Universo Comic-Books! – Dossier M

Los americanos suelen etiquetar como “Las mejores historias jamás contadas” aquellos proyectos comiqueros que no llegaron a buen puerto por uno u otro motivo. Personalmente, siempre me ha parecido una terminología bastante desacertada: la calidad dependerá de cada caso particular, y cualquiera puede entender que no todo el monte es orégano. Por eso, en la sección nos hemos permitido acuñar el término Dossier M para englobarlos. ¡Reconoced que al menos suena más enigmático! Quede claro que la “M” no es por Marvel, sino que hace referencia a proyectos “missing” que acabaron en el limbo. Hoy vamos a desenterrar algunos de esos proyectos…

El primer candidato a engrosar nuestro dossier resulta un tanto insólito, al tratarse de un western. Allá por 1985, saltó la noticia de que John Byrne iba a acometer la realización de una serie limitada del oeste titulada Cameo. Aquella propuesta quedaría finalmente descartada, igual que la posibilidad de que Byrne se hiciera cargo de la maxiserie del Escuadrón Supremo.

Mark Gruenwald quería que fuera él quien la dibujara y tuvieron algunas conversaciones preliminares, pero Byrne no compartía su entusiasmo por los personajes y finalmente optó por desvincularse del proyecto.

Jerry Ordway, que iba a ser el entintador de la maxiserie, prefirió irse con él a Fantastic Four, cosa que no le hizo demasiada gracia a Gru. Por suerte, se logró reclutar a Bob Hall y John Beatty como sustitutos, lo que permitió que el comic pudiera presentarse con un equipo artístico solvente.

“Son los mayores héroes de su mundo… y Marvel los tiene.” El guiño a la Liga de la Justicia de América se hacía más que evidente en esta ilustración que Byrne y Ordway perfilaron como teaser promocional antes de comunicar a Gruenwald su renuncia. Como podéis comprobar, el anuncio jugaba al equívoco, mostrando a los personajes entre sombras y evitando mencionar el nombre del grupo.

Otra serie limitada que se “volatilizó” tenía como protagonista a la Mujer Invisible, aquí convertida también en la Mujer Intangible después de que Sue Storm se viera expuesta a una radiación con la que estaba experimentando su elástico marido. Como resultado de ello, aterrizaba en una dimensión desconocida donde conocería a un apuesto guerrero. Se pretendía que la historia abarcara un periodo de 40 años (!) en la vida de la heroína. Byrne tan sólo tenía pensado redactar los guiones y colaborar en las tintas junto a Keith Williams, mientras Mary Wilshire hacía los honores con los lápices. La serie constaba de cuatro episodios, fijándose la primavera de 1986 como fecha de aparición. Sin embargo, la marcha de Byrne a DC daría al traste con el proyecto.

Para cerrar el capítulo Byrne, tenemos anotado un What If inédito de los setenta: ¿Y si Magneto hubiera formado La Patrulla-X? He aquí un comic que a muchos fans mutantes les habría encantado poder leer, especialmente porque el guión lo firmaba Chris Claremont. Byrne no acierta a precisar el año exacto en que se fraguó el especial, pero cree que sucedió antes de que él relevara a Dave Cockrum como dibujante titular de Uncanny X-Men. Existen varios sketches preliminares con versiones alternativas de Cíclope, Jean Grey y La Bestia. Tanto la Bruja Escarlata como Mercurio se integraban en el grupo, aunque quizás lo más llamativo era que James Worthington III asumiera la identidad de Arcángel, anticipándose al cambio de nombre que tendría lugar algunos años después.

La primera página del comic  rendía tributo a la presentación de los Hijos del Átomo en el clásico primer número de  X-Men. Y en la siguiente commission se nos muestra lo que podría haber sido la portada de aquel What If?

También quedaría atascado entre realidades alternativas un What If? del Doctor Extraño escrito por Steve Englehart cuya premisa argumental llevaba al Maestro de las Artes Místicas a tomar la trascendental decisión de hacerse con el control del mundo. Tal como lo veía Englehart, no se trataba de convertir al Hechicero Supremo en un villano, ya que sus fines eran teóricamente altruistas: utilizar su magia para corregir las injusticias que lastran el progreso de la humanidad y conseguir que “todo estuviera bien”.

La cancelación del segundo volumen de What If? supuso la paralización del proyecto. Ni tan siquiera se había asignado dibujante, por más que Englehart sí llegara a completar el guión en Febrero de 1996.

Aproximadamente por aquellas mismas fechas, Englehart tuvo que ver cómo le tumbaban una serie limitada de Bucky con dibujos de Bradley Parker en la que había depositado muchas esperanzas. A lo largo de tres números especiales de 32 páginas, la serie repasaría la saga del compañero del Capitán América, desde sus orígenes aventureros hasta su muerte (que en aquel momento se postulaba como definitiva). Los guiones estaban ya escritos, se habían ilustrado las tres portadas y las seis primeras páginas del episodio inicial… y entonces Marvel negoció un acuerdo para poner en marcha toda la movida que desembocó en Heroes Reborn. Entre los títulos implicados se hallaba Captain America, concediéndose plenos poderes a Rob Liefeld para reinterpretar al Centinela de la Libertad a su antojo. La producción de los comics se externalizó fuera del Bullpen. ¡Y el Bucky de Englehart y Bradley fue archivado en un cajón del que ya nunca más saldría!

