Por
el
en ,
Permalink

RESEÑA SIN SPOILERS DE STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA

01Tron, Alien, Terminator, Depredador, Indiana Jones, Parque Jurásico, Star Trek, El Planeta de Los Simios, Mad Max, Cafantasmas y lo que nos queda… en estos tiempos de nostalgia enlatada o magia renovada, a elección del consumidor, todos somos un poco Marty McFly. Aún subsisten el remake y el reinicio a la vieja usanza, cada vez más reservados  para películas de culto o sagas demasiado recientes, pero el nuevo gran concepto para resucitar –y por supuesto, “universalizar”- las tan deseadas grandes franquicias generacionales, es regresar al futuro. Es decir, combinar el reinicio y el remake y disfrazarlos de secuela, si se me permite la maldad, el refrito.  Como madre de la franquicia moderna, Star Wars se alza sobre todas las demás recuelas, por derecho propio y por obligación, con una ambición, cariño y excelencia tan sólo superados por su prudencia. Un conservadurismo que sería castrante sin la excusa del juego de espejos que sustenta toda la saga. Y que es en todo caso comprensible, dada la colosal presión financiera de tener que justificar una inversión inicial de 4.000 millones de dólares. Siendo realista, también le atan en corto nuestros treinta años de hype acumulado, porque nosotros mismos somos incapaces de separar al espectador del fan. Tampoco podemos recriminarle que se borre a J.J. Abrams, como ya hiciera al homenajear a Amblin en Super 8 (de la que me he acordado mucho más que de su trabajo en Star Trek), y como agradecidamente hace la propia Disney, cediendo el protagonismo a Lucasfilm hasta el mismísimo final de los créditos. No en vano, fueron las precuelas de La Guerra de Las galaxias las que iniciaron el actual ciclo regurgitador. Y a la vista de aquellas, aún a costa de renunciar a su independencia, no cabe duda de que han aprendido de sus errores.

02

Por grande que sea el empuje de la marca, no hay que vender piel del wookie antes de cazarlo. No basta con reconstruir milimétricamente los decorados originales, clonar el esquema argumental de la saga clásica, recopilar sus grandes éxitos e ignorar selectivamente sus debilidades. Con esas mismas armas, incluidos esa máquina del tiempo llamada John Williams y los otros títulos de crédito más épicos de la historia del cine, cayó derrotada Superman Returns, pese a acuñar la fórmula secuela + reinicio + remake, y aún cuando aspirara al crossover con Batman Begins antes que Marvel. El gran acierto de El despertar de la Fuerza es conectar con el pasado, paradójicamente, asumiendo los treinta años que nos separan fuera de la pantalla de El Retorno del Jedi. Y de paso, aprovechar el desgaste del tiempo para recuperar una realidad (ahora en 3D, gracias) que nos arrebató una borrachera digital revolucionaria pero mal entendida. Convertir ese salto, concretado en la ansiedad por la ausencia de Luke, no sólo en su gancho promocional sino en su propio centro. Es una distancia heredada de las precuelas, pero que ahora se aprovecha para interpelarnos directamente a nosotros, en lugar de interponerla como hizo Lucas. No elegir a qué generación pertenecemos, sino que ambas se legitimen mutuamente.

