Universo Comic-Books! – Un fiasco titánico

¡Segunda entrega de nuestro Dossier M! Ya sabéis que bajo ese epígrafe generico englobamos a todos aquellos  proyectos que acabaron “missing” por una u otra circunstancia.

A principios de la década de los ochenta, la Marvel de Jim Shooter buscaba expandir horizontes más allá de la clientela superheroica habitual. Además de poner en el mercado algunos especiales de temática religiosa, llegó a discutirse la publicación de una nueva cabecera educativa a la que se dio el título provisional de Marvel Titan. Con ella se buscaba acercar la ciencia al gran público, sirviéndose para ello del formato comic book.

La idea inicial partió de Michael Hollingshead, un pionero de la experimentación con drogas psicodélicas que había alcanzado cierta notoriedad gracias a su libro autobiográfico “The Man Who Turned On The World”. Allí relataba las anécdotas que había vivido con muchas celebridades de la década de los sesenta, entre ellas John Lennon, George Harrison, Paul McCartney, Keith Richards, Roman Polanski, William Burroughs, Timothy Leary o Allen Ginsberg. Hollingshead alardeaba de haber iniciado a la mayoría de ellos en el consumo de LSD.

El primer contacto se hizo a través de Lynn Graeme, por aquel entonces responsable del magazine marveliano Bizarre Adventures. Fue a ella a quien el agente literario de Hollingshead remitió la propuesta inicial del autor. Acto seguido, Graeme concertó una entrevista a la que también fue convocado Steve Bissette, uno de los jóvenes dibujantes que la editora quería promocionar.

El proyecto de Hollingshead fue muy bien recibido por el Bullpen. Bissette recuerda que el encanto personal que derrochaba, su humor y su sofisticado acento británico le granjearon las simpatías de la concurrencia.

Hollingshead exhibió copias de los artículos científicos que había publicado en la revista Omni a modo de aval. Además, presentó cartas y documentos que le acreditaban como representante de luminarias del calibre de Carl Sagan, Robert Jastrow y John C. Lilly.

Según el acuerdo alcanzado, Hollingshead proporcionaría a Marvel los materiales de base. Después sería cosa de la editorial dramatizarlos a fin de crear una historia que pudiera resultar atractiva en viñetas. Ese primer borrador se remitiría entonces a Hollingshead para que lo revisara antes de ser aprobado. Se comentó en su momento que Marvel había invertido una considerable suma en el comic y tenía pensado promocionarlo por todos los medios a su alcance.

Shooter apoyó entusiásticamente el proyecto. En un anuncio público, manifestó su intención de contar con creadores marvelianos de primer nivel para desarrollarlo. Bissette se comprometió a dibujar los dos primeros números, acometiendo el propio Shooter la realización de los guiones.

Luego resultó que todo aquello era un engaño colosal y Hollingshead había falsificado la documentación… ¡En realidad, ninguno de los autores con los que decía estar relacionado estaba al tanto de que sus obras divulgativas iban a ser adaptadas al comic!

Bissette descubrió el pastel cuando habló con el director de Omni, que también había sido timado por Hollingshead. Este había conseguido sacarles dinero como pago por adelantado de artículos que jamás entregó. Lo más alucinante de todo es que fue el propio Hollingshead quien insistió a Bissette para que llevara a Omni unas ilustraciones promocionales porque quería que la revista se hiciera eco de Marvel Titan en su sección de actualidad. ¡Podría decirse que aquello fue un movimiento bastante temerario por su parte!

Consternado, Bissette llamó de inmediato a Shooter y le transmitió las malas noticias. Para entonces, había completado los lápices y las tintas del primer número, titulado “El huevo cósmico”. La historia sintetizaba los conceptos planteados por Robert Jasdrow en su libro  “Hasta que el sol muera”, un ensayo sobre los orígenes del universo y la evolución de la vida en la Tierra.

Poner aquel huevo no había sido una empresa fácil, ya que el texto más bien caótico e inconexo de Hollinghead obligó a llevar a cabo numerosas modificaciones. Fue preciso redibujar el episodio prácticamente en su totalidad para cumplir las especificaciones de Shooter.

