Universo Comic-Books! – Corresponsales ilustres

Antes de convertirse en profesionales, muchos autores USA se curtieron escribiendo a las secciones de correo de los títulos que más les llamaban la atención. Uno de los más prolíficos fue el veteranísimo editor y guionista Ralph Macchio, incansable corresponsal a lo largo de la década de los setenta. Hemos localizado su nombre en los correos de 38 cabeceras marvelianas, ¡y es posible que nos hayamos dejado alguna en el tintero!

Su afición la llevaba en la sangre, no en vano era el sobrino de Wayne Boring, legendario artista que marcó toda una época en las historietas clásicas de Superman. La familia Macchio tenía la propiedad de una empresa de mudanzas llamada MacRay. No es casualidad que sus vehículos empezaran a dejarse ver por diversos comics de La Casa de las Ideas cuando Ralph estaba ya asentado en el Bullpen… ¡Incluso llegaron a circular por uno de la Distinguida Competencia!

¡Cuántas bromas no habrá tenido que soportar el Ralph de los tebeos a cuenta de la estrella de Hollywood del mismo nombre! Con indudable sentido del humor, el editor se refería al protagonista de Karate Kid como “el falso Ralph Macchio que se aprovecha de mi fama y reputación”. Y añadía: “Yo soy el único y genuino Ralph Macchio. Tal vez él se crea famoso, pero ¿ha salido alguna vez retratado en una portada de Dazzler pintada por Bill Sienkiewicz? ¡Pues yo sí!”

Obsérvese que Macchio no sólo aparece en la imagen central de la susodicha cubierta… ¡También lo hace en la logoforma, emulando a la “dancing queen” mutante!

Stephen Scott Beau Smith, el creador de la televisiva Wynnona Earp, tenía por norma escribir a todos los correos de los comics que leía. Él calcula que llegaría a publicar más de 200 cartas, incluyendo las que dirigía a revistas como Amazing Heroes o Comics Interview. Sin llegar a tales extremos, Don McGregor, Jean Marc DeMatteis, Peter B. Gillis, Tony Isabella y Kurt Busiek se significaron asimismo como true believers de pro en sus años mozos. Y no podemos olvidar las contribuciones de Mary Jo Duffy, especialmente meritorias en una época donde no abundaban las lectoras superheroicas.

Para cerrar el capítulo de guionistas, también Roy Thomas, Mark Gruenwald, Steve Gerber, Jim Shooter, Dennis O’Neil, Marv Wolfman, Mike Friedrich, Don Glut, Mark Evanier, Gerry Conway, Doug Moench, Bob Harras, Alan Brennert, David Anthony Kraft, Steven Grant, Bill Mantlo, David Michelinie, J. M. Straczynski, Mark Verheiden, Scott Edelman, Roger Slifer, Paul Kupperberg, Bob Rozakis, Jim Owsley, Elliot S. Maggin, Peter Sanderson, Martin Pasko, Marc Guggenheim, Chuck Dixon, Mike W. Barr, Howard Mackie, Fabian Nicieza, Neal Pozner, Bob Gale, Jim Krueger, Neil Gaiman, Christos Gage y Robert Rodi estamparían su firma en algún que otro correo. De los clásicos, casi todos se abonaron al fan mail, aunque fuera de manera puntual.

Naturalmente, nuestro listado de corresponsales ilustres  debe incluir su correspondiente representación de artistas. Entre ellos figuran nombres tan significados como Dave Cockrum, Frank Brunner, Keith Giffen, Walter Simonson, Frank Miller, Kerry Gammill, Brent Anderson, Keith PollardJerry Ordway, Scott McLoud, Arthur Adams, Todd McFarlane, Kyle Baker, Erik Larsen, Rick Hoberg, Jill Thompson, Alan Kupperberg, Fred Hembeck o Terry Collins.

Frank Miller se estrenó en Marvel con una carta al correo de The Cat, felicitándose de que por fin la editorial diera cancha a un personaje femenino “con carácter”. ¡Siete años después crearía a Elektra!

