Universo Comic-Books! – 50 Comic Books! (Blas Falcón remix)

Este mes alcanzamos las 50 entregas de Comic Books!, lo cual supone todo un logro para una sección de estas características. Os confieso que hubo algún momento en el que pensé que no lo conseguiríamos. Si me permitís la pequeña licencia, voy a ahorrarme los tópicos habituales en estos casos, salvo para agradeceros muy sinceramente vuestro apoyo a los amigos que habéis contribuido a convertir la sección en lo que es, tanto en su versión impresa como en la digital. Esta última rebasa ya los 700.000 accesos acumulados, un dato que habla por sí mismo. ¡Ojalá que sigamos celebrando juntos muchos aniversarios más!

Teniendo en cuenta que esta aventura editorial la iniciamos con Jim Shooter, el momento se antoja propicio para rescatar otra peculiar anécdota de sus escarceos profesionales con el editor Mort Weisinger. Al parecer, Mr. Weisinger disfrutaba de lo lindo estimulando la competencia entre los integrantes de su equipo creativo, a veces de manera muy agresiva. En cierta ocasión, se hallaba trabajando en las oficinas de National Periodical Publications con su joven adjunto E. Nelson Bridwell. Shooter acababa de entregar un guión para la serie World´s Finest y Weisinger reclamó a Bridwell que lo valorara. Tras revisarlo, este manifestó que el argumento lo consideraba correcto, pero no así el nombre del villano. “¿Maestro de las Justas? Vaya nombre más ridículo. Venga, Jim, yo sé que tú puedes hacerlo mejor.” Y así siguió un rato hasta que Weisinger le frenó en seco: “El nombre del villano lo sugerí yo.” El pobre Nelson se quedó tan lívido que parecía que fuera a caer fulminado allí mismo.

Y es que Weisinger era todo un personaje, de eso no cabe la menor duda. Una leyenda urbana asegura que en su funeral no se podía encontrar a nadie que quisiera pronunciar unas palabras en su memoria. Por fin, se puso en pie un señor que lo había conocido tiempo atrás y proclamó: “Bueno, su hermano era peor.” Como estamos de celebración, vamos a suponer que se trata únicamente de un chiste de dudoso gusto…

En cambio, la leyenda del último puro que se fumó Jack Kirby en las oficinas de Marvel antes de despedirse para fichar por DC sí tiene visos de autenticidad. Incluso se ha hecho mención expresa a ella en textos teóricos firmados por Warren Ellis o Sean Howe. Según esta versión de los hechos, Marie Severin recogió aquella última colilla y montó una placa muy elaborada, etiquetándola como “El último puro de Jack Kirby en Marvel”. Después la colgó en la pared con un texto donde podía leerse: “Kirby estuvo aquí”.

Contada así, la historia tiene su punto emotivo, pero hay que decir que no se corresponde exactamente con la realidad, tal como queda patente en el documento fotográfico que os mostramos. ¡Para empezar, la supuesta placa no pasaba de ser un simple cartón pegado con cinta adhesiva! Revisemos con calma la foto: El calendario de la parte izquierda nos sitúa en Julio de 1970. A la derecha puede distinguirse una caricatura de Conan el Bárbaro, cuyo cómic comenzó a publicarse aquel mismo mes. Y justo en el centro, pegado en un cartón… ¡El último puro que se fumó JackKingKirby en Marvel! Marie Severin le añadió un bocadillo de texto donde se lee la expresión “I quit!”, que podría traducirse como “¡Dimito!” o “¡Renuncio!”.

Se intuye que Marie Severin quiso desdramatizar la situación aportando una nota de humor, algo muy propio de la que fuera la gran dama de la Marvel clásica. Lo que sí resulta evidente es que aquello no fue tan solemne y reverencial como habitualmente se nos ha dado a entender.

