Por
el
en , ,
etiquetado con
Permalink

Universo Comic-Books! – Top Marvel ’80

Hoy en día resulta muy sencillo acceder a los rankings de cómics más vendidos en USA. Cualquier web de noticias que se precie reproduce los listados que facilita mensualmente Diamond Comics, y hay quien se atreve incluso a hacer un cálculo aproximado del número de ejemplares distribuidos.

Sin embargo, lo que os proponemos hoy es retroceder en el tiempo para ver cómo estaban las cosas en el año 1980.

¿Y por qué ese año en concreto?

Bueno, hay un motivo para ello, pero antes quiero que veáis el Top marveliano al completo. Helo aquí:

1 .  Amazing Spider-Man 298.000
2 .  Star Wars 257.000
3 .  Incredible Hulk 253.000
4 .  Fantastic Four 244.000
5 .  The Avengers
236.000
6 .  Marvel Team-Up
221.000
7 .  Conan the Barbarian
216.000
8 .  Peter Parker, the Spectacular Spider-Man
211.000
9 .  Savage She-Hulk
204.000
10 .  Uncanny X-Men
192.000
11 .  Iron Man
189.000
12 .  Rom 182.000
13 .  Thor 180.000
14 .  Marvel Two-In-One
177.000
15 .  The Micronauts 167.000
16 .  Captain America
165.000
17 .  The Defenders
152.000
18 .  Marvel Super-Heroes
140.000
19 .  Crazy Magazine
139.000
20 .  Marvel Tales
138.000
21 .  Ghost Rider
133.000
22 .  Master of Kung Fu
130.000
23 .  Spider Woman 129.000
24 .  Marvel Premiere 125.000
25 .  What If?
123.000
26 .  Power Man
108.000
27 .  Doctor Strange
106.000
28 .  Marvel Super Action
95.000
29 .  Sgt. Fury
88.000

Me gustaría recalcar que hablamos de datos de circulación suministrados por la propia Marvel. Hay quien considera que no son fiables al cien por cien, pero insisto en que se trata de números oficiales y, en consecuencia, nosotros vamos a darlos por válidos. Todas las cifras están redondeadas para una mayor claridad. Al margen de alguna ausencia significativa como Daredevil, serie cuya información no se hallaba disponible, el listado nos brinda la oportunidad de contemplar la Marvel ochentera desde una perspectiva muy diferente a la habitual. En realidad, los datos no cubren el año 1980 completo, sino que abarcan desde desde Octubre de 1979 hasta Octubre de 1980. Era práctica habitual por parte de la editorial recopilar siempre la información tomando como referencia los meses de Septiembre u Octubre de cada año.

And the winner is... ¡El Asombroso Spiderman! En este número, Marv Wolfman y Keith Pollard traían de vuelta a la Gata Negra, como se suele decir en estos casos “por petición popular”. Felicia Hardy empezó siendo algo así como la versión arácnida de Catwoman, pero pronto adquirió personalidad propia, ganándose el favor de los lectores. La portada del cómic la firmaba John Romita jr., quien no tardaría en convertirse en el nuevo dibujante regular de la colección.

And the winner is… ¡El Asombroso Spiderman! En este número, Marv Wolfman y Keith Pollard traían de vuelta a la Gata Negra, como se suele decir en estos casos “por petición popular”. Felicia Hardy empezó siendo algo así como la versión arácnida de Catwoman, pero pronto adquirió personalidad propia, ganándose el favor de los lectores. La portada del cómic la firmaba John Romita jr., quien no tardaría en convertirse en el nuevo dibujante regular de la colección.

Vamos ahora con la prometida explicación: os habréis percatado de que el primer puesto lo ocupa Amazing SpiderMan. Hasta ahí, todo normal, siempre se ha dicho que Spidey es el rey sin corona de Marvel. Y no olvidemos que entre los años 1977 y 1979 se había venido emitiendo la serie televisiva protagonizada por Nicholas Hammond que, sin ser ninguna maravilla, contribuyó a aumentar la popularidad del nuestro trepamuros favorito.

No obstante, para encontrar a los X-Men tenemos que descender hasta la décima posición, y ahí está la gran sorpresa de esta lista. Porque en 1980 el equipo artístico de la colección lo formaban nada más y nada menos que Chris Claremont, John Byrne y Terry Austin.