Por regla general, los dibujantes solían prodigarse bastante menos que sus colegas escritores, con la notable excepción de Dave Cockrum. Él pertenecía a una generación anterior que se había enganchado a los comic books ya desde los años cincuenta. De su paso por las colecciones Marvel de la Silver Age, tenemos contabilizadas misivas suyas en Fantastic Four, Amazing Spider-Man, Sgt. FuryAvengers, Thor y Marvel Super-Heroes. Y más importante aún: fue gracias a los correos que Cockrum empezó a cartearse con Andrea Kline, a la cual acabaría convirtiendo en su primera esposa.

Viene al caso señalar que el guionista Richard Pini conoció a quien sería su mujer, Wendy Fletcher, tras publicarse una carta de esta última en el correo de Silver Surfer # 5 USA. Estuvieron cuatro años carteándose y al final contrajeron nupcias. Después unirían sus destinos aún más para crear el comic independiente Elfquest, que llegaría a contar con una reedición a color dentro de la línea Epic Comics. Vistos estos dos ejemplos, se me ocurre que tal vez deberíamos empezar a referirnos a aquellos tiempos como la Era Marvel de los romances por correspondencia… ¿Qué opináis vosotros?

La pasión comiquera que sentía Mark Gruenwald era igualmente intensa. Siempre metódico, el editor se enorgullecía de guardar y clasificar todo el correo dirigido a las colecciones que escribía o editaba. Se consideraba a sí mismo un “tradicionalista marveliano”. Su máximo empeño no era otro que continuar las tradiciones de la Marvel clásica que él había aprendido a amar desde su más tierna infancia. Decía que no era tanto que él supiera mucho de Marvel, sino que Marvel le importaba mucho. Tal como comentábamos en un anterior artículo, Gru llegó a poner en marcha un pequeño Club de Fans de Los 4 Fantásticos cuando tan sólo tenía once años de edad. Buscad la historia completa en nuestro artículo “George, Marvel y el gumbo”… ¡Por cierto, en aquel mismo CB! desenterrábamos las raíces marvelianas del afamado novelista George R.R. Martin, no estará de más recordarlo!

Terry Austin se lo tomaba casi tan en serio como Gruenwald… sólo que aplicando un enfoque algo distinto. Cuando fichó como guionista de Cloak and Dagger, diseñó una tarjeta con dibujos originales de los personajes. ¡Y se molestaba en escribir una nota de agradecimiento firmada de su puño y letra a todos los lectores que escribían!

En cambio, a John Byrne no le convencía nada de nada la correspondencia que se acumulaba en el buzón de Fantastic Four. Su incomodidad llegó a tal punto que empezó a inventarse las cartas. Hubo tres meses en los que la práctica totalidad de misivas publicadas eran inventadas, según él mismo reconoció en una entrevista. Con ello, Byrne pretendía influir subrepticiamente en los lectores para que se replantearan los temas a tratar. El autor quería que se hablara de las historias y los personajes. No estaba dispuesto a tragar con ocurrencias del tipo “En la cuarta viñeta de la página tres, ¿por qué utilizaste ese tipo de línea en particular?”. Al final, el sistema acabó funcionándole: ¡Los fans tomaron nota y la sección recuperó su funcionamiento normal!

En aquella misma entrevista, el autor confesaría que asistir a las comic conventions USA había dejado ser una experiencia placentera para él. Le irritaba que algún aficionado pudiera adivinar los planes que tenía en mente para las siguientes tramas argumentales. Cuando algo así sucedía, procedía a reestructurar los guiones de inmediato. Byrne no se cortaba un pelo al afirmar que la calidad de sus dibujos había mejorado un 1000 % desde Uncanny X-Men… una apreciación tal vez un tanto discutible. No se sentía del todo satisfecho con su etapa mutante por considerar que a veces los personajes le quedaban demasiado rígidos. Además, tener que manejar un elenco tan amplio le constreñía, provocando repeticiones en las poses y en la configuración anatómica de los distintos Hombres-X. Cuando algún fan le abordaba para espetarle: “Tu Patrulla-X era genial, ¿por qué ya no dibujas así?”, él se limitaba a replicar: “Porque ahora soy mejor”.

