Reseñas. Namor: En las Profundidades, de Peter Milligan y Esad Ribic (2008-2009)

Namor: En las Profundidades es una miniserie de 5 números (Sub-Mariner: The Depths #1-5) publicada originalmente por Marvel entre septiembre de 2008 y mayo de 2009. Los creadores implicados fueron Peter Milligan en los guiones y Esad Ribic en el dibujo.

En la década de los 50, el científico y showman Dr. Randolph Stein se ha hecho famoso por refutar leyendas y mitos. Con el racionalismo como bandera, viaja por el mundo destapando el engaño detrás de historias fantásticas como la del abominable hombre de las nieves. Esto, ha conseguido que la marina de los Estados Unidos fije su atención en él. Así llega el encargo que pone en marcha la historia; capitanear un submarino rumbo a la Fosa de las Marianas y encontrar la expedición desaparecida del explorador Marlowe, que partió en busca de la ciudad de Atlantis. Por supuesto, también tendrá que refutar o confirmar la existencia de dicha urbe submarina…

Pero el viaje no va a ser un camino de rosas. La tripulación de su submarino, gente acostumbrada a las profundidades y su influencia en la mente, creen firmemente en la existencia de Atlantis, y aún peor, en la existencia de Namor, el Hombre Submarino, el letal protector de Atlantis que hace lo que haga falta por mantener a salvo su mundo. Un ser letal y terrorífico que actúa con brutal violencia. Las supersticiones de los marinos no tardarán en chocar con el escepticismo de Stein, y todo se complicará más aún cuando comiencen a encontrar espantosa pistas que apuntan a que quizá Namor no sea una leyenda sino una amenaza totalmente real…

Las nuevas propuestas de Marvel Knights

El siglo XXI ha sido una época de cambios e ideas constantes en Marvel; relanzamientos, nuevos universos, nuevos personajes… y nuevos sellos. Uno de éstos era el sello Marvel Knights, una sección dentro de la editorial con historias enfocadas a un público más adulto. Entre las series y miniseries publicadas en Marvel Knights, hay tres pequeñas historias que tienen en común una cosa; su dibujante, Esad Ribic. Las obras en cuestión son: Loki: Hermanos de Sangre (guionizada por Robert Rodi), Estela Plateada: Requiem (guionizada por J. Michael Straczynski) y Namor: En las Profundidades (guionizada por Peter Milligan). Otra similitud entre ellas es que pueden ser interpretadas tanto como historias que tienen lugar en universos alternativos o incluso incorporarlas al canon de los personajes.

Sorprendentemente, las dos primeras son ampliamente conocidas y laureadas, mientras que la última ha quedado un poco olvidada. Y digo sorprendentemente porque mientras que de los dos primeros personajes hay mucho material y muy bueno, de Namor no hay tantas historias para elegir, y desde luego esta miniserie es potentísima.

Aunque bueno, creo que el motivo es… que la historia no es propiamente de Namor. Pero, eso sí, éste es una parte fundamental de la trama.

Terror en la Fosa de las Marianas

El protagonista indiscutible, y al mismo tiempo narrador de esta historia es Stein. Desde el principio, nos queda claro que la ciencia y lo racional son las convicciones que le impulsan. Su carácter, altivo, condescendiente y prepotente hace que no sea un personaje fácil de querer, pero poco a poco iremos viendo que tras esa fría coraza exterior, se esconde un hombre atormentado por el pasado. La culpa, el miedo e incluso la ira no tardarán en alcanzar la superficie. Y por supuesto las preguntas, ya que Stein tendrá que cuestionarse todo aquello en lo que cree, incluída su cordura. Será cuestión de tiempo ver cuál es el valor de sus principios… o de su vida.

Al tener esta miniserie ese cariz de terror, el papel de Stein es claro; él es el que no cree, el escéptico que va a tener que convercerse (y así convencer también al lector) de que el “monstruo” que todos temen es algo real. Es un recurso muy empleado, por ejemplo, en el cine de terror, pero no por ello menos poderoso. Más aún cuando el lector no tardará en ir un poco por delante del propio Stein al ir viendo fugaces momentos en los que parece haber una presencia que vigila el submarino constantemente. Una sombra sobre la nave, manchas negras de agua, una mano que apoya sobre una ventana…

Esos momentos de los que hablo marcan pequeños detalles que consiguen la atmósfera que se busca en un cómic de terror. Es muy complicado que, sin una banda sonora, movimiento continuo o descripciones exhaustivas de los ambientes y lo que está pasando, una historia de miedo, y esta lo consigue en ciertos momentos, o al menos desasosiego. Lo terrorífica que resulta la idea de navegar en la oscuridad plena de las aguas abisales, donde no sabemos qué puede haber (y tememos siempre lo peor) ya por sí sola a mí me crea mucha angustia. Si a eso le sumamos el ambiente realmente claustrofóbico del submarino, las peleas, desconfianzas y amenazas que se empiezan a dar entre la tripulación, y la cada vez más imperante certeza de que hay algo ahí fuera, se crea una historia que da que pensar y puede hacerle al lector pasar un rato como poco incómodo.