(Las tres cubiertas pintadas por Bradley Parker formaban un tríptico. Lamentablemente, tan sólo podemos ofreceros las dos primeras.)

Vamos a rematar esta primera carpeta del dossier con una novela gráfica arácnida: Spider-Man The Manhattan Project reciclaba un texto que Jim Shooter había concebido inicialmente para desarrollar un film del lanzarredes. Eso sí, con objeto de evitarse problemas legales, introdujo algunos cambios y modificó el título, que en su versión cinematográfica iba a ser “Operación Z”. La historia planteaba un cambio radical en la vida de Peter Parker tras enamorarse locamente de una joven llamada Lynn. Tocado por la flecha de Cupido, Petey asumía que había llegado el momento de sentar cabeza y abandonar su carrera como justiciero enmascarado. Con esa nueva perspectiva en mente, utilizar sus poderes en beneficio propio ya no le parecía un anatema… ¿Os imagináis a Peter Parker fichando por los New York Knicks para ganarse la vida como jugador profesional de baloncesto? ¡Pues eso es exactamente lo que se narraba en el álbum! Al tiempo que se sucedían estos acontecimientos, Kingpin ponía en marcha su plan maestro para destruir la isla de Manhattan, contando con la ayuda de Bullseye. Los rufianes lograban descubrir la identidad secreta de Spidey en otro rocambolesco giro de la trama, pero no les servía de mucho porque ambos terminaban fiambres. Resuelta la amenaza, Lynn y Peter tenían vía libre para empezar a discutir los detalles de su inminente boda en el “happy ending” del comic.

Las primeras informaciones sobre la novela gráfica empezaron a filtrarse en el verano de 1985. Tal como se había formulado, la polémica estaba más que servida… ¡Ya podéis calcular los ríos de tinta que habría hecho correr!

Sorprende que Shooter decidiera limitar su aportación al argumento, dejando los diálogos en manos de Alan Zelenetz. ¡Intuimos que andaría liado con Secret Wars II y no daba abasto! Igual de sorprendente resulta la elección de Larry Lieber como dibujante, dado su discreto perfil artístico. ¡Lo que no sorprenderá a nadie es que en última instancia se optara por sepultar definitivamente aquel bizarro Proyecto Manhattan!

Miguel G. Saavedra

 

Se sabe que existen al menos diez páginas de Spider-Man The Manhattan Project, la mayor parte de ellas parcialmente entintadas, y lo suyo es reproducirlas aquí. Entre ellas se encuentra la escena donde Peter Parker conoce a Lynn, la joven destinada a conquistar su corazón… ¡si la novela gráfica se hubiera publicado!

Este mes tenemos CB! Extra por partida doble: ¿Recordáis cuál fue vuestro primer tebeo del oeste? Apuntaba John Byrne que el suyo probablemente fue uno de The Lone Ranger (El Llanero Solitario).

Sin embargo, quienes quedan retratados en la siguiente ilustración son dos distinguidos pistoleros de DC Comics, Jonah Hex y El Diablo. Se trata de una rareza arqueológica de 1972 que un primerizo Byrne publicó en el fanzine Epoch

Muchos años después, el autor tendría ocasión de incluir a Jonah Hex en la trama de Superman & Batman Generations 3

Aparte, Byrne ha llegado a realizar algunas commissions del personaje tan impactantes como las dos que os mostramos a continuación…

Esta última imagen casi parece más propia de un comic de terror. En cualquier caso, ambas quedan ahí como testimonio palpable de la creatividad y la versatilidad de Byrne… ¡también en el género western!

 

 

Últimas entradas de Miguel G. Saavedra (ver todo)

88 Comments

on “Universo Comic-Books! – Dossier M
88 Comments on “Universo Comic-Books! – Dossier M
  1. Resulta llamativa la ausencia de referencias a Cameo en Internet. Ni siquiera en byrnerobotics figura información sobre el proyecto.
    De hecho, el sketch que reproducimos aquí no se puede encontrar en ningún otro sitio de la red. Es una exclusiva digital CB!

  2. Por lo demás, con respecto a la frustrada limited de la Mujer Invisible, no consta que Mary Wilshire llegara a completar boceto alguno para la misma. De ahí que hayamos seleccionado una commission de John Byrne realizada con posterioridad a fin de ilustrar la historia.
    (Ya se nota que el estilo de dibujo es el suyo, ¿verdad?)

  3. Al menos, pese al disgusto de Gru,en la serie limitada del Escuadrón no se echa en falta a Byrne. Hall (y Ryan) hizo un gran trabajo. Mi favorito de este hombre junto con unas pocas páginas de Emperor Doom.

  4. Muchas gracias por los elogios, Suso. Respondiendo a la cuestión que planteaba en el CB! Extra… Mi primer tebeo del oeste fue un Red Ryder de Novaro. El personaje era una creación de Fred Harman, autor con un trazo muy característico que lo hacía inconfundible. Tuvo un discípulo español en la figura de Jordi Buxadé. Este incluso llegaría a escribir un libro sobre la obra de Harman que publicó en su momento Toutain Editor.

