasa de vulgar trámite.

El hilo correspondiente al arco, con participación del Hombre de Hielo y el Ángel como invitados en la serie protagonizada por Spiderman, queda fuera de cualquier nexo argumental con los Campeones.

Conclusión.

Una colección en la que tan sólo la etapa guionizada por Bill Mantlo, quitando los últimos números, merece la pena. En especial los números dibujados por John Byrne, sin ser la gran cosa, son bastante disfrutables gracias a su dibujo y a la capacidad para entretener del guionista.

En cambio, pese a relatarnos el origen del grupo, la parte correspondiente a Tony Isabella es muy prescindible.

Así que en conjunto estamos ante un volumen irregular, en el que más o menos la mitad de su extensión es susceptible de ser recomendada y el resto directamente para olvidar.

Enlace a la ficha:

37 Comments

on “Reseñas: Los Campeones: Marvel Limited Edition (1975-1978)
37 Comments on “Reseñas: Los Campeones: Marvel Limited Edition (1975-1978)
  1. Un grupo que siempre me ha caído simpático por su variada alineación (era un poco cajón de sastre …y qué coño, ya solo por tener a la Viuda Negra al frente ya se hubiese ganado parte de mi favor) pero que poco destacaba en cuanto a calidad (y salvo Motorista Fantasma todos en ese momento eran personajes muy secundarios).

  2. Un grupo básicamente formado por sobrantes de los Vengadores y de los X-Men (con el añadido casi incomprensible de uno de los solitarios por excelencia de aquellos días: Motorista Fantasma, al que por algún motivo se empeñaban en intentar meter contra natura en grupos, como cuando la Legión de los Monstruos), que una vez más vieron escaparseles el éxito (con esos dibujantes tampoco fue raro).

  3. Mi primer MLE. Bien ahí nomás, aunque la parte de Byrne era entretenida, secundando al gran Rockomic. No me arrepiento ante nada del mundo por tenerlo, sobre todo comprándolo a precio normal (bueno, dentro de lo que es normal por gastos de importe y otros) ya estando agotado en SD.

    • Los mejores números (los que menos, vaya) se quedan en eso, en entretenidillos. Así y todo el grupo me sigue gustando (ayuda que fuese de las que leí por primera de crío, con Vértice, claro), pero este tomo no se lo recomiendo a nadie.

  4. A Hércules ya lo teníamos de conferenciante en su solitario número de Marvel Premiere (aquella colección que era una presentación de futuras series o seriales … aunque la mayoría de personajes se quedaron a dos velas …y otros tuvieron que esperarse a las miniseries de los ochenta, caso de Halcón o Sota de Corazones, por ejemplo).

    • Ahora que tenemos a Bobby Drake generando escudos de hielo del tamaño de lunas hasta nos podemos creer que el chaval pueda contener a Ares y un pequeño ejército de olímpicos un ratito (😈aunque entonces Bobby era más bien flojeras).

  5. Bob Hall resulta una mejora respecto a Don Heck y George Tuska, sin duda, aunque hay que recordar que Hall era un autor que venía del teatro (al que todavía seguiría vinculado) cuando había sido fichado por Shooter (y como editor, no como dibujante, aunque pronto completaría sus emolumentos con su trabajo como freelance a los lápices) y que todavía le estaba pillando el tranquillo a lo de dibujar cómics (era ya autodidacta como ilustrador, pero como dibujante de cómics era novato total …coño, ni lector había sido).

  6. Espectacular villano El Enjambre? Poco lo debió parecer, puesto que cayó en el olvido rápido…y largamente. Fue recuperado para los Runaways, otro grupo instalado en la zona de Los Ángeles (aunque harían escapadas a Nueva York, incluso a la N.Y. del pasado).

    • En una miniserie de los 90’s de Spiderman recuperan al entomólogo nazi junto a otra variopinta partida de villanos de tercera C que se dedican a incordiar al aracnido. Estaba también la Respuesta y Stergon el hombre dinosaurio y la ¿¿Anilladora?? formando un heterogéneo grupo de villanos, después de ahí le perdí la pista al zumbado o zumbante villano de marras

      • Stegron, uno de esos personajes semiolvidados del que ni se suelen molestar en decirnos que ha resucitado porque tanto les da si estaba vivo o muerto.😈

        • ¡Comics que nos marcaron en su época! y a mi me encantan los personajes rarunos. Es una lastima que muchos de estos personajes no se vuelvan a utilizar que tienen su punto. La Respuesta un villano que era capaz de sacarse un nuevo poder de la manga para contrarrestar las habilidades de tal o cual héroe ¡era un puntazo!