Ese sería para mí uno de los mayores triunfos de Namor: En las Profundidades; conseguir generar desasosiego. Lo veo algo muy complicado en un medio como el cómic, y creo que este es el tebeo con el que peor lo he podido pasar en ese aspecto. Y no es porque no haya leído obras de este género, tanto de producción americana como nipona, pero ninguna me ha dado suficiente. Esta sí. No llego a pasar miedo, pero sí produce cierto temor.

Pero no es el único aspecto en el que brilla esta obra, ya que son muchas sus virtudes. Lo primero es la originalidad de la propuesta. Cómo Milligan consigue desmarcarse de todo lo anterior para volver al origen de Namor (un superhéroe nacido de la leyenda de Atlantis) y partir de esa base para que la leyenda ahora se convierta en una historia de las de no dormir. El vengador submarino pasa de ser un superhéroe un tanto especial a convertirse en un terrorífico ser cuyo aspecto es ciertamente intimidante. Y todo esto sin alejarse demasiado del aspecto visual de Namor. Es totalmente el mismo salvo por unos profundos y fríos ojos negros (de pez) y unos dientes afilados. Podría ser (a nivel visual) perfectamente el Namor de los Vengadores y al mismo tiempo no podría estar más lejos.

El apartado del desarrollo de los personajes y las relaciones que se dan entre ellos también es algo mimado. Se nos ofrecen distintas caracterizaciones y por lo tanto modos de actuar y de pensar, convirtiendo a la tripulación en un grupo variado, vivo y que dará mucho juego. Por último, lo más importante; la historia en sí. Una trama intrigante, que, jugando con el lector le engancha irremediablemente para que siga avanzando en la lectura. Creo que no se puede pedir nada más.

El Namor de Vertigo

No voy a decir mucho más de esta obra, puesto que creo que es mejor descubrirla por uno mismo y dejar que te sorprenda. Me gustaría señalar que no es, ni mucho menos, un cómic de superhéroes al uso. Podría ser perfectamente un acercamiento al personaje de Namor desde la editorial Vertigo, al estilo, por ejemplo, de lo que el propio Milligan hizo con Shade, o Azzarello con El Diablo. Quien venga buscando el Namor de siempre, que retroceda, porque al margen de la escasa presencia del personaje, sus apariciones están muy alejadas a lo que hemos podido leer en el resto de tebeos. Peter Milligan reinventa y adapta la figura de Namor para darnos una perspectiva inédita. De ahí que yo crea que esto sería algo así como “el Namor del sello Vertigo“. Eso, y que Milligan lo escribe.

Pero creo que nada de esto debería espantar a ningún lector. De hecho, creo que esta obra es altamente recomendable, al ofrecernos una historia excelente en pocos números y al mismo tiempo arrojar una nueva perspectiva sobre un personaje con tantos años de existencia. Además, puede ser una obra perfecta para una transición a cómics más de autor, para aquellos a los que les da un poco de vértigo (chiste malo) salir del género superheroico. Namor: En las Profundidades es, para el que escribe, una obra muy sólida y una injusta olvidada. Si no tienes miedo de adentrarte en las oscuras profundidades del océano por lo que pudieras encontrar… este es tu cómic.

Si te has quedado con ganas de más cómics sobre Namor, te recomiendo que le eches un vistazo a la reseña del primer Marvel Limited Edition de su etapa clásica, que realizó el compañero Rockomic. Por supuesto, cualquier opinión o comentario será bienvenido en la sección de comentarios.

APARTADO GRÁFICO

En los cinco números que componen esta miniserie, tenemos el excepcional arte del croata Esad Ribic. A día de hoy, Ribic ya es un artista totalmente consolidado dentro de la industria y nadie duda de su calidad. Su estilo es totalmente reconocible, con un uso excepcional del color y la ausencia casi absoluta de trazos, componiendo figuras a medio camino entre la ilustración y el cómic, que resulta en una experiencia visual muy atractiva y bella. No en vano, muchas veces no es presentado como dibujante, sino como pintor.

Para este trabajo, Ribic se centra en tonalidades más tenues, con una luminosidad asustadiza, lo que mantiene el cómic continuamente en un estado de débil iluminación. Esto constrasta con fuerza cuando se contrapone a la oscuridad que reina en el exterior del submarino. Dichos choques entre luz y sombras están muy conseguidos y realzan la atmósfera de tensión y temor en la que se mueve la historia. La sensación de claustrofobia generada en el espacio reducido del submarino también está perfectamente implementada. Cuando hay una escena de “miedo”, Ribic sabe estar a la altura para que funcione todo a la perfección en el apartado visual, ya sea mostrándonos algo a medias, cambiando planos o centrándose en las expresiones de los personajes.

Me gustaría destacar especialmente el diseño del Namor que vemos aquí, que con esos dientes y esos ojos es totalmente terrorífico. Lo he mencionado previamente, pero son pequeños detalles de diseño que transforman completamente a Namor. Así nos regalan un ser que pese a parecer el Namor prototípico, da miedo.

