Por
el
en , ,
etiquetado con ,
Permalink

Vengadores: Infinity War

Culminar diez años de películas de un Universo Cinematográfico y de paso rematar una trama que llevaba seis años pendiente no es tarea fácil. La tarea que tenían los directores Joe y Anthony Russo, y los guionistas Christopher Marcus y Stephen Mcfeeley, manejando decenas de personajes en una historia global era poco menos que titánica. Pero los implicados no solo han estado a la altura del desafío, sino que han entregado una de las mejores, puede que la mejor, películas del Universo Cinematográfico de Marvel Studios.

Vengadores: Infinity War es todo lo que cabía esperar de ella y más. Intensa, vibrante y divertida y, sorprendentemente, con espacio para todos los personajes que aparezcan en ella. Es un engranaje en el que todas las piezas funcionan a la perfección y ningún momento sobra o no cumple su función, sea emocionar, narrar o simplemente entretener.

El gran pilar en el que se sustenta la película es el Thanos de Josh Brolin. Imponente, con un trabajo de CGI impecable, pero cuyas mayores virtudes son unas motivaciones claras y comprensibles y un sorprendente lado humano que hace que llegues a empatizar con él. La estructura del film convierte a Thanos en el protagonista de su propia historia, en una original forma de narrar una película de superhéroes prácticamente desde el punto de vista del villano.

Del lado de los héroes sin duda la gran estrella de la cinta es Thor. Los hermanos Russo aprovechan el gran carisma y el sentido del humor demostrados por Hemsworth en Thor: Ragnarok y le añaden un matiz dramático, convirtiéndolo en otro de los ejes que mueven la trama. Suyo es el momento más épico de todo el metraje. El Tony Stark de Robert Downey Jr también demuestra por qué es el germen del éxito del UCM. Y en cuanto a Chris Evans, su Capitán América está bastante desaparecido respecto al resto de la trinidad vengativa (y todo parece indicar que gozará de mucho más protagonismo en la siguiente película), pero protagoniza varios momentazos. Respecto al resto de secundarios, destacan la Visión y sobretodo la Bruja Escarlata, que desata todo el potencial que se le intuía en sus anteriores apariciones

Las incorporaciones de la Fase 3 también brillan con luz propia en la película, con un Doctor Extraño enormemente interpretado por Cumberbatch y un Tom Holland como Spider-Man que representa el lado humano de la historia y se emociona como el espectador ante la magnitud de los acontecimientos. En la parcela cósmica, los Guardianes de la Galaxia actúan como recién salidos de sus propias películas, y si bien todo el equipo tiene momentos memorables, Gamora es la que se come la pantalla en su condición de hija adoptiva de Thanos.

Si bien las actitudes de los personajes ya destacan por si solas, el mayor atractivo de la película más allá de la descomunal acción reside en ver cómo personajes que no se han visto nunca antes interactuan entre ellos. El choque de egos entre Tony Stark, Stephen Extraño y Peter Quill, Thor intercambiando chistes con los diferentes Guardianes… todas las interacciones están perfectamente bien medidas y resultan totalmente naturales acorde con la personalidad de cada personaje.

La acción tampoco defrauda en ningún momento. Las batallas contra los distintos miembros de la Orden Negra, los combos realizados por los superhéroes al pelear juntos y el poder de Thanos y las Gemas del Infinito dan para unas set-pieces espectaculares y de gran escala al entrar Wakanda en escena. También cabe destacar el gran trabajo de Alan Silvestri con la banda sonora. No solo recupera el tema más icónico de la franquicia, sino que también añade unos temas muy apropiados para todo lo que rodea a Thanos y su mitología.

En cuanto a referencias comiqueras, los fans del Guantelete del Infinito de Jim Starlin deberían estar muy contentos. Guiños aparte, la película en general se siente como un gran evento comiquero a la altura del Guantelete o de la Crisis en Tierras Infinitas de la Distinguida Competencia.

En definitiva, Vengadores: Infinity War es una película enorme, que triunfa en absolutamente en todo lo que se propone, y que debería dejarte clavado en la butaca hasta que terminen los créditos y completamente ansioso porque llegue la conclusión de la historia el año que viene,

xavisase

Fan de los superhéroes en general y de Spider-Man en particular. Whovian declarado. Participó en el podcast Spider-Man:Bajo la Máscara

Últimas entradas de xavisase (ver todo)

3 Comentarios

en “Vengadores: Infinity War
3 Comentarios en “Vengadores: Infinity War
  1. Entre las muchas, muchas cosas que me han gustado de la película es su estructura episódica, propia de las grandes aventuras antiguas de Los Vengadores o incluso de La Liga de la Justicia. Un grupo de Vengadores está en el lugar A haciendo algo, otro esté en el lugar B, otro en el C… y todos se van mezclando de manera natural, completando cada cual fases de su pequeña parte de la historia, hasta que hay un final común en el que no necesariamente han de reunirse todos.
    Brillante.

  2. A mi no me ha gustado la muerte de **********************. Censurado evidentemente, quien lo quiera saber que ve la peli

  3. A mí lo que más me gustado es que toda la esencia Marvel, todo lo que los lectores Marvel más veteranos reconocemos de su manera de hacer está aquí y, en especial, el sentido cósmico/épico/trágico. Incluso el humor, tan propio del toque Stan Lee (y del que se ha abusado en Ragnarok o en Homecoming) queda eclipsado por la grandiosidad de lo que ocurre. La enormidad de la tragedia.
    Como dices, Celesj, está ese toque JLA de dividir la búsqueda y algunas constantes de los superhéroes, como el enfrentamiento entre héroes antes de hacerse amigos (muy Marvel, también). Está la acción, que es lo que más abunda, está la magia y la hipertecnología… Está el amor. Mis escenas favoritas son las de Wanda y Visión, de una gran belleza (la Olsen más guapa que nunca, además) y de una finura inusitadas, que no son sino la brillante adaptación de los comics, aquellos comics con los que los lectores alucinábamos con el amor entre una mutante y un sintozoide. ¡Lágrimas de androide! ¡Lágrimas de un fan!
    Lo que menos me ha gustado es la pasividad de Hulk, que supongo se reservan para la siguiente… o del Capi. Pero sí la batalla interior de Banner con su monstruo.
    Es pues, en esencia, todo lo que habíamos soñado. La mejor peli de superhéroes hasta el momento. Con una gran maestría de los hermanos Russo. Será difícil superar esta maravilla pero los Russo sabrán hacerlo. A mí ya me han demostrado que pueden captar la verdadera alma de este tipo de ficción.
    Señores de DC… esperamos algo parecido. Los que también amamos sus perosnajes lo ansiamos. ¡A currar, Warner!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.