Vamos a rematar esta atípica sección de hoy con una anécdota de correos “a la española”. La innovadora etapa de Paul Gulacy en Master of Kung Fu fue recibida en nuestro país con encendidos elogios cuando Ediciones Vértice la dio a conocer en su antología Relatos Salvajes Artes Marciales. Incluso cosechó parabienes por parte de ciertos críticos que habitualmente no profesaban una particular querencia al comic de superhéroes.

Después Gulacy volvería a triunfar con el serial “Sangre sobre satén negro”, originalmente concebido para el magazine americano Eerie. Su correspondiente versión española vio la luz en la revista Creepy de Toutain Editor, concretamente en los números 17 a 19. Aunque el propio Toutain reconoció haber dudado a la hora de decidirse a publicarla, dichas dudas no tardaron en disiparse tras constatar la reacción entusiasta de los lectores… entre ellos un joven aficionado madrileño llamado Santiago Segura Silva. ¡Por aquel entonces, Torrente aún quedaba muy lejos en el horizonte! Asiduo de la sección de correo de Creepy, Santiago Segura también escribiría para ensalzar la labor de luminarias como Richard Corben o Bernie Wrightson.

Miguel G. Saavedra

 

No estamos de guasa, de verdad que no… ¡Así era Santiago Segura en 1986! La foto que veis fue tomada en un concierto de Queen que se celebró en el estadio del Rayo Vallecano.

 

A él le vamos a dedicar este GIF animado que rinde tributo al Shang-Chi de Doug Moench y Paul Gulacy. Lamento no poder decir el nombre de su creador porque lo desconozco, pero vaya desde aquí mi reconocimiento a su impresionante trabajo.

En los tiempos que corren, reivindicar la versión clásica del personaje resulta más pertinente que nunca… ¡por motivos que no hace falta explicar!

 

 

 

 

Últimas entradas de Miguel G. Saavedra (ver todo)

124 Comments

on “Universo Comic-Books! – Corresponsales ilustres
124 Comments on “Universo Comic-Books! – Corresponsales ilustres
  1. Y sí es cierto también que los editores (salvo Stern-O, amiguete y compañero de aventuras diversas como guionista o asesor desde sus tiempos en fanzines) estaban todos bastante hasta las narices de Byrne y sus cosicas…pero ya si abro ese melón o me remonto a Fénix Oscura no acabo ya ni por la mañana.

  2. Y no viene en absoluto al caso pero como acaba de venirme a la cabeza al mencionar a Stern, no sé porqué, así que no me quedo con las ganas: Don Perlin fue uno de los autores en el tramo final de su carrera (aunque de forma efímera, a comienzos del milenio, en un par de historias) de The Phantom para el Fantomen sueco (Team Fantomen!). Ya estaba el buen hombre algo pasadillo (nonagenario ya). También por esa época dibujaron al Fantasma para Suecia el gran Dick Giordano (con poca obra marvelita, como dibujante y como guionista, pero recomendable), Paul Ryan (le valió la experiencia luego encargarse de las sundays …y de las dailies hasta su prematura muerte hace un lustro) y Graham Nolan (este fichó por los suecos antes, a finales de los noventa, y también le valió ser fichado para la serie de prensa …igual que antes todavía el guionista Tony DePaul, que acabaría relevando a Lee Falk a su muerte). También a finales de los noventa ficharon los suecos al olvidado guionista Ben Raab (que luego escribió también al personaje para los cómics de Moonstone, donde tenían también a Chuck Dixon) y a comienzos de los dosmiles al neozelandés David Bishop (editor y guionista de 2000 AD).

  3. Pues ya recuerdo a causa de que me vino eso a la cabezota al mencionar a Stern: Stern fue el guionista de una única historia del Fantasma (para Fantomen, claro), una de las últimas dibujadas por Giordano (que empezó justo después de la efímera etapa Perlin, pero Giordano repartió caso una decena de historias a lo largo de un lustro en la primera década de los dosmiles), “El secreto de los caídos” o algo así…eso sí, a esas alturas el gran Stern ya no era el gran Stern.