EDiciones

Para leer Namor: En las Profundidades, sólo hay una opción: el tomo que sacó Panini Cómics dentro de su colección Marvel Graphic Novels. Estas ediciones tenían tamaño ligeramente superior al estándar y encuadernación en cartoné con lomo plano. Recopila la serie entera en un único volumen. El precio es de 14€, que no es especialmente barato, pero que creo que merece mucho la pena el desembolso por la calidad de la historia. La edición está actualmente disponible.

Ficha: Marvel Graphic Novels: Namor – En las Profundidades

 

9 Comments

on “Reseñas. Namor: En las Profundidades, de Peter Milligan y Esad Ribic (2008-2009)
9 Comments on “Reseñas. Namor: En las Profundidades, de Peter Milligan y Esad Ribic (2008-2009)
  1. Buena reseña, Steven.
    No conozco nada de Namor de este siglo, pero tengo curiosidad. Por razones obvias. 😉
    No sé si este tipo de dibujo será para mí, pero tarde o temprano seguro que me leeré estas historias. Tal como lo pones pinta que la historia tiene que estar bien.

    • Muchas gracias Rock! Esta reseña era un poquito en tu honor, pero no me esperaba que no lo hubieses leído con todo lo que te gusta el personaje!! Yo te la recomiendo encarecidamente, es una obra bastante buena y distinta a lo que solemos leer en Marvel, y desde luego, tienes que ver a este Namor terrorífico!

      • Oye, pues muchas gracias. 🙂 🙂
        La verdad es que he leido poquito de lo posterior a los 80, y si nos vamos a este siglo ya ni te cuento. Y no será por ganas, porque hay un montón de cosas que les tengo los ojos puestos. Pero también me apetece mucho leerme todos los 60 y 70, e incluso los 80, bien leidos. Casi todos los 60 y 70 ya los leí en su momento, pero en muchos casos de forma desordenada y en unas condiciones que no eran las adecuadas.
        Así que de momento voy a seguir en orden cronológico, y veremos hasta donde llego.

        • ¡Menuda labor de enciclopedista! Yo no me atrevería, te admiro. Cuando acabes anímate a hacer un top de cada década, sería muy interesante, y ayudaría a tener una perspectiva sencilla para acercarse a obras. Pero te aconsejo que de vez en cuando vayas picoteando alguna cosa más actual o fuera de Marvel, sino al final cada día que te levantes va a poner encima de ti: “Stan Lee tiene el orgullo de presentar… ¡otro día en la vida de Rockomic!” XD

          • 😂😂
            Puedo acabar con una buena empanada Marvel.
            Iré viendo sobre la marcha. Mientras me lo pase bien de esta forma, cojonudo. Si empiezo a aburrirme ya iré alternando con otras cosas.

  2. Esto es de lo poquísimo bueno. Lástima que sea más bien una novela gráfica (era una miniserie, vale, pero Milligan la pensó para su recopilación, supongo que no le aceptarían de primeras una novela gráfica, formato que por entonces poco convencía a Marvel) de terror (y de época, ja, en Marvel debían estar encantados con la propuesta😈…pero ese equipo creativo artísticamente motivado eran nominaciones seguras…y en aquellos tiempos algunos editores marvelitas perseguían ese reconocimiento) en el que además Namor es mero secundario (y reclamo de cara al lector, aunque poco reclamo comercial resultaba ya). Fue uno de esos éxitos (a su escala, claro) inesperados. El pobre Namor parece gafado como poco desde los setenta (con la excepción de la gloriosa y ya clásica etapa Byrne…wue por antigüedad casi discutiría su clasicismo, pero por estilo en guión y dibujo lo supura por sus poros…y agallas). Gran cómic (por lo que toca a Milligan y por lo que toca a Ribic…y por lo bien que conjuntan)…y gran reseña, Steven Grant (nickname doblemente marvelita clásico, por el personaje y por el guionista…mucha confusión puede generar cuando hablemos bien de ti por estos impíos hilos del multiverso digital de Universo Marvel, ja). Salud y cómics.😎
    …PD: Del también mencionado Strazynski, de su etapa Marvel a mí me gusta especialmente Los Doce.

    • La verdad Suso, es que este cómic es una rara avis, desde la ambientación, al género, a la narrativa y ese tratamiento tan desde afuera del personaje “principal” que es Namor. Por todo eso me parece claramente lo que hubiera hecho Milligan con Namor en Vertigo, pero eso son ya hipótesis mías. Y muchas gracias, por los elogios y el comentario, así da gusto. Lo del nickname era el que me puse hace un montón de años en el foro por el Caballero Luna (mi personaje favorito del UM junto con Estela Plateada y alguno más). Más tarde descubrí la existencia del siempre sólido Steven Grant (guionista). No he leído la que comentas de los Doce, de Strac me gustan mucho Requiem y su Spiderman (con Romita Jr). Le echaré un ojo a Los Doce.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.