03

No se trata sólo de que los antiguos personajes den la alternativa a los nuevos, sino de que los reconozcamos en ellos, que no echemos de menos a Luke ni a Han, pero no podemos evitar una sonrisa cómplice, cuando Finn y Poe se abrazan bajo un Ala-X.  El gran desafío, lo único que no podría superarse a base de presupuesto, es conseguir que los nuevos personajes mantengan la misma química de los antiguos sin repetir sus roles. Oscar Isaac y John Boyega ya habían demostrado de qué son capaces por ejemplo en A propósito de Llewyn Davis (y esperemos que como Apocalipsis) y Attack the block, pero el gran descubrimiento es sin duda la televisiva Daisy Ridley. Llega a rivalizar en carisma con Han Solo, si tal cosa es posible, hereda la mirada inocente de Luke y la fuerza de Leia, sin tener que pedirles permiso. Más difícil parecía aceptar a BB-8 entre R2-D2 y C-3PO. La presentación de Kylo Ren impresiona, pero acierta al no pretender superar sino honrar a Darth Vader. Lucas desmontó capa a capa al villano perfecto, y la única manera de no salir perdiendo en la comparación era emprender el camino inverso. Actores, director (y droides) aparte, gran parte del mérito seguro que se debe a reencontrarse tras ellos un viejo amigo como Lawrence Kasdan, co-escritor de El Imperio Contraataca y El Retorno del Jedi. La pieza que se demuestra que le faltaba a las precuelas, aunque deba puntualizarse que Lucas le llamó para participar en el cierre de la saga antes de la entrada  de Disney.

04

Aunque divertido, el juego de referencias a la trilogía original, en busca de la legitimación del fan, lastra parcialmente el desarrollo del nuevo capítulo. La servidumbre se expande incluso más allá de las películas, aún reiniciado el canon tras la compra de Disney. El Rumbo a El despertar de la Fuerza ha comenzado en el cómic, de la mano de Marvel, en Imperio Destruido, [spoiler del cómic: donde hemos conocido a Shara Bey y Kes Dameron, veteranos rebeldes de la Batalla de Endor y padres de Poe. Pero la fuente acaba siendo la misma, cuando descubrimos el vivo retrato de Shara entre los descartes del Blu-Ray de El Retorno del Jedi, como una de las pilotos que atacaron la Segunda Estrella de la Muerte.] Pero si captas dichos guiños es porque previamente has elegido penetrar en su universo, y están suficientemente medidos para no condicionar al espectador no iniciado. Tattoine es demasiado reconocible en Yakku, y el tamaño no es lo que hacía temible a la Estrella de la Muerte, pero asumido que Star Wars rima, y que su razón de ser es en gran medida el merchadising, la cuestión es si la futura complejidad del nuevo canon lo enriquecerá o supondrá un peaje. Un equilibrio que en su misma casa, hasta ahora ha sabido mantener el Universo Cinemático Marvel, pero que personalmente y a diferencia de las adaptaciones de la casa de las Ideas, me ha hecho añorar la posibilidad de viajar sin tanto equipaje y disfrutar simplemente de la película.

05

Al contrario, el dibujo del nuevo escenario es insuficiente. El propio Lucas dejó deliberadamente abierto si El retorno del Jedi había acabado la guerra. Ahora sabemos que no, pero muy poco más. No se trata de recuperar los tediosos complots comerciales y burocráticos de La Amenaza Fantasma –agradezco mucho que además de ser nazis, los malos vuelvan a parecerlo-, pero el nuevo tablero político que deberían trazar La Primera Orden, la Nueva República y la Resistencia resulta confuso. Sin ánimo de reincidir en exhibicionistas recorridos turísticos, a estas alturas tampoco cuela cambiarle el nombre a los escenarios originales, sin un atisbo del exotismo de sus raíces pulp. La buena noticia es que sí se ha atendido a los personajes, y que la estrategia de dejar pendientes más preguntas que respuestas es intencionada, pero también descaradamente comercial.

06Algo parecido ocurre con la vibrante y omnipresente banda sonora de John Williams. Te atrapa inmediatamente, te conecta con un solo redoble con toda una mitología anterior y no te suelta hasta mucho después de la salida del cine como hacía años que no me ocurría. Pero es absolutamente dependiente de los temas clásicos, es incapaz de sumarles nada que identifique este nuevo comienzo, como si logró con el duelo final de La Amenaza Fantasma.