    • Sí, tuve ese libro. Y el dedicado a Eisner (eSPIRITu de los cómics) que publicó Toutain por la misma época. Y algunos Red Ryder (y Castorcito) de Novaro. También se publicó al personaje acá en alguna revista. Bronc Peeler ya no me atraía tanto, pero no se puede negar su calidad. Pena que tanto Harman como Stan Lynde estén olvidados en España.

      • Mi primer tebeo del Oeste fue un álbum de Old Shatterhand (el personaje de Karl May) realizado acá. Pero entre los primeros estuvieron también el Red Ryder de Novaro, el Búfalo Bill de Vértice, Cisco Kid y los Jonah Hex de Rollan …y algún Chick Bill (juraría que en revista, no en álbum, aunque hubo también álbumes). Mi favorito en esa época Jonah Hex (y luego ya pronto Tex…y ahí sigue Tex), pero todos los mencionados (y alguno más, de gente como Harry Bishop, Giroud o Víctor de la Fuente) me encantaron. A ver si cae en MLE el Marvel Masterworks de Rawhide Kid.

  5. Hay que recordar cuál era el nivel de producción de John Byrne por aquellas fechas: Alpha Flight, Fantastic Four, Last Galactus Story, los guiones de The Thing, portadas varias…. En ese contexto, resultaba poco menos que inevitable que tuviera que descartar algún que otro proyecto.
    Incluso un autor tan sumamente prolífico como él tenía sus límites.
    A mí también me gustó el trabajo de Bob Hall, Paul Ryan… y John Buscema (que se encargó del episodio siete). Pero reconozco que hubiera preferido que la maxiserie la dibujara Byrne.

    • Hay que reconocer que Byrne en aquella época mantenía un gran nivel dibujando dos cómics enteros al mes y varias portadas, a veces incluso algo más. Hoy cuesta encontrar (fuera de Italia y Japón) a alguien joven que dibuje una serie mensual más de siete meses seguidos.

  6. Byrne completaba tres páginas al día. Esto ya lo detallamos en un anterior CB! donde poníamos en valor su férrea disciplina de trabajo…
    https://www.universomarvel.com/universo-comic-books-mignola-fanfare/

    Jonah Hex sigue siendo mi personaje western favorito de todos los tiempos.
    De Marvel me quedaría con Dos Pistolas Kid, sobre todo por su conexión con Los Vengadores.
    Y en la órbita de la historieta europea, resulta obligado mencionar también a Lucky Luke y El Teniente Blueberry.

    • Dos Pistolas Kid también es mi favorito de los gunfighters marvelitas. Buena obra Blaze of Glory (John Ostrander & Leonardo Manco), pena que nos lo matasen en la misma. E iría tocando reedición de esa miniserie (y su secuela) en un tomito.

      • El de Morris nunca estuvo entre mis favoritos (tengo que leerme lo que hizo Bonhomme), ni cuando la serie animada (y eso que me leí unos cuantos álbumes …pero sí era divertido). Teniente Blueberry son palabras mayores (especialmente a partir de la mina).

  7. Ese álbum de Old Shatterhand que citas es una reliquia editorial de los setenta. Se titulaba Winnetou El Hombre de la Pradera, con guión de Javier Rubio y dibujos de Juan Arranz.
    Aún conservo mi ejemplar… Da la casualidad de que me lo releí hará cosa de un par de años.

    • Mi favorito es quizás el tercer álbum de la serie (En la boca del lobo), recuerdo que me lo compró mi padre en Madrid, mientras hacía escala (supongo que en el mismo aeropuerto) desde Holanda (raro, que lo tuviesen en el aeropuerto ya unos años después de su edición, igual era una reimpresión). De Juan Arranz recuerdo además con cariño su adaptación para Trinca de El libro de la selva, una de mis adaptaciones favoritas del libro de Kipling…o lo era entonces, hará vtreinra años que me lo releí por última vez (y no lo conservo …una pena). Tenían buena mandanga en Trinca, la verdad.

  8. A mí personajes de DC como Príncipe Vikingo, Jonah Hex, Firehair, Hawk (Hijo de Tomahawk), As Enemigo y Sargento Rock es que me encantan (o los Challengers de Kirby).

  9. Se agradece la fidelidad, Oskarosa. El primer mandato de la sección es contar cosas que puedan interesaros.
    Adelanto que el próximo mes vamos a revelar la historia secreta del timador que logró estafar a la Marvel de Jim Shooter… ¡a lo grande!
    Puedo garantizar y garantizo que nunca vais a leer otro artículo marveliano como este.

    Una cosa buena de aquellos tiempos pretéritos en DC es que había espacio para otros géneros además de los superhéroes. Gracias a eso podía darse cancha a personajes como los que señala Suso y otros como Warlord, Scalphunter o Bat Lash.
    Que conste que a mí la versión de El Diablo que me gusta es la de Gerald Jones y Mike Parobeck. Aquí Zinco publicó los primeros episodios dentro de la colección Universo DC.