  4. Habéis tocado tantos temas que resultaría bastante complicado comentarlos todos. Lo que hizo Shooter con Perlin fue ponerle al frente de los Romita’s Raiders porque Romita no daba abasto con todo. Entonces pasaron a ser los Perlin’s Pirates…
    https://www.universomarvel.com/universo-comic-books-romitas-raiders/

    Como se ha dicho, Miller siguió trabajando normalmente en Marvel hasta el final de la Era Shooter. Además de volver a Daredevil, también publicó Elektra Assassin. Luego Miller aceptaría ayudar a Shooter en Valiant ilustrando las portadas del crossover Unity.
    Y en cuanto a Walter Simonson, siguió con Thor junto a Sal Buscema y fichó como dibujante de X-Factor.

    Shooter tenía a Denny O’Neil en su punto de mira desde hacía tiempo porque le acusaba de dedicarse a escribir guiones en sus horas de oficina…
    https://www.universomarvel.com/universo-comic-books-fundido-en-rojo/
    Shooter terminaría confesando que el único motivo por el que no le había despedido antes es porque valoraba la labor que O’Neil había realizado para apoyar a Frank Miller cuando fue su editor en Daredevil.

    Lamento no poder aclarar sus dudas a Imparcial Enmascarado. No tengo ni idea de cómo funciona la moderación en la web. También los comentarios de otros seguidores de la sección como Luis Grana Ramos o Peón Kamizake pasan por moderación. Lo único que yo puedo hacer es aprobarlos cuando los veo. Otras veces los aprueban directamente los encargados del tema.
    Por mi parte, tan sólo reiterar que no he eliminado ningún comentario ni he pasado a nadie a moderación. Aunque entiendo que la web tenga sus normas de funcionamiento, personalmente soy partidario de que la gente pueda hablar de lo que estime oportuno, incluidas series de televisión. Cuantas menos cortapisas haya, tanto mejor.

  5. Me temo que me puse en plan hiperactivo este domingo y los compañeros Idem y King Shadow me han seguido la corriente en mi locura, Miguel. Intentaré controlarme un poco, ja. …Sobre lo de llamar a Perlin su Director Artístico Ejecutivo (al cargo de “los chicos”), independientemente de la precisión del cargo, así lo hacía el propio Romita en la entrevista incluida en el libro The Art of John Romita, con esas mismas palabras. Y Romita pasaba a centrarse en las portadas (más algún arte promocional y algún diseño que todavía le solicitaban los editores…aunque eso ya era más raro en la segunda mitad de los setenta y más todavía en los ochenta … aunque seguiría haciendo diseños hasta muy avanzados los noventa ya raramente tomarían de sus versiones más que algún detalle …de sus últimas grandes aportaciones debió ser la primera versión de El Duende, a comienzos de los ochenta). A mí los diseños setenteros del Hermano Vudú, el Punisher y el “uniforme Elvis” (cuero negro macho man) de Namor me encantan, siguen siendo de mis favoritos de toda la historia de Marvel, también el rediseño setentero de Halcón Nocturno …incluso el de la Mosca Humana tenía un montón de encanto (solo a mí me parece que debería haber sido un uniforme para un superhéroe canadiense?). Y el uniforme de cuero negro de la Viuda Negra (que resulta que no está inspirado en la Ms. Peel de los Vengadores británicos, como había leído a más de un crítico, según el propio Romita su inspiración fue la heroína felina de las comic-strips de la Golden Age Ms. Fury/Black Fury, de June Tarpe Mills, que Timely publicó brevemente en los cuarenta…y que Romita intentó convencer a Lee de retomar) es mi gran favorito de todas las superheroínas Marvel. Buenas noches. Salud y cómics.😎

  6. A ver Imparcial si que comente que los primeros años de Shooter pusieron oren en la casa de lios que era Marvel y que descubrio nuevos talentos. Pero poco a poco gracias a su espiritu controlador y posiblemente a los gerifaltes de Marvel en no ser mas generosos con royalties y demas, propicio la fuga a DC de muchos artistas que en esa editorial les ofrecian mejores garantias economicas y contractuales. Shooter tendria que haber luchado mas en ese terreno en vez de hacer de Napoleon con Marvel. De todas maneras DC aparte de buenas mejoras de trabajo te dan mas libertad y poder publicar proyectos propios y Marvel sigue en las mismas ¿Con quien te vas? A Marvel por mucha oportunidad que te a dado se la has pagado con creces al sacar comics que venden mucho y les reportan beneficios. Si la empresa a la que beneficias no mejora sus condiciones te vas a la que si lo hace… y parte de culpa es la politica editorial del momento. Por eso ya en desbandada o poco apoco los autores emigraban a DC, y muchos de ellos se han quedado años despues trabaando casi exclusivamente para estos. Aunque la cosa a cambiado tras la caida de Didio y el nuevo orden en DC que ha purgado todo resto de las antiguas politicas. Y yo lo reafirmo Shooter al final fue el que empezo la caida del Imperio Marvel como Casa de las Ideas: o sea como asociamos a esta los fans en nuestra memoria colectiva