¿Cómo es posible que el “dream team” patrullero por excelencia no estuviera encaramado en lo más alto del Top? La respuesta es que estamos hablando de un tiempo en el que los “newsstands” todavía aglutinaban para sí un elevado porcentaje de las ventas totales. Y parece obvio que las preferencias de los aficionados más “hardcore” y las del público en general no coincidían con exactitud.

Dicho esto, precisemos también que Uncanny X-Men era un título claramente al alza tras experimentar un incremento de ventas de un 66 % en dos años. Y eso sólo sería el comienzo de un despegue meteórico que convertiría a los mutantes en la gran joya de la corona del emergente mercado de “direct sales”. Tanto es así que, cuando en 1991 se lanzó el nuevo título de X-Men que presentaban Chris Claremont y Jim Lee, llegaron a distribuirse ocho millones de copias del primer número, de los cuales se estima que pudieron venderse entre seis y siete millones (este es un tema sobre el que los expertos no terminan de ponerse de acuerdo). Con todo, incluso si damos por buena la cifra más baja, lo que nadie pone en cuestión es que con ella se alcanzó un récord no superado por ningún otro comic book.

Después el mercado entraría en crisis y las ventas se desplomaron, tal como ya os explicamos en una anterior sección.

Más allá de datos puntuales de ventas, La Patrulla-X de Claremont y Byrne dejó una huella imborrable en el cómic de superhéroes de los ochenta, y su influencia sigue dejándose notar en la Marvel de nuestros días.

Más allá de datos puntuales de ventas, La Patrulla-X de Claremont y Byrne dejó una huella imborrable en el cómic de superhéroes de los ochenta, y su influencia sigue dejándose notar en la Marvel de nuestros días.

Que Star Wars figure en segundo puesto evidencia la enorme repercusión de la saga espacial concebida por George Lucas, algo de lo que Marvel supo sacar buen provecho. Se ha llegado a sugerir que la Casa de las Ideas evitó una situación similar a la “Implosión DC” de 1978 en parte gracias al enorme tirón comercial de los cómics de La Guerra de las Galaxias en sus distintos formatos.

La influencia mediática se constata asimismo en la medalla de bronce del podio: el carisma de Bill Bixby fue determinante para hacer del Increíble Hulk uno de los éxitos de la televisión de los setenta, mientras Lou Ferrigno se limitaba a exhibir su imponente físico y pegaba algún grito de vez en cuando. Pese a las protestas de los fans más puristas, el producto funcionaba bien de cara a las audiencias y apuntaló las ventas de los tebeos del Goliat esmeralda, que en aquella época pisaba fuerte con Bill Mantlo y Sal Buscema formando tándem creativo.

Como no podía ser de otra manera, el cuarto puesto del ranking es para… Los 4 Fantásticos, naturalmente (¡perdon por el chiste fácil!). Doug Moench y Bill Sienkiewicz fueron los responsables de la mayor parte de episodios de Los 4F editados aquel año.

Mientras, Los Vengadores celebraban su histórico -¡y polémico!- número 200 disfrutando todavía de los lápices de George Pérez, aunque poco después este despediría su primera etapa en la colección.

Otro de los destacados de 1980 es el Iron Man de David Michelinie y Bob Layton. La pareja de creadores continuaba desarrollando la que llegaría a valorarse como la “versión definitiva” del vengador dorado.

Otro de los destacados de 1980 es el Iron Man de David Michelinie y Bob Layton. La pareja de creadores continuaba desarrollando la que llegaría a valorarse como la “versión definitiva” del vengador dorado.

Para asombro de propios y extraños, la encarnación más “salvaje” de She-Hulk se cuela también en el Top 10. Puestos a buscar una explicación, habría que tener presente que la serie empezó a publicarse a finales de 1979, por lo cual todavía era una relativa novedad en los “newsstands”. Además, el primer ejemplar estaba realizado por Stan Lee y John Buscema, hecho que posibilitó su buena acogida inicial. Aun así, reconozco que el dato chirría un poco… ¿Pudiera ser que alguien de las oficinas editoriales se equivocara al indicar la cifra? Mucho me temo que nunca llegaremos a saberlo.

