Universo Comic-Books! – Curiosidades marvelianas

¿Conocéis la historia de cuando Stan Lee se topó con un mafioso en un bar neoyorkino? El encuentro se produjo en P.J. Clarke’s, legendario antro por el que llegarían a desfilar Frank Sinatra, Elizabeth Taylor, Jackie Kennedy y otras celebridades. Como la vida comiquera es mucho más animada con una copa en la mano, quiso el destino que Stan “The Man” y el entintador Vince Colletta coincidieran allí justo en el momento en que hacían acto de presencia el hampón Frank Costello y su séquito. Costello había sido el jefe de la familia Luciano, aunque llevaba ya tiempo retirado. Colletta lo conocía personalmente, así que se acercó a su mesa para mostrarle sus respetos. Según me confirmó la veterana editora Renee Witterstaetter, en Marvel todo el mundo estaba al cabo de la calle de las amistades mafiosas que frecuentaba “el primo Vinnie”. Cuando el entintador regresó con Stan, este mostró un inusitado interés por saludar a don Francesco. Colletta trató de disuadirle, dada la peligrosidad del sujeto, pero Stan perseveró en su empeño hasta que logró salirse con la suya. A continuación, ambos se dirigieron al rincón donde se hallaba Costello y Colletta hizo la introducción formal: “Sr. Costello, mi amigo querría saludarle. Le presento a Stan Lee…”. Casi sin dejarle terminar, Stan estrechó la mano del hampón y le espetó: “¡Encantado de conocerle! ¡No me dispare!”. A Costello la broma no le hizo ninguna gracia, de modo que Colletta se disculpó de inmediato, agarró al entusiasta Stan y se lo llevó de allí antes de que el incidente fuera a mayores.

Aquí podéis comprobar que Frank Costello parece sacado mismamente de una película de gángsters de Warner Bros. ¡Con el debido respeto a don Francesco, a mí me cae mucho más simpático Tony Soprano!

La siguiente anécdota no tiene nada de divertida. En los primeros años de su carrera, Doug Moench consiguió reunir un considerable número de páginas originales, sobre todo de aquellos títulos Marvel en los que había trabajado profesionalmente. El guionista se sentía muy orgulloso de su colección, pero no le quedó más remedio que ponerla a la venta en la primavera de 1977 a fin de reunir el dinero necesario para saldar las deudas que había contraído con el fisco estadounidense. Por lo que se deduce de sus declaraciones de entonces, Moench se lo tomó bastante a pecho: “Cuando Hacienda asoma su feo rostro, muchas esperanzas y planes parecen irse al garete. Supongo que de alguna manera hay que financiar los complots de asesinato a mandatarios extranjeros, los sobornos a Irán y los suministros de papel higiénico que precisan los expresidentes.” Muy a su pesar, el enrabietado escritor acabó publicando un anuncio en un fanzine donde ofrecía un amplio lote de originales ilustrados por Paul Gulacy, P. Craig Russell, Keith Pollard, John y Sal Buscema, George Pérez, Gil Kane, Russ Heath, Val Mayerik, Rich Buckler, George Tuska y Frank Robbins, entre otros artistas de renombre. Además, el listado incluía numerosas páginas de Werewolf by Night a cargo de Don Perlin, incluyendo el cómic con la primera aparición del Caballero Luna, así como un par de planchas de Master of Kung-Fu dibujadas conjuntamente por Jim Starlin, Walt Simonson, Alan Weiss y Al Milgrom, toda una rareza.  Algunos originales costaban tan sólo tres dólares, y no resultaba nada complicado encontrar piezas interesantes a menos de diez dólares. Lo más “caro” era la portada de Astonishing Tales # 26 USA, con la segunda aparición de Deathlok, y una pagina de Master of Kung Fu # 25 USA obra de Gulacy, ambas al precio de sesenta dólares.

 

Aunque soy consciente de que muchos lectores miran con cierto distanciamiento los vetustos cómics de la Edad de Oro, en la sección creemos que merece la pena  profundizar en los orígenes editoriales de Timely, siempre tratando de conectarlos con la Marvel moderna. Si hablamos del Capitán América, por ejemplo, apuesto a que os interesará saber que Martin Goodman barajó en primera instancia la idea de hacer debutar al personaje en las páginas de una nueva cabecera que se iba a denominar USA Comics. No sucedió así porque el propietario de Timely temía que el gobierno americano pusiera pegas al título al considerar que la editorial estaba “apropiándose” de algo que era patrimonio de todos. Fueron estos recelos los que propiciarían que el Centinela de la Libertad fuera presentado finalmente en la serie Captain America Comics a finales de 1940. Poco después, espoleado por el éxito patriótico del Capi, Goodman retomó su idea inicial de publicar USA Comics, convirtiéndola en una antología donde encontrarían acomodo héroes de nuevo cuño como el Defensor, el Zumbador, Mister Liberty, el Joven Vengador o el Hombre Roca. Para cubrirse las espaldas, a este último se le colgó el apodo de “Underground Secret Agent”. Así, en caso de recibir alguna queja, siempre podría argumentarse que el “USA” del título no se refería a los Estados Unidos de América, sino a uno de los protagonistas de la colección. Obsérvese que el epígrafe “Underground Secret Agent” aparece incluso más destacado que el nombre del personaje….