Al igual que sucediera con Kirby, a mi tocayo Michael Golden siempre se le ha reconocido un extraordinario talento natural para el dibujo. Mientras otros autores primerizos tenían que sudar la gota gorda para abrirse camino en el mundo del cómic, a él le bastó con presentarse un día en las oficinas de las grandes editoriales para salir con encargos en firme, tanto por parte de Marvel como de DC. No consta que ningún otro dibujante hubiera conseguido antes tal proeza. “¡Soy así de bueno!”, bromeaba Michael en su reciente visita a Asturias, coincidiendo con la celebración de la Metrópoli Comic Con. Como no podía ser menos, aproveché la oportunidad para preguntarle por aquella novela gráfica suya de Spider-Man que se anunció en 1983, ya que jamás han trascendido los motivos por los cuales no llegó a materializarse. Michael me explicó que el calendario de publicación acordado en un principio había sufrido sucesivos aplazamientos debido a sus compromisos en el campo publicitario, pero fueron las objeciones planteadas por Tom DeFalco como responsable editorial las que en última instancia precipitaron la cancelación del proyecto. El principal motivo de discrepancia afectaba al guión: el artista veía a Spider-Man esencialmente como una historia de terror y quería plantear la novela gráfica en torno a dicha premisa, algo que DeFalco consideraba “inaceptable”. Michael eludió concretar detalles específicos acerca del argumento porque aún alberga la esperanza de poder reciclarlo para algún otro cómic en el futuro. Para que nadie se lleve a engaño, debemos precisar que la ilustración que hemos reproducido no pertenece a la novela gráfica, aunque esas inquietantes imágenes en piedra del Doctor Octopus y el Buitre tal vez nos den una pista de por dónde podrían haber ido los tiros si la obra hubiera seguido adelante.

Michael Golden también quiso dejar meridianamente claro que el diseño original de Pícara es 100 % suyo. En un principio, Chris Claremont pretendía introducirla en la colección USA de Ms. Marvel, hasta que la abrupta cancelación de la serie le obligó a variar sus planes. No obstante, el artista fue taxativo al afirmar que fue él quien definió las características básicas del personaje cuando la hizo debutar en The Avengers Annual # 10 USA. Golden la concibió como una gran villana que disfruta con su poder, un enfoque que chocaba frontalmente con la interpretación que tenía prevista Claremont. Para el guionista, Pícara podía funcionar mejor como una joven insegura que tiene miedo de utilizar sus habilidades. Mas aún, Michael desveló que la versión de Claremont describía al personaje como una adolescente afroamericana de unos trece años de edad. Podría sorprender que Golden decidiera hacer caso omiso de estas indicaciones, pero recordad que el método clásico Marvel suele conceder al dibujante un amplio margen de maniobra para desarrollar las historias… ¡Gracias a ello, surgieron personajes como Estela Plateada, por citar un ejemplo harto elocuente! Más adelante, cuando se la llevó para convertirla en miembro de la Patrulla-X, Claremont procedería a rejuvenecer a la mutante de acuerdo con su plan inicial, aunque el tema de la raza ya no había manera de modificarlo. Eso sí, Michael es el primero en admitir que la Pícara “vulnerable” de Claremont ha demostrado ser mucho más interesante que la suya. ¡Creo que en eso estaremos todos de acuerdo!

Otro motivo de controversia que afectó al célebre Annual vengativo fue la elección de la portada. El editor tenía su propio criterio para la imagen de cubierta, pero a Golden no le gustó y propuso otro. El editor lo rechazó y acabó requiriendo los servicios de Al Milgrom para que dibujara la portada según sus directrices. Michael no mencionó el nombre del editor, pero se sobreentiende que se estaba refiriendo al único e inimitable Jim Shooter.

Por lo que se deduce de los comentarios vertidos en su blog, Shooter guarda un recuerdo muy nebuloso de lo que acaeció en aquellas fechas, e incluso llega a dar por buena la siguiente commission manipulada que Michael Golden realizó para un coleccionista privado…

Circula por Internet el bulo de que esta es la cubierta inédita del Annual, cuando en realidad se trata de una ilustración muy posterior. El título, la logoforma, los textos y el marco no estaban en la commission original. Alguien los añadió por su cuenta, dando como resultado lo que podría definirse como una “portada fantasma”. Sólo hace fijarse en la imagen para ver que el estilo de dibujo no se corresponde en absoluto con el que tenía Michael en 1981.