  10. Estupendo el Warlord de Grell (especialmente en lo gráfico). …Me da que la encarnación de El Diablo del “amigo de los niños” no la vemos recopilada en la vida. Mala prensa.😈

  11. A Gerard Jones le condenaron a seis años de cárcel por estar en posesión de pornografía infantil. Por lo que yo sé, ha pedido perdón y está en tratamiento.
    Pero no parece que eso vaya a servir para que las editoriales levanten el veto a reeditar sus trabajos, ni siquiera cuando termine de cumplir la condena que le han impuesto.

    • Es que ni de coña, vamos, hoy día los lincharían en las redes. Ese hombre están “cancelado” hasta su último aliento. Tema demasiado sensible. Un asesinato tendría “cláusula de rescisión”, esto nanay.

      • De hecho de lo ultimo que se del guionista este es que estaba escribiendo una carta a las autoridades para que mejoraran el hacinamiento en las cárceles a raíz del cov-19 para que no hubiese una mortandad entre los presos. Por lo que se ve este malogrado escritor consumía pornografía infantil debido a que estaba tan obsesionado con el sexo que el “normal” u otras modalidades no ilegales ya no le satisfacían. Al menos nunca abuso de ninguna criatura aunque la posesión de este material es obviamente deleznable, a mi juico se le tendría que tratar como el enfermo que es y darle una oportunidad a reinsertarse… aunque lo tiene casi imposible al haber menores de edad por medio.

        Había otro dibujante en DC un tal Justiniano que también acabo en el talego por hacer montajes de muy mal gusto en que la protagonista era su sobrina menor de edad, y por culpa de dar el pendrive incorrecto a cierta persona acabo pues en el talego

          • Por supuesto y esto no quita que tengan su culpa y tengan que compensar el fomentar tal aberración. Pero hay que intentar a los que realmente se arrepientan (y no sean unos depredadores) el ofrecerles una oportunidad de enmendarse ¡y que se la ganen! Yo creo que hay ciertos limites que se pueden perdonar si hay voluntad… otros no y las mafias son las que tendrían que las autoridades acabar con ellas y todo lo relacionado con trafico de personas y mierdas de esas

  12. Tampoco era previsible que fueran a reeditar El Diablo en ningún caso. El veto sí afecta a otros títulos suyos más comerciales como Green Lantern, Justice League Europe o Wonder Man.

  13. O el serial de Shanna dibujado por Paul Gulacy, que sí podría haber aparecido en algún tocho de Ka-Zar. Afortunadamente conservo el tomito en rústica de Forum. …No, no era previsible que cayese en breve El Diablo (no acá al menos, que DC sí ha estado recuperando rarezas que no son supercomerciales, se ve que los clásicos menores también tienen su cuota, especialmente con tanto lector “de siempre” descontento con la mayoría de novedades de Marvel y DC), pero así no lo va a hacer nunca.

    • Lo de convertir al joven Jordan en un conductor borracho temerario no fue precisamente una de sus mejores ideas (y hasta le daba algo de justificación al flojo de Marz).

  14. Aunque tenga sus detractores, a mí sí me gustó Green Lantern Emerald Dawn. Ahí también estaban Keith Giffen y Mark Bright. El primer episodio lo escribió Jim Owsley, si no me falla la memoria. Luego entraron Giffen y Jones.

    El Diablo era una serie demasiado minoritaria como para que la actual DC considerase recuperarla. Tras los últimos recortes, la línea de tomos clásicos ha quedado bastante mermada.

    • A mí, Amanecer Esmeralda es de lo poco de aquellos años de la segunda etapa de Zinco (antes de la recta final) que no me gusta, junto con Time Masters y Capitán Átomo (y muy poco más, La guerra de los dioses, que solo salvo por el dibujo). Incluso de la primera etapa Zinco me gusta la mayoría (salvo el Vol. 1 de Superman, del que solo salvo algún número suelto, como el team-up con Batman dibujado por Alex Toth, una historia de complemento de Krypto o un par de intervenciones del Capitán Futuro), pese a ser preCrisis y no haber un triste extra en los cómics.

  15. Owsley había escrito previamente los guiones de Green Lantern en un serial de Action Comics Weekly. Pero de Emerald Dawn sólo se encargó del primer episodio.

    Gerald Jones ya está pagando por lo que hizo. Seis años entre rejas no son ninguna broma. Tal como indica Kingshadow, lo razonable es que este tipo de personas permanezcan ingresadas en algún centro de salud mental donde puedan tratar la desviación que padecen.

    La problemática con las reediciones se podría solventar haciendo que los royalties vayan a parar a alguna asociación de ayuda a víctimas de abusos infantiles. Dejo ahí la sugerencia por si alguien de Marvel o DC quiere recogerla.

    Lo que no está justificado, a mi modo de ver, es que la colección de Wonder Man, el serial de Shanna y todo lo demás no puedan reeditarse nunca por esta cuestión.