 

A pesar de contar con dibujos del personalísimo Basil Wolverton, el serial del Hombre Roca desapareció después de tan sólo cuatro entregas. El pétreo héroe permanecería sumido en el ostracismo durante muchos años, hasta que J. Michael Straczynski y Chris Weston procedieron a actualizarlo para la serie Los Doce. ¡El trabajo que Straczynski realizó con él sólo cabe calificarlo de extraordinario! Lástima que luego malograra en parte la obra con aquella bizarra revelación concerniente a la verdadera naturaleza del Hombre Dinámico. A los que hayáis leído el cómic no hace falta que os indique nada más. Para bien o para mal, algunas cosas no se olvidan nunca, ¿verdad?

Otro de los héroes recuperados en Los Doce era el Capitan Maravilla. Existe la creencia generalizada de que la identidad secreta del personaje es Jeff Jordan. Así lo recogen multitud de páginas web, desde Marvel Wikia hasta Comic Vine, pasando por Comic Book Realm, International Hero, CMRO, Comic Book Resources, Wikipedia, Grand Comics Database y unas cuantas más que no citaré.  Incluso aquí dimos por bueno el dato en un principio. Sin embargo, hace poco se me presentó la oportunidad de revisar las dos únicas apariciones del personaje en la Golden Age y he podido constatar que en ningún momento se le llega a denominar Jeff. Simplemente, se habla de él como el “profesor Jordan”. Imagino que en los tiempos de la Edad de Oro se concedía menos importancia que ahora a detalles tan triviales como identificar a los personajes por su nombre de pila. Entonces, ¿de dónde diantres sale el nombre de Jeff? La verdad es que no tengo ni la menor idea. Tan sólo puedo dar fe de que, cuando Straczynski tuvo a bien reintroducirlo como Steve Jordan 65 años después, le puso ese nombre porque hasta ese preciso instante no tenía ninguno.

Siguiendo esa misma vena clásica, resulta poco menos que obligado rendirle la debida pleitesía a El Proyecto Marvels, cómic con el que Ed Brubaker y Steve Epting conmemoraban el 70 aniversario marveliano. La serie estaba repletita de “huevos de pascua”, con guiños tan sutiles como la aparición de Monako el Mago Detective en el segundo episodio. Este personaje no pasaba de ser una copia bastante desvergonzada de Mandrake, hasta el punto de ambos nombres suenan casi igual cuando se pronuncian en inglés. Fuera por el motivo que fuera, ello no frenó la resolución de la pareja creativa a la hora de proporcionarle sus tres viñetas de gloria impresa; si os fijáis en la página que reproducimos, veréis que en la fachada del teatro donde actúa Monako se distinguen unos carteles con los nombres de Dean Carr y Lawrence Antonette. Pues bien, da la casualidad de que se trata del mismo autor: Lawrence (Larry) Antonette es el nombre real del dibujante de Monako, y Dean Carr el seudónimo con el que firmó otros personajes como John Steele. Tanto Brubaker como Epting debían tener clarísimo que el doble homenaje iba a pasar desapercibido por el 99.9 % de los lectores del tebeo, ¡pero aun así se aprestaron a incluirlo!

 
 

Hemos juntado estas dos reveladoras imágenes para que podáis compararlas: La primera muestra a Mandrake el Mago, a quien algunos consideran el primer superhéroe de la Historia del Cómic. No olvidemos que sus tiras de prensa se iniciaron el 11 de junio de 1934, cuatro años antes de que Superman echara a volar. Y justo debajo tenemos a su hermano gemelo Monako presentándose en Daring Mystery Comics # 1 USA (30/10/39). Ahí va otro detalle realmente curioso sobre el que me permito llamar vuestra atención: este dibujo de Larry Antonette también es objeto de homenaje en la misma página de El Proyecto Marvels que os comentábamos antes… ¡y de nuevo por partida doble! Observad que la parte inferior de la ilustración se exhibe justo encima del cartel central del teatro, donde aparece el logo, mientras que la parte con el rostro de Monako se ve más a la derecha, aunque con una imagen difuminada. Ese espíritu de clasicismo integrador que impregna El Proyecto Marvels pone aún más en valor una obra que sin duda merecería una relectura pormenorizada en clave arqueológica. Señalemos, por último, que el destino final del Príncipe de la Magia  fue revelado en un episodio perteneciente a la nueva colección del Doctor Extraño.