Volviendo a Shooter, en su explicación tan sólo se aventuraba a especular que el rechazo del boceto que Golden presentó para el Annual pudo haberse producido porque su diseño no dejaba espacio para insertar la publicidad que los cómics Marvel de aquel mes tenían contratada en la franja superior de las portadas. Ciertamente, el anuncio sobre fondo azul que se insertó en la cubierta definitiva parece bastante intrusivo; sin embargo, Michael se reafirma en su tesis de que la negativa del editor a su dibujo se había decidido ya previamente y no tuvo nada que ver con esta cuestión.

Y ya entenderéis que en un aniversario tan señalado como este no podíamos olvidarnos de saludar a nuestros queridos amigos de Novaro. Cuando nos llegó aquí el especial Superman vs Amazing Spider-Man, un aspecto que llamó mucho la atención es que la editorial mexicana respetara los nombres originales de los personajes Marvel que intervenían en el mismo, a diferencia de lo que era su práctica habitual con los héroes DC. Ello daría lugar a un contraste de lo más curioso: por un lado, tenías a Peter Parker y Mary Jane Watson con sus denominaciones originales, mientras que por el otro veías desfilar a Luisa Lane, Pedro White, Jaime Olsen y Leo Lomardo con sus nombres españolizados. La única licencia marveliana que se tomaron fue convertir el Daily Bugle en El Clarín, licencia que aún se mantiene hoy en día para las adaptaciones latinoamericanas de Spiderman. Aparte de eso, a Spidey lo llamaban “Hombre Araña” o simplemente “Araña” a lo largo de toda la narración. Un detalle significativo a reseñar es que la edición española de este especial se cocinó en las oficinas que Novaro tenía en Barcelona, preservando intactas la traducción y rotulación realizadas previamente para la versión mexicana.

Aunque alguien pueda pensar lo contrario, debo confesar que los tebeos de Novaro siempre ocuparán un lugar muy especial en mi corazoncito de coleccionista. ¿Cómo no voy a tenerles cariño si descubrí el mundo de las historietas gracias a ellos…? Mis favoritos eran los de Sal y Pimienta, la genial creación de Sheldon Mayer, pero podría citar otros muchos títulos de los que también conservo un grato recuerdo. Una de las joyas novarianas que escapó a mi radar infantil fue Titanes Planetarios, antología donde se presentarían personajes como Adán Luna (Adam Strange), Los Temerarios (Challengers of the Unknown) y otros más oscuros como el Taxista Espacial. Este último era exactamente eso: un taxista del siglo XXI que prestaba servicio en el espacio, con episodios cortos dibujados por Gil Kane. Podéis imaginar mi sorpresa cuando descubrí no hace mucho que al personaje de Star Hawkins, un detective privado del futuro, lo habían rebautizado como… ¡¡Blas Falcón!! Supongo que el traductor/adaptador de Novaro valoró que “hawk” significa “halcón” en inglés, luego pensó que “Blas” es tan conciso como “Star“… ¡y el tequila hizo el resto! En cambio, al investigador Darwin Jones lo dejaron tal cual, lo que viene a demostrar que el criterio que se seguía era más bien errático. A Animal Man quisieron darle un toque enigmático y lo transmutaron en “El Hombre A“. Y no os perdáis esto: ¡A Deadman lo convirtieron en el inigualable Dantón! No me atrevo a descifrar el proceso mental que les llevó a inventarse el nombrecito de marras, más allá de que su inicial también sea “d”, así que voy a tener la prudencia de dejar que seáis vosotros los que elucubréis al respecto.  Mientras tanto, deleitaos con el pasmosamente extraordinario debut de Dantón en Titanes Planetarios Nº 285…

El próximo mes os ofreceremos la segunda parte de este especial conmemorativo CB! 50. Sabido es que en el universo de los comic books los aniversarios suelen celebrarse con un número doble o triple, así que con ese mismo espíritu vamos a prolongar las festividades un par de artículos más. Os anticipo uno de los “eventos” que tenemos programados: ¿Qué os parecería si os enseñamos un par de páginas marvelianas de John Byrne que nunca habéis visto antes? Advierto que lo que vamos a descubrir aquí es un genuino cómic Marvel de los setenta, no se trata de fanzines ni bocetos. Ah, casi me daría reparo dejaros con semejante suspense… si no fuera porque los cliffhangers también constituyen una parte esencial de los tebeos de superhéroes, ¿o no? A menos que el Comics Code lo impida, resolveremos el Enigma JB dentro de cinco semanitas de nada. ¡Hasta entonces!