  7. Solo comentar que estoy disfrutando como un enano con todos los comentarios que estáis dejando entre unos y otros en torno a Jim Shooter y sus movidas.Este es el tipo de cosas que tanto me gusta de esta página. Toda esa arqueología comiquera en torno a los años dorados de Marvel. 😀

  8. Bueno, el que empezó a gastar pasta en los autores (desplazamientos a convenciones, hoteles decentes, incremento de tarifas a freelancers, pago de royalties,…) fue Shooter (y en parte por eso al volver a ir mal las cosas tras la trompada del Nuevo Universo se le echaron encima los jefazos, porque gastaba demasiado en “esa gente” y ya no era el chico de oro infalible, mientras todo iba bien no hubo problema…), con Stan y Roy eso era ciencia ficción, King Shadow. En todo caso, incluso si todo fuese bien, si te ofrecen una pasta gansa como a Miller o a Byrne (además para hacer casi lo que quisiesen con Batman y Superman), pues no hay mucha duda, no tardas mucho en coger la puerta …y con Byrne los problemas sí venían de lejos (ambos eran personas problemáticas…de las que las cosas solo van bien si se hacen a su manera). Pero incluso con parte de su mejor talento engrosando las filas de la Distinguida Competencia (que casi se puede decir que inició tras Crisis en Tierras Infinitas una segunda Edad de Oro), el final de la etapa Shooter fue todavía muy creativo, solo que el ambiente en las oficinas era casi sórdido y, de repente, por primera vez desde el inicio de la Era Marvel de los Cómics, los cómics de la DC molaban más. Y con DeFalco y Harras (que gestionaron bastante mal, aparte de que al pobre DeFalco le tocó la etapa de recortes, lo que siempre te gana enemigos de por vida) siguieron las deserciones por desencuentros tanto creativos como de gestión, aparte de los numerosos despidos (casi toda la vieja guardia se fue por la puerta de atrás)…bueno, despidos y lo otro, que a un freelance ni siquiera tienes que despedirlo, como le dijo Wayne Boring al trol Weisinger: “Despedido? Pero a qué te refieres? Lo único que tienes que hacer es dejar de mandarme guiones!”.
    …A lo que Mort replicó con su habitual buen talante: “Es que te tengo que pegar una patada en el estómago para que te enteres de que no te queremos aquí?”

  9. Si, lo de las cartas al director me parece de lo más interesante en los tebeos las estoy disfrutando como un novatillo en los conan
    Y sobre shooter mal acabo con marvel

  10. Abundando en lo que señalaba, acabo de aprobarle ahora dos comentarios a mi tocayo Miguel (Peón Kamikaze). Estaban en moderación, qué le se le va a hacer.

    El propio Perlin reconocía que su principal cometido consistía en adiestrar a los dibujantes novatos que tenía bajo sus órdenes. En el escalafón, Romita seguía siendo el director artístico y Perlin tenía la consideración de director artístico administrativo. Cuando Perlin se marchó a Valiant, su puesto pasó a ocuparlo Steve Geiger, al cual también mencionábamos en el artículo.

    Marvel siguió creciendo durante la etapa de Tom DeFalco. Con él al mando se alcanzaron cifras de récord. El declive, en lo que a ventas se refiere, empezó con la fuga de autores a Image. Marvel trató de contrarrestarlo sacando más y más títulos. Al final el mercado acabó petando porque muchos lectores se hartaron y dejaron de comprar tebeos. No fue sólo cosa de Marvel, sino algo general.