El tercer acto es el que más se resiente del abuso de lugares comunes, cuando el remake se hace más literal. Una cuenta atrás sin riesgos, en piloto automático. La repetición del mismo plano triunfal sólo hace más evidente que ese momento en que siempre recuperabas el aliento, ahora es sólo otro guiño más. Como tratar de imitar a Drew Struzan con Photoshop. Se agradece el esfuerzo, es bonito, me ha encantado volver a ver a los viejos amigos y tenemos que repetirlo, pero no es lo mismo. Afortunadamente, sólo es un desenlace aparente y no intenta disfrazarse de final. Cuando la entrega de medallas parece ya inevitable, Abrams y Kasdan se atreven a invertir el legado en un poderoso último plano que en realidad es un nuevo comienzo. Los nuevos amigos están para quedarse y los viejos nunca se fueron. Y mejor aún, no tengo ni idea de qué viene después. Una nueva esperanza.

Iñigo de Prada

 

Jata y Promethea

Jata y Promethea

Sara García Rodríguez, periodista, e Iñigo de Prada, abogado, son co-autores de "El viaje del Superhéroe: la historia secreta de Marvel en el cine" (Dolmen, 2012, y una continuación en camino), sobre la base de sus colaboraciones en el Cineclub Marvel y el blog TBO en el cine de las webs de Universo Marvel y Panini Comics. Han participado, juntos o por separado, en la extinta Marvelmanía, el Podcast de Spider-Man: Bajo la Máscara o la revista Dolmen, e Iñigo es Redactor Jefe de "Marvel Age". Siguen viajando con los superhéroes en Twitter (@MarvelCineComic) y Facebook (Marvel: El viaje del superhéroe).
Jata y Promethea

9 Comentarios

en “RESEÑA SIN SPOILERS DE STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA
9 Comentarios en “RESEÑA SIN SPOILERS DE STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA
  1. Me parece que voy a tener que quitar el “yo soy tu hija” del título, al parecer no se entiende que es un chiste. No es un spoiler. En la película ni se dice ni se apunta explícitamente hacia nada parecido.

    Pretendía ilustrar cómo se invierten los pesos el relevo generacional, se ve que a las 4 de la mañana la ironía también se invierte…

  2. la campaña del STAR WARS EL DESPERTAR DE LA FUERZA es impresionante, no solo comics, sino anuncios , pósters, y un poco de la vieja magia de George Lucas se ve implícita en el proyecto.

    Solo espero que cuando la vea emocione y no decepcione, porque la Disney se juega mucho con este proyecto, no solo las secuelas posteriores sino el maravilloso merechandising que genera este tipo de eventos, aparte de toda una generación que crecimos con STAR WARS, y que estamos deseando que la VII parte nos vuelva a encandilar en la pantalla como la mayoría de las otras 6.

    Así lo espero, un navideño saludo para todos lo fans de star wars y del cine en general.

  3. Pingback: Star Wars: Episodio VII - El Despertar de la Fuerza (Star Wars: Episode VII - The Force Awakens)

  4. Corregido el título, tras confirmar que podía modificarlo sin duplicar los enlaces. Siento el malentendido.

  5. Me quito el sombrero ante el artículo.

    Y si quieren otro genial escrito, sin desperdicio y amplio en forma de fanzine
    (PDF gratuito) único donde los haya, en Google:

    NECROSHOW Magazine Nº1 – Grandes Autores del Mundo del Cómic

  6. Gracias por texto, se nota cuando se hace un gran trabajo y esfuerzo detrás para lograr plasmas una buena crítica. En cuanto a mi opinión por la película, hay que decir que es distinta a lo hecho anteriormente pero JJ Abrahams y el resto del equipo lo resolvieron de forma fantástica, le hicieron justicia a tantos años de espera. Pienso que aún falta que esta historia tome fuerza pero esta nueva etapa parece prometedora. Por cierto, la van a pasar por HBO el estreno star wars7, estas películas son tan buenas que nunca nos cansamos de verlas una y otra vez. Que tengan buen día y que la fuerza los acompañe!

Deja un comentario