Al tener conocimiento de lo que se estaba cocinando, Jastrow puso el tema en manos de su abogado. El letrado dejó claro a Marvel que llevaría a la editorial a juicio si se hacía un uso indebido de los escritos de su cliente. Así que no quedó más remedio que volver a rehacer el episodio una vez más para “extirpar” cualquier posible referencia a los trabajos de Jastrow. Mientras estaban en ello, Shooter constató que muchos de los datos aportados por Hollingshead eran incorrectos.

Para colmo de desgracias, el agente de Hollingshead tenía pillada a Marvel con un contrato blindado que no podían romper… a menos que abonaran a su representado la indemnización correspondiente. Shooter estaba furioso: ¡Bastante malo es que te engañen, pero peor aún es tener que pagar al timador para quitártelo de encima!

Bissette también tenía abocetado ya el segundo número y lo había dibujado parcialmente, procediendo a efectuar las revisiones necesarias. Superadas estas dificultades, parecía que la serie lograría salir adelante a pesar de los pesares. Sin embargo, tanta complicación provocó el hartazgo de Shooter, quien finalmente optó por cancelar el proyecto.

Aunque a priori nadie podía sospechar que aquel rutilante  Marvel Titan acabaría convirtiéndose en un Titanic para Marvel, lo cierto es que el comportamiento errático de Hollingshead ya había despertado las sospechas de Bissette, sobretodo después de que el autor se presentara borracho como una cuba a la primera reunión que mantuvieron con Jim Shooter para discutir los pormenores del proyecto. A duras penas podía mantenerse sentado en su silla y le costaba horrores expresarse coherentemente. Coincidiendo con un momento en el que “BigJim tuvo que ausentarse para atender a una llamada urgente, se escurrió de su asiento y dio con sus posaderas en el suelo. Bissette asegura que tuvo que prestarle ayuda para que recuperara la compostura.

Y cuando ambos se acercaron a una entidad bancaria aquella misma tarde para cobrar unos cheques de Marvel, faltó poco para que Hollingshead fuera arrestado por un empleado de seguridad irritado con sus salidas de tono. ¡También en este caso, Bissette hubo de interceder como buenamente pudo para evitar que el guarda le esposara allí mismo!

Aquello casi parecía como una película… una película que no tuvo un final feliz para Michael Hollingshead, por mucho que estafar a Marvel le permitiera parchear temporalmente sus acuciantes problemas financieros. La salud del autor estaba más que deteriorada tras décadas de abusos con toda clase de sustancias, algo que había pasado factura tanto a su cuerpo como a su mente. Tal vez eso explique la metedura de pata que tuvo a propósito de la revista Omni.

En el verano de 1984, transcurridos dos años de su peripecia marveliana, la úlcera que padecía se había agravado considerablemente. Existen varias teorías sobre su fallecimiento, pero más plausible plantea que Hollingshead llego a un punto en que decidió quitarse la vida ingiriendo cantidades industriales de alcohol hasta caer fulminado. Un desenlace trágico para un personaje inclasificable que terminó siendo consumido por sus propios excesos.

En cambio, al joven Bissette le aguardaba un futuro brillante justo a la vuelta de la esquina. Cabe señalar que este no era su primer fiasco en La Casa de las Ideas. Con anterioridad ya había intentado colocarle varios proyectos a Lynn Graeme, no obteniendo ningún resultado positivo. Si a la editora le gustaba una idea suya, se ofrecía para encargarse del guión… ¡pero luego nunca se ponía manos a la obra para escribirlo! A Bissette le molestó especialmente que le tumbaran un comic de fantasía que había creado con el título de Kestrel Falconer, pese a haber sido anunciada su publicación en un número de Marvel Preview.

Kes y Thayer eran los protagonistas de un relato que se remontaba a 70.000 años en el pasado. Durante todo ese tiempo habían amado y luchado: ¡Ahora uno de ellos debía matar al otro! Bissette definía el comic como “un relato de pasión ardiente extendido a través del tapiz del tiempo”.

(Para que nadie se líe, procede aclarar que Marvel Preview era la misma cabecera que pasaría a denominarse Bizarre Adventures poco después).