    • Pues más bien pocos visos hay de que vayan a reeditar próximamente algo escrito por Gerard Jones, si lo hacen algún día. Y que vuelva atrabajar en DC (donde ya le miraban con malos ojos por sus comentarios en su libro sobre la Golden Age, tratándolos de mafiosos y estafadores), Marvel o Dark Horse, ya totalmente imposible. Tampoco lo del Ultraverso (propiedad de Marvel) se reeditará (y si mal no recuerdo hubo ahí también problemas con las regalías de los autores).

  16. Yo sí vería con buenos ojos que las regalías de Jones fuesen a alguna asociación de víctimas o organismo público o privado que trabaje con las mismas. Pero incluso eso va a ser más complicado de lo que lo hubiese sido antes, al pertenecer ahora tanto DC como Marvel a corporaciones demasiado grandes …y demasiado celosas de su buena imagen. Que tendrían que sopesar mucho si con ello tienen más que ganar o más que perder (probablemente sus publicistas les digan que solo recordarle a la opinión pública que alguien así trabajó para ellos es ya suficiente mala imagen …y no se paliaría ni con una aportación extra de la compañía a esas asociaciones). El tema es demasiado sensible.

    • Pues no estaría mal que esos beneficios sirvieran para enmendar aunque sea un poco tal mal que han provocado. Aunque las grandes y no tanto compañías huyen de estos temas como la peste. Con lo de la Golden Age si que tenia razón Jones, las tácticas para apropiarse de los personajes e historias son dignas de la mafia.

      • Parece que a Jones ya solo lo veremos (y muy ocasionalmente, con algún número de relleno, gracias a que hizo cómics de JLE, mutantes o personajes ahora relacionados con el Escuadrón Suicida) en alguna antología variada (donde tenga poco protagonismo y su nombre llame poco la atención) …y con cuentagotas. Caso del segundo tocho de El Escuadrón Suicida: Orígenes Secretos Vol. 2 (se ve que el primero vendió bien), donde aparte de varios números del Vigilante (incluido el segundo Anual), los primeros de Booster Gold (la original, la de Jurgens) y un par de números del Escuadrón de Ostrander, se incluye parte del material de Detective Comics #300, The Brave and The Bold #28, Secret Origins #14 y 46 y un número de The Flash.

  17. Jones también fue el guionista de The Shadow Strikes, trabajando inicialmente con Eduardo Barreto y después con otros dibujantes. Él se mantuvo en la cabecera hasta su último número, el 31.
    Esos son otros materiales que muy difícilmente van a ser recopilados en tomo.

  18. Pues yo creo que el primer tebeos de todos fue del llanero solitario venía en una bolsa con más cosas y chucherías y el jonah me pareció malo muy malo vamos…….. dc tiene infinidad de tebeos del oeste mucho mejores que los de marvel que parecen copias de los de dc …..en la páginas de los periódicos están los mejores dibujantes del oeste que he visto
    Buen articulo haber el siguiente……un saludo

    • Es que en prensa estaban José Luis Salinas (Cisco Kid), Fred Harman (Red Ryder y Bronc Peeler …que Red Ryder es hoy más recordado por los comic-books Dell, pero empezó en comic-strips), Warren Tufts (Casey Ruggles, Lance), Stan Lynde (Látigo, Rick O’Shay), Harry Bishop (Matt Dillon Gun Law, Wes Slade), Tony Weare (Matt Marriott), Russ Heath (El Llanero Solitario), …incluso por el Zorro de prensa se pasaron Don McGregor & Tom Yeates antes del cambio de milenio. Pero en los comic-books no faltó nivel.

  19. El crossover con Doc Savage se desarrolló a medias entre las dos colecciones, dos episodios en la serie de La Sombra y los otros dos en la correspondiente al Hombre de Bronce.
    Que yo sepa, la saga no se ha reeditado nunca en tomo.

    Jonah Hex vino a representar para el western lo mismo que Conan para la fantasía heroica. Ya desde su primera aparición, eclipsó por completo al resto de pistoleros de los comic books. Eso explica que lograra mantener su cabecera mucho más tiempo que el resto.

    Por supuesto, existe otro vínculo obvio entre Jonah Hex y Conan… un ilustrísimo vínculo filipino llamado Tony DeZúñiga.

    • El Jonah Hex de John Albano, Tony De Zúñiga y compañía estaba muy bien. Creo que incluso José Luis García López y Doug Wildey se pasaron por allí. Y por sus complementos (Billy The Kid Outlaw, Rick Wilson Outlaw,…) Gil Kane y Jim Aparo.

    • Dudo que alguien conservase aquellos opacos embolsados de plástico …pero como los llegué a ver de varios colores, me atrevería a aventurar que incluso había más de una empresa (supongo que otros la imitarían ante el éxito). Había unos naranjas que solo se podían conseguir en las fiestas municipales (en Galicia solo en ferias de verano). Los otros eran habituales en tiendas de chuches …y en papelerías o cafeterías próximas a colegios. Debían pillar los cómics al por mayor por casi nada a las distribuidoras, para poder ofrecer en la bolsa u juego (cutre) o muñeco, un cómic (o bolsilibro o revista de pasatiempos) y alguna chuche superazucarada por simple calderilla. Los cómics eran principalmente los de color de Valenciana de los setenta y primeros ochenta (mucho Guerrero del Antifaz y Roberto Alcázar y Pedrín clásicos remontados y coloreados y Las Nuevas Aventuras de El Guerrero, pero también los Aznar, Flash Gordon, El Hombre Enmascarado y otras cosas, como Popeye y Superman) y los de Novaro (muy variados), aunque caía a veces algo de otras editoriales.