  11. Pero esas cifras récord ya eran en gran parte producto de la especulación (mucha de esta gente no leía los cómics, los embolsan y guardaba pensando en la reventa…o se compraba uno para leer y varios como tonta inversión), especulación que alcanzó el paroxismo con Image. Una Imagen que cuando empezó a depender de lectores reales se desinfló y tuvo que reinventarse (Jim Lee ya directamente vendió su estudio y personajes a DC, que como estaba cantado lo llevó a la desaparición en unos años). Aunque también es cierto que hubo hartazgo con lo de las portadas múltiples y demás y se perdieron lectores (también al constatarse el engañabobos de que un ejemplar de una tirada de millones NO es una inversión …no en un plazo de tiempo razonable al menos …y menos con los embolsados especiales con los que hoy puedes conservar bien décadas los cómics), pero se llevaban perdiendo de largo (yo ese período lo veo más bien como un espejismo que no supieron interpretar, no como un oasis …y el gallo de interpretación condujo a la quiebra). Y en esas seguimos: perdiendo lectores.

  12. Ya… pero despues de Secret Wars Shooter rompio su regla no escrita de no interferir en las series que vendian bien, ya que el metia mano (y con razon) en las que no vendian lo estipulado. Al ser un exitazo las Secret creia que tenia un toque de Midas y empezo a controlar todos los comics porque supongo que podia rentabilizarlos mucho mas. Ten en cuenta que un evento como las Secret Wars era tan novedoso y fue un hito en ventas que obviamente el editor jefe creyo que habia dado con la formula perfecta gracias a su gestion. Esto causo mas roces con los autores de las series que aun vendiendo empezo a meter las zarpas para “mejorar” el producto. Con Byrne tendria sus roces y demas, pero lo empezo a putear en serio cuando averiguo que iba a hacer doblete en Superman. Bien sabia que su trabajo en Marvel se iba a resentir severamente. Ya que no tiene sentido hacerle la vida imposible a uno de los pilares de la empresa.
    Con el Nuevo Universo es que los gerifaltes no confiaron en ese concepto y el presupuesto que le asignaron era mas bajo de lo esperado… con lo cual salio lo que salio. Ten en cuenta que muchas de sus iniciativas mas radicales no gustaban a los gerifaltes y posiblemente a los autores, artistas y editores. De hecho queria rebootear el UM porque era ya bastante complejo de por si y los de arriba bloqueaban sus esfuerzos. Suma a esto lo que conte del descontento de los artistas y de que DC aprovecho la ocasion para “robarle” talentos que empezo el declive. Si antiguos o no trabajadores suyos se reunieron para hacer una barbacoa quemando un espantapajaros con comics del Nuevo Universo para celebrar el fracaso de la linea (en casa de Byrne) algo no cuajaba. De hecho cuando un video con aquello llego a manos de los jefazos le impidio la renovacion del contrato y en Marvel circulo la frase “La bruja a muerto”. De todas maneras me refiero el final de Shooter el “principio” del fin de Marvel. Ya que a pesar de lo que comentas con De Falco y Harras si que al principio la editorial gano mucho dinero con la “burbuja” de las portadas y sus dibujantes “hot” y tanto que celebraban fiestas con estatuas de hielo de personajes Marvel y fuentes de champan. O incluso cierto Claremont y otros en giras por diferentes partes del mundo llegaron a tener unas comodidades como estrellas del rock (con servicio de “masajes” incluido) La pasta que entraba a espuertas era tal que no se lo creian… y claro, esto creo una burbuja que estallo y asi pasamos a una Edad Oscura que casi acaba con el comic en general y de supers en particular… pero eso es otra historia

  13. Al margen de especuladores, portadas “especiales” y demás, el principal factor que desencadenó la crisis comiquera en los noventa fue cualitativo. Dicho llanamente, había demasiados comics malos inundando el mercado.
    Creo que fue John Byrne quien dijo que parecía como si la estrategia de Marvel consistiera en arrojar más y más pegotes de mierda contra la pared… con la esperanza de que algunos se quedaran pegados.