Marvel Titan vino a ser la gota que colmó el vaso.  Trataron de compensarle con una historia de Drácula que encontraría acomodo en Bizarre Adventures # 33 USA, pero el artista había llegado a la conclusión de que le convenía cambiar de aires y llamó a la puerta de la Distinguida Competencia. The Saga of Swamp Thing se había quedado sin dibujante, y el editor Len Wein intentaba relanzar la serie apoyándose en el fichaje de un prometedor escriba -¡también británico!- que respondía al nombre de Alan Moore.

La suerte de Stephen R. Bissette estaba a punto de cambiar.

Miguel G. Saavedra

 

 

 

Últimas entradas de Miguel G. Saavedra (ver todo)

43 Comments

on “Universo Comic-Books! – Un fiasco titánico
43 Comments on “Universo Comic-Books! – Un fiasco titánico
  1. Ese anfetamínico pin-up del coloso esmeralda que reproducimos al principio del artículo apareció en el magazine The Hulk # 16 USA. Previamente, Steve Bissette ya había publicado una historia de ciencia ficción escrita por Ron Goulart en Marvel Preview # 18 USA.

  2. Por si a alguien le pica curiosidad, la versión española de la susodicha historia puede encontrase en Relatos Salvajes Nº 70 de Vértice.

  3. Gracias a ti por estar siempre al quite, Suso. Voy a aprovechar para indicar también que el protagonista de nuestro CB! de hoy se llamaba en realidad Michael John Shinkfield.
    Michael Hollingshead tan sólo era el seudónimo “artístico” que hacía servir.

  4. ¡Lisérgico artículo! Cada “UNIVERSO COMIC-BOOKS!” es un ‘más difícil todavía’ en cuanto a rebuscar tras las bambalinas y bajo las alfombras de Marvel.
    Por cierto, qué pena y qué vergüenza que siga inédito ese Bizarre Adventures # 33 con la menciona historia de Varnae y Drácula. Y no será por falta de oportunidades para incluirla, porque Limited draculinos hemos tenido unos cuantos en el último lustro, que del conde se aprovecha hasta los andares

  5. Muchas gracias por el elogio. Ese relato de Drácula supuso el debut de Varnae, personaje cuyo diseño corrió a cargo de Bissette. Podría decirse que representó su contribución más significativa al Universo Marvel. El guión lo firmaba Steve Perry, el mismo que poco después estrenaría en Epic la serie Timespirits…
    https://www.universomarvel.com/universo-comic-books-nativos-americanos/

    Todo el número de Bizarre Adventures era un “especial terror” de lo más sugerente. El episodio de Tales of The Zombie sí lo recuperó Panini, pero el resto de materiales permanecen inéditos.

    • En Marvel Preview/Bizarre Aventures hay todavía un buen lote de material sin reedición desde los días de Vértice o de los Aventuras Bizarras de Forum (con joyas allí como la adaptación de Gladiator o el Merlin: Quest of the King), unas cuantas de temática terror (incluido algún inédito), temática que tan bien ha sido recibida en la colección MLE.

  6. Vértice iba escanciando especiales de Marvel Preview en la colección Relatos Salvajes. Empezaron con Super Hombres procedentes de las Estrellas… Hubo gente que confundió aquel comic con Mundos Desconocidos de la Ciencia-Ficción. Pero no era así. En realidad, se trataba del primer Marvel Preview. Después siguieron con El Castigador, Blade, Star-Lord, Sherlock Holmes, Satana, Man-God, etc.
    Marvel Preview formó parte de la Edad de Oro de los magazines en Marvel. Y aunque habitualmente quede marginada de las listas de favoritos, es una revista que merece ser reivindicada al máximo.

    • Sí, era material estupendo. El de Merlín (Moench, Buscema y Oalmer, una de las joyas de la cabecera) fue de los últimos. El de Man-Gods from beyond the Stars es otro que no se ha vuelto a ver. Por la revista se pasaron Drácula, Lilith, Blade, Satana, Morbius, Anubis,…vamos, que muy en sintonía con lo bien recibidos que están siendo los comic-books y magazines marvelitas setenteros de terror. También Thor. Y Paradox (Mantlo & Mayerik), tanto en Marvel Preview como en Bizarre Aventures.