  7. Los Campeones también tuvieron intervención (como los Vengadores y los 4F …o Dinosaurio Diabólico) en la serie marvelita de Godzilla King of the Monsters, pero, claro, eso ya no se puede reeditar (aunque en este milenio Marvel sí recuperó dicha serie en un tomo integral aunque en B/N, de nuevo Marvel ya no tiene derecho alguno sobre las aventuras del saurio más famoso de Japón, con el permiso del pequeño y entrañable Gon).

    • Algo parecido a la intervención de Alpha Flight en Crystar Crystal Warriors, que tampoco se ha podido recuperar para su Omnibus USA por lo mismo (y para nuestros Biblioteca, claro)…o la intervención de Shang-Chi en Rom, que tampoco pudo usarse para los tomos de la reedición marvelita de Master of Kung-Fu (ni nuestros MLE).

  8. Lei algo en su día y me gustó, pero solo fue un comic .
    Tenia pensado pillarmelo , pero se agotó enseguida y ahora mismo están pidiendo precios de 100 euros para arriba y la verdad conmigo que no cuenten..
    Muy poco puedo opinar al haber leído muy poco de ellos , pero veo que tiene muy mala crítica 🤔
    Por algo será y claro como he comentado paso de gastarme un pastizal en algo que no merece la pena.
    Buena reseña ROCKOMIC, lastima que este agotado.

  9. Bueno estoy de acuerdo con la reseña y prueba de ello es que tengo el tomito de Forum con la bonita portada de López Espí, y con eso me basta. A menos que me regalasen el MLE o lo encontrara saldado pues nasty de plasty. Es un tomo para comprar por completismo… por que lo que es por calidad se salva algo por lo de Mantlo (y también Byrne) Es un grupo que no cuajaba mucho en si por los miembros que parecen a ver sido seleccionados jugando a los chinos mas que por la química grupal. Si mal no me acuerdo (hace años que no me he releído el tomito de Forum) Hércules no le hacia mucha gracia que una fémina le mandara amen que las mujeres bellas estaban para saciar sus apetitos carnales.

    • Bueno, yo lo tengo y no me deshago del mismo, ja (vale que hay motivos sentimentales, que le tengo cariño a estos cómics de mi infancia como a los de Ms Marvel…los de Ms Marvel bastante mejores, eso sí), pero tampoco lo recomiendo.

      • Nunca los he leído y con los comentarios no sería necesaria su compra. Pero es una formación ke siempre me ha gustado, aunque desconocía esa falta de química entre ellos.
        Los Defensores por ejemplo a priori también está formado por personajes ke poco encajan en un grupo. Pero por ese motivo ya son llamados el no-grupo.

        Estaría bien un Historias Jamás Contadas con un guionista bueno ke les diera otra oportunidad:
        Viuda Negra de líder es un puntazo. Entiendo ke es la primera líder fémina porque Janet en Vengadores es posterior, verdad?
        Ke Angel y Hombre de Hielo se unan a otro grupo es normal. Mutantes discriminados fuera de la Mansión Xavier solo podían acabar en otro grupo como pasará cuando se unan a los Nuevos Defensores.
        Se podría hacer un buen culebrón con Hércules intentando ligar con las 2 chicas o pasando de ellas por la época en la ke se desarrollan sus aventuras.
        Motorista Fantasma es como Hulk, poco interactivo en un grupo, pero se podría jugar a ke Johnny Blaze se enamorara de Estrella Oscura y ke ambos sufrieran un poco ese amor imposible cuando surge el Motorista.
        Ahora ke sabemos ke el Hombre de Hielo és gay se podría jugar a ke Estrella Oscura o Viuda Negra intentaran tener algo con él y éste en realidad estuviera babeando por Hércules y se lo acabara confesando a Angel.

        Bueno me acabo de montar una serie genial para unos cómics Historias Jamás Contadas o una serie de animación etc…

  10. Como curiosidad desde hace unos años Marvel pudo de nuevo publicar una cabecera con el titulo de Los Campeones, gracias a que los que poseían los derechos (una empresa de juegos de rol) les cedieron estos por una pasta. Ya que al parecer a la Marvel setentera se les olvido registrar el titulo igual que con el Capitan Marvel de lo que es ahora DC ¡donde las dan las toman!