De igual modo, parece un poco extraño que el Capitán América se sitúe por debajo de Rom o Los Micronautas, sobretodo porque el Capi contó con el refuerzo creativo de Roger Stern y John Byrne a partir del segundo trimestre del año. En ambos casos, se trataba de cabeceras recientes inspiradas en líneas de juguetes: Los Micronautas atrajeron la atención de los fans gracias al impactante trabajo de Michael Golden en sus primeros ejemplares, mientras en Rom repetía la pareja Mantlo/Buscema para aportar solidez y consistencia a un personaje por el que a priori nadie apostaba un centavo.

Departamento de Aclaraciones Pertinentes: El eclecticismo era la nota dominante en Marvel Premiere, un contenedor donde se sucederían inquilinos tan variopintos como Dominic Fortune, el pistolero Caleb Hammer, el rockero Alice Cooper o el catódico Doctor Who, junto a superhéroes más establecidos como Pantera Negra o Wonder Man. Por su parte, Marvel Tales, Marvel Super Heroes y Marvel Super Action recuperaban historias clásicas de Spidey, Hulk y Vengadores, respectivamente. Y Crazy Magazine podríamos definirla como una revista de humor satírico, un poco al estilo Mad.

En nuestra próxima sección abordaremos el Top DC de este mismo año con objeto de que podáis comparar datos y tener una visión más completa de la situación en la que se encontraba la industria de los comic books a principios de la década de los ochenta. Sí, habéis leído bien: en una demostración palpable de que nuestra osadía no conoce límites, el mes que viene Comic Books! destinará íntegramente su espacio a DC Comics. No sé si debería hablar de inconsciencia más que de osadía, pero en fin…

Ahí va un pequeño anticipo para picar vuestra curiosidad: ¿os sorprendería si os digo que el cómic DC menos vendido de 1980 estaba protagonizado por Batman?

She-Hulk en el Top 10... ¿nos lo creemos? Vértice la publicó como “La Salvaje Mujer Masa”, pasando a denominarse “Hulka” en tiempos de Forum. Que no es que suene mucho mejor, pero al menos no da tantos quebraderos de cabeza a los rotulistas.

She-Hulk en el Top 10… ¿nos lo creemos? Vértice la publicó como “La Salvaje Mujer Masa”, pasando a denominarse “Hulka” en tiempos de Forum. Que no es que suene mucho mejor, pero al menos no da tantos quebraderos de cabeza a los rotulistas.

 

Por si os habéis quedado con ganas de más, a continuación vamos a ampliar la información referente a los equipos creativos de los títulos que integran el Top

Star Wars: Archie Goodwin y Carmine Infantino, muy discutido este último por la parroquia marveliana de la época. Posteriormente entraría el majestuoso Al Williamson con la adaptación de El Imperio Contraataca.

Marvel Team-Up: Diversos autores contribuyeron, pero merece la pena destacar el Nº 100 de aniversario realizado por Chris Claremont y Frank Miller, con Los 4F de invitados especiales y la primera aparición de Karma. En el mismo especial se incluía un relato corto de Tormenta y Pantera Negra firmado por Claremont y Byrne.

Conan The Barbarian: Roy Thomas, John Buscema y Ernie Chan, trío que también podría considerarse un “dream team”… en este caso, un “dream team” cimmerio. Otra de las ausencias perceptibles del Top es justamente The Savage Sword of Conan, magazine del que no disponemos de cifras de circulación.

Peter Parker, the Spectacular Spider-Man: En la mayoría de episodios, Roger Stern ejercía como guionista titular, secundado por dibujantes como Marie Severin y Mike Zeck.

Savage She-Hulk: David Anthony Kraft y Mike Vosburg. Aun a riesgo de repetirme, a mí me sigue pareciendo inverosímil que este pudiera ser el noveno cómic más vendido de 1980… ¿Qué opináis vosotros?

Thor: Roy Thomas y Keith Pollard, ¡la épica Saga de los Celestiales!

Marvel Two-In-One: Mark Gruenwald, Ralph Macchio y George Pérez, rematando la historia El Caso de la Corona Serpiente. Más adelante llegaría Ron Wilson para sustituir a Pérez.