  7. Gracias por la fidelidad, Oskarosa.
    Marvel Preview no mantuvo el mismo nivel a lo largo de toda su trayectoria, como es lógico. Y esos altibajos se acentuaron en la etapa de Bizarre Adventures. Pero estamos hablando de una cabecera que acogió en sus páginas comics realmente excepcionales. El ya citado Man-God y el primer Star-Lord de Steve Englehart y Steve Gan son obras maestras absolutas.

  8. Steve Gan dibujó muy poquitas cosas, pero dejó su huella en Marvel. No olvidemos que también fue el artista original de Skull The Slayer.
    Al hombre le hizo mucha ilusión el éxito cinematográfico de Star-Lord: “¡Ahora todo el mundo sabe quién soy!”

    • Sí, fue mucho más conocido (en los States y acá) lo de Claremont y Byrne, pero hay que recordar que todo empezó con Englehart y Gan (y que era mucho menos Space Opera, tópico y agradable …de hecho el prota era bastante más cruel).

    • De Gan recuerdo alguna historieta de solomon kane muy buena ese número de relatos es muy bueno además de star lord viene la búsqueda de la espada y todos los números que sacaron de star lord son muy buenos y las historietas de relleno también y el de claremont y byrne es fantástico 5 números tengo por hay

  9. El otro Steve del que hablabas antes, Perry, no tuvo mucha suerte ni en lo laboral ni en lo personal. Y como Gan (o el también mencionado Bissette, aunque esté al menos nos aportó un buen lote de cómics para la Distinguida Competencia) tuvo una carrera marvelita corta y sin los frutos deseados. …Bueno, los trabajos de Gan en Marvel, aunque pocos, fueron de alta calidad, aunque solo justamente apreciados muy a posteriori…y probablemente más por crítica y por el aficionado más “hard” que por el grueso del fandom (aún el de los clásicos …bueno, como tantos otros de los “tribreños” de las Filipinas, si nos salimos de los más célebres y prolíficos para Marvel: Tony De Zúñiga, Alfredo Alcalá, Alex Niño, Ernie Chan y quizás Danny Bulanadi, y casi no lo incluiría…o Néstor Redondo en las portadas …pero hay que recordar que para los States en aquellos años setenta y ochenta y ya menos en los primeros noventa trabajaron también muy buenos artistas como Eufronio Reyes Cruz, Rafael Kayanan, Rudy Nebres, Fred Carrillo, Rudy Florese, Tony Caravana y Rico Rival …y una larga lista de buenos currantes del lápiz y el pincel, obreros profesionalizados, que diría el Aviador Dro: Delando Niño, Armando Carrillo, Nardo Cruz, Virgil Redondo, Frank Redondo, Jess Jodloman, Gerry Talaoc, Rubén Yandoc, Sonny Trinidad, Ángel Trinidad, Ernie Patricio, Frank Reyes, Yong Montano, Romy Gamboa, Domy Gutiérrez, Rudy Mesina, Vic Catan, Néstor Leonidez, Noly Panaligan, Rod Santiago, Dominador “Al” Santiago, Abel Laxamana, Dan Castrillo, Adrián González, Al Sánchez, José Matucenio, Romeo Thangal,…la mayoría reunidos en torno al De Zúñiga Studios y al Redondo Studio, en los años de mayor producción)
    …O los ya posteriores como Lan Medina, Jay Anacleto o Mel Cándido,… …Karl Comendador hizo algo aparte de ilustraciones y comisiones?

  10. No es que fuera cruel… Peter Quill era un asesino que no dudaba en matar a gente inocente para perseguir su obsesión. Cualquiera que tenga el tebeo puede comprobarlo. Englehart consiguió sacar adelante la historia porque se publicó en formato magazine y podía eludir el Comics Code.
    En su momento tuve ocasión de comentar este tema personalmente con Steve y se quedó bastante sorprendido con mi planteamiento, pero me reconoció que estaba en lo cierto.
    Más adelante dedicaremos un artículo a diseccionar aquel legendario comic. Eso sí, aviso que no será pronto.

    • Es conocido principalmente por comisiones sobre héroes clásicos (personajes de las comic-strips de la prensa americana como Buck Rogers y Flash Gordon, así como los personajes de Edgar Rice Burroughs).