  14. Quizás lo que intentaban era otra cosa…Forum hizo algo parecido y logró que Zinco desapareciese, y que Norma cerrase sus líneas de cómic americano del momento (aunque más adelante se haría con Vértigo). Pero sí, se publicaba demasiada basura en aquellos años (en todas las editoriales americanas, pero especialmente en Marvel e Image …en Marvel a veces ya ni el dibujo cumplía con los mínimos exigidos tan solo unos años antes).

  15. Coincido con Suso, ya que una tactica habitual de las dos grandes es saturar de comics el mercado para alejarte de la competencia. De hecho Marvel y en el DC de Didio iban a la greña con eso. Eso si la calidad era bastante cuestionable al dar salida proyectos creados a toda prisa y demas. Tambien y “gracias” a los eventos vale que no hemos comprado numeros de relleno que apenas aportan nada. Y ahora mismo tras recuperar Marvel (hace unos pocos años) a los mutantes y ser relanzados con exito por Hickman, ya han vuelto a las andadas de los 90’s sacando series a diestro y siniestro… y al parecer si no te las compras no tienes la “historia” completa con tanto cruce y demas. Por desgracia un mal endemico que da beneficios a corto plazo pero que a largo perjudica a la industria hartando al lector. Yo ya desde hace muchos años paso de comprar los “rellenos” a menos que los autores me gusten: total, tampoco es que aporten mucho a la trama central. Pero lo peor es lo que hace Marvel y es empezar una serie de un personaje “menor” en pleno evento y demas, en vez de darle al menos un arco para introducirlo sin ambages y presentando a los secundarios y origen mas motivaciones a los nuevos lectores. Aparte de mostrar futuras tramas para enganchar al comprador y que la serie se pueda disfrutar por si misma. Pero el beneficio rapido les puede y prefieren “quemar” la serie con eventos y demas que invertir en algo que a la larga les pueda dar mas beneficio (si esta bien hecha, claro) Un ejemplo bueno de esto seria el Inmortal Hulk y lo de Daredevil que estan bien pensadas y se atienen a estas directrices que he comentado.

  16. Sí, ya lo apuntaba en mi anterior comentario. Marvel intentó anular el efecto Image saturando el mercado con nuevos títulos.
    Luego resultó que los fundadores de Image se demostraron incapaces de administrar la editorial de una manera mínimamente profesional. Erik Larsen y Todd McFarlane sí cumplían, pero otros anunciaban novedades que aparecían con muchísimo retraso… o directamente ni aparecían. Así fue como el efecto Image acabó diluyéndose por sí mismo.

  17. … o Madureira y gente de esa indole de dudosa profesionalidad y con poca vision empresarial, exceptuando a los dos que nombras Miguel. Yo lo unico que me compre fue The Maxx que para mi es uno de los mejores comics de esa decada. Con Liefeld ya tuve bastante con sus numeros de X-Force y con McFarlane ni me agradaba ni desagradaba.

  18. Como se ha producido un cambio en la configuración de los comentarios, no estará de más aclararlo un poco.
    En lugar de agruparse todos los comentarios juntos, como venía sucediendo, ahora en la página tan sólo se muestran los últimos. Con la flecha “older comments”, podéis acceder a las tandas anteriores.
    En este CB! en particular, los primeros 50 comentarios los tenéis aquí…
    https://www.universomarvel.com/universo-comic-books-corresponsales-ilustres/comment-page-1/#comments
    Después vienen los siguientes 50 comentarios…
    https://www.universomarvel.com/universo-comic-books-corresponsales-ilustres/comment-page-2/#comments
    Y los últimos comentarios son los que se muestran en esta página.

    El nuevo sistema tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Para mí, el principal inconveniente es que puede crear una cierta confusión hasta que le coges el tranquillo.

  19. Eso sí, Agustín, no conviene pasarse con lo de “contestar” o tras varias respuestas acabas con un hilillo de texto ridículo e ilegible, como pasó en la reseña de Namor: En las profundidades. Por lo demás una gran idea. Viva el licenciado Mansilla! Hip hip…

  20. La nueva configuración viene de perlas para el hilo del Plan. En los demás pues no hacía mucha falta, pero no lo veo mal. Se carga todo mucho más rápido en el móvil. Y te ahorras algún que otro fallo. Saludos desde Galicia.😎

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.