  20. Se compraban en las tiendas que había de todo más o menos como los colmaos ese me lo regalaron un domingo fue sobre el 67 siempre aproximado en las panaderías también y en los kioscos
    Yo leí jonah por un dibujante de conan no me gusto seguramente me dio miedo

    • Pues yo era un crío pequeño cuando cayó en mis manos el Jonah Hex de Rollan …y me encantó! (Los de Novaro que tengo los conseguí bastantes años después). Grande Tony De Zúñiga en Jonah Hex.

  21. Y lo que le deben los cómics bélicos y de terror de DC a los dibujantes (y entintadores) filipinos! (Y los magazines de Marvel, claro) (Y los de la Warren) (Y los cómics de Pendulum, con sus adaptaciones de clásicos literarios)

  22. Sí, José Luis García López realizó una magnífica interpretación de Jonah Hex. También Gray Morrow.
    Noly Panaligan no era mal dibujante, aunque no pueda compararse con los anteriores. Brilló más en su etapa en Warren.

    ¿Recordáis cuánto costaban esos sobres sorpresa? Por lo que decís, llegaron a incluir comics de otras editoriales aparte de Novaro y Valenciana… ¿de cuáles exactamente?
    Supongo que de Vértice no, ya que se anunciaban como “Historias gráficas para adultos”.

    • Era barato. Por menos del precio de portada del cómic tenías este, alguna chuche cutre y un muñeco o un puzzle o un juego de papel o un sobre de aquellos soldaditos de plástico minúsculos.

      • En la época de los cómics a 75 y 80 pesetas (cambio de los setenta a los ochenta aprox., probablemente comienzos de los ochenta) hubo sobres sorpresa a 40, 45, 50 pesetas (unos años antes estaban a 25).

        • Por lo que me comentan, a comienzos de los setenta estos sobres costaban solo 5 pesetas …una década después, a comienzos de los ochenta, diez veces más, ja.

  23. Pues no se Miguel 15 céntimos o 25 puede ser era un milagro coger uno es decir eran caros pero lo que más metían eran apaisajados pillar un largo era milagroso el dibujante que comentaba antes de jonah era truman

    • Los sobres sorpresa siguieron funcionando un porrón de tiempo (hará una década o menos aún los vi en una feria de verano), pero lo de incluir cómics se acabó a mediados de los ochenta, tras la desaparición de Valenciana, Novaro y Bruguera (de Bruguera creo que sí se incluyó algo tras su quiebra, alguno de los “fabricantes” de estos sobres debió hacerse con un lote de estos cómics Bruguera de grapa de ultima época, de algún distribuidor al que debían salirle por las orejas). Los cómics eran principalmente de Novaro y Valenciana, pero sí cayeron otras cosas. Los de la línea a la americana de Rollan, por ejemplo.

  24. Imaginad si fueron populares los sobres sorpresa que Bruguera copió la idea (con dibujos de personajes de la casa en los sobres, así que esos sobres SÍ se coleccionan, aunque pocos los conservasen), pero ya solo con cómics. Era una forma de intentar liquidar stock, claro (no solo grapas, también los Colección Olé que vendían poco, como el entrañable Bermudillo). También los hizo (con dibujos de Mortadelo en los sobres, también coleccionables) Ediciones B: sobres sorpresa con cinco cómics por 250 pesetas (estos ya son mucho más recientes, primeros noventa o así).

  25. Había también sobres sorpresa especializados para chicas (bueno, ponían NIÑAS). Estos solías ser mucho más atractivos visualmente, con dibujos y muy coloristas (los otros solo bolsa de plástico opaco y monocromo azul, gris o marrón, sin dibujos y sin apenas texto), pero en mi zona no debían tener mucho mercado (las femeninas), apenas se veían fuera de en las ferias de verano (las otras sí no solían faltar en las proximidades de colegios).

  26. Gracias por las aportaciones, que supongo valorarán igualmente los que siguen estos comentarios.
    Aparte de los ya citados, la línea Novaro incluía tebeos del oeste de Roy Rogers, Gene Autry, Hopalong Cassidy y otros muchos que desfilaban por la cabecera Aventura. En general, no era material especialmente destacable.
    De niño, mis favoritos eran los tebeos de Sal y Pimienta, la inolvidable creación de Sheldon Mayer. Con todo merecimiento, su colección fue uno de los grandes éxitos editoriales de Novaro.