      • En viñetas su obra ha sido principalmente para los komiks filipinos (terror, SciFi, western, tarzánidos,…). En lo mejor de los setenta trabajaba para Néstor Redondo

  11. Por lo que acabo de mirar, es como tú dices. Pero no parece que hiciera carrera en USA. Algunos de los nombres que citas tampoco me resultan familiares.

    • Los otros todos trabajaron para el mercado americano (aunque fuese poco o como entintadores), principalmente en cabeceras de terror (como las de Warren o DC …y alguna editorial menos relevante) y en adaptaciones literarias (como las de Pendulum).

  12. Aparte de esa historia de Solomon Kane, Steve Gan hizo otras colaboraciones “bárbaras” más. Entre ellas destacaría especialmente una de Ka-Zar para Savage Tales.

    Savage Tales es otro magazine imprescindible de la época. Casi todo lo que se incluía allí era sumamente recomendable.

    • Ese sí lo tenemos mejor recuperado. Luego, Savage Tales tuvo un revival (aunque aparte del nombre y que era un magazine poco tuvo que ver ya) en los ochenta. No se puede comparar, pero por allí se pasaron John Severin, Gray Morrow y Michael Golden, …lo de Doug Murray & Michael Golden sobre Vietnam (“5th of the 1st”) antes de The ‘Nam estaba un rato bien. Pena, por cierto, que luego Golden aguantarse poco en The ‘Nam … pero, la verdad, siendo Golden, ya mucho nos debería sorprender que aguantase lo que aguantó. La serie ya nunca fue la misma, pero podría haber aguantado mejor de no apartarse también luego el editor (Larry Hama, también buen conocedor del tema, como Murray, e importantísimo en su génesis). Eso sí, ya sin Murray no tenía ningún sentido seguir.

  13. La sombra de la primera Savage Tales pesó demasiado sobre la segunda versión. Aquello nunca acabó de funcionar.

    En España muchos consideraban a Relatos Salvajes su colección predilecta de Vértice , y no me extraña. Ni antes ni después ha habido un magazine con una selección de contenidos comparable: Savage Tales, Worlds Unknown of Science-Fiction, Savage Sword of Conan, Marvel Preview, Kull and the Barbarians… También el primer Planet of The Apes, aunque luego le dieron cabecera separada.
    Si excluimos alguna rareza como los números de Monsters of the Movies, que no venían a cuento de nada, el nivel medio era de lo mejorcito que se haya editado nunca en España.

    • Tengo un amigo que los Monsters of the Movies eran su contenido favorito de la serie (todavía me pregunta cuando los reeditan, ja). Es el único al que conozco. De hecho no logro recordar a nadie más especialmente interesado en ellos. Los que suelen tenerlos todos o casi todos suelen ser más bien maniáticos del completismo (como se suele decir es como una enfermedad, yo también la padecí más joven …y todavía me cuesta desprenderme de cosas que tengo hace demasiado que ni uso ni voy a usar, pero ya puedo hacerlo …y “romper” colecciones, sean cuales sean).

  14. Relatos salvajes los de shang chi y los monos las mejores y las de miedo y susto también que era donde debían haber metido lo de monsters y en su lugar el hombre de bronce pero que le vamos hacer no podemos cambiar la historia por el momento
    Bizarras también fue muy buena al mismo nivel una pena que no siguiese con epic
    Merodeadores en una jaula del tiempo muy buena también Gan sobresaliente

  15. Granartículo MIGUEL , coo todos los tuyos muy entretenido y lleno de anécdotas; quería comentartee que BIG JOHN llego a dibujar algunas adaptaciones de prelis como IVANHOE, o EL VIAJE FANTASTICO DE SIMBAD, lo se porque tanto foto de las ortadas como la información aparecen en mi PHOTO JOURNAL GUIDE TO MARVEL COMICS.

    Y yo me pregunto no sería un gustazo recuperar dicho material ¡¡¡DEL BIG JOHN” que en ESPAÑA ni lo olimos cuando se publico en los USA.