Miguel G. Saavedra

Miguel G. Saavedra

Miguel G. Saavedra

Hace mucho tiempo, Miguel G. Saavedra decidió que no quería crecer... y no lo hizo. A día de hoy, todavía sigue empeñado en sobrevivir a su propia reputación.
Miguel G. Saavedra

6 Comentarios

en “Universo Comic-Books! – 50 Comic Books! (Blas Falcón remix)
6 Comentarios en “Universo Comic-Books! – 50 Comic Books! (Blas Falcón remix)
  1. Cuando este artículo se publicó en Panini, no había referencias a Novaro. De ahí la etiqueta “Blas Falcón remix”.
    El día menos pensado probaremos con las CB! Chillout Sessions…

  2. Muy interesante tu artículo Miguel, lleno de pimienta y de historia, pero además de entretenimiento y cultura.
    Por ejemplo la anécdota del puro de JACK KIRBY ya la conocía pero no con tantos detalles, ni con las repercusiones que tu la cuentas.

    Un abrazo y sigue con tu labor enriquecedora de la Historia Marvel, que a lo peor (con el equipo actual) para dentro de unos años ya no queda nada que contar ( toquemos madera y esperemos que no).

  3. Gracias por el comentario, Luis. Creo recordar que la anécdota del puro de Kirby la explicó en un principio el bueno de Herb Trimpe. A partir de ahí, la recogieron Warren Ellis, Sean Howe y otros.

    Sin embargo, como suele suceder en ocasiones, la historia real no era exactamente la que nos la habían contado.

  4. Grandísimo artículo, Miguel!

    Como siempre, es un auténtico placer leerte y descubrir los bastidores de los comics y autores que admiramos.
    Me ha parecido muy interesante todo, pero especialmente la parte de Michael Golden, cuyo arte siempre me ha fascinado. Precisamente este Annual #10 de Los Vengadores es uno de los comics que miraba embobado una y otra vez cuando era crío, y que a día de hoy me sigue maravillando cada vez que abro el Omnigold #3 de La Patrulla X.

    Gracias de nuevo por el gran trabajo y la pasión que derrochas en estos artículos.

  5. Enhorabuena por partida doble Miguel. es una maravilla poder disfrutar de esta sección tan divertida y amena como enriquecedora. Le deseo lo mejor y que dure durante mucho tiempo más.

    Por cierto, la historia del puro no la conocía y no recuerdo que Howe la mencionara en su libro, o por lo menos yo no la recuerdo. Tampoco sabía la historia de Pícara, aunque siempre me pareció extraño que rejuveneciese en posteriores apariciones. Ahora me entero del secreto de todo ello gracias a tí.

    Y, por último, lo de las traducciones de los nombres siempre me han parecido un detalle muy curioso, con una creatividad algo excesiva por parte de ciertos traductores.

  6. En realidad, es gracias a Michael Golden que hemos podido enterarnos de todas estas anécdotas tan curiosas… y algunas más que me reservo para futuras secciones. Lo que más le chirriaba a mi tocayo de la falsa portada del anual de Vengadores es que la cabeza de Ms. Marvel quedara tapada por el letrero del “King-Size Annual”. Recalcó que a él jamás se le hubiera ocurrido hacer algo así. En ese detalle se ve muy claramente que el montaje es obra de un aficionado.

    Por lo que hemos sabido después, parece que fue el propio gobierno mexicano el que imponía que se españolizaran los nombres de los personajes a través de la Secretaría de Educación Pública. Era este organismo el que tenía que dar su aprobación para que los tebeos pudieran publicarse, llegando a explicitarse así incluso en los créditos.

    La anécdota del puro la contaba Sean Howe en la parte de su libro donde se analiza la repercusión que tuvo la marcha de Kirby. Básicamente, él transcribía esa versión un tanto reverencial del “Kirby estuvo aquí”. Y sí, es verdad que estuvo… pero eso no es lo que escribió Marie Severin, tal como queda patente en la foto.

Deja un comentario