    • Yo todavía tengo un buen puñado de Sal y Pimienta, La Zorra y el Cuervo y La Pequeña Lulú (esta también venía de la prensa, primero como gag-panels de su creadora, Marge, luego como tiras diarias y planchas dominicales por otros autores ya, y luego además los comic-books de Dell, donde era de lo más exitoso de la editorial, junto con el Pato Donald, el Tío Gilito/Scrooge y Popeye el Marino). Y al contrario que algunas cosas superheroicas y western de DC, ni de coña me libro de ellos. Y ya me gustaría que algún día se publicase acá bien Sal y Pimienta (imposible? Coño, que Diábolo ha traído Melvin Monster …que también publicó Novaro). Mayer me encanta. Especialmente Sal y Pimienta. Era además de lo que mejor vendía de Novaro (también La Zorra y el Cuervo), que intentaron seguir al acabarse las series repitiendo material y haciendo nuevas portadas con dibujantes de la casa (incluso Mayer hizo tres números más para la edición mexicana …uno de ellos acabaría sacándolo DC en tiempos de Zinco).

      • También conservo todavía un puñado de Tomajauk de Novaro (no tantos como quisiera). Pocos en cambio de los de Jonah Hex (aunque el DC Showcase lo compensa parcialmente).

  27. Un último inciso sobre los sobres sorpresa: el invento (en España) ya venía de los años cincuenta, pero en los cincuenta y sesenta no eran tan fáciles de ver fuera de grandes ciudades y determinadas regiones y festividades (y siempre los hubo con cómics entre sus contenidos habituales). Es a partir de finales de los sesenta donde ya se encuentran con facilidad.

  28. Hace unos años se publicó un primer DC Archive de Sugar and Spike, pero luego cerró la línea y ya no aparecieron más volúmenes. Tal como está funcionando DC, parece imposible que vayan a continuar las reediciones… a menos que a alguien se le ocurra producir una serie animada de los personajes.
    La Pequeña Lulú, Periquita, Lorenzo y Pepita… Eran títulos que tenían su origen en las tiras de prensa y servían como punto de entrada para un público muy amplio. Justo lo que se echa en falta hoy en día..

    • También Daniel el Travieso y la también traviesa Little Iodine tenían su origen en prensa (ambos aparecieron también como gag-panels antes de pasar a ser comic-strips convencionales) antes de tener comic-books Dell. Los comic-books de La Pequeña Lulú y Daniel el Travieso fueron de los longevos.

  29. Por lo que tengo entendido, los presentaron como “Susi y Bebito” en Zipi y Zape Especial. ¡Para que luego nos quejemos de las adaptaciones de Novaro!

    • Sí, Susi y Bebito, creo que también lo comentábamos en el C-B de las traducciones….y sus “peculiaridades” (este detalle con Novaro y Bruguera es casi inabarcable dado lo que editaban en sus buenos tiempos y las décadas de vida de ambas editoriales). Los expertos en Bruguera se pierden con algunos personajes.

      • Y la catalogación de contenidos es todavía incompleta, aunque gracias a la aportación de fans de a pie se ha avanzado mucho en estos últimos años.

  30. Por cierto, de Bruguera (y Marvel) llegaron a sobres sorpresa los cómics de La Mosca Humana, Ka-Zar y 2001, que no habían vendido nada bien (ahora, el coleccionista viejuno suele buscar los de 2001, claro …y también los de La Mosca Humana). Supongo que, al ser de la misma línea, los de La Guerra de las Galaxias también lo harían, si fue así, dado que no los vi ni conozco a quien lo hiciese debió ser en mucha menos cantidad (y debió funcionar mejor la colección …o no, que también cerró …pero recordemos que Bruguera ya estaba en números rojos y tenis problemas para pagar derechos por materiales ajenos).

  31. Mi impresión es que los primeros números de La Guerra de las Galaxias funcionaron muy bien. Pero luego las ventas decayeron sin el apoyo de la película. No cabe achacarlo a problemas de insolvencia por parte de Bruguera. Todavía no se había llegado a ese punto.
    Star Wars, 2001, La Mosca Humana y Ka-Zar fueron un poco la cuña con la que lograron introducirse en Marvel. Después vendrían los “pesos pesados”: Spiderman, La Masa, Conan, Los 4 Fantásticos, etc.
    Y no sólo eso. Consiguieron también los derechos de los principales personajes DC, con Superman y Batman como grandes bazas comerciales.
    Mientras, Vértice trataba de aprovechar los títulos que no se había llevado Bruguera, jugando igualmente la doble baza de Marvel y DC.
    La de aquellos años fue una situación editorial insólita. Nunca se había dado antes y nunca volvería a repetirse.

    • Supongo que debieron vender bastante mejor que el resto de la línea, pues los de Star Wars no se vieron en los sobres sorpresa como sí los otros …y poco en las mesas de las ferias de verano (donde siempre había un puesto con una mesa de cómics de Novaro y otros restos de distribución a buen precio, junto con juguetería barata de plástico y cartón).

      • Vértice quería publicar Superman para aprovechar el tirón de la película …y tuvo que quedarse con las ganas. Tuvieron que contentarse con “el libro de la película”. Lo que nunca entenderé es porqué publicaron Karate Kid, que, vale, soy muy de la Legión (coño, acabo de pasar por el aro y me he vuelto a comprar La saga de la Gran Oscuridad, los números de la saga en sentido estricto ya los debo de tener como poco en tres ediciones distintas, puede que cuatro …tengo que soltar alguna) pero la serie de Val era lamentable. Sargento Rock estaba muy bien…y JSA y el Gran Queso Rojo estaban aceptablemente bien (de la JLA algún número solo …y de Richard Dragon se salvaban lo de Starlin y lo de Kirby, y no con notaza). Llegaron a anunciar Aquaman (echaban entonces acá la serie animada?), pero como con los Kiss de Marvel se quedó en el anuncio.