    UN FUERTE ABRAZO DE tu amigo y fans LUIS GRANA

    • El de Ivanhoe lo publicó aquí Vértice (lo tuve de crío …y no recuerdo que fuese de John Buscema, además, creo que partía del libro, no de la peli), Luis (era de los Marvel Classic Comics …los dibujantes eran principalmente filipinos…los guionistas creo recordar que siguieron siendo los de la etapa preMarvel, aunque sí le cayó algún encargo a Doug Moench, también el veterano Otto Binder hizo al menos una o dos de las adaptaciones… realmente lo más Marvel fueron las portadas, al menos parte de ellas de Gil Kane, probablemente todas ….luego Pendulum Press seguiría con el tema sin Marvel …y en los ochenta las reeditaría Fisher-Price, o alenos algunas). …En cuanto al de El Séptimo Viaje de Simbad (este incluido en Marvel Spotlight, sí era adaptación del guion cinematográfico, pero la portada era también de Gil Kane, no de John Buscema…y el interior de Sonny Trinidad).

  16. Correción: : donde pone ortadas debería poner portadasdonde pone prelis debería poner pelos, , lo siento mucho pero cuando me embalo con el teclado a veces que me ocurren estas cosas, ¡¡SORRY SSO MUCH¡¡

    • De esas adaptaciones literarias (que pasaron por varias editoriales USA) con dibujantes filipinos (Alex Niño, Rudy Nebres, Sonny Trinidad, ER Cruz, Frank Redondo, Néstor Redondo, Virgilio Redondo, Fred Carrillo, Ernie Patricio, Tony Caravana, Romy Gamboa, Domy Gutiérrez,… ), ya hablamos en el pasado, no recuerdo si en un Universo C-B o en los comentarios de un MLE. …Aparte de lo poco publicado por Vértice (menos de una decena), Ediprint también publicó algunas (más de una decena, incluyendo la de Drácula, creo que por Néstor Redondo).

  17. Pues si contamos las que no tenían que ver con Marvel (e igual incluso sin contarlas) resulta que Binder hizo más. De las que llegaron acá suyas son al menos la adaptación de Frankenstein y la de La máquina del tiempo, creo que también la del Hombre Invisible …por cierto, que Ron Goulart había adaptado El Hombre Invisible para Marvel en Supernatural Thrillers …con portada de Steranko!…Steranko ya había dibujado la portada de la adaptación de It! . .Luego Gil Kane se encargaría de El Valle del Gusano, portada e interiores, secundado por Ernie Chan …en la colección ya solo se adaptó además Doctor Jekyll y Mr. Hyde, pues después el muy vivo de N’Kantu se hizo con la cabecera). De la etapa Marvel Binder se encargó de la adaptación de al menos La Isla Misteriosa y Veinte mil leguas de viaje submarino.

  18. Gracias a todos por los comentarios. Me parece que la confusión de Luis es porque hace no mucho Marvel sacó un Omnibus con los Marvel Classics Comics. Y la portada del volumen era de John Buscema. Sin embargo, creo que Suso tiene razón cuando dice que no dibujó ningún especial de la serie. Se recurría mayormente a artistas filipinos.
    Vértice editó estos clásicos en libritos con portada de cartón plastificada. Seguramente pensaban que con esa presentación más “lustrosa” podrían llegar a otro tipo de público diferente al habitual.
    En “Arqueología Editorial” hicimos un resumen de lo que fueron las publicaciones de Classics a cargo de Ediprint, así que os remito al susodicho artículo …
    https://www.universomarvel.com/universo-comics-books-arqueologia-editorial/

    • Ni siquiera hizo portadas el “grandmaster” Buscema, solo la del Omnibus. El portadista “oficial” de la etapa Marvel era Gil Kane.

  19. Para el Omnibus escogieron la portada de La Ilíada (Marvel Classics Comics #26 USA). Era una cubierta de John Buscema y Ernie Chan. Pero luego el comic lo dibujaba Yong Montaño, al parecer trabajando a partir de bocetos de John Romita. En aquel número también se ofrecía una ilustración de Paul Gulacy.
    A Montaño le pasaba igual que a Alex Niño: en los comics USA figuraba como “Montano” porque allí no se estila la eñe.

    Los libritos de Vértice tampoco tuvieron buen recorrido comercial. Según recuerdo, no se vendían ni siquiera después de que los saldaran.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.