  11. Si lo recuperan en plan Biblioteca yo me lo compraría.
    E ídem con Inhumanos.
    Son los únicos (contando también los 2 tomos de Shang Chi) que me faltarían.
    Una barbaridad lo que piden en reventa.

    Por mi que se los coman con patatas !!!

    • Supongo que los Inhumanos se esperarán a que Feige haga algo con ellos (aunque el hombre ya reconoce que la serie de TV les jodió bien). Los Campeones lo tienen todavía más difícil.

  12. He visto uno que pide 160 euros 😂😂😂😂😜😜menudo lad……..
    Yo de los MLE solo tengo la mitad.
    Es que hay algunos que para mi no valen un duro o no me gusta la temática y otros perdí el tren como “el hombre cosa” este el primero superagotadisimo”
    De todas maneras algunos volverán a salir en formato biblioteca MARVEL.
    Claro si lo del pingüino es un bulo.

  13. Mil gracias a todos, compis!!

    Parece que coincidimos todos. El tomo no pasa de discretito en el global, así que yo no me preocuparía mucho si me faltara por adquirir. Se puede vivir perfectamente sin!!

    Lo del Enjambre igual es cosa mía, pero siempre me moló. Si lo piensas bien, un tío con un cuerpo formado por abejas es una idea de lo más seductora. Y creo que Byne hizo un buen diseño. Tan sólo conozco esta primera aparición y la de Spectacular Spiderman. Luego ya ni idea de si se olvidaron del personaje durante décadas. 😉

    • Prácticamente no tuvo apariciones, el personaje no gustó ni a otros guionistas. Como ya comenté lo tienes en la serie de los Runaways (y probablemente porque le echaron un ojo a la serie de los Campeones especifícamente por ser un grupo de L.A., que Marvel apenas ambientada historias regularmente allí, fuera de bastante después Vengadores Costa Oeste y Wonder Man).

  14. YO SÓLO TENGO EL TOMITO QUE SACÓ FORUM EN SU MOMENTO EN SELECCIONES MARVEL Y YA ESTÁ….Y PORQUE ERA BYRNE, QUE SI NO…..TAMPOCO ES QUE FUERA UNA SERIE MUY ALLÁ QUE DIGAMOS….

  15. Este comentario iría aquí pero se me coló más arriba en una respuesta a Suso ke no tiene ke ver:

    Nunca los he leído y con los comentarios no sería necesaria su compra. Pero es una formación ke siempre me ha gustado, aunque desconocía esa falta de química entre ellos.
    Los Defensores por ejemplo a priori también está formado por personajes ke poco encajan en un grupo. Pero por ese motivo ya son llamados el no-grupo.

    Estaría bien un Historias Jamás Contadas con un guionista bueno ke les diera otra oportunidad:
    Viuda Negra de líder es un puntazo. Entiendo ke es la primera líder fémina porque Janet en Vengadores es posterior, verdad?
    Ke Angel y Hombre de Hielo se unan a otro grupo es normal. Mutantes discriminados fuera de la Mansión Xavier solo podían acabar en otro grupo como pasará cuando se unan a los Nuevos Defensores.
    Se podría hacer un buen culebrón con Hércules intentando ligar con las 2 chicas o pasando de ellas por la época en la ke se desarrollan sus aventuras.
    Motorista Fantasma es como Hulk, poco interactivo en un grupo, pero se podría jugar a ke Johnny Blaze se enamorara de Estrella Oscura y ke ambos sufrieran un poco ese amor imposible cuando surge el Motorista.
    Ahora ke sabemos ke el Hombre de Hielo és gay se podría jugar a ke Estrella Oscura o Viuda Negra intentaran tener algo con él y éste en realidad estuviera babeando por Hércules y se lo acabara confesando a Angel.

    Bueno me acabo de montar una serie genial para unos cómics Historias Jamás Contadas o una serie de animación etc…

    • A los Defensores si que les veo mas química porque básicamente son los anarquistas del UM y por un cumulo de circunstancias forman equipo ya que sus habilidades se complementan. Aunque la cosa se normaliza cuando el Dr Extraño se hace mas o menos líder y junto a los secundarios de Halcón Nocturno y la Valquiria entre otros ya son mas o menos un grupo regular. En cambio a los Campeones vi mas un pourpurri de varios personajes que están por que si… ¡Dos mutis! ¡Un ser infernal! ¡Una superespia rusa! y un ¡Semidios vocinglero! no pegan mucho, la verdad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.