The Micronauts: Bill Mantlo Howard Chaykin, quien dejaría paso a Pat Broderick. Aunque este último aportó su sello distintivo a la caracterización de los personajes, los fans seguían añorando a Michael Golden, que se mantenía únicamente en calidad de portadista.

The Defenders: Ed Hannigan oficiaba como escriba y Don Perlin perfilaba los bocetos, quedando el acabado a cargo de veteranos ilustres como Joe Sinnott o Pablo Marcos. El Nº 90 USA resultó inesperadamente polémico después de que Perlin colara de rondón la palabra “shit” (mierda) en una caja de cereales que se veía en una viñeta. Se trataba de una simple broma, y el bueno de Donald daba por hecho que se retiraría antes de que el ejemplar fuera a imprenta, pero no fue así. Al enterarse de lo sucedido, Jim Shooter llamó a Perlin para abroncarle, hasta que este le hizo notar que los materiales de reproducción, además de contar con el beneplácito del Comics Code, habían ido pasando por las manos del editor adjunto, del editor, del corrector… y del propio Shooter, que como director editorial se supone que debería haberles echado un vistazo. Y ninguno de ellos había detectado nada que corregir.

Ghost Rider: Michael Fleisher y Don Perlinagain! Perlin era otro de los artistas “discutidos” de aquellos años, y seguramente podríamos añadir a la lista al antes citado Mike Vosburg. Intencionadamente o no, toda esa etapa del Motorista Fantasma tenía cierto regustillo a serial televisivo de los setenta, con el pobre Johnny Blaze vagando de un lado para otro sin terminar de encontrar su rumbo.

Master of Kung Fu: Doug Moench, Mike Zeck y Gene Day, artes marciales y espionaje bondiano en un coctel agitado… pero no revuelto. Se dejaba notar la ausencia de Paul Gulacy en los lápices, por más que la trama argumental conservara su interés. Los cómics de Shang-Chi sólo volverían a recuperar su máximo potencial cuando Gene Day asumió la autoría completa de la parte gráfica. 

Spider Woman: Michael Fleisher y Steve Leialoha. Chris Claremont tomó el relevo como guionista en las postrimerías de 1980 para tratar de darle un nuevo impulso a la serie… sin demasiados resultados positivos, todo hay que decirlo.

What If: Salvo algún destello esporádico, el concepto parecía haber perdido parte de su frescura original. Quizá la propuesta más llamativa fuera aquella en la que Tony Isabella y Gil Kane exploraban una realidad alternativa donde Spiderman había conseguido rescatar con vida a Gwen Stacy. Otros episodios convertían a Hulk en un bárbaro, sacaban a relucir la vena superheroica del Doctor Muerte o desposaban a la Chica Invisible con Namor.

Power ManMary Jo Duffy y Kerry Gammill proseguían con las aventuras de ese inusual “team-up” que formaban Luke Cage Puño de Hierro. A finales de año, coincidiendo con el nº 67 USA, la cabecera adoptó oficialmente el título de Power Man and Iron Fist.

Doctor Strange: Chris Claremont y Gene Colan, a pesar de los cuales el Hechicero Supremo de Marvel no lograba despegar en ventas y permanecía en el furgón de cola. Según confirmaría Al Milgrom, que se incorporó como editor de la colección en 1981, el cómic estuvo a punto de ser cancelado.

Sólo quedaban por debajo Marvel Super Action y Sgt. Fury, que presentaba reediciones de la etapa de Gary Friedrich, Dick Ayers y John Severin.

¡Espero no haberos liado con tanto nombre!

Miguel G. Saavedra

Miguel G. Saavedra

Hace mucho tiempo, Miguel G. Saavedra decidió que no quería crecer... y no lo hizo. A día de hoy, todavía sigue empeñado en sobrevivir a su propia reputación.
Miguel G. Saavedra

Latest posts by Miguel G. Saavedra (see all)

3 Comentarios

en “Universo Comic-Books! – Top Marvel ’80
3 Comentarios en “Universo Comic-Books! – Top Marvel ’80
  1. Pingback: Universo Comic-Books! - Top DC '80

  2. Pingback: Universo Comic-Books! – Álbum de fotos

Deja un comentario