    • Igual se mencionaron en otro C-B, pues sí comentamos al menos en una ocasión sobre su autor …y raro es que no aflorase el tema de Bruguera.

  32. En el ’78, Ediciones Actuales intentó hacer exploitation de Star Wars (hasta imitaban la rotulación de la cabecera en la portada) con el álbum Guerra en las Galaxias (se supone que iba a ser el primero de una colección …les darían un toque de atención?). Por supuesto, el material no tenía nada que ver, salvo ser cómics de SciFi. Se trataba de cómics británicos (procedentes de 2000 AD? Y algo de la escocesa DC Thomson?) e italianos (los fumetti eran la especialidad de Ediciones Actuales …pero los eróticos de segunda división).

  33. Con Círculo Justiciero y Super Stars, Vértice buscaba rebañar un poco en el pastel de Superman. Tanto es así que en las logoformas figuraba destacado junto a Batman. También en las portadas procuraban concederle el máximo protagonismo siempre que podían.

    Karate Kid se entiende por el interés que despertaban en España los comics de Artes Marciales. De hecho, a Richard Dragon lo acomodaron en la misma cabecera de Relatos Salvajes donde se publicaban los materiales Marvel del mismo género.

    Aparte de las que citas, Vértice editó una colección de Flecha Verde con la etapa de O´Neil y Grell. En justicia debería haberse denominado Linterna Verde/Flecha Verde, pero seguramente pensaron que un título así resultaba poco comercial y lo recortaron.

    Haciendo memoria, creo que tienes razón en lo de Sal y Pimienta, aunque ahora mismo no podría precisar si fue en los comentarios de un artículo o en los de otro. Sí recuerdo que la primera vez que hablé muy elogiosamente de la serie fue en el CB50.

    El álbum Guerra en las Galaxias tiene valor de coleccionista en tanto que ofrecía la primera aparición del Juez Dredd en España. La portada era un plagio bastante desvergonzado de Star Wars, logo incluido.

    • Quizás viniese por ahí (entonces pegaban muy fuerte las artes marciales en España, especialmente en el cine), pero Karate Kid ni siquiera era un cómic de artes marciales (Richard Dragon sí), apenas de refilón (pese al nombre era un cómic pijamero más, mezcla de superhéroes y SciFi).
      … Sí, la de Flecha Verde/Linterna Verde (los vendí el año pasado), como las otras series DC de Vértice (y las de Rollan) ya las hemos comentado también en pasados C-B. Es la misma etapa de la serie de la que sacó un tomo el año pasado ECC. Parte de los números de esta segunda etapa O’Neil los dibujaba un jovencito Alex Saviuk, luego más conocido por sus cómics arácnidos (para DC también dibujó en DC Comics Presents …lo más destacable un póster multitudinario en el que dibujaba a bastantes de los invitados a esos team-ups con Superman, incluidos Sargento Rock y el propio Clark Kent).

      • Bueno, Actuales había sacado versiones “para adultos” (de las “edificantes”) de Sandokan, El Corsario Negro y El Zorro (y juraría que incluso Jesucristo), así que de vergüenza andaban más bien escasos.😈

  34. Karate Kid intentaba atraer por igual a seguidores de las artes marciales y a incondicionales de la Legión de Superhéroes. Ese era el propósito del comic.
    Mucha gente no sabe que la idea de la serie partió del colorista Carl Gafford. Sin embargo, reubicar al personaje en el siglo XX fue una sugerencia de Carmine Infantino. De este modo se conseguía distanciarlo del universo futurista de la Legión, precisamente para que pudiera conectar mejor con los fans de las artes marciales.
    La colección era un tanto irregular, con algunos momentos buenos… y otros que dejaban bastante que desear.

    • Era flojilla, siendo bastante generoso. Y al llevar a Val al siglo XX se le privaba del único interés que tenía: el ser Legionario (por lo demás era tan secundario que era poco relevante, pero precisamente eso habría permitido sacarle jugo al poder desarrollarlo con mayor libertad, si hubiese tenido tiempo y buenas historias). Un buen dibujante habría ayudado, pero el cubanoamericano (y muy cristiano) Ric Estrada no lo era…servía para cubrir un fill-in, no para defender una serie…su única virtud era ser rápido (bueno, sabía narrar …que hoy muchos con mayor capacidad técnica y estética no saben).

  35. A mí tampoco me convencía Ric Estrada, excepto cuando lo entintaba Wally Wood. Hacia el final lo sustituyeron por el artista portorriqueño Juan Ortiz y la cosa mejoró. También introdujeron en la trama a Kamandi. Pero entonces se canceló abruptamente la serie, anticipando la “Implosión DC” que estaba a punto de producirse.
    Aún con todas las pegas que quieran ponerse, uno no puede evitar rememorar aquellos comics con cierta nostalgia legionaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.