Apurando un poco, aún nos queda espacio para resolver la duda que nos planteaba un seguidor de la sección. Concretamente, este aficionado me preguntaba por los “otros” Capitanes América, extrañado de que no figuren reseñados en nuestro Índice Cronológico Marvel. Eso es porque fueron incorporados a posteriori para justificar la presencia continuada del héroe abanderado mientras Steve Rogers permanecía congelado en un bloque de hielo. Sólo si entramos en la procelosa dinámica de los implantes de continuidad tendrían cabida las siguientes referencias:

  • Capitán América II (William Naslad) Captain America Comics #49 (15/6/45)
  • Capitán América III (Jeffrey Mace) Captain America Comics # 59 (15/8/46)
  • Capitán América IV (William Burnside) Young Men # 24 USA (19/8/53)
  • Bucky II (Fred Davies) Captain America Comics #49 (15/6/45)
  • Bucky III (Jack Monroe) Young Men # 24 USA (19/8/53)
  • Cráneo Rojo (Albert Malik) Young Men # 24 USA (19/8/53)

Algunas fuentes sitúan el debut del Cráneo Rojo comunista en Captain America Comics # 61 USA (16/1/47). Sin embargo, Marvel considera que el personaje que hacía acto de presencia allí no era más que un impostor. Ciñéndonos a esta interpretación, lo suyo sería retrasar la aparición de Albert Malik hasta 1953 para hacerla coincidir con la llegada del Capitán América “machaca comunistas” que empezó a repartir mamporros –más a siniestro que a diestro– en Young Men # 24 USA.

Miguel G. Saavedra

 

En su implacable cruzada contra “los comunistas, los espías, los traidores y los agentes extranjeros”, el Capitán América de los años cincuenta no dudaba en calificarlos de “escoria” a la que había que perseguir y desenmascarar. Stan Lee oficiaba como editor en aquella época, pero se desconoce si fue él quien escribió el guión de este episodio perteneciente a Captain America Comics # 76 USA (18/1/54).

Miguel G. Saavedra

Miguel G. Saavedra

Hace mucho tiempo, Miguel G. Saavedra decidió que no quería crecer... y no lo hizo. A día de hoy, todavía sigue empeñado en sobrevivir a su propia reputación.
Miguel G. Saavedra

Latest posts by Miguel G. Saavedra (see all)

9 Comentarios

en “Universo Comic-Books! – Curiosidades marvelianas
9 Comentarios en “Universo Comic-Books! – Curiosidades marvelianas
  1. Una curiosidad marveliana más para añadir al cesto:
    En 1989, Marvel publicó una adaptación al cómic de Loca Academía de Policía (Police Academy). El éxito de las películas propició que se estrenara también en USA una serie animada en la que se inspiraba esta colección con guiones de Angelo DeCesare y dibujos de Howard Post.
    Los seis episodios de que constó la cabecera original fueron publicados en España por Ediciones Zinco en formato comic book. Luego incluso se hizo un retapado englobándolos todos. Recordemos que Zinco también publicó en su momento la serie de Masters del Universo que en USA se presentó dentro del sello Star Comics.
    Como no podía ser de otro modo, hemos procedido a incorporar esta rareza editorial a nuestro “CB! Interminable”, también conocido como “Arqueología editorial”…
    http://www.universomarvel.com/universo-comics-books-arqueologia-editorial/

  2. Impresionante trabajo de arqueología, Miguel. Enhorabuena por el artículo. Esta sección nunca deja de enseñarnos aspectos desconocidos sobre los cómics Marvel.

  3. Maravilloso artículo MIGUEL, nos has perdido tu toque en absoluto. Me ha encantado la anécdota de STAN LEE Y VINNIE COLLETA y el mafioso FRANK COSTELO, y además me ha parecido una noticia muy triste que UN PORTENTO DE ESCRITOR como DOUG MOENCH tuviera que deshacerse de su colección de originales para pagar a la implacable HACIENDA AMERICANA.

    Como siempre con tu artículo no solo me lo paso pipa leyéndolo, sino que aprendo cantidad de coscas que antes desconocía, es simplemente brillante, divertido didáctico, inteligente y una auténtica fuente arqueológica de los cimientos del cómic americano y español.

    ME HAS CONVERTIDO EN UN SAAVEDRA-ADICTO, lo único que te pido es que no aflojes, y mantengas este increiblle nivel ( que ya es bien difícil) en tus próximos artículos.

    Un abrazo MIGUEL

  4. Me dejas un poco abrumado con tus comentarios, Luis. ¡Gracias!

    Y un saludo también para Antonio Pérez Jaramillo. ¡Bienvenido!

  5. Mi intención no era abrumarte sino animarte por lo bien que lo estas haciendo; porque aunque yo sea un coleccionista de mas de 38 o 39 años en esto, veo que aún puedo conocer cosas nuevas del UM, los cómics, anécdotas superinteresantes y demás datos que incluso son anteriores incluso a mi época , alla con los “chiquitos de Vertice”.

    Eso es todo, un afectuoso saludo MIGUEL.

  6. Pingback: Universo Comic-Books! - Índice de la sección

Deja un comentario